Prueba KYMCO LIKE 125

ITALWANÉS

¡Pero bueno!, ¿es que nos hemos vuelto locos? ¿Es que de tanto probar motos ya no sabemos escribir?. Bueno, aparte de las apreciaciones que pueda haber al respecto, es que no se nos ocurrió mejor nombre para la prueba de un modelo que encierra lo mejor del estilo retro de los scooters clásicos que, como seguro que sabes, es algo fundamentalmente italiano, con el “saber hacer” y el tradicional excelente equilibrio entre buena calidad y excelente precio de la fábrica taiwanesa que ha desarrollado esta preciosa Like. Por supuesto, estamos hablando de Kymco.

 

Junto con el que es posiblemente el escúter GT 125 más evolucionado el mercado, la Superdink 125, los chicos de la marca también presentaron el año pasado otro modelo que, aunque con menos bombo y platillo porque era eclipsado por su espectacular hermana, en mi opinión también marcaba un importante paso en la evolución de Kymco como fabricante. Desde hacía unos años, los modelos taiwaneses han pasado de ser, digamos, “demasiado orientales” y con una estética bastante particular, a ser realmente bonitos y con un diseño plenamente competitivo con las marcas que podríamos denominar tradicionales. Pues yo creo que con estas dos 125 se marca un antes y un después en el concepto de Taiwán aplica a la estética de sus modelos, pero con especial cariño a este modelo de filosofía que hoy llamamos “vintage” aunque hace poco lo hubiéramos denominado “retro”, y que recuerda claramente y sin tapujos a las legendarias italianas Vespa y Lambretta que empujaron al mundo de la automoción una nueva dimensión allá por los años 50. Quizá por eso han recurrido al diseñador transalpino Massimo Zaniboni, para darle ese toque de estilo que exhibe esta Like.

 

FILOSOFÍA

Todo los modelos con estas líneas tan clásicas se crean para un sector del mercado que no busca solamente un escúter para ir de un punto A hasta un punto B en su transporte diario, sino que además lo haga con estilo y con un vehículo que aporte un toque de imagen “fashion”. La verdad es que en Kymco han logrado un modelo a un precio rompedor y con una calidad y un atractivo fuera de toda duda, pero con lo reñido que está el segmento actualmente también hay que conseguir una fiabilidad que muchos modelos de este tipo –con gran éxito de ventas, por otro lado- no han logrado ofrecer recientemente. Si además de esto tenemos en cuenta que el potencial mercado para una moto tan pequeña y con este diseño, se compondrá fundamentalmente por recién llegados al mundo de la moto gracias a la convalidación y féminas que tienen su primer contacto con el mundo de las dos ruedas, ha decidido los ingenieros a decantarse por un simple motor monocilíndrico refrigerado por aire y 2 válvulas cuya potencia final ronda los 10 CV. A pesar de no haber empleado todavía en la inyección electrónica, el carburador Keihin de 22 mm. consigue una suavidad impecable desde el mismo instante del arranque y unos consumos que nunca sobrepasarán los 4 l.kymco like 125

Cómo seguro que deduces sin más comentarios, esto no permite unas prestaciones estratosféricas, consiguiendo una velocidad máxima de unos 100 km/h. Desde luego, suficiente para rodar por la ciudad especialmente si su [email protected] es [email protected], aunque por circunvalaciones y vías más o menos rápidas se queda corta de prestaciones. No obstante, el espíritu puramente urbanita de la Like es tan evidente que buscar más prestaciones sería un error de concepto en la compra, no de la propia moto.

 

Porque donde realmente disfrutar de las excelencias de esta preciosidad es en medio de un atasco en medio de Roma, Madrid o Barcelona, por ejemplo, y rodando por sus bulevares. Sus ruedas de 12 pulgadas parecen aún menores por la felina agilidad con que permiten ratonear a la Like entre el tráfico, lo que se combinan con unos buenos frenos (con dos discos de 220 y 200 mm respectivamente, el tacto es el mejor del que te esperas y, desde luego, más que suficiente para sus prestaciones) y una entrega de motor sin apenas inercias de variador ni nada parecido para conseguir una urbanita perfecta. Con pasajero la cosa cambia, porque la calidad de la amortiguación es muy justa y deja notar el peso cargado detrás. No obstante, nada que no presupongas en una moto de este segmento.

 

kymco like 125Sigamos con algo tan importante como es la comodidad. La Like es básicamente pequeña y baja, por lo que será el paraíso para los que quieren tener su primer contacto con una moto urbana. Especialmente para los que no sean demasiado altos, esta Kymco hace perder el “miedo escénico” que se pueda tener a circular con una moto por la ciudad. El asiento se sitúa muy cerca del suelo y es cómodo, por lo que la sensación de seguridad es absoluta. También todo el frontal, con el tradicional escudo de chapa de los escúter clásicos, es compacto y estrecho, lo que es una delicia para moverse entre el tráfico saturado aunque te obliga a cerrar mucho las piernas cuando hace frío para que el aire no quede en las rodillas… aunque si mides más de 1´70-1´75 tendrás problemas de espacio. Más. Pasemos a la capacidad de carga. A nadie se le escapa que poder llevar algunos bártulos, paquetes o poder dejar el casco con los guantes cuando entras a clase, al cine o al trabajo es un elemento fundamental para determinar la comodidad de un escúter. Como buen modelo de estructura clásica, debajo del asiento no te caben muchas cosas y apenas un casco jet, ¡y de los pequeños! Por eso, Kymco ha incorporado este modelo un pequeño baúl trasero donde sí cabe perfectamente incluso un casco integral de gran tamaño. Por supuesto, cuenta con cerradura y se integra perfectamente en las formas de la Like.

 

Personalmente, os puedo decir que es una moto que me impactó desde el momento de su aparición. No es la primera moto con un toque retro que ha presentado Kymco, puesto que podemos recordar las People de rueda alta o las Yup 50 y 250, pero desde luego esta es la más bonita y la mejor resuelta estéticamente de todas. Además, resulta curioso cómo desde este verano en llamado varios conocidos-en su mayoría chicas-que buscaba desesperadamente une escúter para su transporte diario y no encontraban un modelo que les gustase. Todos preguntaban sobre las excelencias de la Like y también mostraban serias dudas sobre la fiabilidad de los productos orientales. A todos les dije lo mismo: Kymco lleva muchos años demostrando la fiabilidad de sus motos y que, desde luego, un motor tan básico y probado como éste (es el mismo de la gama Agility y Agility City) no les dará ningún problema.

 

Ninguno de ellos se ha visto defraudado y están encantados son su moderna 125 clásica… perdón, vintage. 



A favor

- Diseño atractivo

- Relación calidad precio

- Suavidad

- Manejabilidad

- Hueco bajo el asiento + baúl trasero

En contra

- No recomendable para tallas altas

- Prestaciones puras

- Protección aerodinámica

- Amortiguaciones justas

- No recomendable para vías rápidas

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Enero 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar