Prueba PEUGEOT SAT 400 RS

ESOS OJOS NEGROS…

Hace unos 4 años, La marca del León reunió a toda la prensa internacional en Mallorca para la presentación de sus nuevas 125, trufadas de tecnología y “gadgets” electrónicos como ABS y servofreno, repartidor de frenada, inyección electrónica, etc. Allí se anunció que en los próximos 4 años habría unos 30 modelos dentro de la misma serie – la misma base pero con rueda pequeña, la Satelis, y grande, la Geopolis- que abarcarían de los 125 hasta los 500 cc.

  

ESOS OJOS NEGROS...

Ambicioso y difícil de alcanzar parecía en aquel momento ese proyecto de futuro, pero a las puertas del 2009 no podemos menos que admirar la capacidad del gigante francés para lograrlo. Y además lo ha hecho creando un estilo propio e inconfundible en estos modelos, siempre con la impronta que recuerda a su gama automovilística más sport con esas ópticas rasgadas, los ojos del león, que hace a sus scooters tan atractivos para el gran público.

Lo cierto es que una vez ya comercializados los modelos base- de los que, recordemos, hay tres variantes de cada uno dependiendo de la equipación que incorpore: Premium, City, y Executive-, con algo también de inspiración puramente automovilística se ha desarrollado una serie denominada Black del cual ya pudimos ver el primer prototipo hace año y medio en la presentación de las 500 y 400 básicas en Portugal.

Aquí probamos la Black Sat 400 RS ¿En que cambia esta versión deportiva frente a la “normal”? Aquí te lo explicamos.



¿CAMBIOS? ¿QUÉ CAMBIOS?

Francamente los cambios no son muchos, puesto que declara ser prácticamente igual técnicamente en a la gama clásica, pero si muy aparentes. Lógicamente, y para empezar, la estética. Todo cubierto de un amenazador color negro, incluyendo las llantas de aluminio, que le da un toque decididamente deportivo y mucho más agresivo que un megascooter “normal”. 

peugeot sat 400 rs

Los toques rojos en las pinzas de frenos y las costuras del asiento (en elegante tejido Alcántara, como los coches de gama alta) complementan un precioso conjunto con un escape de acero inoxidable. Y, por supuesto, la cúpula ahumada recortada (que parece que se están imponiendo en nuestro mercado impulsado por la fiebre “tuning”) afila el perfil y que le confiere un diseño mucho más racing a costa de la protección aerodinámica. Esto, que puede parecer un hándicap, no lo es tanto para muchos usuarios a los que molestan las pantallas demasiado altas porque les distorsiona la visión desde el puesto de conducción. Aparte, hay que considerar que a veces el aire incide sobre estas pantallas elevadas-y a veces con flequillo deriva brisas- afectando seriamente a la estabilidad. Así que, es cierto que la protección aerodinámica puede ser menor (depende mucho de la altura del usuario) que con una más convencional, pero para otros parámetros puede ser mejor. Lo que no se puede dudar es la devastadora mejora estética.

Como resumen, los signos distintivos de esta serie “Black” son:

- Parabrisas corto deportivo ahumado

- Asiento deportivo doble costura tipo alcántara

- Respaldo pasajero

- Tubo de escape en acero inoxidable.

- Llantas negras

- Horquilla telescópica hidráulica negro mate

- Decorado específico

- Maletero Lift’up con apertura automática por amortiguadores hidráulicos

- Capacidad del maletero: 2 cascos integrales

- Guantera

- Alojamiento en el manillar

- Gancho para bolso

- Toma 12V para recargar un móvil

- Antiarranque con inmovilizador y llave codificada

- Retrovisores panorámicos y esféricos

- Mando de apertura a distancia del maletero (en opción)



LO MEJOR PERMANECE

Por lo tanto, como la base es prácticamente la misma que en los modelos “no deportivos”, lo cierto es que a pesar de su arrasadora y agresiva estética “racing” podremos seguir disfrutando de todas las ventajas de un buen megascooter. De hecho, y sin duda, uno de los mejores del mercado.
Comencemos por su espacioso y perfectamente diseñado hueco- que ya se podría denominar maletero- bajo el asiento. Como todos sabemos, la referencia a este respecto es la insondable capacidad, digna de un arcón pirata, de la Suzuki Burgman 650, pero aquí estamos hablando de un megascooter rutero sin las aptitudes urbanas ni “sport” que tiene esta Peugeot.

peugeot sat 400 rs

Básicamente, tanto por líneas como por comportamiento, una buena referencia serían la Gilera Nexus, la renovada y bastante más económica Kymco Xciting 500 R y, a pesar de ser bicilíndrica, la indiscutible referencia deportiva del segmento: la Yamaha T Max 500. Pues en ninguno de estos casos ni la italiana, la taiwanesa ni la japonesa llegan al nivel de ergonomía y capacidad de carga de la francesa. Se aprovecha excelentemente el espacio a lo largo y caben sin ningún problema dos cascos integrales además de algún objeto más. El hueco no es absolutamente diáfano (como sí lo es en la Burgman), por lo que pueden no caber elementos muy planos y rígidos como pueda ser un maletín a un ordenador portátil, pero desde luego sí que se sitúa a este respecto a la cabeza la categoría. Como complemento a este respecto, al fondo está ubicado un pequeño hueco con forma de cajetín para poder transportar sin que moleste en absoluto un largo antirrobo de cadena reforzada. Concretamente, está pensado para el que ofrece la misma marca y que está desarrollado para fijar en un anclaje situado detrás del colín para algunas series, facilitando enormemente la habitualmente engorrosa operación de candar la moto y asegurando así esta preciosidad de “los amantes de lo ajeno”. A esto se une la llave codificada necesaria para arrancar el motor, de nuevo con tecnología heredada del departamento automovilístico.

Sigamos con la capacidad de carga. No olvidemos el pequeño pero bastante capaz, gracias a su profundidad, compartimento con tapa y llave que tiene detrás del escudo. En él cabe una botella de 1 litro de agua. No creo que esta sea una referencia muy válida (excepto en pleno verano o si ruedas por el desierto), pero lo cierto es que si te caben todas las cosas que puedas necesitar con cierta urgencia como son la cartera, unos guantes, etc.

¿Quieres más? Pues lo tiene. Un pequeño cajetín ubicado en el centro el manillar y el habitual gancho escamotearle situado en el centro del escudo completan su excelente capacidad de transporte. Como guinda, en otro pequeño hueco situado delante del asiento incorpora un cubre asiento impermeable para qué, en caso de lluvia, no se te mojen las posaderas más de lo debido. Muy de agradecer, os lo aseguro.

Por otro lado, te sientes inmediatamente cómodo sobre esta Satelis tan especial. La posición de conducción se encuentran en perfecto punto medio entre ligeramente deportiva, porque te permite cargar peso delante y tener un buen control del manillar, y relajada si quieres estirar las piernas para un uso más rutero. El tacto de los frenos, con unas excelentes pinzas Nissin y latiguillos metálicos de serie, sigue la tónica que ya conocíamos de anteriores modelos franceses. O sea, buenos, perfectamente dosificables y con un mordiente que es justo el que necesita un modelo así: con poderío pero no demasiado agresivo como para poner en aprietos el agarre de la rueda delantera en manos de los menos expertos. Bueno, a este respecto tengamos en cuenta que como opción tenemos un excelente ABS, un gadget que crees que no sirve de mucho… hasta que la lluvia empiezan a caer y cualquier curva o rotonda se puede convertir en una zona peligrosa.



MOTOR

Peugeot desarrolla excelentes motores de coche, pero de momento aún no se aventurado en el mundo de las dos ruedas, aunque a este paso ya veremos. No obstante, hasta el momento para esta última generación de modelos, Satelis y Geópolis en sus distintas cilindradas, siempre recurrido al fabricante italiano Piaggio. Así, aquí tenemos el propulsor Máster monocilíndrico con culata de cuatro válvulas, inyección electrónica y refrigeración líquida. Se trata de una versión reducida y, digamos, dulcificada del monocilíndrico que ha reinado en el segmento de los megascooters durante los últimos años de 500 cm³ que se desarrolló, en primera instancia, para impulsar la primera gama de los  Piaggio X9. Su efectividad ha llevado a que numerosos fabricantes lo adquiriesen para impulsar sus modelos, desde Aprilia (incluso antes de su incorporación al grupo Piaggio) hasta otras como Malagutti y, por supuesto, Peugeot.

peugeot sat 400 rs

Por lo que podrás comprobar habida cuenta de su difusión, sus prestaciones, robustez y eficacia están fuera de toda duda. Por supuesto que con 100 centímetros cúbicos menos de cilindrada, este 400 tiene algo menos de par y potencia (32,6 caballos frente a 37,4 declarados), pero en realidad la velocidad punta es excelente con más de 140 kilómetros hora, aunque dependiendo de las condiciones se puedan llegar a superar los 150 momentáneamente, y su manejabilidad y dosificación son mucho asequibles para todo tipo de público, sobre todo el más novato. Como sabrás, los motores monocilíndricos se caracterizan por tener un excelente par y capacidad de recuperación, pero el exceso de cilindrada unitaria hace que los de mayor cubicaje tengan un gran hándicap: una respuesta demasiado brusca sobre todo a los primeros giros de acelerador y a la salida de las curvas lentas. Pues en este caso tienes prácticamente todas las ventajas del medio litro pero con una respuesta claramente más suave y lineal. Por supuesto, aquí no sólo entra las características del motor sino también el excelente trabajo hecho por los chicos franceses en todo el conjunto trasmisión-chasís-amortiguación.

Cierto que, especialmente en las primeras Peugeot con estos motores grandes se notaba una mayor suavidad de respuesta frente a los originales montados en las Piaggio, entre otras cosas por una mejora en la inyección y en la puesta a punto del variador, pero lo cierto es que últimamente esta distancia se ha reducido hasta casi desaparecer. No obstante, desde el principio la francesa llamaron la atención por una estabilidad envidiable, sin casi comparación posible en el segmento, pero manteniendo su agilidad y comodidad. Es decir, sin sacrificar la facilidad para el uso diario que todo scooter necesita por un comportamiento demasiado deportivo. En este caso lo podemos volver a confirmar: la BlackSat 400 es perfectamente estable y noble en zonas donde otros scooter de gran cilindrada comenzarían a cabecear y a tener “meneos” en el tren delantero. Aquí también tenemos que considerar el excelente desarrollo del chasis y el sistema DSL que aísla a este bastidor de las vibraciones del motor. Solamente en una conducción al límite o rodando a tope en curvones de autopista, totalmente fuera del uso al que está pensado, puede llegarse a notar cierta flotación.

peugeot sat 400 rs Todos estos comentarios tan positivos merecen un comentario especial puesto que, como en todo megascooter, la estabilidad es bastante más variable que en una moto convencional. Su gran sección lateral la hace ser mucho más sensible al viento y a las rachas de aire, y su gran longitud entre ejes junto con la rueda “pequeña”- bueno, ya no tanto puesto que son de 14 pulgadas- también la hace sufrir más las variaciones del peso y geometría que ocurren, por ejemplo, cuando llevas pasajero. No obstante, a este respecto también se puede jugar con las cuatro posiciones de regulación que ofrecen los dos amortiguadores traseros. Por cierto, hablando del pasajero, éste cuenta con unos reposapiés integrados en la carrocería suficientemente cómodos (aunque algunos quizá lo prefieran desplegables ) y un pequeño pero eficacísimo respaldo que es un detalle tener muy en cuenta sobre todo al aventurarse en largas excursiones o, por qué no, en largos viajes que esta Sat RS es perfectamente capaz de afrontar.

Pero al final, y a lo que íbamos, desde luego se desmarca teniendo una estabilidad que se sitúa un paso por delante de la competencia.



CONCLUSIÓN

La mayoría de las veces la forma de funcionar y diseñar del mundo del automóvil, cuando se intentado trasvasar al de la moto, ha fracasado. La excepción está en Peugeot que ha logrado coger muy buenas ideas (e incluso piezas, como algunas ópticas) y aplicarlas en sus vehículos de dos ruedas. Un ejemplo es el excelente trabajo de inyección electrónica que se ha podido apreciar desde los primeros modelos, y también la cantidad de complementos disponibles para todos sus modelos.

peugeot sat 400 rs

Aquí llega el momento de una ligera crítica. En un modelo de este nivel, que además está pensado desde sus comienzos para ser un modelo “de élite” en el disputado mercado de las motos automáticas, es poco comprensible que no incorpore un freno de estacionamiento. El caballete central y lateral se colocan con facilidad, pero en cuanto tengas que parar sobre una superficie resbaladiza o, simplemente en una cuesta de garaje, los más de 200 kilos se te hacen difícilmente gobernables. Algo a mejorar en futuras evoluciones.

Veremos saber hacia dónde evoluciona la marca del león en lo que a dos ruedas se refiere. Quién sabe si en un futuro próximo se aventurara en el terreno de los grandísimos bicilíndricos de 700 y 800 que cada vez cogen más fuerza en el mercado. De momento, disfruta de este gato negro que aúna un diseño embriagador, eficacia y potencia como ninguno de sus rivales.



A favor

- Motor.

- Estabilidad.

- Diseño espectacular.

- Capacidad de carga.

- Complementos disponibles.

En contra

- Protección aerodinámica.

- Estabilidad mejorable a altísimas velocidades.

- Precio.

- No tiene freno de estacionamiento.

- Cajetín delantero capaz, pero poco accesible

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Miguel Méndez
Diciembre 2008

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar