Prueba HONDA SCOOPY SH125

UN ICONO SOCIAL

Recuerdo que mi época de vendedor de motos (en el buen sentido) comenzó allá por el año ’83 y tuve un concesionario oficial propio, muy a principios de los años ’90. Estaba en el pueblo de las Rozas de Madrid, un buen sitio para prosperar en este negocio, pero nuestras ventas se centraban más sobre las motos deportivas de media y alta cilindrada que sobre los ciclomotores o scooter de 125, esta era una cilindrada algo estancada en esos tiempos para nosotros.

  

UN ICONO SOCIAL

Cogí al Scoopy cierta manía, pues mientras nuestros colegas de los concesionarios de Barcelona o Andalucía se “ponían las botas” vendiendo Scoopy’s a patadas, a nosotros nos costaba un triunfo vender uno. Nuestras ventas se centraban el las VFR,

honda scoopy sh125 CBR 1000, Pan Euro, Africa Twin, Transalp y sobre todo CBR 600, nuestra estrella de la marca. Pero Honda quería que vendiéramos Scoopy también en nuestra zona, y prácticamente nos las metían con calzador. Te diría que casi nos obligaban a comprarlas con fuertes presiones, que rozaban el “chantaje”, je, je, je… “si queréis que os mande CBR 600 me tenéis que comprar no se cuantas Scoopy”, nos amenazaba nuestro delegado de ventas, siempre dentro del buen rollito, pero me “forzaba” a comprarlas. Lo que no sabe el tío es que yo, todo un experto del “lloro” le sacaba un precio mejor que ningún otro concesionarios debido a nuestra dificultad para venderlos, y sin que lo supiera se los cambiaba a un concesionario amigo de Andalucía que los vendía fenomenal y sin embargo no vendía nada bien las motos grandes, ¡Que tiempos aquellos!

Pero independientemente de mis particulares “desavenencias” con el Scoopy, sus cifras y la realidad me han demostrado que es unhonda scoopy sh125 auténtico fenómeno social. Cada vez que iba o que voy a Barcelona, “alucino”, está absolutamente plagado de Scoopy, y eso que todas las marcas sin excepción han sacado su “propio Scoopy” con mayor o menor éxito o con mayor o menor semejanza con el original (algunos resultan verdaderos calcos), pero ninguno ha conseguido ni siquiera acercarse a las cifras de ventas del “genuino”.

Creo que entre sus récords se encuentra números como estos: es el vehículo de dos ruedas más matriculado de Europa y lleva dominando el mercado español, en ventas desde hace 20 años ininterrumpidamente. En nuestro país se han vendido más de 164.000 unidades y tener un Scoopy es un signo externo, un auténtico icono que no admite comparación con sus imitadores.

Durante estas casi tres décadas de vida, el Scoopy se ha ido perfeccionando mientras labraba su leyenda, pero sin perder en ningún momento su propia personalidad. Ahora en esta última versión es un scooter de los que denominamos de “rueda alta” todavía más completohonda scoopy sh125 y equilibrado, mejor armado y preparado para seguir siendo un superventas. Además en estos tiempos de crisis, los señores de Honda han ajustado y aquilatado su precio, situándolo ahora en 2.999 euros.

Estéticamente ha sufrido un profundo reestyling que le da una pincelada de aire fresco, adopta unas líneas algo más afiladas pero sin pasarse, una imagen más moderna y detalles de terminación más cuidados. La bandeja para los reposapiés del suelo -continúa siendo plano- tiene 2 centímetros más de espacio para ofrecer más comodidad al conductor, y la distancia del asiento al suelo también se ha reducido en 1 centímetro. El espacio para las piernas es aceptable, incluso para las tallas grandes y la posición del manillar hace adoptar una postura cómoda y segura, con los brazos altos y naturalmente estirados. Protegiendo la instrumentación (bastante completa) lleva una mini-cúpula que le da cierto aire deportivo, no desentona nada y mejora la protección cuando circulamos por vías interurbanas.



MOTOR MEJORADO

Como te comentaba, a lo largo de los años el Scoopy ha ido puliendo detalles y mejorando y como es lógico el motor no ha sido ajeno a ellos. En esta última versión se ha pulido un poco más, se han reducido al mínimo las vibraciones, y su sistema de inyección y refrigeración por agua le otorga un silencio de funcionamiento, una finura y un tacto excelente. Rinde 13,5 CV a 9.000 rpm lo que le confiere unos buenos valores de aceleración (aunque ese no es su fuerte) pero sobre todo tiene un notable poder de recuperación.

honda scoopy sh125En cuanto a otros elementos mecánicos, el bastidor es de tubo de acero muy reforzado tal vez por eso su peso no sea demasiado liviano (136 kg), pero le confiere un aplomo y una estabilidad que son la referencia. En esta última versión de serie viene equipado con el sistema de frenos combinado CBS y dos discos, que funciona de maravilla y le confiere un plus de seguridad extra para todos los conductores, pero de manera especial para los menos expertos. El sistema tiene una pinza delantera Nissin con tres pistones, en la que el del centro funciona cuando se acciona el freno trasero y los otros dos con la maneta delantera como en una moto convencional. Su frenada es supereficaz.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA HONDA SCOOPY SH125?

El mejor precio del seguro a terceros con robo e incendio, en al fecha que hemos realizado la prueba de esta moto, tomando como referencia una mujer de 28 años casada, con mas 5 de antigüedad de carné, que vive en Sevilla, guarda la moto en garaje colectivo y recorre hasta 5.000 kilómetros al año es de 255.71 euros, en Genesis, teniendo Regal el mismo precio, con una calidad, en ambas compañías, en la póliza de 7.28 sobre 10.



PARA TODO

Aunque no me considero un especialista en scooters si los he probado a cientos a lo largo de mi carrera profesional, y por supuesto he probado todas las versiones del Scoopy. En esta he notado una clara mejoría en cuanto a finura, mejor tacto de gas y todavía mejor estabilidad y frenada. Todo ello sin perder sus buenas cualidades en cuanto a agilidad y manejabilidad en ciudad. 

Ha mejorado en todos sus apartados,honda scoopy sh125 sigue siendo un modelo líder que se adapta todos los usuarios y a todos los escenarios. En ciudad no te voy a descubrir nada, se desenvuelve de maravilla y en vías interurbanas esta versión de 125 se queda algo justita en cuanto a potencia y prestaciones puras, pero gracias a sus magnificas cualidades dinámicas, se puede ir con una velocidad punta que llega a casi a los 120 km/h de marcador, que son algo más de 100 km/h reales. El consumo no es demasiado parco, me ha gastado a una media de 4,3 l/100 km, con lo cual la autonomía que no llega a los 200 km.

Ha mejorado la instrumentación, la iluminación, el suelo plano sigue siendo una de sus bazas, lleva una anilla para poder llevar bolsas colgadas. Para mi su único gran hándicap sigue siendo su hueco de debajo del asiento, en el que solo cabe y a duras penas un casco jet, sin visera ni pantalla, aunque tiene dos cavidades pequeñas para las herramientas y la documentación.

Equipamiento Probador:

- Casco: LS2

- Chaqueta: LS2 Ultravent

- Guantes: BRP Gamuza

- Botas: Casual Volare rejilla



A favor

- Su comportamiento intachable.

En contra

- Su escasa capacidad bajo el asiento y el consumo algo elevado.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Julio 2012

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar