Prueba KTM 990 Supermoto R

SUPERDIVERSIÓN

Es muy posible que quizás esta entradilla la tendría que haber dejado para el final. Pero es que no me puedo aguantar en contarte lo que he sacado en claro de esa KTM Supermoto R, algo que podrás comprobar tu mismo si conciertas una cita para probarla: es una de las motos de 1000 más divertidas que te puedas encontrar en el mercado. Con el plus añadido en esta versión R une componentes de máxima calidad, que la hacen aún más especial y efectiva.

  

SUPERDIVERSIÓN

Es muy posible que quizás esta entradilla la tendría que haber dejado para el final. Pero es que no me puedo aguantar en contarte lo que he sacado en claro de esa KTM Supermoto R, algo que podrás comprobar tu mismo si conciertas una cita para probarla: es una de las motos de 1000 más divertidas que te puedas encontrar en el mercado. Con el plus añadido en esta versión R une componentes de máxima calidad, que la hacen aún más especial y efectiva.

La KTM Supermoto fue una una pionera que en 2005 abrió una nueva vía, pues no había ninguna supermotard de sus características de alta cilindrada que se comercializara. Comenzaron con el motor 950, hoy un lustro después su evolución ha sido inexorable y la Supermoto ha pasado a tener el motor de 990 cc con inyección electrónica, con lo que sus prestaciones han mejorado, es más eficaz, rinde más, consume menos y es más respetuosa con el medio ambiente.
Por otra parte el mercado también ha evolucionado y han aparecido algunas competidoras dispuestas a plantar cara, entre ella la Ducati Hypermotard 1100 o la BMW HP2 Megamoto. Si bien, la italiana no es tan potente como nuestra austriaca y la alemana es bastante más cara. Pero a pesar de su aparente dominio, los señores de KTM no se han querido “dormir en los laureles” y han dado una vuelta más a la tuerca de su Supermoto sacando a escena esta versión R, una moto más cuidada y mejor equipada, creada para que nadie se quede impasible al pilotarla.



SIBARITA

Hace dos años modificaron en la Supermoto las cotas de la geometría de dirección, la ergonomía también se mejoró reubicando la posición del piloto encima de la moto, se instaló un nuevo manillar y un cuadro de mandos más completo (en su primera versión no tenía cuentarrevoluciones). En esta R han hecho un trabajo especialmente cuidado por los hombres de Mattighofen y han estudiado detenidamente los puntos a tratar, tanto a nivel técnico en la parte ciclo (bastidor, frenos y suspensiones) como en su aspecto exterior. La decoración en esta versión especial es negra, blanca y naranja, unos colores exclusivos para diferenciarla de la básica. Incorpora elementos tan apreciados como las llantas de aluminio forjado, el tratamiento antifricción de la horquilla delantera invertida, el basculante de aluminio acabado en negro mate, las pinzas de los frenos Brembo de anclaje radial y de última generación, los protectores de carbono de los silenciadores o el asiento tapizado en doble tono de un material muy resistente y tacto antideslizante.

ktm 990 supermoto rLas suspensiones tienen ahora menor recorrido, 160 y 180 mm delante y detrás, que suponen un reducción de 40 y 30 mm respectivamente por lo que resulta ser una moto más baja, se llega mejor al suelo y aunque la postura sigue siendo igual de agresiva es más confortable. Llevas una posición avanzada, vas sentado cerca de la rueda delantera, cosa que personalmente me agrada mucho, llevo más peso cargado en ese eje y siento de una forma más nítida su “grip” y sus reacciones. De todas formas y a pesar de que las suspensiones son más cortas, se aprecia la transferencia de pesos al acelerar y frenar, de tal modo que cuando aceleras con decisión la rueda delantera tiende a aligerarse y subir al cielo, eso si, de una manera noble y previsible. Y en las frenadas fuertes, cuando llegas a un ángulo o a una horquilla a buena velocidad y apuras la frenada, hay que estar atento al tren trasero y apoyarte un poquito en el freno de píe para mantener la trayectoria, ya que tiende igualmente a aligerarse.

 

Luego te contaré que en el circuito Correcaminos de Recas en la provincia de Toledo, que los martes ofrece sus instalaciones para sesiones de entrenamientos a pilotos de Supermotard, el Campeón Ruben Retuerta que se encontraba entrenando cuando estábamos haciendo la sesión de fotos, no se pudo resistir a los encantos de la Supermoto R y se dio unas vueltecitas. Era impresionante verle entrar en el viraje de final de recta (una curva de derechas ligeramente en bajada) con los 200 kg de la KTM en orden de marcha, totalmente cruzado desde veinte metros antes de entrar en la curva hasta la misma salida, haciendo contramanillar con un buen ángulo de inclinación y con los dos pies en las estriberas.

 

La Supermoto R es muy noble, pero hay que acostumbrarse a sus reacciones. Lo bueno es que tienes muchas posibilidades de reglajes para ir probando y poder dejar la moto a tu gusto. Al principio la notaba algo nerviosa de dirección, con movimientos rápidos que no me terminaban de dar confianza, pero lo solucioné endureciendo un poco los hidráulico de la eficaz horquilla WP. Un gran acierto de esta versión R son sus llantas Marchesini de aluminio forjado, que ellas solita aligeran en algo más de 2 kg el peso del conjunto y eso se nota mucho sobre todo en las ruedas, pues la dan mucha más agilidad. Con esta Supermoto R puedes variar las trayectorias con la rapidez del pensamiento.



PROPULSOR

ktm 990 supermoto rEl motor no cambia con respecto a la versión básica y sigue siendo el bicilíndrico en V a 75º de 999 cc con el moderno sistema de inyección electrónica que te he comentado. Pero la realidad es que normalmente en la mecánica, siempre que se consigue un buen avance técnico, normalmente hay que pagar un “peaje”. En algunos casos puede ser solo una cuestión económica, el invento en si es caro de producir y basta, o en otros casos puede tener alguna otra contrapartida. No hay duda de que los sistemas de alimentación gestionados electrónicamente reducen las emisiones y los consumos, pero también es cierto que en determinados casos se pierde la esencia de los ya obsoletos carburadores. El tacto de los motores de ahora es más previsible y dosificable, y aunque normalmente son más potentes, la potencia la entregan con más dulzura. Algunos puristas a veces echamos de menos ese tacto más rudo y más salvaje de los buenos carburadores. Y eso es lo que tenía en mi recuerdo de la antigua 950, un tacto de gas especial.

 

ktm 990 supermoto rEl motor moderno con sus 115 CV tiene un elevado nivel de refinamiento, una curva de potencia muy lineal y al mismo tiempo una buena dosis de contundencia y carácter en sus aceleraciones, pero todo dentro de un orden y bajo control. Su comportamiento en carretera me pareció divertidísimo, pero lo es más cuanto más se va revirando el trazado. Una vez puesta a mi gusto me resultó muy intuitiva, rapidísima de reacciones pero al mismo tiempo noble y bastante aplomada en virajes rápidos. La secuencia de apurar la frenada dirigir la moto al ápice interior de la curva, soltar los frenos y abrir el gas, lo hace con una facilidad pasmosa. Eso si, si el estado del asfalto es un poco deslizante, hay que tener tiento a la hora de abrir el puño derecho, pues el control de tracción del neumático trasero lo tendremos en nuestra muñeca. Si el asfalto tiene buen “grip”, la respuesta en las tres primeras marchas es explosiva, abriendo el gas sin contemplaciones hay que esforzarse por controlar las levantadas de la rueda delantera, y para mi ese es uno de los alicientes de esta moto, te está desafiando en cuanto la “tocas un poquito las palmas”.

 

Si quieres realizar una conducción más sosegada y más de acuerdo con los tiempos que corren (me refiero en carretera abierta, para conservar los puntos y el carné y esas cosas…), te recomiendo utilizar marchas largas y aprovechar la buena respuesta y el buen par del motor a bajo y sobre todo medio régimen.

 

La parte ciclo, bastidor, frenos y suspensiones son una maravilla y a decir verdad son los responsables del magnifico comportamiento de la Supermoto R. Como te he comentado, la sesión de fotos la realizamos en el circuito Correcaminos en Recas, es un circuito de kart muy bien adaptado a la disciplina de supermotard, bastante revirado como es normal y con asfalto de buen agarre. La 990 Supermoto R me sorprendió muy agradablemente, pensaba que no iba a entrar y que iba ser un rollo dar vueltas allí y no fue así. Evidentemente no es su circuito ideal, pero puse muy a prueba sus frenos y su extraordinaria manejabilidad para tratarse de una 1000 y siempre me obsequió con un comportamiento muy noble.
Como colofón comentar que 13.434 euros es una cifra que no nos hace pensar que la KTM 990 Supermoto R sea una moto barata, no lo es. Lo que si es, es una moto muy bien hecha, con un carácter especial y en cierto modo bastante exclusiva, que no deja indiferente a nadie. Además te digo lo del principio, es una de las motos de 1000 más divertidas que te puedes comprar y con una pequeña cupulita que le adaptes, sus 115 CV y casi 240 km/h de velocidad punta te puede servir para mucho más de lo que parece.



LO + Y LO -

Lo +:

- Su manejabilidad y capacidad de diversión

Lo -:

- El cambio de marchas algo áspero.



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Paloma Soria
Julio 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar