Presentación KTM DUKE 125

¡QUIEN TUVIERA 16 AÑOS...!

... O unos pocos más. Porque esta nueva realización de KTM, la Duke 125, está especialmente pensada para un publico joven que la puede conducir a partir de esa edad. Pero un servidor que cuento con algunos años más en mi DNI, también la he pilotado y me lo he pasado en grande

  

¡QUIEN TUVIERA 16 AÑOS...!

Esta claro que todos los fabricantes, por tradicionales que sean, aspiran a tener un producto de acceso atractivo que pueda conquistar a un publico lo más joven posible para fidelizarle en un futuro a su marca. Y este no es un asunto como para tomar a broma, por lo que KTM lo ha pensado bien y ha desarrollado un proyecto en el que lleva trabajando desde el mes de Marzo de 2008.ktm duke 125

Se plantearon unos objetivos muy claros:

Que fuera una moto dirigida a un público joven, emergente y divertido, un modelo popular, pero que tenía que dar la talla de una auténtica KTM en diseño y calidad. Tener buenas prestaciones al más alto nivel en su categoría, con componentes atractivos. Y por último un precio razonable y asequible.

Vista hoy la moto después de la presentación y tras haberla probado, te puedo decir que han cumplido sus expectativas, es una moto que hará soñar a los jovencitos. Cuesta puesta en la calle 3.789 euros, y esto se ha podido conseguir en cierta medida gracias a los planes de fabricación de la marca austriaca, que ha llegado a un acuerdo con el potentísimo grupo industrial indio Bajaj para fabricar, bajo su supervisión y con sus estándares de calidad, la Duke 125 en una de sus fábricas asiáticas.



TODO NUEVO

Para dar forma a la Duke 125 se ha partido de una hoja en blanco, todo es absolutamente nuevo y diseñado específicamente para esta moto. El motor lógicamente es un monocilíndrico con el marchamo de la casa, con culata de cuatro válvulas y doble árbol. Gracias a su diseño de carrera corta sube de vueltas que da gusto, pero eso no significa que la curva de potencia sea puntiaguda o poco aprovechable, al contrario, me ha convencido su potencia (limitada a 15 CV lo máximo permitido para poder pilotarla con el carné B) pero sobre todo su forma de entregarla. Además han cuidado al máximo el asunto de las emisiones, es un motor con un consumo muy escaso (2,6 litros a los 100 km de media) y en consecuencia muy respetuoso con el medio ambiente. El silenciador es de acero inoxidable de triple cámara, colocado en el espacio entre motor y basculante, no estorba nada, es discreto y optimizar el centro de gravedad de la moto, lo que, en teoría, favorece la manejabilidad.ktm duke 125

Entre las cualidades de este propulsor encontramos que es ligero, estrecho y compacto, lógico en un monocilíndrico de 125, pero además nos han contado que están muy orgullosos de su fiabilidad. Han realizado duras pruebas de resistencia antes de la salida al mercado, entre ellas alguna unidad con más de 50.000 kilómetros hechos en gran parte con el gas a tope, y no han tenido ni un solo problema.

El chasis de la 125 Duke realmente es "Ready to Race", completamente diseñado mediante MEF, le veo sobredimensionado y muy capaz de montar motorizaciones mayores y más potentes. Típicamente KTM, se basa en una ligera estructura multitubular de acero, provista como la 690 Duke, de un vanguardista basculante de fundición de aluminio con costillas de refuerzo.

Entre chasis y basculante actúa un amortiguador WP de alta calidad y de anclaje directo. Gracias a su muelle progresivo ofrece a la vez confort y sensibilidad para el uso deportivo con una sola plaza y firmeza suficiente para viajar o cruzar la ciudad acompañado.

ktm duke 125Delante encontramos una horquilla invertida WP de 43 mm de diámetro, una medida compartida con la KTM Superbike; también esta horquilla de alta calidad haría un excelente papel en motos más grandes.

Las llantas son de aluminio muy ligeras a pesar de su elaborada estética, calzan neumáticos MRF anchos de 110/70 x 17" delante y 150/60 x 17" detrás, fabricados en la India y desarrollados específicamente para esta moto.

Los frenos son obra de ByBre, que es una filial que tiene Brembo para manufacturar y suministrar material a las fábricas del sudeste asiático. Lleva un disco delantero de 280 mm con pinza radial de cuatro pistones y otro de 230 mm detrás y latiguillos de acero flexibles en ambos trenes.

La terminación general me pareció muy cuidada, la pintura de buena calidad, los intermitentes, luz de la matricula y el piloto trasero van con LED y la instrumentación sigue la pauta de la casa, con una pantalla digital que muestra toda la información posible: velocímetro, cuentarrevoluciones, indicador de marcha, reloj horario, dos odómetros parciales, temperatura, nivel de combustible… y no solo eso, también lleva un pequeño ordenador de a bordo que nos indica el consumo, la autonomía restante o los kilómetros que nos faltan para la siguiente revisión.



PASEO POR BARCELONA

La ciudad Condal fue el escenario elegido por KTM para ofrecernos su presentación oficial. A primera vista sin duda que la Duke 125 entra por los ojos y en su decoración naranja y negra todavía exagera más sus genes. De tamaño es amplia, tiene el empaque de una moto de más cilindrada, la comodidad del asiento y la posición de conducción son correctas, con las estriberas altas y algo atrasadas que te obliga a adoptar una postura bastante deportiva. El motor es muy discreto y no vibra nada, ¡parece increíble! Es de una suavidad sorprendente. Tanto es así que cuando apuramos las marchas, si no fuera por el chivato rojo del cuadro que nos indica el sobrerrégimen, no apreciamos para nada que el motor va forzado.

ktm duke 125

Realizamos a modo de toma de contacto un recorrido clásico por las calles y aledaños de Barcelona. Salimos por el parque de Montjuic, carretera de Valvidriera, luego por el Tibidabo a bajar otra vez al centro de la ciudad con parada y foto obligada en el templo de la Sagrada Familia.

A falta de una prueba afondo, esta Duke 125 me ha transmitido buenas sensaciones, con las limitaciones lógicas de su motor “capado” por la normativa vigente. Pero por su manera de respirar se ve que con mínimos retoques esta preparado para ofrecer al menos un cincuenta por ciento más de potencia, con lo que convertiría a la Duke 125 en un juguete más que divertido.

Añadiré como conclusión que la fabrica austriaca se ha tomado muy en serio esta Duke 125, cuidando al máximo su producto para ofrecer una moto con el innegable estilo y calida de KTM. Y además ha pensado que la personalización es un ingrediente muy importante en la cultura juvenil y por ello ha desarrollado un completo catalogo de accesorios de calidad a precios asequibles, para que cada usuario pueda matizar su moto a su gusto. Una buena idea.



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: KTM
Mayo 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar