Prueba HONDA CROSSRUNNER

CAMBIO DE CUERPO

Es muy probable que el mundo motociclista se mueva a remolque del mundo automovilista, y que las tendencias que en un principio se implantan en los coches, luego se trasladan a las motos. Hay coches de turismo que sin apenas variaciones tiene una pincelada estética de los coches de todo terreno, son los que han bautizado como “crossover”. Esta nueva Honda Crossrunner es la “crossover” de las motos.

  

CAMBIO DE CUERPO

Lo que te quiero decir con esto es que a pesar de lo que su apariencia te pueda transmitir esta Crossrunner no es una trail. Y no lo es porque es una VFR 800 con una posición de conducción más erguida y una carrocería diferente. Por lo tanto no tiene una distancia libre al suelo elevada, sus suspensiones son de carretera y además lleva un tarado más firme que blando y unos neumáticos que a pesar de poner Scorpion Trail con un dibujo bastante profundo, son unas excelentes gomas de carretera. Es posible que pienses que tal vez la Crossrunner no tenga tantas posibilidades de utilización como aparenta, y puede que tengas razón, sin embargo cuando la pruebes descubrirás que esas posibilidades las gana en otros aspectos, porque sin duda te darás cuenta que estas sobre una extraordinaria moto de carretera.



UN POCO DE RECORDATORIO

Ya te hable de esta moto después de asistir a su presentación internacional que fue en Palma de Mallorca y haber recorrido un par de cientos de kilómetros por carreteras mallorquinas a lomos de la Crossrunner. Dije algo así como que promete ser una moto todo uso ejemplar, condescendiente y amable con un gran número de usuarios y capaz de actuar en un montón de escenarios donde puede demostrar sus cualidades; con el toque excitante de su motor V4 y su parte ciclo de moto sport. Al mismo tiempo que comentaba mi interés en esta moto y mis ganas de probarla mucho más a fondo y por mis carreteras habituales. Pues bien ese momento ya ha llegado, pero quiero seguir refrescándote la memoria de como es. 

El motor es el V4 VTEC de la VFR 800 F con 102 CV a 10.000 rpm y como te he dicho también tomarían de este mítico modelo el chasis de doble viga de aluminio con el basculante monobrazo anclado directamente al motor y las suspensiones originales. La horquilla delantera y el amortiguador no los han cambiado, solo los han puesto a punto, y los conmutadores, piñas, cuadro de instrumento,honda crossrunner no son los de la VFR donante pero no me resultan del todo desconocidos.

El motor V4 responde con presteza, los cambios efectuados en su sistema de admisión y escape le dan una curva de potencia más plana, con una respuesta firme y suave al mando del acelerador. Sigue teniendo el cambio de carácter al pasar de 6.000 revoluciones debido a su sistema VTEC de distribución variable, por el que gracias a él recibimos una apreciable inyección de potencia cuando sobrepasamos ese régimen, acompañada por un sugerente e intimidatorio cambio de sonido.

El equipo de frenos igualmente son del modelo donante, dispone del sistema combinado dual CBS con ABS, similar al de la VFR 1200 de última generación, que aporta un funcionamiento sin tacha, no es nada intrusivo cuando no nos hace falta y con los discos de 296 mm los delanteros y 256 mm el trasero, frena de maravilla.



VAMOS A TRATARLA A FONDO

La verdad es que no se muy bien lo que te parecerá a ti, pero a mi estéticamente me gusta un montón y así se lo hice saber a mi amigo Teofilo Plaza, ya sabes, el ingeniero madrileño que trabaja en Honda y es el responsable de diseño de esta criatura. Teo me dijo que cuando empezó a pensar como sería la Crossrunner, fue después de asistir a una demostración de la policía motorizada de Tokio, que utilizan VFR 800 en el cuerpo, pero convenientemente adaptadas a sus necesidades. Además de las sirenas, emisora de radio y otros accesorios típicos de la policía le llamó la atención que llevan montadas un manillar más alto. Teofilo se quedó perplejo viendo la exhibición de los gendarmes y observando con que presteza y rapidez giraban, hacían derrapar la moto o sorteaban conos a toda velocidad. De ahí le partió la idea de construir una moto fácil, con una agilidad endiablada y noble de comportamiento. 

No cabe duda que la Crossrunner quiere ser una moto cómoda y te puedo asegurar que te sientes a gusto sobre ella desde el primer momento. La posición es un poco diferente a la habitual, con manillar elevado pero no demasiado, la espalda recta, el asiento a 81 cm del suelo, a una altura muy prudencial y los estribos un poco atrasados. La parte central de la moto es bastante delgada, da sensación de ligereza, aunque en realidad no lo sea tanto (pesa 239 kg en orden de marcha) y en general tienes la agradable sensación de que la puedes manejar con suma facilidad y mantenerla siempre bajo control.honda crossrunner

Pero lo que realmente distingue a esta moto en marcha es su motor V4, que por cierto no lo hace por su potencia, pues sus poco más de 100 CV no son como para asustar a nadie a estas alturas, pero entusiasma por su funcionamiento. Es un motor dulce, suave, dosificable y con una agradable respuesta desde abajo, con un medio régimen muy bueno y una agradable estirada final. Su sistema VTEC de distribución variable se ha refinado y funciona de modo que solo se abren dos válvulas por cilindro hasta un determinado número de revoluciones para que la velocidad de entrada y salida de los gases del cilindro sea óptimo y el llenado perfecto. Se ponen en funcionamiento las cuatro válvulas solo cuando el motor necesita más caudal de aire para su perfecta respiración, una vez sobrepasadas las 6.000 rpm. Como te decía, ahora esa transición está perfectamente conseguida y solo percibes un seductor cambio en el sonido y una inyección de potencia constante, sin titubeos y perfectamente dosificable.

Por otro lado el comportamiento ciclista de la Crossrunner es tan bueno como me esperaba, aunque a mi forma de ver, le falta un phonda crossrunneroco de sofisticación, teniendo en cuenta el precio que pagas por ella. En Palma de Mallorca todavía no estaba fijado su pvp definitivo, ahora si: 12.469 euros, que me parece un auténtica “pasta” para los tiempos que corren. Sinceramente me esperaba una moto más asequible, que pasara ligeramente de los “diez mil pavos” pero no mucho más.

Además a esta Crossrunner la podemos considerar casi como una moto clásica, en la que muchos de sus componentes están casi totalmente amortizados y no presenta muchas sofisticaciones técnicas que la encarezcan. No es electrónicamente demasiado complicada, no tienes para elegir diferentes configuraciones del motor, ni distintas curvas de potencia, no lleva control de tracción, ni anticaballitos (no le sobra mucha potencia para levantar la rueda si tú no quieres hacerlo y la ayudas un poco), ni hay ordenador de a bordo, ni un cuadro de instrumentos con una información exagerada... No puedo decir que le falta nada, pero tampoco le sobra. En fin me consuela pensar que una vez que la has pagado y te pones a disfrutar de ella se te olvida un poco el precio.

Y ahora dejando de lado el asunto crematístico te voy a contar como va. Su comportamiento en ciudad es verdaderamente divertido, es muy manejable y ratonea de maravilla entre los coches, además su motor es tan agradable de utilizar a bajo y medio régimen que andar en ciudadhonda crossrunner es una delicia. Llegas bien al suelo con los dos pies aunque no seas demasiado alto y necesita muy poco espacio de terreno para girar.

Pero es en carretera donde la Crossrunner muestra de verdad su identidad y pone de manifiesto sus genes. Vuelvo hacer hincapié que no se trata de una trail aunque sus formas te engañen y su comportamiento es mucho más propio de una deportiva. Se encuentra a sus anchas cuando circulamos por trazados de buen firme, ya pueden ser todo lo virado que quieras, es más, cuantas más curva haya, ¡mejor que mejor! Es estable, ágil, intuitiva, precisa, noble en las frenadas y muy divertida de pilotar. Si el asfalto empeora y encontramos baches, la cosa se complica un poco, pues el tarado de las suspensiones es bastante firme y no acepta muy bien los terrenos rizados y los socavones. Ahí es donde echo de menos un poco de sofisticación y por el precio que tenemos que abonar, podía venir de serie con unas suspensiones que tuvieran más ajustes de regulación. Bueno mejor dicho que tuviera algún ajuste, porque en la horquilla delantera no se puede regular nada y en el amortiguador trasero solo la precarga del muelle y el hidráulico en extensión. Pero aún así, las sensaciones que me transmite atacando en cada viraje, me ha gustado mucho.

Como moto de turismo, para viajar también vale y además Honda ha desarrollado un completo equipamiento para convertirla en una excelente Gran Turismo,honda crossrunner aunque también sea a precio de oro. Se puede equipar con un baúl posterior de 31 litros (818 euros) con bolsa interior (71 €) y un par de maletas laterales de 29 litros (1.515 €) con sus correspondientes bolsas interiores (115 €). Podemos instalar una pantalla más alta (177 €), deflectores laterales para protegernos mejor del viento (91 €) y un juego de puños calefactables para el invierno (347 €).

No me quiero extender mucho más y para terminar te diré que personalmente me parece que Honda ha realizado un gran trabajo y que mi amigo Teofilo se ha lucido con el diseño de la Crossrunner, sobre todo teniendo en cuenta las imposiciones industriales con las que contaba. No hay que olvidar que parte casi en su totalidad de un material ya existente que Honda tiene en sus estanterías.

Dinámicamente la Crossrunner combina las prestaciones y comportamiento en carretera de una moto sport, con la comodidad y polivalencia de una moto más al uso y a mi modo de ver el resultado es más que satisfactorio. Es una moto muy divertida con una conducta sin tacha, buena para mucha gente, que te permite disfrutar en tus salidas por la montaña, viajar sin cansancio durante más kilómetros y utilizarla con éxito en ciudad. Con un motor que a pesar de sus años, sigue siendo una referencia en el sector y una estética verdaderamente acertada. 

Equipamiento Probador:

- Casco: BMW System 5

- Chaqueta: Spidy Classic

- Pantalón: Denim Blak

- Guantes: BMW Air Flow 3

- Botas: BMW Air Flow 3



A favor

- Su comportamiento Sport en trazados sinuosos.

En contra

- El precio.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Paloma Soria
Agosto 2011

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar