Prueba HARLEY-DAVIDSON ROAD KING CLASSIC 09

MUCHO MEJOR

La Reina de la Carretera. Su nombre lo dice todo, y es que los americanos son los reyes de los nombres impactantes y atractivos, porque no me digas que entre decir “tengo una Road King”, o “me he comprado una Softail” a soltar “Mi HZR es muy bonita” ó ”me voy a dar una vuelta en mi KSXR” no hay una diferencia importante.

 

Los nombres de las Harley dejan bien a las claras ante qué nos encontramos. Si las Sporster con las “sport” de la marca, las Springer las que tienes los dos preciosos muelles bajo el faro en lugar de horquilla convencional, las Road King son las que han dominado las largas cintas de asfalto que recorren Estados Unidos desde hace décadas. Bueno, las de los “States” y las de todo el mundo, porque la fiebre custom se ha extendido por todo el globo más que la porcina.

Como siempre en Harley, la estética es fundamental, y si hablamos de las grandes Big Twin, mantener las líneas retro que parecen no haber cambiado desde los 50 es la pieza clave para ganarse y continuar con su estatus de clásica. En cambio, la técnica es otra cosa. Los tiempos evolucionan, los gobernantes hacen cada vez más severas reglamentaciones anti emisiones por lo que no queda más remedio que, efectivamente, seguir con ese clasicismo inherente al modelo, pero bien entendido. Es decir, continuar con la estética y las bases clásicas, pero aplicando tecnología para que sea cada vez más segura, más efectiva y más “ecológica”.

RETROTECNOLOGÍA

Este es el nombre que le podremos dar a la tecnología aplicada a elementos que deben seguir pareciendo antiguos o clásicos, pero que en realidad deben disponer de la última tecnología para poder seguir siendo válidos el mercado actual. Y de eso, esta Road King sabe mucho.

Comencemos por el motor. Por supuesto, tratándose de todo una gran Touring de Harley Davidson, no podía equipar otro motor que no fuera el actual Big Twin. Con su clásica estructura V2 a 45° y su ya reconocida y casi legendaria estampa con los dos cilindros aleteados, sus bruñidas culatas sobre ellos y la caja de filtro en un lateral, cobra vida con un retumbar registrado por la marca y que supone uno de los máximos alicientes de cualquier usuario de una HD. Sus pistonazos producen unas vibraciones tan evidente es que a simple vista de “palpitar” el motor, algo que tampoco puede perder ninguna Harley para poder seguir siéndolo, sobre los “silent blocks” sobre los que está montado.

En su última evolución, este propulsor se denomina Twin Cam 96, en que la cifra refleja su cubicaje en pulgadas cúbicas, que para que todos los enteremos son equivalentes a 1.584 cm³. O sea, que cuando ruedas con ella estás siendo impulsado por un gigantesco bicilíndrico americano refrigerado por aire que tiene, en cada una de sus pistones, casi el cubicaje de una CBR 600. O de una ZX, o una R6, o de cualquier otra 600 del mercado, vamos. Lo que ocurre es que todo se cubicaje se concentra en un solo cilindro, por lo que uno de sus grandes retos históricos ha sido controlar las vibraciones y lograr una entrega de potencia contundente pero aceptablemente dosificable. Reto conseguido, porque gracias al gran trabajo de mecanización y ajuste conseguido en los últimos años, junto con la evolución de la inyección electrónica y un embrague cada vez más suave y efectivo (aunque sigue teniendo unas manetas anchas y alejadas del puño que necesitan unas manos de cazador de búfalos para poder presionarlas bien) motos gigantescas, aparatosas y pesadas como esta Road King son perfectamente usables y con una entrega de par incluso diríamos que suave. Notas las poderosas palpitaciones-o coces de caballo salvaje, que queda más americano- pero con una buena tracción y con las vibraciones bien controladas, que básicamente nunca llegan a molestar. Como bien sabrás, las custom en general y las Harley en especial son reconocidas más por su entrega de potencia que por los caballos que consigue. Así, esta Harley tiene un par de 13,4 kgm a 3.500 revoluciones y 80 caballos de máxima, que pueden parecer pocos pero que una vez más probados te das cuenta de que son suficientes- es más, diría que perfectos-para una megacustom así, gracias evidentemente a su contundencia en bajos y medios. Además, la verdad es que los consumos se controlan bastante. Con más de 350 kilos en vacío, que en orden de marcha pueden llegar casi a los 380, y su aerodinámica nada aerodinámica- valga la redundancia- junto con su gran pantalla frontal estilo policía de carretera, hace poco tiempo una moto así gastaba más de 10 l con mucha facilidad. Pero de nuevo esa “retro tecnología” de la que hablábamos antes llega en su ayuda, y a un ritmo medio se mantienen entre 7 l y medio y 8.

harley davidson road kingMás tecnología. Para evitar el sobrecalentamiento del motor y sus efectos colaterales-entre otras cosas, que te achicharran los pelos de las piernas- incorpora un sistema que baja automáticamente el ralentí si sube la temperatura en atascos o se mantiene arrancado en parado mucho tiempo, e incluso puede llegar a funcionar en un solo cilindro si es necesario ¡Joder con la clásica!

También tiene un sistema de control de crucero para mantener la velocidad que necesites (siempre que ruedes por encima de la tercera marcha) sin necesidad de estar agarrado al acelerador, y en las últimas generaciones este motor incorpora una sexta velocidad que funciona como un verdadero “over drive” que se te indica mediante un 6 iluminado en el cuadro. Por algo la llaman la reina de la carretera.



EN BUSCA DE LA ESTABILIDAD

Uno de los principales cambios de la familia Touring este año ha sido un cambió en el chasis basculante que evitaba los característicos “flaneos” de este tipo de modelos especialmente en curvones rápidos de autopista. Con el chasis tradicional de acero doble cuna con viga central de sección rectangular, actualmente se ha reducido el número de componentes y soldaduras en un 50%. Esto consigue, entre otras cosas, que el conjunto sea un 67% más rígido que el del año anterior. El subchasis es atornillado y el basculantes más largo y un 60% más rígido que el anterior. También el neumático trasero tiene ahora 180 mm de ancho frente a los 160 anteriores.

harley davidson road kingBueno, todos estos datos técnicos pueden parecer superfluos a lo largo de una custom, pero como digo, se buscaba la estabilidad y este es el camino. Se ha conseguido, puesto que aún recuerdo cómo el verano pasado volvía de una concentración Harley del sur de España con un modelo (lógicamente) 2008, y esas flotaciones en tramos rápidos de autopista eran realmente molestas y evidentes. En cambio, ahora se ha ganado en manejabilidad, pero sobre todo en una estabilidad que antes no podía ni soñar. Y eso que este modelo es el único de toda la familia que mantiene una llanta delantera 16 pulgadas de radios, cuando en todas las demás la medida crecido hasta las 17. Y, como verás en las fotos, equipando los preciosos neumáticos Dunlop Multi-Tread de banda lateral blanca, como en la época de los gángsters.

Los dos amortiguadores traseros tienen unas válvulas superiores que te permiten regular la precarga por un sistema de aire comprimido. El problema es que como tecnología está muy bien, pero al situarse detrás de las maletas y estar las válvulas situadas horizontalmente, el acceso a ellas es realmente complicado.



RONRONEANDO EN LA CARRETERA

La verdad es que enfilar una buena carretera dirección hacia el horizonte, arrancar la Road King y lanzarte a un viaje es lo más fácil que existe. La moto te lo pide, y además despierta ese espíritu rutero que todos tenemos dentro. El alegre ronroneo del motor casi te arrulla a lo largo del viaje, pero además consigue tener una excelente aceleración si lo necesitas. La verdad es que la velocidad media para un viaje ronda los 140 km/h, aunque es capaz de mantener bastante más. Lo que ocurre es que con tanto peso, esas geometrías tan custom y la gran pantalla (regulable en altura, por cierto) que logra una excelente protección, pero a la que el viento empuja con facilidad, hace que si excedes ya no vayas tan relajado. Y aquí está el gran “quid” del espíritu Harley: disfrutar del viaje. 

Lógicamente, con este peso y una longitud entre ejes descomunal de 1625 mm no es ni mucho menos una moto adecuada para usarla a diario. Ahora, eso sí, vas a ser el más relajado y vacilón de toda la ciudad.

harley davidson road kingPor supuesto, ambos asientos logran una comodidad envidiable con grandes plataformas para apoyar los pies tanto el piloto como el pasajero. Las alforjas que equipa de serie son clásicas, bonitas y se integra perfectamente en el perfil de las Touring (digo esto porque son las mismas en todos los modelos), pero la verdad es que funcionalmente son mejorables. Primero es que no se pueden desmontar con facilidad, lo que te obliga a sacar el equipaje o lo que tengas dentro al llegar tu destino, entre otras cosas también porque nos encontramos otro de los detalles a revisar: el cierre es por hebillas (aunque tiene un mucho más cómodo sistema de macho y hembra camuflado debajo) pero no hay cerradura ni nada parecido. Por último, la bocana es el larga, estrecha y rígida, por lo que muchos elementos habituales del motorista (el más habitual, el casco) no te caben dentro. Vamos, qué bonitas son un montón, pero prácticas… la verdad es que no. Bueno, claro que una de las grandes ventajas de Harley Davidson es que tienen unos catálogos de complementos más amplios que la guía telefónica, donde puedes encontrar unas maletas que te hagan juego hasta con el color de tus ojos, con hebillas, remaches o lo que tú quieras, ¡y que además tengan cerradura!.

Como algo valioso que es, también incorpora una excelente medida de seguridad fácil de usar. Como en toda la Harley, la llave sólo sirve para desbloquear un conmutador central (después te la puedes guardar en un bolsillo) que colocándolo en la posición “off” ya te permite arrancar la moto presionando el botón. Por otro lado, el mismo llavero que te dan en el concesionario junto con la llave no es sólo decorativo, sino un bloqueador del sistema electrónico que cuando te alejas de la moto evita que sea arrancada y además activa la alarma si alguien la mueve.

harley davidson road king

Y eso de que alguien la mueva no es un suponer, porque el atractivo que toda Harley despierta- pero mucho más estas grandes, clásicas y llamativas Touring- hace que se forme un corrillo de curiosos espectadores a su alrededor en cuanto a la aparcas en algún sitio, o que las envidiosas miradas de los automovilistas estudien hasta su última curva al pararte en un semáforo. Siempre he admirado la capacidad de la marca americana de lograr modelos tan atractivos e impresionantes en el siglo XXI con motos que datan de mediados del siglo pasado, pero lo consiguen y muy bien. De hecho, tan bien que cada año es mejor que la anterior como demuestra el excelente comportamiento y la mejoradísima estabilidad de esta Road King Classic. Puede ser un amante de las motos “racing”, de las naked deportivas o incluso de las trail, pero siempre sentirás un impulso especial que hará brillar tus ojos cuando veas un gran bicilíndrico de Milwaukee montado dentro de una Harley Davidson.

Porque… ¿tú conoces a alguien que no le hubiese gustado alguna vez en su vida poder viajar una Harley Davidson?

Yo tampoco.



A favor

- Es una Harley Davidson

- Estabilidad muy mejorada

- Motor carismático, y además eficaz

- Comodidad

- Diseño impresionante y atractivo

En contra

- Alforjas traseras poco útiles

- Peso

- Manejabilidad a baja velocidad

- Necesita experiencia en motos grandes

- No apta para tímidos y amantes de la discreción

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Miguel Méndez
Junio 2009

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar