Prueba LML STAR 200 4T

UN VEHÍCULO DE LAS COLONIAS

Podría definir esta LML Star 200 como el paradigma del scooter clásico, pero la realidad es que no lo es, pues es un producto actual que se sigue fabricando a día de hoy. Eso si, es casi como era 30 años atrás. Creo que para empezar esta prueba, lo mejor será que te ponga un poco en antecedentes y te cuente algo de historia. LML es una empresa india asentada en la ciudad de Kanpur que se fundó en 1978 y en un principio se dedicaba a la fabricación de tejidos y telares.

 

lml star 200 4tPero sus dirigentes decidieron ampliar miras buscando otros campos y se decidieron en fabricar vehículos sencillos para contribuir a paliar el problema del transporte personal en un país tan superpoblado como la India. Así que en 1984 llegó un acuerdo con el grupo italiano Piaggio para la fabricación y distribución, bajo licencia, de los scooter Vespa para el sudeste asiático, centrando su producción en el modelo Sprint 150 con motor de 2t.

El negocio funcionó muy bien para ambas partes y lo estuvieron explotando durante casi dos décadas, hasta que en el año 2000 se terminó el acuerdo. Hoy en día siguen fabricando un producto muy parecido al de antaño pero con su propia marca, LML, y han incorporado en su gama motores de cuatro tiempos para no perder competitividad y seguir las tendencias del mercado. Motorient, el importador y distribuidor de la marca en España y Portugal han decidido traer solo este tipo de mecánicas de 4T.

 

COMO UNA GENUINA VESPA

Está claro que es así, aunque en su escudo frontal el emblema de la marca pone LML, curiosamente también tiene forma hexagonal (me imagino que será para reforzar su imagen y para aprovechar los moldes anteriores), algo que no resulta muylml star 200 4t del agrado de los señores de Piaggio. Evidentemente su aspecto lo dice todo ¡es una Vespa de las de antes! Con el motor escondido tras el cófano del lateral derecho, las ruedas ligeramente desalineadas, el cambio de 4 marchas en el puño izquierdo mandado por cables y un “cangrejo” en el selector del cambio. Tampoco echamos en falta la generosa guantera tras el escudo, y aunque viene equipada con arranque eléctrico tiene la característica palanca de arranque en el lado derecho del motor y el pedal de freno trasero en el suelo. Y como no, también vemos el grifo de la gasolina con tres posiciones, abierto-cerrado-reserva aunque incluye un indicador de combustible en el cuadro y el tirador del starter de arranque en frío.

El asiento es de tipo corrido, bastante recto y duro, con su cerradura con llave (es la misma para la guantera y el contacto) en la parte trasera que se abre presionando el botón. Debajo no cabe absolutamente nada, solo da acceso a la boca de llenado de combustible, el sistema del aforador del marcador de nivel y una pequeña toma de aire para la admisión y filtro de aire. La documentación y la dotación de herramienta la tenemos que llevar en la guantera.



EL MOTOR PROTAGONISTA

Sin duda este monocilíndrico de 200 cc es el gran protagonista de la Star 200, es de cuatro tiempos del tipo SOHC es decir de un solo árbol de levas en culata y dos válvulas. Su refrigeración es por aire forzado, como toda la vida de Dios en este tipo de scooter, unas aspas solidarias al volante magnético introducen el aire dentro de la carcasa de refrigeración. Va alimentado por un carburador Keihin de 20 mm de difusor que ayuda a proporcionar un rendimiento de 11,7 CV a 6.250 rpm y a la vez unos consumos verdaderamente ajustados. Sus prestaciones no asustan a nadie pero se muestran suficientes para mover los 122 kg que pesa la Star 200 en orden de marcha y gestionar el cometido que se lml star 200 4tsupone tiene encomendado. El cambio de cuatro velocidades en el puño izquierdo con su accionamiento por doble cable, funciona con la precisión o imprecisión de toda la vida. Sus relaciones están bien escalonadas, la primera es bastante corta y en 4ª podemos llanear a 100-110 km/h y ver los 115-120 si el terreno es bastante favorable.

En cuanto a su parte ciclo me da un poco de cosa hablarte de ella porque es de sobra conocida. Es una “Vespa de toda la vida”, pero si eres demasiado joven y no has llegado a conocer bien este icono motociclista, te voy a dar unas pinceladas de cómo es su estructura ciclista. El bastidor propiamente dicho lo forma su carrocería que es un monocasco de chapa estampada y soldada que le da su original forma y consistencia. Ese es uno de los principales rasgos de identidad, al igual que la colocación del motor en el lateral derecho que obliga a que las ruedas tengan la ligera desalineación que te contaba antes. La suspensión delantera es monobrazo por un paralelogramo con un tubo, el amortiguador y una bieleta; y la suspensión trasera lleva un solo amortiguador anclado desde el bastidor al carter motor que también hace de basculante.

En los frenos encontramos una de las pocas concesiones que se han hecho a los tiempos que corren, en el eje delantero lleva un disco de 200 mm que se ha mostrado muy eficaz y se complementa con el sempiterno tambor trasero de 150 mm que accionamos con el pedal en el pie derecho y es tan bueno o malo (según ha pasado el tiempo) como siempre.



NOS PONEMOS A "CIUDADANEAR"

En sus tiempos la Vespa original era el “vehículo del pueblo” y servía para todo. Recuerdo a un amigo de mi padre que tenía una Vespa Sprint 150 con sidecar, en la que se iban de veraneo desde Madrid hasta la playa de San Juan en Alicante, él, su mujer, sus dos hijos (hasta los 6 u 8 años), su suegra y un “caniche” que tenían. Pero hoy afortunadamente la misión de la LML es otra, se cuenta como vehículo utilitario y el centro de la urbe con sus congestionadas calles son su territorio.lml star 200 4t

En cuanto al manejo, he de decirte que he leído por ahí que es muy fácil de conducir, y estoy de acuerdo que es fácil para los que hemos tenido una o varias Vespas, como es mi caso, pero para los que nunca han tenido una, ¡no es tan fácil! El cambio de marchas has de manejarle, tienes que cogerle bien el truquito para no pasarte de marcha a marcha, encontrar el punto muerto y meter bien la 1ª desde parado que a veces cuesta un poco y hay que hacerlo soltando casi todo el embrague y moviendo ligeramente la moto. Además no te olvides que en la operación de cambiar de marcha tienes que girar unos cuantos grados el puño izquierdo y encajar la velocidad, con lo cual, si no estás acostumbrado, puedes mover la dirección y afectar la estabilidad y la trayectoria del vehículo. Lo bueno es que si eres más o menos hábil, tardas poco en habituarte.

Luego su estabilidad es peculiar por lo que te he comentado antes respecto al motor en un lado y las ruedas, que además son de muy pequeño diámetro y anchura (3,50X10). En conjunto ciertamente no es un prodigio de estabilidad, firmeza y aplomo. lml star 200 4tEs más, esta “rueda flaca” hace que sea muy sensible a las irregularidades del terreno, una zona adoquinada o un bache lo notamos en exceso y tenemos que estar preparado para su reacción. Y es que nos hemos acostumbrado a scooters que ofrecen un comportamiento mucho mejor, más sano y más aplomado y no es solo por las dimensiones de sus ruedas.

Conducir esta LML Star 200 ha sido una experiencia evocadora, es como una especie de “regreso al pasado”, no niego que tiene su encanto y me ha hecho ilusión, pero la realidad es que en cuanto a su comportamiento y seguridad, prefiero los scooter de ahora. Eso si, su manejabilidad es extraordinaria, se mueve como una ardilla, gira en una moneda de 10 céntimos y entre coches no tiene prácticamente rival…, solo hay que tener un poco de cuidado con los cófanos, no arañarlos apurando en exceso nuestro zigzagueo entre los coches.

La postura de conducción también es peculiar, bien sentado, como en una silla, tenemos bastante espacio para las piernas que van poco flexionadas, las manos bajas, cerca de las rodillas y un buen campo de visión desde una especie de pequeña atalaya.



PEQUEÑAS COSAS NUEVAS

No son espectaculares alardes técnicos pero si hay algunos pequeños detalles dignos de mención que son una especie de concesión a la actualidad, como los indicadores de dirección (intermitentes) y el sillín, confeccionado en distintos materiales que podemos elegir. Ha mejorado su seguridad, con mejor luminosidad tanto en el faro como en el piloto trasero. El cuadro de instrumentos mantiene su corte clásico pero incorpora un avisador luminoso de punto muerto y otro de activación de los frenos que nos avisa si llevamos el pedal ligeramente pisado sin querer. Y también encontramos un indicador del nivel de gasolina que es independiente al grifo, que normalmente llevamos en abierto y cuando nos quedamos sin gasolina lo ponemos en reserva.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA LML STAR 200 4T?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la LML Star 200 4T, hemos tomado como referencia un varón de 52 años casado, con 30 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 4.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Regal Moto con un precio de 229 € y con una calidad en la póliza de 7.31.



CONCLUSIÓN

No puedo negarte que esta LML Star 200 4T me ha gustado y me parece un producto muy recomendable para todos aquellos usuarios que saben lo que se van a comprar. Evidentemente tenemos que recurrir y evocar el estilo lml star 200 4tvintage y el gusto por lo genuino, por no decir auténtico ya que esta LML, es, pero no es, una auténtica Vespa. Un juego de palabras un poco raro pero con sentido.

Dinámicamente no es la bomba, tiene las virtudes y defectos de sus ancestrales abuelos, pero sabe exprimir otros recursos, sobre todo su imagen y su sorprendente economía, siendo este último otro de sus principales argumentos. Cuesta menos de 2.000 euros, gasta poco más de 2 litros a los 100 y apenas tiene mantenimiento. Además se puede elegir entre 18 colores diferentes y cuatro acabados distintos (Classic, Glamour, Vintage y Prestige), y tiene un amplio listado de accesorios de época para personalizarlo. En fin, con esta LML Star 200, además de un sencillo, económico y utilitario vehículo ciudadano, te comprarás un trocito de historia motociclista.

Equipamiento Probador:

- Casco: Momo Jet

- Chaqueta: RS taichi

- Guantes: Axo

- Pantalón: Denim Axo

- Botas: Axo



A favor

- Estética evocadora.

En contra

- No hay ni un pequeño hueco bajo el asiento.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Marzo 2014

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar