Presentación KTM 690 DUKE

DIVERTIDA Y FUNCIONAL

Apta para un mayor numero de usuarios con mayor confort y un funcionamiento más agradable, sin por ello perder ni un ápice de su carácter y espíritu deportivo

 

La historia comienza en 1993 con la aparición de la primera 620 Duke, una monocilíndrica típica de KTM, con todas sus virtudes e inconvenientes. Una moto de carácter agresivo, un poco irrespetuosa, algo agria y radical, pero tremendamente divertida para el que la pueda entender. Esta versión 2012 no se si decirte que es como la noche y el día con respecto a sus primeras predecesoras, pero te puedo asegurar que su comportamiento resulta infinitamente más amable. Ahora no solo es una moto para los puristas de la marca, sino que se la podemos recomendar a usuarios que buscan una moto para llenar sus ratos de ocio, disfrutar en sus salidas domingueras con la panda de amigos y también necesitan un vehículo para su utilización diaria con un buen grado de confort y sencillez de uso.

 

¿COMO SE HA CONSEGUIDO?

Pues por lo primero que han empezado es por dulcificar la posición de conducción, ahora llevamos una postura menos agresiva, gracias al estudiado diseño del depósito de gasolina y el asiento, nos sentimos cómodos y perfectamente integrados “dentro” de la moto. Además el mullido es perfecto,ktm 690 duke firme pero al mismo tiempo absorbe gran parte de las vibraciones emitidas por el propulsor y no cansa con los kilómetros. También es estrecho en su parte delantera, lo que favorece el control y manejabilidad y más ancho detrás que te permite apoyar bien todo el trasero. Por otro lado, los estribos no están particularmente elevados, con lo que puedes circular con naturalidad y comodidad sin forzar en absoluto las piernas. Si a todo esto sumamos un considerable aumento del radio de giro, un manillar plano en el que descansan bien los brazos y las manos, un conjunto general estrecho y un peso reducido (149,5 kg en vacío), nos encontramos con una moto que nos promete inmejorables sensaciones en ciudad y zonas reviradas.

Su diseño moderno no nos pilla por sorpresa, pues se parece casi como dos gotas de agua a su hermana de 125-200 cc. Me llama la atención que el semi-chasis trasero lo forma una especie de monocasco de fundición de aluminio que hace también de tapas laterales, en busca de simplicidad y ahorro de peso.

En cuanto al motor incorpora un sistema de doble bujía y sus prestaciones, para tratarse de un monocilíndrico, no tiene parangón en el mercado. En esta última evolución el trabajo de los técnicos se ha centrado especialmente en la mejora de la alimentación, con un sistema de inyección de combustible muy sofisticado que mejora su respuesta en toda la curva de potencia y reduce drásticamente el consumo (entre un 8 y un 10 por cien con respecto al anterior).ktm 690 duke

El resultado en su utilización es excelente, pero aún conserva algunas “peculiaridades” de este tipo de propulsores. Por ejemplo, por debajo de 2.500-3.000 rpm «cocea» perceptiblemente al abrir el gas, sobre todo si vamos en marchas largas, por lo que nos veremos obligados a reducir y procurar llevarlo siempre por encima de este régimen. También transmite perceptibles vibraciones a medida que sube de vueltas. No llegan a ser una gran molestia, pero sí un inconveniente cuando vas por autopista rodando rápido de continuo un buen número de kilómetros.

Su sistema de acelerador electrónico nos permite elegir entre tres mapas de potencia (igual que en el modelo anterior), a través de un regulador muy accesible situado bajo el asiento del pasajero. La potencia máxima en las tres es idéntica, pero cambia la forma de entregarla.

En la «confort» es muy suave, en la «estándar» más directa, la que te recomendaría para todo uso, incluso el deportivo, y la «sport» es para conducción racing, tal vez un poco abrupta y quizá solo recomendable en circuito.

En cuanto al bastidor, lo forma un entramado de tubos de acero, asistido por unas suspensiones que ofrecktm 690 dukeen un compromiso muy conseguido entre confort y deportividad. Delante lleva una Horquilla telescópica invertida de 43 mm de diámetro que le otorga rigidez y solidez, no lleva regulación y hace su trabajo de forma suave y progresiva. Detrás el amortiguador trabaja con acierto para ayudar a aplicar la potencia al suelo. Es posible que con los reglajes de serie, para los pilotos más exigentes se quede algo blando cuando rodamos al límite, en este caso solo se puede regular la precarga de muelle y eso subsanara parcialmente sus necesidades. De igual modo, esta maniobra es necesaria para adaptar la moto cuando llevamos acompañante.

Otro aspecto a destacar en la nueva Duke es su frenada, aunque solo lleve un disco delantero, pero va mordido por una poderosa pinza de anclaje radial firmada por Brembo, bien apoyada por el disco trasero y la pinza simple de la misma marca. Es muy potente, dosificable y no se fatiga nunca, y de eso te puedo dar fe tras enlazar un sinfín de virajes en la tortuosa sierra de Grazalema, paraje elegido para realizar esta toma de contacto, con unos 200 km plagados de curvas. Tiene ABS que se puede desconectar fácilmente por si queremos hacer alguna incursión fuera del asfalto, tan solo pulsando un botón en el cuadro de instrumentos.



BUSCANDO EL EQUILIBRIO

En estos tiempos que corren KTMha buscado ampliar las miras de su 690 Duke, y una buena forma de hacerlo ha sido ofreciendo una moto más exquisita y versátil, pero sin perder su personalidad y capacidad de sorprender y divertir a su exigente propietario. Personalmente solo echo en falta la posibilidad de poder modificar sus reglajes cuando pasamos de deportivo a «muy deportivo», algo a lo que la moto te incita con frecuencia por su excelente comportamiento.

En conclusión, la KTM 690 Duke me parece un “juguete” francamente entretenido y apto para un gran número de usuarios que además de serles útil hará de sus desplazamientos cotidianos algo de todo menos aburridos. Y el precio esta acorde con los tiempos que corren, 7.399 euros. 



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: KTM
Enero 2012

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar