Prueba BMW S 1000 RR

LA MÁS Y LA MEJOR

La verdad es que es siempre difícil para un probador aseverar que tal o cual moto es la mejor, dentro de un segmento determinado. Pero en el caso de estas últimas generaciones de motos deportivas puras y sin concesiones, hay un escenario y un juez inapelable, que es la pista y el cronometro, y la BMW S 1000 RR, ha presentado ahí sus credenciales

  

LA MÁS Y MEJOR

Si eres un buen aficionado al motociclismo y asiduo lector de pruebas o de comparativas no se si te pasará a ti, pero a mi en la muchos de los casos, me quedo con ese regustillo amargo de no saber exactamente cual es la mejor moto o la que más le ha gustado al probador. Este, se desenvuelve como un político avezado, dice mucho, habla mucho, opina mucho, pero al final “no se moja”, no deja nada claro y transfiere esa responsabilidad al propio lector para que él mismo saque sus conclusiones.

prueba bmw s 1000 rr

En este caso un servidor no va a actuar así y desde este momento, después de haber probado la nueva super-deportiva de BMW a fondo y en muchos escenarios diferentes (circuito y todo tipo de carreteras), te aseguro convencido lo que te voy a decir a continuación:

BMW sin experiencia previa ha conseguido construir la deportiva más potente y eficaz del momento, empleando las mismas armas que sus rivales pero con una ingeniería todavía más avanzada. Ha creado su moto tomando como referencia el concepto habitual implantado por las superbikes japonesas pero mejorándolo y llevándolo más al límite todavía. El motor adopta cotas más radicales que sus oponentes, mayor diámetro y menor carrera y emplea algunos detalles técnicos habituales en la marca alemana, como son los empujadores intermedios para accionar las válvulas, pero la realidad es que no existen grandes diferencias con el concepto de tetracilíndrico que estamos acostumbrados a ver. En cuanto a las dimensiones de la moto y el peso, en BMW han tenido por primera vez, especial interés en cuidarlos al máximo y no desentonar con respecto a la competencia y es una de las más livianas de la categoría. Además opcionalmente incorpora una electrónica desarrollada y puesta a punto por su equipo en competición en el Campeonato del Mundo de Superbikes. Consta de un sistema de control de tracción que funciona muy bien, combinado con un ABS verdaderamente eficaz incluso en una utilización al límite en circuito. Se puede graduar su actuación para que sea más o menos intrusiva, o incluso desconectar a voluntad del piloto.



EN ZONAS DESCONOCIDAS

Después de lo que conté tras la presentación del modelo en el espectacular circuito de Portimao (echa un vistazo a la presentación en esta misma pagina web), en el Algarbe portugués, me quedé con verdaderas ganas de probar la moto en un circuito que tuviera más cogido por la mano y también por mis carreteras serranas de montaña, por las que habitualmente me desenvuelvo. Portimao me encantó, pero me mantengo en mis trece, de que el paisano que lo diseño cuando se sentó frente a la mesa de dibujo, se tenia que haber “fumao un par de cigarritos de la risa” o haberse metido entre pecho y espalda una botella de Jak Daniels. ¡Qué circuito!... ¡es una puñetera Montaña Rusa! Está plagado de curvas ciegas en rasante y lleno de subidas y bajadas! Su trazado te hace ir más pendiente de no salirte de lo negro o de salir volando en un rasante, que de evaluar las virtudes o defectos de la moto.prueba bmw s 1000 rr

La verdad es que estoy muy agradecido a los señores de BMW Ibérica por todas las facilidades que me han brindado para poder probar a fondo la moto. Por culpa de este crudo y largo invierno que hemos atravesado (parece que por fin empieza a despuntar la primavera), he tenido la S 1000 RR aparcada muchos días en el garaje de mi casa, pero la realidad es que con muy pocas posibilidades de utilizarla y disfrutar plenamente de ella. Cuando no diluviaba, nevaba, y cuando ni diluviaba ni nevaba, hacía un frío del carajo, con temperaturas de varios grados bajo cero, que me obligaban a parar cada puñadito de kilómetros, a tomarme un café y pedir otros dos para meter las manos dentro de la taza. ¡Que frío he pasado este invierno! Además este tipo de moto no la puedo conducir con guantes gordos, necesito tener tacto, sentirla en mis manos…Y esta RR, por muy BMW que sea, no lleva puños calefactables.prueba bmw s 1000 rrDe todas formas te diré que he gastado varios depósitos de gasolina por mis carreteras favoritas, he pasado frío y me he mojado, pero la he probado a fondo. Además he dispuesto de dos unidades, la de las fotos que ves por carretera, que es gris y grafito, y otra unidad que me dejaron después, para ir a rodar al circuito de Almería, con los colores oficiales Motorrad-Motorsport, el kit de fibras de carbono, silencioso Akrapovic, asiento monoplaza y manetas de competición. La verdad es que la moto con esta decoración está preciosa y la evidencia es que levanto muchísimas miradas de admiración entre los entendidos asistentes a la rodada organizada por WPB.

El primer día que amaneció por mi pueblo sin llover (pero nublado), me enfundé el mono de cuero, un cortavientos encima, verdugo casco, guantes de circuito y me fui a llenar el depósito a la gasolinera que hay cerca de mi casa. Son unos cinco kilómetros y cuando llegué ya los dedos casi no los sentía. Me calenté las manos en el cuarto de baño, con el aparato ese que echa aire caliente, y un pequeño truco, me puse unos guantes de latex y encima los de cuero. Da bastante buen resultado y no pierdes tacto, así que empecé mi recorrido habitual.

Primero un poco de autopista. Ahí la S 1000 RR va sobre raíles y a la velocidad que el piloto quiera que vaya. Puedes elegir de 0 a 300 km/h, naturalmente si vas por autopistas alemanas sin límite de velocidad, en España, a 120. La cúpula protege mejor que la media en este tipo de motos, aunque evidentemente tienes que agacharte y esconderte detrás si quieres explorar un poco sus posibilidades dinámicas. Su comportamiento es perfecto, precisa, aplomada, con una agradable suavidad de marcha. Es difícil ponerla en aprietos.

Dejo la autopista y entro en carretera general, con buen firme, bien señalizada, de virajes amplios y rápidos, curvas enlazadas, subidas, rasantes, bajadas… todo bajo control, solo en los rasantes a alta velocidad, cuando la rueda delantera deja de tocar el suelo, noto cierta ligereza de dirección que habría solucionado apretando un par de puntos el amortiguador de dirección (también lo aprecié en Portimao), pero este elemento no es regulable. He aquí una posible mejora para la siguiente evolución.

Sin duda este tipo de trazados es uno de sus lugares favoritos, es una gozada, donde diriges la mirada, allí va la RR con la precisión de un tiralíneas. El motor es muy utilizable, gracias a su admisión con trompetas de longitud variable, responde muy bien en medios, pero luego se estira y se estira, más que ninguna de sus competidoras y hay que tener ojito con las 1.500 revoluciones del final, ¡pega una patada bestial! Aunque la verdad es que en carretera abierta y entre curva y curva, aún practicando una conducción decididamente deportiva, casi nunca hay que recurrir a ellas.

Me gusta complicar las cosas y he querido probar la RR en todo tipo de trazados y menos por campo, la he metido en todos los escenarios posibles. Tengo un recorrido especial -después de dos décadas y media probando motos- de puertos de montaña de segundo y tercer orden, con muchos ángulos de primera y firmes de todo tipo, incluso malos. Hay que tener tacto en la apertura del gas (las unidades de pruebas que he dispuesto, no llevan la opción del control de tracción ni ABS), tener dedos de mantequilla y un sensor en el trasero que detecte cuando el neumático no puede digerir el aluvión de caballos que le vienen encima y comienza a derrapar. Por esas carreteras he decidido aflojar un poco las suspensiones, pues con el tarado original van duras y un poco secas cuando el suelo está rizado. Las deje más bien blanditas, pero iban de maravilla en esas circunstancias. Al salir otra vez a carreteras buenas no hay que olvidar volverlas a endurecer, es una operación sencillísima que se hace con la propia llave de contacto y además los “clicks” van numerados para recordar el anterior reglaje y dejarla exactamente igual, muy buena idea.

Los puertos comárcales son muy divertidos, por lo menos a mi me gustan. La moto salta en las frenadas y se encabrita en las aceleraciones de primera velocidad, pero me pareció noble de comportamiento y hasta cierto punto dócil, eso si, no le busque las cosquillas al máximo, y no recurrí ninguna vez -ni por probar- a esas últimas 1.500 revoluciones que te hablaba antes, no sea que me fuera a poner la RR por montera. Frena fenomenal y la sentí bastante ligera en los cambios de dirección, pero después de unas cuantas decenas de kilómetros, tuve que parar en un pueblecito perdido a tomar resuello, aliviar las muñecas y reponer fuerzas con un montadito de lomo del lugar. ¡Estaba agotado! 



ALMERÍA, LA GUINDA DEL PASTER, PERO...

Para rematar la faena, me apunté con un grupito de buenos amigos a una rodada en el circuito de Almería, organizada por los hombres de WPB, lo tenían todo perfectamente controlado, todo menos una cosa: la climatología.

¿Seremos nosotros y nuestra S 1000 RR los gafes? En esa zona de nuestra piel de toro, en la que dicen que las ranas con menos de quince años no saben nadar y en la que se utilizaban sus paisajes en las películas del oeste (los famosos spaghetti-western de los años ’70) para recrear los desiertos de Arizona y del Mojave, ahora parece Costa Rica, todo verde y frondoso. El sábado del mes de marzo que fuimos hacía un día espléndido en toda España, en toda España menos allí; tiene cojo… la cosa.prueba bmw s 1000 rr

La verdad es que no llovió mucho, pero el tiempo estaba desapacible, muy nublado, chispeaba de vez en cuando y con la temperatura bastante baja. En fin, que no estaba la cosa como para hacer florituras. Además me fije que la preciosa unidad de pruebas que te he comentado llevaba montados los neumáticos Continental, los únicos que no he probado de todas las posibilidades que puede salir de fábrica (Bridgestone, Pirelli, Metzeler o Continental) y la verdad es que algunos compañeros que si lo han hecho me han dicho que es la opción menos adecuada para circuito.

Me sorprendió muy favorablemente el nivel de la rodada, las tandas a tope, 120 inscritos en tres grupos, y la calidad de las motos presentes. Muy buenas y preparaciones bien elaboradas, muchas motos que provienen de pasados campeonatos provinciales o nacionales. Allí todo perro o todo gato llevaba sus dos caballetes y sus calentadores; la verdad es que me quedé gratamente sorprendido. La única moto con matrícula, retrovisores e intermitentes era la naked de un paisano que estaba en el grupo de iniciación y mi flamante BMW. Eso si, la S 1000 RR era la admiración del padok y todos los comentarios eran siempre favorables: ¡que bonita…, que pinta tiene… jodé que máquina…! Muchos se hicieron fotos con ella y casi todos me achicharraron a preguntas.prueba bmw s 1000 rr

En pista me encantó su comportamiento general, a pesar de que en la tercera vuelta de la primera tanda, cuando ya pensaba que los neumáticos tenían la temperatura correcta y comenzaba a animarme atacando en las frenadas y abriendo el gas pronto, saliendo del viraje de derechas antes de la subida que te lleva a la chicane, al abrir gas me hizo una derrapada de atrás que me dejó el trasero como el asterisco del teléfono. La verdad es que lo controlé cortando gas con suavidad, pero el desastre estuvo cerca, evidentemente se me templaron los ánimos para todo el día, el suelo no estaba para muchas bromas y mi prioridad era devolver la S 1000 RR intacta al departamento de prensa de BMW.

De todas formas no rodé lento, pero si dejando siempre un buen margen de seguridad. A ese ritmo la moto me pareció extraordinaria, dibuja perfectamente la trazada del viraje, es ágil en los cambios de dirección y cuando la abras gas a fondo, en la recta de meta y sobre todo en la de atrás, ¡corre un huevo! Y eso que muchas de las motos que había tenían mucho nivel de preparación, con desarrollos adecuados, motor hecho, escapes… Cuando iba a fondo nadie me pasó en la recta y eso que no llegaba a meter sexta, metía quinta y solo al final. El desarrollo de serie está pensado para dar las máximas prestaciones en carretera, pero evidentemente queda largo para circuito, a pesar que la recta de Almería tiene más de un kilómetro. Además en un viraje tan importante como es el parabólico de derechas que da acceso a esta recta, en segunda se me quedaba un poco corta y en tercera algo larga, con lo cual no conseguía entrar en el régimen óptimo para aprovechar todo su potencial acelerando a la salida.prueba bmw s 1000 rr

Otro punto que quiero destacar es la frenada, tiene muchísima potencia y muy buen tacto, además en la transición de soltar los frenos e ir abriendo el puño de gas es noble de reacciones, como me lo demostró en la forma que se recuperó en la derrapada que te he comentado anteriormente. Como punto un poco más negativo comentarte que en la fuerte frenada del final de la recta larga, si notaba que la moto se me aligeraba bastante de atrás y tendía a zigzaguear un poco, pero lo solucionaba apoyándome un poco en el freno trasero.

Como conclusión (no se si ya estarás cansado de leer, pero podría seguir contándote cosas) no me desdigo y me ratifico en lo que te he dicho al principio. Un buen amigo mío, motorista desde hace muchos años, me llamó el otro día y me dijo que ya estaba en la década de bien entrados en los cuarenta, quería darse el capricho y comprarse la que posiblemente fuera su última super-deportiva pura y quiere achicharrar al grupito de amigos con los que va a hacer tandas en circuito. Me pedía mi opinión por razones evidentes sabiendo que yo las he probado todas. En su lista de opciones estaban las mejores del momento. Le dije así: “Amigo mío, te puedes comprar tranquilamente cualquiera de las que me has dicho, son todas fantásticas y no te vas a equivocar. Pero si quieres tener las máximas posibilidades de no pagar las cañitas al resto del grupo en la apuesta de vuelta rápida, cómprate la BMW”. El tío me ha hecho caso y hasta el momento no ha pagado ni una ronda y está encantado con ella. 



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Paloma Soria y Negami
Abril 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar