Prueba DUCATI STREETFIGHTER 848

STREETFIGHTER 848: UN ESCALÓN POR CUMPLIR

Ducati dejó de fabricar sus Monster más caras y sofisticadas, las propulsadas por motores multiválvulas de «agua», poco antes de la puesta en escena de la primera Streetfighter de 1.099 cc. Esto fue a principios de 2009 y desde entonces solo existen Monster con bicilíndricos refrigerados por aire con dos válvulas en cada culata. Está claro que Ducati tenia un hueco en su gama que debía rellenar. Las Monster de mediana cilindrada son motos de éxito, con cifras de ventas saneadas y se encuentran en la base de pirámide de la marca de Bolonia. Sus motores sencillos les permiten un precio asequible y facilidad de conducción, pero está claro que necesitaban una naked de media cilindrada más sofisticada y exclusiva.

  

UN ESCALÓN POR CUBRIR

Por otra parte este nuevo producto debería de cubrir un hueco más amplio y competir directamente con las maxinaked de la competencia existente en el mercado. Por prestaciones, la Monster 1100 se quedaba un tanto descolgada con respecto a sus rivales directas y

ducati streetfighter 848 por precio la Streetfighter 1100 S con sus más de 20.000 euros, se distanciaba más de lo deseado.

Dice un viejo dicho italiano “busca en las estanterías de tú almacén y algo encontrarás” (y si algún picajoso dice que no es italiano… pues lo digo yo, je, je, je…) y así lo hicieron, revolviendo entre las estanterías encontraron una solución que ya les había funcionado antes. Utilizando por una parte la estética de su Streetfighter 1100 y por otra el bastidor y motor de la deportiva EVO 848, por supuesto todo convenientemente adaptado y fusionado para su nueva utilización.

El resultado no ha fallado, la Streetfighter 848 es una moto moderna, bien hecha, muy capacitada y con carácter. Está en un escalón superior a las Monster, pero es más accesible y civilizada que su hermana mayor. Y cuando digo accesible no me refiero solo a su precio, sino a su manera de utilizarla y su facilidad de conducción, Ducati ha intentado que la STF 848 se muestre más agradable y civilizada que su hermana de saga. Su precio es más ajustado, aunque con casi 14.000 euros no podemos considerarla una moto “barata” precisamente.

ducati streetfighter 848En su fase de desarrollo han tratado de rebajar costes de producción montando componentes algo más bajos en la gama de calidad. No obstante, no creo que nadie se sienta decepcionado con la calidad de los mismos, la horquilla delantera es una Marzocchi totalmente regulable en todos sus parámetros, el amortiguador trasero es Sachs también multirregulable y monta elementos radiales Brembo en su equipo de frenos.

El bastidor, como te decía en el párrafo anterior, se deriva del EVO 848, es un multitubular de acero, como casi es tradicional en la marca, y en este caso se han suavizado un poco sus cotas. Utiliza el mismo lanzamiento que la deportiva -24,5º- pero el avance se ha aumentado hasta los 103 mm con el fin de proporcionar una pisada más firme y transmitir mayor confianza al piloto en el tren delantero. En la parte trasera encontramos un precioso basculante monobrazo de aluminio fundido similar al de la EVO 848, pero es 35 mm más largo, lo que eleva su distancia entre ejes a 1.475 mm. Con ello han tratado de asegurar un comportamiento más noble en las aceleraciones al abrir el gas a fondo entre curva y curva, a la vez que mas aplomo y estabilidad en línea recta.

En cuanto al motorducati streetfighter 848 recortan 10 CV con respecto al EVO 848 (142 CV) y declaran 132 CV a 10.000 rpm. Particularmente (y después de pasar la moto por el banco de potencia) me parecen algo optimistas, realmente disponemos de unos buenos y consistentes 120 CV. Potencia que proporciona buenas prestaciones y lo mejor de todo es la forma de darlos ya que resultan dóciles y fáciles de aprovechar. Además viene provisto de su flamante tecnología “de carreras” con el control de tracción desarrollado por Ducati que dispone de ocho niveles de actuación, siendo el 1 el menos intrusivo y el 8 donde más interviene. La realidad es que todo ello hace que el motor de esta STF sea una delicia, tiene un amplio abanico de utilización, transmite confianza y no asusta a la hora de aplicarnos con ganas sobre el acelerador.

El embrague es en baño de aceite, que aunque va en contra de las ideas de los más puristas seguidores de Ducati (un embrague en seco roba algo menos de potencia pero es mucho más brusco y ruidoso) su funcionamiento es delicioso y va unido a un cambio de marchas de seis relaciones rápido y preciso. Para recalcar su carácter deportivo echo de menos un sistema quick shift para poder subir de marcha sin tocar el embrague ni cortar gas, eso sería la guinda del pastel (se puede pedir en opción).



¡ACCIÓN!

Al ponerte a los mandos de la Streetfighter 848 te encuentras con un manillar un poco más alto que el de la 1100, pero su posición de conducción sigue las mismas pautas. El asiento está prácticamente a la misma altura que la pletina superior de la dirección por lo que el peso de nuestro cuerpo se carga sobre los brazos y a la vez sobre el tren delantero. Las formas del manillar recuerdan a las de unos semimanillares y tanto el faro, como la instrumentación van muy bajos con respecto a lo que podemos considerar como “su sitio habitual”. Esto hace que nos sintamos como “demasiado expuestos al aire” con el torso elevado y adelantado. En resumen, la postura como primera impresión me parece un poco rara, pero luego te acostumbras poco a poco y al final me resultó muy apropiada para atacar con decisión en los virajes. 

Circulando por ciudad lo llevas todo controlado, vas alto y casi miras por encima de los coches, no tiene mucho radio de giro, pero el suficiente para no moverse mal entre los coches. Luego el buen funcionamiento del motor y todos los mandos ayudan a que circular entre edificios taxis y autobuses, sin ser su hábitat natural, no sea en absoluto desagradable.

Dejamos los atascosducati streetfighter 848 atrás y salimos a carretera. Si es posible, lo mejor es evitar las vías rápidas, o circular siempre manteniéndose dentro de los límites de la legalidad. A 120 km/h nos llega mucho aire, pero lo podemos aguantar sin problemas. Otro cantar es estrujar a fondo el puño de gas, que si te aplicas, esta STF 848 corre de verdad, superando con aplomo los 230 km/h de marcador. Lo bueno para tus puntos de carné y para tu cartera es que a esa velocidad solo podrás resistir unos cuantos segundos.

Pero en fin dejémonos de rodeos y vayamos a donde nos interesa, carreteras nacionales con virajes de todo tipo, rápidos, lentos, enlazados… y trazados tortuosos de montaña, con puertos, subidas, “garrotes” y bajadas. Ahí es donde encontramos su lugar preferido, donde me divertí a placer y donde pude sacar la esencia deportiva de esta moto. Tanto es así, que aunque no pude probarla, creo que también se defendería muy bien en circuito, sobre todo si es de los lentos y retorcidos, tipo Guadix, Cartagena, Albacete o Calafat.

El neumático delantero pisa con seguridad en apoyos fuertes y además me transmite mucha información. Tal vez a la hora de mantener velocidades altas con rápidos cambios de dirección el tren anterior lo siento algo excitado, pero la verdad es que esta moto está pensada para funcionar bien entrando en curvas con decisión y trazarlas con rapidez y por el sitio. En cuanto a la inclinación no hay problemas, contamos con una buena distancia libre al suelo y su tacto que debido a sus geometrías al principio lo siento un poco raro, luego me da confianza.

ducati streetfighter 848Por otra parte siento a la Streetfighter 848 ligera entre mis piernas (no llega a los 200 kg con gasolina). Se mueve de un lado a otro con agilidad dentro de las curvas enlazadas y noto las suspensiones con unos tarados muy equilibrados. Al principio tienen un tacto suave, en el primer tramo de recorrido, muy adecuadas para practicar una conducción sosegada, incluso mantener un buen ritmo en tramos en mal estado; me resulta sorprendentemente cómoda. Pero luego se van endureciendo progresivamente a medida que apretamos el ritmo. Su comportamiento es muy neutro sin oscilaciones que la descompongan entre aceleraciones y frenadas. Se siente compacta, rígida y noble, con una frenada directa y dosificable al mismo tiempo.

En cuanto al motor, como te he dicho, no intimida a nadie que tenga cierta experiencia en motos deportivas de alta cilindrada, pero responde con rapidez y finura, sobre todo en las cuatro primeras relaciones, apenas superadas las tres mil vueltas responde con energía. Luego en quinta y sexta, con desarrollos un poco largos, exige un régimen mayor si queremos acelerar con brío. El cambio es preciso y rápido, tal vez un poco duro y como también te he dicho echo de menos un sistema de cambio semiautomático para que la conducción decididamente deportiva sea todavía más excitante.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA DUCATI STREETFIGHTER 848?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar una Ducati Streetfighter 848, hemos tomado como referencia un varón de 34 años casado, con 15 años de antigüedad de carné, que vive en Soria, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 4.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliado con robo e incendio, es Regal Seguros con un precio de 298.99 € y con una calidad en la póliza de 7.31.



CONCLUSIONES

Como colofón te diré que los responsables del desarrollo de este proyecto tenían como objetivo construir una moto divertida, efectiva en conducción deportiva, irresistiblemente atractiva y al mismo tiempo que tuviera una faceta de practicidad para poder utilizarla todos los días. En mi humilde opinión creo que lo han logrado, con un equilibrio muy completo que cumple perfectamente con el lado deportivo y el civilizado. Tal vez el precio todavía se les ha ido un poco de las manos, como usuario me gustaría pagar una factura inferior, pero si analizas bien lo que ofrece, con su control de tracción, su técnica depurada y la exclusividad de una marca como Ducati, seguramente consideraras que bien pagas lo que vale.

Equipamiento Probador:

- Casco: Shoei XR 1100

- Chaqueta: RS Taichi

- Pantalón: BMW Denim

- Guantes: BMW Atlantis

- Botas: BMW Road

- Pantalón: Arpem.com



A favor

- Su conseguido equilibrio entre deportiva y civilizada.

En contra

- Vibra un poco, como siempre lo hace un V2 a 90º Ducati

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Diciembre 2012

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar