Prueba Harley-Davidson SPORTSTER XL 833 L Superlow

ESCALÓN DE ACCESO CON PELDAÑO BAJO

Mi amigo y colega Miguel Ángel asistió a la presentación de la gama Harley Davidson 2011 que encontrarás en esta misma página. En ella hablaba de la Sportster XL 883 L SuperLow y la resaltaba como modelo de entrada a la marca, especialmente dirigido a conductores de talla pequeña e incluso al publico femenino, cada vez más fascinado por este tipo de motocicletas.

  

ESCALÓN DE ACCESO CON PELDAÑO BAJO

En efecto, un asiento situado a tan solo 695 milímetros del suelo y en consecuencia un centro de gravedad muy bajo otorga una gran dosis de confianza a cualquier conductor por “bajito” que este sea.

harley davidson sportster xl 883 l superlowPero este tipo de moto en la factoría de Milwaukee no es una novedad. Recuerdo a una presentación que asistí a finales del siglo pasado, (no, no te asustes, que no hace tanto tiempo, fue en 1998) presentaban la Sportster XLH 883 Hugger, que tenía el asiento todavía más bajito que este, a 687 mm del suelo. Me acuerdo que había un tipo de la fabrica, típico “Harlysta” de los que ha mamado la marca desde pequeño, que me dijo: “Mira amigo, hay muchas motocicletas que tienen aspiraciones ambiciosas por su tamaño y su presencia, pero por otra parte también sabemos que existen muchos motoristas que les resulta mucho más agradable tener los dos pies bien plantados en suelo y el resto del cuerpo también cerca de la tierra. Para ellos es esta Hugger”. En este caso la SuperLow, como aquella Hugger, es una moto bajita, delgada, con el bastidor estrecho y ellos dicen que ligera. En efecto lo es comparada con otras motos de la gama, la SuperLow pesa en vacío unos 250 kg que se convierten en casi 260 con el depósito de 17 litros lleno.

Pero a pesar de su estatura liliputiense, la 883 SuperLow tiene una estilizada figura con un cuerpo muy bonito, y desde luego no tiene complejos estéticos. Además luce con orgullo su origen, Harley Davidson, en los laterales del depósito y el conjunto resulta armonioso, sobre todo con la combinación de colores de la unidad de nuestra prueba.



EL MOTOR DE SIEMPRE

Este 883 no tiene secretos, es el bicilíndrico en V a 45º Evolution refrigerado por aire y distribución con un árbol de levas central, varillas y balancines. Es así desde mucho antes que todos nosotros naciéramos, y se ha ido poniendo al día, más que nada para cumplir con las cada vez más exigentes normas de anticontaminación. De esta forma incorpora en la actualidad un moderno sistema de inyección electrónica que además de hacerla pasar las homologaciones, ahorra combustible y de esta forma es capaz de hacer más de 300 km con un depósito de gasolina (consume 5,5 l/100 de media). 

El motor va sujeto al chasis de doble cuna de acero mediante silemblocks elásticos, que filtran las vibraciones una vez en marcha, pero cuando está al ralentí, parece que le ha dado el “baile de sambito”, lo que dejes encima de la moto se te va al suelo seguro. En marcha el funcionamiento es mas suave, pero si apretamos el motor, a partir de 140 km/h, comienza el “masaje” y empezamos a percibir vibraciones que van “in crescendo” según ganamos velocidad, sobre todo en las estriberas, que se convierten en unas auténticas plataformas vibratorias excelentes para nuestros vasos sanguíneos de pies, tobillos y pantorrillas. Esto forma parte del encanto de esta familia de Harley Davidson, pensadas para llevarlas a velocidades moderadas donde lucen un funcionamiento más suave, aunque siempre con carácter.

harley davidson sportster xl 883 l superlowEl bastidor sigue siendo un doble cuna fabricado en auténtico acero, conseguido gracias a las minas de hierro que abundan en el estado de Wisconsin y el basculante como es lógico es del mismo material. Como dice un eslogan de la marca: “Una Harley Davidson está hecha de hierro, cromo y acero, para durar mucho tiempo, para disfrutarla con tus hijos, y los hijos de tus hijos. Y su magia perdurará generaciones”.

Las suspensiones son de lo más convencional, con una sencilla horquilla delantera que hace bien su trabajo y un par de amortiguadores traseros que proporcionan tan solo 54 milímetros de recorrido, pero en una moto tan baja no puede ser de otra manera. Para detener esta SuperLow lleva un disco en cada eje de 292 mm mordidos por sencillas pinzas de dos pistones que se muestran bastante eficaces para las prestaciones y características de esta moto.



NOS VAMOS A PASEAR

Eso es lo mejor que podemos hacer con esta Sportster 883 SuperLow, pasear tranquilamente con ella y lucir todo el encanto que supone ir sobre una genuina Harley Davidson. Casi todo sigue siendo igual que siempre. Pero esta moto está especialmente indicada para tallas pequeñas. Hasta el punto que si mides más de 1,70 ya no vas cómodo.

Dinámicamente ha mejorado con respecto a versiones anteriores, el motor funciona mas “redondo” gracias a la inyección, el cambio, aunque sigue siendo duro, es más preciso, los neumáticos son mejores y los frenos más eficaces. Además la terminación de esta moto esta muy bien cuidada, con las piñas de los mandos de buena calidad y el tacto de puños y manetas verdaderamente agradables.

En ciudad no se desenvuelve mal, tiene buen ángulo de giro y se maneja con facilidad. Lo único es que hay que acostumbrarse a la posición de las largas estriberas que sobresalen más de lo habitual. Siempre hay que intentar poner el pie en el suelo por detrás de las mismas, para no golpearnos constantemente con los estribos en las pantorrillas.

En autopista va fenomenal y me sorprendió la contundencia del motor para tener solo 53 CV declarados. A 120 km/h la moto va con una suavidad exquisita, pero si la aceleramos a fondo, el motor vibra más y saca su genio, pero sube sin desfallecer hasta unos 180 km/h de marcador, que serán unos buenos 170 km/h reales. No obstante y multas aparte, a esta velocidad aguantamos poco. Por la posición que llevamos el viento nos da una auténtica paliza y además trata de abrirnos totalmente de piernas por lo que tenemos que hacer un duro entrenamiento de abductores.

harley davidson sportster xl 883 l superlowSi dejamos la autopista y nos vamos a pasear por la montaña tendremos que tener bien claro eso, vamos absolutamente de paseo. La frenada y la estabilidad con los nuevos neumáticos han mejorado mucho, pero es tan bajita que los avisadores de las estriberas rozan en el suelo a la mínima y no nos permiten hacer ningún alarde deportivo. Puedes pensar que si desmontas los avisadores para ganar algo de distancia libre al suelo la cosa mejorará, pero solo en parte y puede ser peor. No ganas tanto, en los virajes a izquierdas rozará el estribo y este se pliega, pero en los de derechas lo que roza rápidamente son los escapes y esos no ceden como la estribera y por tanto aumentan sensiblemente el riesgo de una caída.

En definitiva la Harley Davidson 883 Sportster SuperLow es una nueva variación sobre el tema del escalón de acceso a la mítica marca americana, que con pequeñas evoluciones o recursos utilizados y archivados en el tiempo, sigue encandilando a nuevos usuarios. Hay que destacar la mejora de su comportamiento y la buena calidad de sus acabados, envuelto todo ello en una estética inimitable y rematado con un precio final verdaderamente ajustado: por 8.800 euros puedes entrar a formar parte de la leyenda.



A favor

- Es una genuina Harley Davidson la mires por donde la mires.

En contra

- Rozan los avisadores en el suelo con demasiada facilidad.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Paloma Soria
Diciembre 2010

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos