Prueba PEUGEOT LXR 125

A MEDIA ALTURA

La gama Peugeot de 125cc ha llegado a ser una de las más completas y mejor estructuradas del mercado. Es difícil que los franceses del león rampante no tengan un scooter ideal para ti. Por ejemplo, su gama de rueda alta tiene tres niveles, el básico, económico y ágil Tweet, el elegante, completo y lujoso Geopolis y a media altura entre estos dos, este LXR

  

A MEDIA ALTURA

peugeot lxr 125Peugeot tiene muy claro lo que quiere ser en este mercado de los scooters. Desde hace unos años han reorganizado sus gamas y desde 50cc hasta 500cc van intentando “rellenar” todos los huecos del mercado que van encontrado. Eso si, centrados en los scooters, que no en vano, ahora hace un año (en enero del 2010) “rebautizaron” su empresa o más exactamente, su unidad de negocio- y pasó de ser la histórica Peugeot Motocycles a poseer un nombre más moderno, más internacional y sobre todo, que describe mejor lo que quieren vender: Peugeot Scooters.

Y en esta estrategia hay que emplear todas las armas al alcance. En unos casos, como el Satelis o el Geopolis 125, se cuece todo en la cocina de casa: chasis, carrocería, desarrollo, motores...todo se hace en Francia. Para los motores más grandes se recurre a un socio tecnológico de confianza: Piaggio, que proporciona las mecánicas de las 250, 300, 400 y 500. Y en el caso del LXR y del Tweet Peugeot llegó a un acuerdo con Sym, de forma que estos “rueda alta” franceses están fabricados por los taiwaneses, con muy pocas diferencias con los Sym Phony y Sym HD 125 Evo. Eso si, atendidos por la red comercial europea de Peugeot y con la garantía del fabricante francés.

Y ha resultado todo un acierto, ya que Peugeot ha conseguido tener una completísima gama de scooters de rueda alta, con la calidad que se espera de ellos y a un precio realmente interesante. Y si con el Tweet (cuya prueba puedes leer aquí, en Arpem.com), ágil y rápido, nos llevamos una agradable sorpresa, con el LXR, con las expectativas más altas, tampoco ha defraudado. Es un scooter bien equipado, con motor de agua, apertura del asiento eléctrica (desde el mismo botón de cambio de luces), con el original tapón de gasolina lateral de Sym, doble pata para aparcar...y las originalidades de Sym, como el avisador mecánico de cambio de aceite, ese cuadrado verde que ves en las fotos, al lado del cuentakilómetros y que cambia a rojo cuando llegas al kilometraje de la revisión. O el cortacorrientes escondido bajo el asiento.

peugeot lxr 125El motor, por supuesto, de origen Sym, como el resto del scooter, es un monocilíndrico de 4T refrigerado por agua, con culata de 4 válvulas que declara 12,6 Cv y un par motor de 11NM a 6.500 rpm. está en la “media” de la cilindrada, no es uno de los punteros de 15Cv paro tampoco es un motor de los básicos de aire y 8 ó 10 Cv. De hecho, por comportamiento, se acerca más a los primeros. Y con un peso de 142 Kgs y un desarrollo de transmisión algo corto, acelera bien.

Monta una horquilla hidráulica de buen comportamiento. Detrás, una pareja de amortiguadores regulables en precarga de muelle en 4 posiciones. Y de frenar se encargan dos discos de 220mm, con buen tacto en las manetas y potencia suficiente.

Con todo esto, resulta un buen scooter ciudadano, estrecho, con potencia suficiente y muy estable gracias a las ruedas de 16”. Llama la atención que a pesar de el uso de esas 16” también detrás, el hueco para el casco está suficientemente bien pensado como para que quepa un casco integral, aunque muy justo: ojo, por que esto quiere decir que algunas talla grandes de cascos con calota grande (como los modulares) pueden no entrar. Aun así, es de los pocos rueda alta que no te obliga a ir con casco jet. Además, amplía su capacidad de carga con el suelo plano, con un gancho portabolsas en el escudo y una parrilla trasera, perfecta para montar un top case.



COMO VA

Ya te he adelantado bastante de cómo va este scooter en el apartado anterior. Si has leído hasta aquí, ya sabes que es un scooter básicamente ciudadano, de buen comportamiento y con buena aceleración. Y la verdad es que es eso, principalmente, lo que se puede decir de él. No ha habido grandes “peros” en esta prueba. Es un scooter más que correcto en todas sus formas y maneras.

Arranca bien, tanto en frío como en caliente. No hay apenas vibraciones a ningún régimen de giro del motor y el sonido que emite su escape es grave y discreto. Sin molestias. El suelo plano es amplio. No hay estorbos al subirse o bajarse y la doble pata -pata de cabra y caballete- ayuda a aparcar de una forma u otra sin inconvenientes.

Los mandos están en una posición muy cómoda. El manillar es suficientemente estrecho como para hacerle maniobrable en atascos y suficientemente ancho como para tener buena sensación de control. En ciudad, su “mundo”, es un scooter muy competente. Ágil, cómodo y rápido, con buena capacidad de carga, es un buen vehículo de diario. En la carretera se defiende con mucha dignidad. Es estable y aunque no bate récords de velocidad, si corre lo suficiente como para hacer recorridos esporádicos por los alrededores de las grandes ciudades. Frena bien y se agarra lo suficiente, aunque sus neumáticos (de origen taiwanés) no transmiten bien sus intenciones en asfalto húmedo.

Es, en resumen, un buen scooter de ciudad, capaz además de salir a la carretera. Aunque eso, si, la protección aerodinámica es un poco justa: la poca anchura de su carrocería, ventajas en ciudad, tiene su coste en otros apartados, como suele ocurrir.



EN CONCLUSIÓN

Peugeot ha sabido siempre “juntarse” con quien debía en esto de hacer motos. Si hace unos años lo frecuente era ver cómo sus primeros scooters eran muy cercanos a Honda, ahora, con los años de experiencia, han sabido buscar a lo largo y ancho del mundo de las dos ruedas a los socios perfectos para cada proyecto. Así, el LXR fabricado por Sym y comercializado por Peugeot se aprovecha de los precios de fabricación taiwaneses y de la imagen de marca y de servicio franceses, consiguiendo así un scooter bien equipado, de buen funcionamiento a un precio muy asequible. Un scooter comparable al Honda Scoopy o al Sixteen de Suzuki, pero por 2.749€, sustancialmente más barato. Un scooter para plantearse, si estás buscando un rueda alta. 

Equipamiento Probador:
Casco: Hebo
Chaqueta: A-Pro
Guantes: Hebo
Botas: Axo



A favor

- Un scooter ciudadano bien pensado y bien construido.

En contra

- El motor de 12,6 Cv lo limita un poco en carretera.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Enero 2011

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos