Prueba HONDA FORZA 250 EX

BLACKWING

La habitual hegemonía de Honda como fábrica líder en la tecnología más avanzada del mundo de las dos ruedas se había puesto en entredicho en los últimos tiempos, sobre todo el mundo del scooter. Desde la aparición de la Suzuki Burgman 650 y la posterior aparición de motos con cambios semiautomáticos que funcionaban perfectamente y que además, en la práctica abrían un nuevo segmento en sí mismas (por ejemplo, la Aprilia Mana 850), exigía una respuesta rápida por parte de la marca del ala dorada.

  

BLACKWING

Así fue. La espectacular y futurista DN 01 incorporaba, sobre una base bastante convencional- chasis tubular doble cuna de acero, motor V2 de la Deauville, amortiguaciones simples, etc.honda forza 250 ex- un diseño digno de la mismísima película “Blade Runner” y el sistema de transmisión semiviscosa y cambio semiautomático absolutamente novedoso, hipertecnológico y que devolvía a Honda al liderazgo de este tipo de “inventos”. También aparecía la nueva versión de la ya conocida Forza que, aunque ya en incorporaba también cambio seleccionable en su anterior versión, se ha estilizado y a cambiado del motor para lograr uno de los escúteres más espectaculares- o posiblemente el más espectacular- del segmento, y además logra combinarse con una elegancia difícil de describir cómo no la veas en vivo.

Si Honda llamó Goldwing a la reina de las motos ruteras y Silverwing a su gran megascooter, a esta Forza la podría haber denominado Blackwing.



ESTÉTICA

Cierto que en cualquier scooter ha de primar la eficacia, la economía, la robustez y la facilidad de manejo y pilotaje sobre cualquier otro parámetro, que para hacer motos espectaculares, llamativas o aparatosas ya están las custom o las súper deportivas. No obstante, lo cierto es que el segmento de la moto urbana por excelencia ha evolucionado tanto en la última década que ya podemos encontrar de todo. Quién iba a imaginar hace 10 años que habría muchos modelos por encima de los 500 cm³, ¡y un 800! Es lógico que cuando un segmento crece tantísimo, la oferta se diversifique y haya marcas que basen sus ventas en los modelos económicos, mientras otras crean modelos “de lujo” incluso en vehículos eminentemente ciudadanos y prácticos como debe ser un escúter. Pues la Forza pertenece, por derecho propio y cómo puedes comprobar nada más ver las fotos, a este último grupo.

Simplemente es espectacularmente elegante, aunque parezcan términos antagónicos. Además, teniendo en cuenta los diseños, digamos, poco ortodoxos que últimamente se están viendo en la gama de Honda (Hornet 600, CBR 1000, Silverwing 125, Transalp 700, etc.), aún se refuerza más el mérito de los diseñadores de este modelo. Recoge gran parte de las tendencias del evolucionadísimo mundo del “scootertuning” japonés donde es normal ver preparaciones espectaculares que parecen sacados de cualquier cómic manga. Desde hace tiempo, allí ya los megascooter se equipaban con cúpulas ahumadas y muy rebajadas de estilo deportivo y se cambiaban los tradicionales manillares cubiertos por otros con torretas muy al estilo de las Street Fighter o las motos de campo. Pues Honda ha juntado todos esos elementos y los ha desarrollado, con la máxima elegancia, en esta 250.



TECNOLOGÍA

Ya incluso antes de montar de en la Forza te das cuenta de que no es una moto normal. Para empezar, si te buscas la llave en el bolsillo, no le encontraras… porque no tiene. En su lugar llevarás un emisor codificado estilo coche que has de presionar un segundo para que parpadee una luz roja (indicador de que estaba bloqueado todo el sistema electrónico) y seguidamente una luz verde (indicador de que ya se ha desbloqueado), tras lo cual podrás girar un conmutador- con un cerco derecho iluminado para qué lo puedas ver en pleno oscuridad- que veras en el lugar que habitualmente ocuparía la cerradura del contacto. 

honda forza 250 ex

Una vez colocado en posición ON puedes presionar el botón de arranque y el evolucionado monocilíndrico de cuatro válvulas y refrigeración líquida cobrará vida ronroneando como un gatito.

El cuadro de mandos consta de dos grandes relojes, velocímetro y tacómetro, más una pantalla digital central con todos los datos útiles que puedas necesitar: hora, consumo total, consumo parcial, kilometraje total más dos parciales, etc. Un poco más abajo, a la izquierda, encuentras dos botones. En uno podrás leer Seat, con el que podrás abrir el cómodo y mullido asiento, forrado con piel sintética de excelente calidad, para encontrarte un gran y bien distribuido hueco que casi se podría denominar maletero. En él caben dos cascos integrales además de otros elementos. Muy bien resuelto el problema de la capacidad de carga, desde luego.

 

honda forza 250 exPero hay más, porque si presionas el otro botón, donde pone Box (caja, en ingles) se abre uno de los dos alojamientos que tiene tras el escudo. En este caso, tiene lógicamente cerradura puesto que sólo se puede abrir con el contacto desbloqueado, y cuenta con unos carriles que le permite desplegarse como si fuera un cajón metálico, y dentro puedes encontrar un botón amarillo que abre la trampilla de acceso al tapón del depósito de gasolina. El otro alojamiento, situado a la izquierda, cuenta con pestillo manual y es más pequeño, perfecto para la cartera, el móvil, etc.

Por otro lado, no olvides que este modelo se denomina EX porque cuenta con un evolucionado y efectivo sistema ABS, además de repartidor de frenada.



EN MARCHA

Cuando pruebas un modelo como éste, que cuenta con varios tipos de cambio y transmisión, al principio te haces un pequeño lío, pero rápidamente le coges el truco porque, como ya sabes, a lo bueno te acostumbras pronto. La combinación de los diferentes tipos de transmisión es muy similar o prácticamente igual al de la DN01 aunque, lógicamente, en este modelo no se cuenta con la cara y muy sofisticada transmisión HFT, sino que se usa el bloqueo electrónico del variador en distintos puntos. Para empezar, en el tacómetro verás dos pequeños pilotos. En una verás una D que indica la directa, es decir, la transmisión automática normal en cualquier escúter. Presionando el botón rojo de la piña izquierda esto cambiará iluminándose el otro piloto, S, que indica modo Sport, que acorta el desarrollo y logra aceleraciones fulgurantes.

honda forza 250 ex

Y si quieres lo más de lo más, puedes cambiar incluso en marcha a modo de cambio manual con un pulsador situado detrás de la piña. En este caso, el cuadro digital pasará a indicarte la relación que el sistema calcula el ideal para el régimen y velocidad que llevas en ese momento- cuenta con siete marchas- y a partir de ahí puedes ir cambiando con el mismo botón rojo para lograr más tracción, aceleración o lo que necesitas. El sistema es realmente efectivo y, como es habitual, cuenta con un modo de seguridad que no te permitirá reducir a una marcha demasiado corta para evitar que el motor se pase de revoluciones.

Aparte de que esto permite divertirse incluso en puertos de montaña donde con otros scooters con transmisión convencional te aburrirías como un hongo, además lograrás salir de situaciones comprometidas gracias a su aceleración y capacidad de respuesta. Sea cual sea el medio en que la utilices, incluso rodando alto de revoluciones, los consumos se mantienen siempre muy por debajo de los 5 l, aparte de que puedes controlarlo gracias al ordenador de a bordo. Nosotros obtuvimos una media de prácticamente 4 l y medio, lo que tiene en cuenta sus prestaciones es una cifra realmente buena.

honda forza 250 exPor otro lado, todo el funcionamiento es refinado y típicamente Honda. Con las típicas holguras cuando “engancha” el variador perfectamente amortiguadas y un funcionamiento y la transmisión absolutamente suaves y progresivas, es una verdadera delicia. Con este gran nivel de acabado general, algo por otro lado obligado por su alto precio, destaca negativamente algunos plásticos de calidad mejorable como pueden ser el de ese cajón corredero del que hablamos antes e incluso la tapa que cubre el tapón de gasolina.

En cuanto a la comodidad, es un escúter bajo pero con una gran manejabilidad y estabilidad a pesar de ser un “rueda pequeña”. Te permite llevar las rodillas dobladas o las piernas estiradas al estilo custom, y con el respaldo integrado en el asiento se le puede calificar de muy confortable. Eso sí, la pantalla recortada, preciosa estéticamente que te permite una visión perfecta y sin distorsiones en ciudad o conducción por carreteras reviradas, además de evitar la habitual presión del viento en las pantallas altas, tiene su lado negativo. Cómo te puedes imaginar estamos hablando de la protección aerodinámica, que a ritmos altos (llega a sobrepasar los 140 km/h de marcador) o, sobre todo, cuando la meteorología te castiga en forma de lluvia, nieve o frío, protege muy poco.

Posiblemente, estemos hablando de uno de los mejores modelos actuales del catálogo de Honda. Lo tiene todo: estilo, tecnología, estabilidad, comodidad… pero todo esto hay que pagarlo. Si aceptas un consejo, y buscas un scooter 250, me pasaría por un concesionario para ver de cerca y probar esta Forza. Es cara, cierto, vale cada euro que cuesta.



A favor

- Diseño elegante y futurista.

- Comodidad.

- Motor.

- Tecnología.

- Cambio automático y secuencial de excelente funcionamiento.

En contra

- Calidad de algunos plásticos.

- Tapón de gasolina de aspecto antiguo e incómodo de manejar.

- Precio alto.

- Protección aerodinámica.

- Que “sólo” sea una 250.

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Miguel Méndez
Abril 2009

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos