Comparativa KYMCO SUPER DINK 125 & PEUGEOT SATELIS 125 & YAMAHA X MAX 125

SEGURIDAD ANTE TODO

Frenar con el scooter y que haya algo resbaladizo en el suelo que no hemos visto y que por causa de ello acabes en el suelo es algo que nos preocupa a muchos. No es algo que te pase todos los días, desde luego, pero pasa más de lo que nos gustaría. Por eso se inventó el ABS, y por eso te lo ofrecen estos tres scooters: los únicos del mercado ahora mismo en llevarlo.

  

SEGURIDAD ANTE TODO

Frenar con el scooter y que haya algo resbaladizo en el suelo que no hemos visto y que por causa de ello acabes en el suelo es algo que nos preocupa a muchos. No es algo que te pase todos los días, desde luego, pero pasa más de lo que nos gustaría. Por eso se inventó el ABS, y por eso te lo ofrecen estos tres scooters: los únicos del mercado ahora mismo en llevarlo.

Que es una opción interesante, ya no cabe duda. Que algún día (que esperemos que no llegue) te puede salvar de la caída está claro. Y si es así, ¿por que tan pocas scooters de 125 cc lo ofrecen? También es un asunto claro: no es precisamente barato y, en muchos casos ha supuesto que la diferencia

kymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125 en ventas entre modelos con y sin ABS se haya decantado tanto que han acabado por desaparecer. Un scooter GT 125 cuesta alrededor de los 3.500/4.000 € y un sistema ABS, como veremos, en torno a los 500 €, lo que supone un incremento de más de un 10% en el precio. Y esto echa a muchos para atrás, muchos que, además, han oído críticas (no siempre infundadas) sobre estos sistemas aplicados al mundo de la moto.

Así, fantásticos scooters de 125 con ABS han salido del mercado, como por ejemplo el Honda S-Wing 125, cuya versión con ABS ha estado disponible en el mercado hasta este año, cuando los responsables de la marca han decidido no traer más unidades a nuestro país: las pocas ventas no justificaban mantenerlo en el mercado. Sin embargo esto no ha desanimado a Kymco, que poco antes del verano presentaba su SuperDink 125 con ABS, a Peugeot, cuya gama Satelis Urban incorpora un complejo (y caro) sistema de frenos combinados, asistidos y con ABS. Ni por supuesto, a Yamaha, cuyo exitoso X-Max ya contaba con una versión con frenos antibloqueo.



CÓMO SON

Los tres son scooters GT, los más altos de gama de sus respectivas marcas en la categoría de 125 cc y como tal llevan “lo mejor de cada casa” en mecánicas, equipamientos y componentes. Sin embargo son tres scooters muy distintos, con personalidad acusada, digamos. El más “burgués” sería el Peugeot, el más sport el X-Max, con un Kymco entre medias pero que destaca por ser más grande, en cuanto al volumen general del scooter. 

El Peugeot es un scooter elegante, el más antiguo de los tres en cuanto a sus líneas, ya que a pesar de ser la versión Urban la última que se ha presentado en la extensa gama Satelis, el scooter francés lleva años en el mercado sin experimentar cambios en sus formas. Aún así, nació con líneas elegantes y modernas para su momento, por lo que hoy sigue plenamente vigente. kymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125El motor es uno de los mejores de la categoría y de hecho es este scooter el que hoy día ostenta el récord de prestaciones en muchas listas de expertos. Eso si, en este capítulo no puede presumir mucho ya que si hay dos scooters que le disputen ese título son precisamente el X-Max y el SuperDink.

Compacto de carrocería, ligero y ágil gracias a ello, el Peugeot es un scooter muy equipado. Cierre eléctrico del capó trasero que da acceso al hueco para dos cascos y un original y práctico sistema de seguridad de la pata de cabra: no apaga el motor si no que bloquea el encendido para que no puedas acelerar por error, manteniendo el motor en marcha.

El X-Max se ganó una gran reputación desde sus orígenes. Un scooter “descendiente” del gran T-Max (no comparte más que parte del nombre y las líneas exteriores), de muy buenas prestaciones, sobre todo en sus versiones anteriores menos catalizados y que ha tenido siempre gran acogida pese a un nivel de precio superior al de sus rivales. Esta última versión lleva dos años en el mercado, se modernizó su estética y por fin pasó la cúpula desde el manillar a la posición lógica en un maxi de este nivel, por encima el espejo y por delante del manillar. kymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125Mecánicamente es el mismo que su antecesor , aunque si se revisaron algunos puntos del chasis. Sin embargo en esta revisión perdió algunos puntos en su equipamiento y aunque no hay nada “grave” que echar de menos se quedó, por ejemplo, sin enchufe de 12v, que ahora es una opción que puedes pedir (y pagar) a parte.

El Kymco es la novedad en esta comparativa. Un scooter que apareció por primera vez en el 2009 y al que le ha llegado con esta versión ABS un ligero restyling. No es que haya cambiado mucho, pero detalles como las manetas negras, el fondo de los relojes o el bordado rojo del asiento pretenden reforzar su imagen sport. Y lo consiguen. Es un scooter muy conseguido, de buenas prestaciones, con un equipamiento de primera y a un precio razonable. Es el más barato de esta comparativa y sin embargo lucha por las primeras posiciones en cuanto a prestaciones o nivel de equipamiento con sus rivales.



MOTORES

Los tres equipan motores de 15 Cv, el máximo legal. En el Peugeot y en el Kymco son sus propias marcas los diseñadores y constructores de sus motores y en el caso de Yamaha esta responsabilidad cayó en Minarelli, a fin de cuentas, parte del grupo Yamaha. Los tres son monocilíndricos, multiválvulas, de refrigeración líquida y, por supuesto, de inyección. En el caso del Kymco esos 15 Cv se consiguen a 9.000 rpm con un par motor de 11,8 NM a 8.750. La inyección corre a cargo de Synerjet y lleva el árbol de levas montado sobre rodillos para mejorar las pérdidas por fricción, algo a lo que también contribuye su original sistema de “Offset Cylinder” (desfase del conjunto cigüeñal-pistón cilindro). 

El Peugeot también es un motor puntero. Se modificó el año pasado y se presentó junto a esta versión Urban. Se trabajó en profundidad en el un sistema de inyección, culata, escape, distribuciónkymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125 y lubricación, y el motor que antes también alcanzaba los 15 Cv, mejoró en cuanto a sus cifras y en suavidad de funcionamiento. Alcanza la potencia, en este caso, a 9.250 rpm con el mismo nivel de par que el Kymco, sólo que 1.000 rpm más bajo: a 7.750 rpm.

El más veterano de la comparativa es el motor del Yamaha. El Minarelli que equipa es el mismo que lleva montando desde su primera versión; primero fue de carburación, después se adaptó la inyección y evolucionó “ecológicamente” para adaptarse a la Euro III cuando esta se hizo obligatoria. Con estos cambios perdió algo de sus brillantes prestaciones, pero también consiguió suavizar un poco los modos “rudos” de su primera versión y ahora es uno de los motores de funcionamiento más suave de la categoría, y sigue a buen nivel de prestaciones. No alcanza los 15 Cv como sus compañeros, se queda en 14,09 Cv a 8.750 rpm con un par de 11,33 NM a 6.500 rpm, buena cifra de par y sobre todo, a muy bajas vueltas, lo que en un motor automático (el par máximo es a las vueltas que el variador se abre y empieza a empujar) es lo que le da ese nivel de prestaciones.



FRENOS: ABS Y MÁS

Lógicamente, un capítulo importante de esta comparativa son los frenos que equipan nuestras tres protagonistas. Y lógicamente, la base, en los tres casos son discos de freno en ambos trenes en los tres casos. Pero ya no hay más similitudes. Discos lobulados en el Kymco, de 260 y 240 mm respectivamente y discos normales en el Yamaha, de 267 y 240 mm y 260 y 210 mm en el Peugeot. De los tres, el mejor tacto lo tienes con los frenos del Yamaha. Tacto firme en las manetas y buen tamaño de discos, puedes frenar sin miedo además, ya que su ABS hace imposible que bloquees las ruedas. Cuando actúa el ABS, sólo notas la vibración típica en la maneta correspondiente a la rueda que empieza a patinar y no llega a hacerlo. Bien calibrado, buenos frenos y buen tacto. Perfecto, en suma. 

El Kymco tiene la ventaja de sus manetas regulables en distancia al manillar, lo que sumado a que tampoco tiene mal tacto (más esponjoso, pero regulas bien la cantidad de frenada) hace de él un buen “frenador” también. Su sistema de ABS es el Bosch 8M de última generación que sólo pesa 1,5 Kgs y que une en un sólo elemento el controlador del sistema y el modulador con las electroválvulas. Es capaz de actuar (pulsos frena-suelta) hasta 100 veces por minuto y el resultado es tan bueno como en el Yamaha.

kymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125El caso del Peugeot es más difícil de valorar. Monta un sistema desarrollado junto a Nissin y denominado ABS/PBS 2. Si sus rivales llevan un sistema de frenos tradicional con el ABS “insertado” en mitad de sus dos circuitos de frenos, el Peugeot lleva un sistema más complejo y único en sus especie. Para empezar, los frenos son combinados: cuando accionas la maneta izquierda no sólo frenas de atrás si no que el sistema detecta que quieres frenar, calcula la velocidad de ambas ruedas y reparte la frenada entre ambos ejes. Es él, entonces, el que decide como frenas, cuanto de delante y cuanto de atrás. La idea es buena y responde al lema que la marca ha creado para este sistema: una mano acelera, la otra frena. Quieren así simplificar la conducción de su Satelis. Por supuesto, el sistema incorpora un ABS, ya que cuando ese calculador detecta que una rueda patina, cambia la forma de enviar presión inmediatamente, haciendo que deje de deslizar. Pero, ¿que ocurre con la otra maneta? Bien, en principio queda de freno “accesorio”; puedes utilizarlo, pero en condiciones normales no sólo no te aporta nada si no que te lía un poco: depende de cuanta presión envíes con cada maneta la frenada cambiará y el tacto en las manetas también. Es mejor usar sólo la derecha. Eso si, en un susto, cuando frenas fuerte y con ambas, el sistema también “intuye” la emergencia y frena más fuerte: como todo el sistema funciona alrededor de una bomba de frenos electro-hidráulica, tiene también el efecto de un servofreno.



CÓMO VAN

Los tres scooters de esta comparativa son “lo mejorcito” que hay hoy día en el mercado de scooters GT. Si lo que buscas son prestaciones, equipamiento, comodidad y “buenos andares”, pocos rivales más encontrarás a su altura. Y si a eso le sumas cierta preocupación por los frenos y la seguridad, acabas de limitar tu búsqueda a estos tres rivales. Si obviamos la parte económica (si, difícil de obviar en un mundo real, pero imagina que puedes hacerlo) la elección es muy difícil. 

El Yamaha es el más caro de los tres, pero también, para muchos, una elección segura. Hay miles de scooters por la calle de todas sus generaciones y todo el mundo habla maravillas de ellos. Es normal: es rápido y muy estable, muy noble de reacciones gracias a sus ruedas de 15” delante y 14” detrás y tiene un comportamiento divertido. Puedes ir muy rápido con él, frenar donde quieras gracias a su ABS, tumbar “a placer” y acelerar a tope. No se mueve, no vas a dar con nada en el suelo y siempre se muestra noble. Hay que llevarlo muy al límite para empezar a notar sus quejas, que además son dulces avisos de que te pasas.

En ciudad sigue siendo un gran scooter.kymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125 Con mucho espacio bajo ella siento, una amplia guantera delante, ligero y rápido de reacciones, gira bastante además y no parece excesivamente ancho. Es una gran elección en cualquier ámbito y no es de extrañar su buen nombre, ya que los pocos elementos que le puedes echar en falta (como el consabido enchufe de 12v) se pueden solucionar y, además, no todo el mundo lo usamos.

Siguiendo con la escalada de precios, el siguiente es el Peugeot. Es un scooter más clásico de líneas, con “gadgets” que llaman la atención, como por ejemplo su maletero, donde entran dos cascos pero que se abre de forma muy original: no abre todo el asiento si no sólo el del pasajero con el “capó trasero” y lo hace de forma automática mediante un cierre eléctrico y amortiguador. En marcha se nota más pequeño, más compacto que el Yamaha. En realidad, no hay grandes diferencias, pero es lo que parece. En la carretera también resulta muy rápido, en determinadas pruebas, más que el Yamaha. Parece algo más perezoso a la hora de acelerar pero cuando ha cogido “marcha” en recta es muy difícil de “atrapar”. Noble de comportamiento, tiene un andar menos sport que el Yamaha, pero empleándote a fondo tampoco decepciona y es capaz de seguro el ritmo sport del X-Max por las curvas sin problemas. Sus frenos, siempre que te acuerdes de frenar sólo con la maneta izquierda, perfecto, potentes (muy potentes, de hecho por su servo asistencia) y con buen tacto. Si te olvidas y eres de los que está acostumbrado a frenar con ambas manos, el tacto empeora y no calculas bien cómo frenas.kymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125

En ciudad resulta más agradable todavía que el Yamaha. Al buen andar del scooter súmale esa sensación de mayor compacidad y resulta que te lo pone más fácil que sus rivales. Eso sí, esas aceleraciones más perezosas también se notan en los semáforos.

El Kymco es el último de los tres en llegar al mercado, tanto en esta versión con ABS que acaba de llegar como el modelo en sí, que fue presentado en el 2009. Esto dio una clara ventaja al especialista taiwanés en scooters, que sabía a que rivales batir y cómo. Y el SuperDink no defraudó. Es un scooter muy rápido y cómodo, más grande que sus rivales, con un motor muy rápido y de buena repuesta y un chasis noble y eficaz. Tampoco se pierde por prestaciones en una salida a carretera contra sus rivales. De hecho, las diferencias de prestaciones entre los tres son mínimas y pueden depender más de los pilotos o del estado de la carretera que de ellos. Frena bien y entra bien en las curvas. Resulta fácil de tumbar pero hay que andar con más ojo que con sus rivales: con este si es más fácil dar con el caballete en el suelo en tumbadas un poco pronunciadas. Aún así, es fácil de llevar deprisa. Callejeando es más grande que sus rivales y se le nota. No es un inconveniente grande, pero desde luego resulta menos ágil que sus rivales dentro de la ciudad. De los semáforos sale bien y se mueve bien entre los coches, como cualquier maxi de buen tamaño. Y es cómodo, pero a la hora de maniobrar con él no resulta tan ágil como el Peugeot.



EN CONCLUSIÓN

Como has visto hasta aquí, son tres scooters fantásticos y ninguno de los tres defrauda en absoluto en ninguna de las facetas de uso que les quieras dar.

Yamaha,kymco super dink 125 & peugeot satelis 125 & yamaha x max 125 con su X-Max ha sido y será una referencia dentro de la categoría. Para muchos, el scooter perfecto de 125. Eso si, hay que pagarlo y su precio es el único de los tres que supera los 4.000 €: 4.599 € para la versión con ABS (500 € es el coste de sus frenos), aunque ahora mismo puedes conseguirlo en promoción por 4.199 €. Buena oportunidad.

En Peugeot tienen una compleja gama de Satelis 125 y los precios van desde el más básico Premium desde 2.999 € (en promoción), por supuesto, sin frenos ABS, hasta el sofisticado White Sat Compressor Executive de más de 5.000 €, sobrealimentado y toda una joya exclusiva. En el caso que nos ocupa, el Urban de frenos ABS/PBS, puedes hacerte con uno por 3.989 €.

Y el Kymco, el más económico de nuestra comparativa sin por ello ser peor en ningún sentido, lo que le ha llevado a ser líder del mercado durante muchos meses: 3.449 € en versión ABS y 450 € menos por la versión de frenos normales. Como ves, una de sus más convincentes virtudes.

Equipamiento DaniRacing:

Casco: LS2 Modular

Protector Cervical: Moveo Brace Dynamic

Chaqueta: Halvarssons Proximo (Cedida por 2TMoto)



Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Agosto 2011

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar