Prueba DERBI SONAR 125

ME SUENA EL SONAR...

Sí. Me suena el Sonar. Y no es que yo sea un submarino ni nada parecido. Más bien es que a este Derbi Sonar le tengo ya visto en algún sitio. Y si tu “estás puesto” en esto de los scooters seguro que también te suena el Sonar.

  

ME SUENA EL SONAR...

Y es normal que sea así, ya que este Derbi Sonar es un Piaggio Liberty S “disfrazado” de Derbi, algo que dentro del grupo Piaggio se está convirtiendo en habitual. No hace mucho probamos aquí la Derbi Rambla, derivada muy cercana de la Aprilia Sportcity, y si te pones a mirar entre otras motos del grupo, verás similitudes tan cercanas como las Derbi GPR 50 y Aprilia RS 50 o, dentro de no mucho, las GPR 125 4T y la próxima Aprilia RS 125 4T. Sin embargo, y a diferencia de estos anteriores, el Piaggio Liberty S ha desaparecido del catálogo del fabricante transalpino, sustituido por este Derbi.

 

derbi sonar 125 4tEl Derbi Sonar es un rueda alta de motor de aire y de precio contenido, muy enfocado al uso diario en ciudad, con buen tacto, conducción agradable y muy ágil. Decorado de forma juvenil y deportiva, las diferencias con el Piaggio Liberty del que deriva son tan mínimas que se reducen al nombre, la decoración y a algunos detalles del cuadro. A poco que te fijes observarás cómo la “D” de su frontal está embutida dentro del hexágono que sirve de base para el símbolo de Piaggio (hexagonal, claro) o cómo los puños del Derbi conservan también ese logo Piaggio. Se enfrentará en el mercado a scooters tan prácticos, económicos y efectivos como el Peugeot Tweet (del que encontrarás la prueba en esta misma web) o el fantástico ( y barato) Kymco Agility City. No lo tiene fácil, por tanto, este Derbi.

 

Llegar a esta lucha comercial avalado por su marca, Derbi, y con un padrino como el Piaggio Liberty suponen una garantía, aunque, aparte de esto, su mejor opción para sobrevivir en el mercado es su “look” sport. Disponible en colores blanco (el que ves en nuestras fotos) o negro, ambos llevan esa franja naranja, el deflector delantero que hace de mini-cúpula y las llantas en negro. Otro detalle que acrecienta ese look deportivo es el cosido en rojo de los bordes del asiento. Por el lado de lo práctico cabe destacar el suelo plano, un pequeño portabultos trasero donde montar un cofre, una amplia guantera delantera que se abre desde la misma llave de contacto y un hueco bajo el asiento excesivamente pequeño incluso para un casco jet. No aprueba, ya que a estas alturas no poder dejar el casco debajo del asiento no es aceptable en ningún scooter.

 

Tampoco nos ha gustado que no tenga pata de cabra: sólo puedes aparcarla subiéndola al caballete central, algo que en un scooter que tiene que ser ágil y rápido en el día a día complica la maniobra de aparcar. Y no es que sea difícil subirla, es que a lo largo de una mañana de “recados” por tu ciudad, a la tercera o cuata vez que te toca subirla, echarás de menos esa pata de cabra lateral, comodísima cuando se trata de aparcar unos minutos, que llevan otros scooters. Por último, en el capítulo de lo negativo, si te fijas en las fotos verás que sólo hay un espejo: no, no hemos roto el otro ni se nos ha olvidado ponerlo.¡Es que no lo trae!. Sin embargo, si trae el feo agujero que sirve de soporte cuando lo compres aparte. Un detalle un poco “cutre”, la verdad.

 

derbi sonar 125 4tEl cuadro es bastante simple, de diseño agradable y eminentemente práctico. Los mandos, los típicos en Piaggio, de buena factura, cómodos de usar y muy a mano. El asiento, grande y cómodo, parece un poco duro cuando estás mucho tiempo encima, pero no es una moto con la que vayas a hacer viajes de horas. Es fácil subirse y encontrar la posición rápidamente, algo mucho más importante en este tipo de vehículo.

 

En el capítulo de la mecánica, monta el motor Leader de aire y carburador, toda una garantía de fiabilidad. Para este motor se declaran 10,6CV y un par de 9,6NM a 7.250rpm, lo que no está mal en un scooter utilitario. De hecho, para los 99Kgs declarados son suficientes para unas prestaciones aceptables. está construido alrededor de un chasis de tubo de acero, con suspensiones básicas pero con regulación de precarga en los amortiguadores traseros. Los frenos están constituidos por un disco delantero y un tambor trasero. Una parte ciclo, como ves, sin grandes “inventos”, pero que consigue un comportamiento bueno, muy digno y noble. Las suspensiones realizan su función, agarran al Sonar al suelo sin que pegues botes y se detiene bien cuando tiras de los frenos, aunque es aconsejable utilizar los dos al tiempo y, por supuesto, llevar el trasero bien regulado y suficientemente tenso. Es el peaje a pagar por utilizar un tambor, aunque a tu favor está la economía de este sistema: duran bastante más las zapatas de un tambor que las pastillas del disco y son más baratas.



¿CÓMO VA?

Lo primero que tienes que tener en cuenta con el Sonar es que su “afán” deportivo empieza y termina en el mismo sitio: en su aspecto. No es un scooter sport, sólo es un scooter urbano, ágil y práctico “disfrazado” de deportivo. No se ha buscado unas aceleraciones espectaculares ni un paso por curva de moto de GP, si no un scooter que, bajo una apariencia moderna y juvenil, sea capaz de llevarte y traerte por la ciudad de forma cómoda, económica y rápida. Y en esto el Sonar es una buena opción.

Es un scooter de poco tamaño, ágil y suave de funcionamiento. Arranca bien, sin problemas, aunque en frío tiene cierta tendencia a calarse si no esperas a que se caliente un poco manteniendo abierto el acelerador, algo ya típico en los motores Leader. Una vez en marcha sale bien, acelera lo suficiente y no se aprecian vibraciones ni ruidos. El manillar está en buena posición y bien calculado. No es demasiado ancho, para que no reste agilidad entre los coches ni tan estrecho que dificulte el control del scooter. Los primeros metros son, en resumen, agradables y el Sonar cumple con lo que promete.

derbi sonar 125 4t

Lo suyo es la ciudad, claramente. Ahí se mueve sin dificultad valiéndose de su tamaño contenido, su motor suave y su agilidad. Las suspensiones, en conjunción con las ruedas de 16” (delantera) y 14” (trasera), se “tragan” bien los baches y al tiempo transmiten al conductor el estado del asfalto. Sólo forzando en las curvas aparece cierta desconfianza: los neumáticos estrechos no están hechos para una conducción muy “al ataque”. Los frenos son perfectamente capaces de detener al Sonar en el tiempo necesario. El tacto también es bueno, aunque el delantero es un poco “flojo” y el trasero, de tambor, tiene cierta tendencia a bloquear si frenas fuerte sólo con él. Frenando con los dos, el tambor trasero ayuda al delantero, mientras que al desplazar peso hacia delante no se bloquea de atrás. Así es como obtienes la mejor frenada.

 

En carretera es un scooter muy aceptable. Es posible ver los 120Km/h en el marcador, suficiente para que los coches no te pasen pegándote un susto. Es estable y no tiene problemas derivados de la velocidad, aunque si que aparecen vibraciones en el suelo, que no llegan a ser molestas, pero que denotan que vas forzando el motor. Por tanto, aunque no es su escenario favorito, el Derbi es capaz perfectamente de salir de cuando en cuando a la carretera y desplazarse así también por fuera de la ciudad.



A favor

- Un scooter ágil, con la garantía de Derbi y Piaggio y un motor súper probado

En contra

- Acabados mejorables, como la falta de espejo o de pata lateral

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Julio 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar