Prueba KYMCO K-XCT 125

UN URBANO DE CARRERAS

La familia K-XCT tiene que tener su representante en el competido y exitoso segmento de los 125 que se pueden conducir con el carné de coches (el B), para recorrer la ciudad con aires deportivos. Creo que tanto en la presentación de la familia K-XCT como en la prueba a fondo del 300i que publicamos hace unas semanas, ha quedado suficientemente claro que este modelo es la versión deportiva del exitoso Super Dink. Pero también espero que haya quedado suficientemente claro que se trata de un scooter diferente, con su propia personalidad y un comportamiento peculiar.

  

UN URBANO DE CARRERAS

La familia K-XCT tiene que tener su representante en el competido y exitoso segmento de los 125 que se pueden conducir con el carné de coches (el B), para recorrer la ciudad con aires deportivos.

Creo que tanto en la presentación de la familia K-XCT como en la prueba a fondo del 300i que publicamos hace unas semanas, ha quedado suficientemente claro que este modelo es la versión deportiva del exitoso Super Dink. Pero también espero que haya quedado suficientemente claro que se trata de un scooter diferente, con su propia personalidad y un comportamiento peculiar. En Kymco han querido priorizar sus facultades dinámicas haciendo un vehículo más ágil, más divertido, más vivaz, sacrificando un poco su tamaño y por tanto el confort y capacidad de carga.



UN PEQUEÑO REPASO

A modo de recordatorio comentar que el diseño de este nuevo producto lo ha realizado el prestigioso estudio de interiorismo y diseño industrial Arkema, capitaneado por el italiano Máximo Zaniboni. Su lapicero ha plasmado con maestría una agresividad moderada, combinada con elegancia y deportividad.

kymco k-xct 125

Sus formas se basan en una superposición de volúmenes que pretenden aliviar el siempre macizo peso estético de la parte frontal que está presente en prácticamente la mayoría de los scooters del mercado, pero al mismo tiempo dotándole funcionalidad. El escudo delantero recoge bien al conductor, la viseraes afilada cumple con discreción su labor y los laterales protegen bien rodillas y tobillos de las inclemencias atmosféricas.

El suelo no es plano, en ningún scooter deportivo lo puede ser, pues por dentro del ancho y alto puente central se encuentra el entramado de tubos de acero que vienen desde la dirección hasta el eje del basculante (que es el kymco k-xct 125carter motor) para otorgarle la mayor rigidez y estabilidad posible. En este caso, igual que en la 300i (estéticamente y en su parte ciclista son gemelas), el suelo se encuentra un poco alto y el manillar relativamente bajo, por lo que las rodillas están bastante flexionadas y cerca de las manos, acentuando su postura deportiva.

Como en su hermano encontramos buenos detalles, destacaría la guía luminosa de LED, que brilla en cualquier circunstancia lumínica y da una seña de identidad propia al vehículo, los pilotos traseros de la misma tecnología, o el moderno cuadro de instrumentos que enfatiza la visibilidad de los dígitos del velocímetro y proporciona una información muy completa. Tampoco se ha dejado fuera ningún otro pequeño detalle del 300i: tiene luces de emergencia, ráfagas de luz, guantera en la parte izquierda de escudo, luz en el hueco del asiento, manetas de freno regulables en cuatro posiciones, asiento con dos alturas y asas para el acompañante.



VERDADES ETERNAS SOLO LAS TIENE LA IGLESIA

Ciertamente cuando te comentaba la prueba del 300i te decía que sus dimensiones eran más bien recortadas, pero la realidad es que esto no es aplicable en el 125, pues este K-XCT no es ni mucho menos un 125 pequeño. Más bien todo lo contrario.

El bastidor es el mismo que el de la 300, un robusto entramado de tubos de acero, que si en la 300 se muestra rígido e imperturbable, no te quiero contar en esta 125, no se arruga ante nada. Quizás el problema es que para los esfuerzos que debe de aguantar, peca de un exceso de robustez y eso le pasa factura en el peso. Por ejemplo es 70 kg más pesado que un Kymco Agility 125, por no salirnos de un modelo de la marca taiwanesa, ahora bien no tienen nada que ver, ni en comportamiento ni en pretensiones.

kymco k-xct 125

El motor se encuentra en la cúspide de la pirámide dentro de la categoría de los 125 aptos para el carné B. Es prácticamente el mismo de Super Dink 125i pero con algunos pequeños retoques. Va refrigerado por agua, rinde
14,5 CV a 9.000 rpm y se encuentra conectado a un embrague centrífugo con cambio automático por variador. Su respuesta saliendo desde parado no es el 125 más rápido que existe, sobre todo en el primer golpe de gas (le penaliza el peso), pero enseguida se siente cómodo, se estabilizan las revoluciones y va ganado velocidad a base de aumentar desarrollo. Sobre 7.500-8.000 vueltas ofrece una respuesta óptima, el motor está lleno y empuja con progresividad y energía.

Cuando circulas, entre cincuenta y setenta por hora, tanto en ciudad como en vías interurbanas, tienes la sensación de tener aún bastante potencia en reserva a tu disposición. Esto se traduce en una agradable sensación de confianza para intentar adelantamientos y lo mismo sientes en una carretera virada acelerando de curva a curva.

Llegado el momento de frenar pone de manifiesto otra vez que está pensado para un vehículo que le dobla en potencia y prestaciones, también va sobrado. kymco k-xct 125Tiras de las palancas y aprecias una inmediata deceleración. Frena recto como una vela, sin zigzagueos, de forma precisa y potente. Sus ruedas de generoso diámetro, 120/0-14 la delantera y 150/70-13 la trasera, le proporcionan aplomo y adherencia de sobra, aunque evidentemente no tiene la agilidad de otros 125. Su conseguida estabilidad te permiten atacar con decisión en los virajes y el paso por curva puede ser tan rápido como tu valor te aconseje.

Por autovía a fondo aguanta bien a 90-100 en casi todo tipo de pendientes y cuando la carretera empieza a hacer un poco de bajada se pone con cierta facilidad a 110-115 km/h. Si mantenemos el gas a fondo y nos agachamos tras la cúpula, gana kilómetro a kilómetro y en unos cuantos segundos llega a alcanzar hasta 120 por hora. La única pega a estas velocidades es que el motor lo siento muy forzado, con la escala del cuentarrevoluciones dentro de la zona roja. Además acabarás echando en falta más protección contra el viento.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL KYMCO K-XCT 125?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar un Kymco K-XCT 125, hemos tomado como referencia un varón de 22 años soltero, con 4 de antigüedad de carné, que vive en La Coruña, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 4.500 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros, es Linea Directa con un precio de 272.10 € y con una calidad en la póliza de 7.30.



CONCLUSIONES

En definitiva te diré que aunque es una 125 con cierto sobrepeso, dinámicamente me ha convencido, la única pega es que el peaje a pagar es una capacidad de carga un tanto reducida, que no olvidemos es uno de los principales argumentos de este tipo de vehículo. En la Familia K-XCT solo cabe un casco integral y algunos con dificultad (por ejemplo con mi Shoei XR 1100 cierra fatal el asiento), unos guantes y pocas cosas más.

Por último me gusta hacerme una pregunta que trato de responder de la manera más ecuánime posible: ¿A quién le recomendaría este K-XCT 125?

Creo no equivocarme si te digo que va dirigido a un público preferentemente joven, para el que la imagen deportiva y un comportamiento dinámico afinado, es importante. Los más “puretas” nos gusta desplazarnos con más comodidad, más espacio para movernos y una capacidad de carga desahogada. Por ponerte una comparación automovilística es como comprarse un coupé deportivo, hay opciones más prácticas, pero… ¡son tan bonitos!.

Equipamiento probador:
Botas: Axo Mobility
Casco: LS2 Carbono
Chaqueta: LS2 Apparel
Guantes: BMW Airflow



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Julio 2013

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar