Comparativa KEEWAY RKV 125 & SYM WOLF 125

LA PRIMERA IMPRESIÓN...

...es lo que cuenta. Desde luego, este dicho popular tiene, como casi todos, gran parte de verdad. En el mundo de la moto también “funciona” y si la primera vez que ves una moto te entra por los ojos, ya tiene que ser “chunga” para que no pase a formar parte de tu lista de deseos.

  

LA PRIMERA IMPRESIÓN...

Esto es algo que todos los constructores saben y por ello sus diseños buscan engancharte desde el principio. Sin embargo, es curioso, pero con las 125 cc, si te fijas, no con todas ha sido asíkeeway rkv 125 & sym wolf 125. Scooters, deportivas de 15 Cv, trail y, por supuesto, custom, si tienen líneas muy cuidadas, a veces muy influenciadas por motos grandes que han tenido cierto éxito comercial. Pero si buscas una moto ciudadana, útil, sin “veleidades” deportivas, pero estéticamente “in” lo tenías difícil: casi todas las básicas del mercado tenían pinta de “bicicletilla”, de moto útil y con pocas concesiones a lo bello.

Sym Wolf y Keeway RKV no son así. Si simplemente ves su “pinta”, estás ante dos naked sport. Si ves la mecánica de inyección de la Wolf o la horquilla invertida de la RKV parecen algo más que simple básicas. Pero si ves su filosofía, sus motores de 12 Cv de aire, sus cajas de cambio de cinco marchas o sus chasis de tubo de acero y cuna abierta ves que son motos útiles, destinadas a resultar cómodas en desplazamientos urbanos o interurbanos de corto radio, económicas en consumo y mantenimiento. Es decir, como cualquier moto básica y ciudadana. Sólo que mucho más bonitas y cuidadas en su diseño.



¿CÓMO SON?

A primera vista, ambas motos son especiales y ninguna de las dos deja frío a nadie. Son motos con un look muy conseguido y atractivo, original en ambos casos: puedes ver componentes aislados en las dos que te recuerden a otras motos más grandes, pero no son las típicas 125 “clones” de una moto grande. Y otra cosa que llama la atención es que “engañan bien” en cuanto a su tamaño: para muchos pasan por ser más moto que simples 125 cc pero cuando las pruebas ves que tienen el tamaño ideal para pasar por ser mayores, pero sin perder la agilidad, ligereza y maniobrabilidad que una 125 cc debe tener. 

La RKV es la versión sofisticada de la RKS, la verdadera utilitaria actual de Keeway: con la misma base mecánica, unas nuevas suspensiones, frenos, una decoración más sport y algunos otros aditamentos con función puramente estética, se construye esta 125 de look “streetfighter”. Monta un motor monocilíndrico de 4T refrigerado por aire, con culata de dos válvulas y carburador. Entrega unos 11 Cv a 9.000 rpm, lo cual para sus poco más de 142 Kgs en orden keeway rkv 125 & sym wolf 125de marcha (comprobados) son suficientes para verla pasar de 120 de marcador y pasar de 112 Km/h reales. No es de récord, pero no está mal para una utilitaria. Es en la parte ciclo donde esta RKV guarda sus mejores “armas”. Lleva discos lobulados, una horquilla invertida y dos amortiguadores traseros regulables, con botella separada y una “pinta” de lo más llamativa.

Está bien acabada en cuanto a detalles. Tiene un cuadro con cuentavueltas digital y pantalla digital. Dentro de esta pantalla hay hasta un indicador de marcha engranada: muy completo y legible. Por debajo de este, una cerradura de contacto con obturador magnético del agujero de la llave, algo que se ve en algunos scooters pero no demasiado común en motos. Por último, para aparcar, pata de cabra lateral y caballete central. Por el lado de las “faltas”, esa pata lateral no deja tener el motor en marcha ni en punto muerto (se para el motor en cuanto la extiendes) y no tiene ni siquiera una mínima guantera para unas herramientas o la documentación.

La Sym es muy similar, tanto en su chasis como estructura de motor. Mejora a la Keeway en cuanto a la alimentación: en vez de carburador hay un sistema de inyección electrónica desarrollado por Orbital-Synerject, lo cualkeeway rkv 125 & sym wolf 125 redunda en una mayor suavidad de motor y unos consumos algo más contenidos, aunque en realidad puedes medir la diferencia entre ambas en gramos de combustible, más que en litros. Por lo demás, también es una monocilíndrica de aire, de culata de dos válvulas y cambio de cinco marchas. Alcanza los 12 Cv, aunque oficialmente la marca no da datos, pero como pesa unos 12 Kgs más que su rival, las prestaciones son muy parejas: 2 km/h mejor de velocidad punta para la Sym, con aceleraciones casi calcadas.

Al igual que su rival, tiene pata de cabra lateral y caballete. Comete el mismo fallo con el captador/desconectador del motor de la pata de cabra y también para el motor en cuanto la extiendes, aunque esté en punto muerto. Sin embargo, en este caso si puedes levantar el asiento del pasajero y dejar ahí algunos pequeños objetos. El cuadro es menos completo que el de la Keeway -no hay indicador de marcha- pero más que suficiente y, además, bastante más atractivo, con retroiluminación azul y una pequeña cúpula sobre él. Y por supuesto, no tiene ni la horquilla invertida ni los discos lobulados ni los dos preciosos amortiguadores de la RKV. Aquí sólo hay un amortiguador central sin bieletas.



CÓMO VAN

En marcha las dos motos son más similares de lo que tras leer la descripción puede parecer. Ambas son motos con motores bien equilibrados: te llegarán pocas vibraciones a través de manillar y reposapiés, para ser monocilíndricas de 4T. Por el escape sale, en ambos casos un sonido similar, ronco y contenido, agradable. E incluso a la hora de maniobrar con ellas hay poca diferencia, a pesar de la horquilla invertida (a veces tienen menos radio de giro) de la RKV

keeway rkv 125 & sym wolf 125Quizá sea algo mejor la Keeway, por el menor peso, aunque tampoco es tanta la diferencia. Los mandos son similares en ambos casos, bien posicionados y de calidad. Con el motor en marcha, sobre todo en los casos en que más maniobras haces, cuando sales o cuando llegas a tu destino, la Sym mejora a su rival con un ralentí más estable, gracias a la inyección electrónica. También, en los primeros metros que recorres notas más firme la dirección de la Wolf: en la RKV que probamos los rodamientos de dirección estaban ya un poco holgados y eso se transforma en una dirección más imprecisa.

En carretera, al igual que te decía antes, pocas diferencias. Las velocidades a las que son capaces de circular, a tope o de crucero, son muy similares, la posición sobre ella, algo más “utilitaria” en la RKV (más levantado) y algo más sport en la Wolf, pero con poca diferencia. Ambos asientos son cómodos y en ambas motos tienes espacio suficiente para tumbarte sobre el depósito si quieres probar cuanto son capaces de correr. En las curvas, la Wolf se adelanta algo. Las dos motos van bien y las dos ponen el “pero” en el mismo sitio: los neumáticos. La Sym monta unos Maxxis, que no están mal, pero que no llegan a ofrecer el tacto necesario como para confiar en ellos hasta el límite. Y la RKV unos marca “Cordial” que en conducción reposada o sin grandes exigencias en curva aguantan, pero no “se les ve venir”.



EN CONCLUSIÓN

Si buscas una moto útil, económica de mantener, para moverte por ciudad y alrededores, pero además quieres que sea estéticamente atractiva, tanto Sym como Keeway tienen en sus catálogos opciones muy interesantes.

keeway rkv 125 & sym wolf 125La Wolf y la RKV son motos similares en su filosofía, como utilitarias de aspecto sport, parecidas en cuanto a mecánica, chasis y prestaciones. Por el lado de las diferencias, los espectaculares componentes de parte ciclo de la RKV contra la inyección de la Sym, pero teniendo en cuenta que esa horquilla invertida, los amortiguadores de botella separada y los discos lobulados sólo suponen una ventaja estética, ya que los discos normales y suspensiones “corrientes” de la Sym trabajan tan bien al menos como los de su rival. Sin embargo, a favor de la Wolf, la inyección si consigue una mejora de funcionamiento: un ralentí más estable y unos consumos algo menores: 3,3 Lts a los 100 contra 3,8 Lts de la Keeway.

Pero no todo pinta tan bien para la Sym. Por el lado económico la Keeway propina un buen golpe a su rival: un golpe de 1200 €, que es la diferencia entre los 2.999 € de la Sym Wolf y los 1.799 € que vale la Keeway RKV. ¿Valen 1.200 € esas diferencias? Tú lo tienes que valorar.

Equipamiento DaniRacing:

Casco: LS2 Modular

Protector Cervical: Moveo Brace Dynamic

Chaqueta: Halvarssons Proximo (Cedida por 2TMoto)

Botas: Axo

Equipamiento Putxo:

Casco: LS2 Stealth

Chaqueta: Halvarssons/Lindstrand



Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Mayo 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar