Comparativa DERBI TERRA 125 Adventure & YAMAHA WR 125 R

DISTINTOS CAMINOS

Parece que desde que se pueden conducir motos de 125cc con el carnet B, lo que más éxito tiene son los scooters y las 125 Custom. Sin embargo hay motos tan interesantes o más que esas para un uso diario: las trail de última generación, en la cilindrada de 125cc.

  

DISTINTOS CAMINOS

La utilidad del scooter es indiscutible, por supuesto. La de las custom, bueno, vale. Con alforjas y algún complemento son también útiles, pero de hecho la gente las compra por que son bajitas y piensan que son más manejables, cosa que es cierta aunque menos de lo que se suele creer, por que son también largas, pesadas y lentas. Las deportivas, está claro, no suelen ser cómodas y no es fácil aumentar su escasa o nula capacidad de carga sin recurrir a una mochila o bolsa sobre depósito con la que tendrás que cargar cada vez que te bajes de la moto. Y las trail, hasta hace poco “cincuentillas” con chasis reforzado y motores de aire de apenas 10Cv, con poca “marcha” y bastante peso.

derbi terra 125 adventure & yamaha wr 125 rPero eso cambió con la presentación de las nuevas 125 de motores “modernos”. Hace ya algún tiempo Yamaha presentó su YZF 125R, una deportiva con motor Minarelli (proveedor habitual de la marca y propiedad suya) de seis marchas, refrigerada por agua, culata multiválvulas y 15Cv declarados. En el tope de lo legal para carnet B y A1. Nada que ver, por supuesto con los anticuados motores de aire, de dos válvulas y cinco marchas que se solían emplear antes, y que todavía se montan en muchas motos más básicas. Un tiempo después de esta YZF 125R, este motor se montó en un moto off road y nació así la WR 125R, una de nuestras protagonistas.

Derbi no tardó mucho en imitar a Yamaha. Desde su “central” italiana (recuerda que Derbi pertenece al grupo Piaggio) les llegó un nuevo motor, muy similar en su concepción y tecnología al Yamaha y con el se construyó una GPR 125 4T y también una “colección” entera de motos off road: Mulhacén 125, DRD 125R, DRD 125SM y Terra, en versión normal y Adventure. De la que hablaremos aquí.

derbi terra 125 adventure & yamaha wr 125 rLas dos son similares en cuanto a sus mecánicas, motores de última generación, como te digo. Son parecidas en su planteamiento, motos polivalentes con una interesante faceta off road pero sin perder de vista su necesaria polivalencia y su uso diario, en ciudad o pequeños desplazamientos por carretera. Ambas basan su imagen en motos más grandes: si la WR toma estética y nombre de sus hermanas mayores de enduro, la Terra Adventure no sólo se deja influir en sus líneas por las grandes trail europeas, si no que también coge su apellido de ellas, la BMW R 1200GS y KTM 990 Adventure. De hecho, al igual que ocurre con la BMW hay versiones normal y Adventure, siendo esta segunda, en ambos casos, la versión más preparada para el uso fuera del asfalto.

No son estas dos las únicas trail que apuran el límite legal de 15cv. También está la Honda Varadero, una sofisticada trail con motor V2 con la que, por desgracia, no hemos podido contar para esta comparativa. Pero también es cierto que su peso y volumen, asi como su carrocería casi de “GT” hacen de ella una moto menos campera que estas trail monocilíndricas.



MOTOR

No hay muchos más motores, hoy por hoy, como estos. Como te decía más arriba, las marcas tras la convalidación de los carnet A1 y B que permitía conducir motos de 125cc con el carnet de coche se volcaron, fundamentalmente, en desarrollar sccoters, el vehículo con más éxito entre este público. Para los modelos de marchas se conformaron, en un principio con los motores básicos refrigerados por aire y de dos válvulas, motores en general económicos de construir y mantener, resistentes y fiables, pero de escasas prestaciones. Motores de alrededor de 10Cv que no alcanzaban los 15Cv que la ley marcó como límite de potencia para el carnet B y A1.

Fue Daelim la primera en “lanzarse” a la piscina con un motor de agua e inyección, con cambio de cinco velocidades, para el que si se declaraban esos 15Cv. Se montó (y nse sigue montando) en una sport-turismo, la Roadwin R, de carretera y hasta la fecha no se ha extrapolado a otros modelos. Tras Daelim, Yamaha presentó su YZF 125R y poco después el grupo Piaggio enseñó su motor en una Mulhacén 125. Ambas marcas querían tener un motor tecnológicamente moderno para sus gamas y ambas tenían en sus catalogos motores automáticos (de scooter) que entregaban sin problemas esos 15Cv perseguidos. Por eso, en los dos casos, se parte de los grupos termodinámicos (cilindro, pistón, etc) de los scooters para desarrollar estos motores. Yamaha lo encargó a su “filial” de motores, Minarelli, que ya se encargaba de los motores X Max y el resultado ha sido magnifico. Un motor de cuatro válvulas, con un sólo árbol de levas en cabeza y alimentado por inyección electrónica. Piaggio, por su parte tomó de su motor Leader cilindro y pistón, se modificó la culata SOHC y se diseñó una de doble árbol para el motor de marchas. El cárter y la caja de cambios tiene “semejanzas” con el motor de 50cc de 2T, aunque lógicamente, del 50 de 2t a un 125cc de 4T la “distancia” es considerable. No se montó inyección electrónica en este motor, aunque los 15Cv también están ahí.

derbi terra 125 adventure & yamaha wr 125 rLo cierto es que el resultado, aunque en potencia y prestaciones es similar, no lo es en el resto y este apartado de la comparativa tiene un claro ganador: Minarelli. O lo que es lo mismo, Yamaha. El motor de la WR, con inyección arranca en cuanto tocas el botón, sin fallos. Es suave, sin vibraciones, suena como una 4T, empuja en toda la gama de revoluciones y sube de vueltas de forma progresiva y constante. El cambio, bien estudiado en sus relaciones, engrana las marchas suavemente. No hay baches de potencia ni malos modos ni siquiera cuando te metes en la zona más alta de revoluciones.

La Derbi es algo más tosca, en este sentido. Hay más ruidos mecánicos que suben del cárter, le cuesta algo más arrancar en frío y tiene cierta tendencia (heredada del motor Leader) a calarse cuando no está a temperatura de funcionamiento. El cambio no es tan preciso como en la Yamaha y a veces cuesta encontrar el punto muerto. El escalonamiento también es algo raro, bien separadas las cuatro primeras marchas, luego una 5ª “pegada” a la cuarta (apenas baja de vueltas cuando metes la quinta) y una sexta larga. De carácter es bastante más “latino” y si la WR empuja desde las primeras revoluciones, la Terra tiene que subir bastante más de vueltas para salir de los semáforos con alegría y entrega la potencia a más vueltas. En resumen, es un motor con buena potencia arriba, pero algo falto de bajos. Sin embargo, una vez lanzados, la Derbi es capaz de correr algo más y tiene, cuando vas fuerte, un poco más de capacidad de sobrerrégimen.

Motor: 1ª Yamaha, 2ª Derbi



PARTE CICLO

Es la parte ciclo la que define estas motos como trail. En el caso de la Derbi, está claro, no sólo por que tiene una línea de carrocería claramente trail si no que además tiene una hermana de gama, la DRD 125R, con la que comparte motor y parte del chasis y que está mucho más “especializada” en el off road. 

derbi terra 125 adventure & yamaha wr 125 rLa Yamaha puede ser más dudoso. Desde luego toma el nombre de una exitosa saga de motos de enduro puro, las WR y además su imagen también se inspira en las azules enduro de Yamaha. Sin embargo, su parte ciclo, mucho más sencilla y pesada que en las “verdaderas” WR y el empleo de ruedas mixtas la definen como una verdadera trail de uso polivalente.
Las dos motos tienen chasis de acero, el de la Derbi perimetral y el de la WR tubular con doble cuna. En el capítulo de suspensiones ambas recurren a una horquilla convencional, bastante más larga en la WR (240mm contra 195mm) y a un monoamortiguador trasero que en el caso de la Yamaha es progresivo gracias a un sistema de bieletas, mientras que en la Derbi es de anclaje directo. Al igual que en el caso del tren delantero, la Yamaha tiene bastante más recorrido, 230mm y 170mm la Derbi. Con los frenos se invierte esta situación y es la Derbi la que con un disco delantero de 300m gana a la Yamaha y sus 240mm. Las ruedas son de 21” delante en ambas, 17” la trasera de la Derbi (con un gordo neumático de 130) y 18” la WR, con cubiertas trail Pirelli Sirac en Yamaha y unas Vee Rubber en la Derbi. Punto para Yamaha.

Pero en el fondo todas estas medidas se deben interpretar de la misma forma: tanto la Yamaha como la Derbi recurren a algunos elementos sobre dimensionados sólo para “aparentar”: Ni con la WR podrás ir a tal ritmo por el campo que necesites esas suspensiones ni con la Derbi podrás llegar tan rápido a las curvas como para necesitar un “long play” de 300mm. Y en cualquier caso, las dos cometen el mismo error: un excesivo peso. 133 Kgs declarados en la Yamaha en orden de marcha y 121 en seco en la Derbi (que en marcha serán incluso alguno más que en la WR) son demasiados en cualquier moto de campo con pretensiones algo más “deportivas” que el simple paseo, y más si los motores no pasan de los 15CV. Ten en cuenta que una WR 450 de enduro pesa 10 kilos menos que esta 125 (123,3Kgs declarados en orden de marcha) y la “triplica” en potencia.

Por tanto, no hay una ganadora “clara” en este apartado. Las dos pesan de más por su intención de parecer motos más grandes de lo que son, por lo que todos los componentes de la parte ciclo son más que suficientes. Quizá, y sólo por deshacer el empate, la Yamaha, con su suspensión más larga y con bieletas, sumado a unos mejores neumáticos de serie merezca aquí otro primer puesto.

Parte ciclo: 1ª Yamaha, 2ª Derbi



EQUIPAMIENTO

La Derbi parte con una ventaja en este aspecto: imita en sus formas a las grandes trail y estas son motos mejor equipadas que las enduro de competición a las que la WR quiere parecerse. Por tanto, tiene una parrilla trasera en la que anclar un top case, viene con una gran pantalla de protección por delante del manillar y su cuadro de mandos es más completo (sin ser tampoco “lo más”) que el escueto velocímetro digital de la WR, tomado de las enduro. Bajo el asiento de la Derbi, que se abre mediante la llave desde un lateral hay un pequeño hueco para herramientas y documentos, mientras que en la WR hay sólo una pequeña caja de herramientas en al que no cabe nada más en un lado de la triangulación trasera del chasis y su asiento no se abre. Ambas recurren a pata de cabra lateral con desconexión del motor. 

Sobre ellas, las dos motos son cómodas. Asientos mullidos y con formas cómodas, los mandos en su sitio, todo a mano y de funcionamiento correcto, palancas, manillar y demás bien estudiados en cuanto a sus formas y posición. Sin embargo, en este aspecto y como te adelantaba, la ganadora es, por mucho, la Derbi.

Equipamiento: 1º DerbiYamaha



USO Y COMPORTAMIENTO: CONCLUSIÓN

Es en este capítulo de la comparativa donde puede haber un mayor dilema a la hora de dar a una de las dos motos por vencedora. Lógicamente en el comportamiento de una moto influye mucho cómo la uses y tus circunstancias. No es lo mismo no sacar nunca la moto de la ciudad que sólo utilizarla en el campo, o si mides 1,60, como yo, la diferencia de altura de asiento entre ambas hará que una te resulte más cómoda que la otra. Pero lo que si que es cierto es que cada una de las dos contendientes tiene cosas objetivamente buenas y otras no tan buenas. 

derbi terra 125 adventure & yamaha wr 125 rLa WR tiene demasiado “empeño” en parecerse a sus hermanas mayores. Sin embargo, cómo el empleo de chasis de aluminio y otras “lindezas” parecidas está reservado (por precio) a esas WR grandes, ese tamaño la penaliza. Es grande y pesa, y eso afecta a su manejabilidad y agilidad. Por otra parte, su motor, con más bajos y más suave de funcionamiento le otorga una ventaja en este aspecto. Es, en suma, una moto más agradable de motor. En carretera es una moto suave, sin vibraciones. No es muy rápida (no es una deportiva) pero puedes mantener velocidades por encima de 100Km/h y apretando a tope llegas alrededor de 115Km/h en el marcador. Entra bien en curvas, y mantiene el tipo en conducción alegre, aunque las suspensiones largas y blandas, junto a los neumáticos mixtos ponen el límite, que se ve venir y conviene no sobrepasar. En ciudad el mayor problema es esa combinación de peso y altura mientras que su mejor cara la vuelve a poner con el motor, que sale suavemente desde abajo y sin tirones.

derbi terra 125 adventure & yamaha wr 125 rLa Derbi, ni hecho aposta: es justo al contrario. A pesar de un peso similar, la menor altura del asiento la hace más controlable y por tanto más ágil y agradable a la hora de circular por ciudad. En carretera corre un poco (muy poco) más que la Yamaha, gracias a una 6ª marcha que se estira un poco más y las suspensiones, más firmes que en la WR ayudan a mantener ritmos elevados. Sin embargo el motor no es como el Yamaha: más ruido y vibraciones, unos bajos pobres, que obligan a abrir el gas con contundencia, casi a tope para salir en cuanto haya un poco de cuesta y un cambio duro e impreciso hacen que en el aspecto mecánico se quede un paso por detrás de la Yamaha.

En el campo ninguna de las dos permite grandes ritmos. Mucho peso y un agarre limitado de los neumáticos aconsejan tomarse las cosas con calma, en plan paseo. Así, no habrá problemas y ambas se convierten en agradables motos en “lo verde”. Al igual que ocurre en la ciudad, el menor tamaño de la Derbi ayuda un poco si las cosas se complican, aunque la menor calidad de sus neumáticos Vee Rubber equilibran las cosas con la Yamaha.

No es fácil, por tanto definir una ganadora concreta en esta comparativa. Cada una marca su camino, con sus ventajas e inconvenientes y tendrás que valorar tú qué cosas te importan más, cómo quieres que se comporte la moto y cuales de sus características tienen menor importancia. Yo, por mi parte, me inclino por la Derbi. Aunque tengo claro que el motor y cambio de la Yamaha son mejores, la Derbi, más manejable permite mayor comodidad en cualquier uso, y seguro que mejorará aún más en su comportamiento en el momento que tengas que cambiar el primer juego de neumáticos y pongas algunos de mayor calidad.

Aunque desde luego, una moto con la dinámica de la Derbi, con el motor de la Yamaha y buenos neumáticos sería mi preferida. Y todo llegará: las 125 de marchas de 15Cv están ahora en su “primera generación” y, con las siguientes, las marcas afinarán más en sus motos. Seguro.

Uso y comportamiento: 1º DerbiYamaha



Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Agosto 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar