Prueba BMW HP2 Sport

EL BOXER RABIOSO

Hasta hace bien poco, la imagen de las motos BMW era aburguesada, siempre asociada a modelos de gran cilindrada, intenciones ruteras, estética muy particular y un público en general de edad y capacidad económica media-alta. Así las cosas, no era una marca que fuera precisamente del gusto de los más jóvenes, de aquellos que buscasen sensaciones más o menos deportivas, y aún mucho menos de los noveles. Con los cambios que ha sufrido en los últimos años el mercado mundial- con un público cada vez más joven- la fábrica alemana vio hace tiempo la necesidad de cambiar su imagen potenciando la aparición de nuevos modelos más dinámicos, joviales y, llamémosles, excitantes.

  

EL BOXER RABIOSO.

La verdad es que ya con la superventas 650 GS se dió un gran paso adelante en cuanto a la conquista de un nuevo segmento del mercado-en este caso los motoristas noveles- que anteriormente no hubieran ni por asomo considerado una BMW como primera moto. Más tarde, modelos grandiosos como la excelente gama custom, la incomprendida Scarver y el futurista escúter C1 se saldaron con un éxito muy moderado que llegó a la cancelación de su fabricación, pero que dejaba bien a las claras que en Alemania sabían cómo hacer motos diferentes a las súper ruteras y megatrail con las que se les identificaba. Más tarde apareció la nueva generación K, un motor que ya se creó para luchar cara a cara con las supersport turismo japonesas. Con la misma base se desarrollaron la 1200 S, la super “street fighter R y la rutera GT, pero aún faltaba un modelo realmente deportivo aunque se había logrado desarrollar la pintoresca y efectiva 1100 S aparecida en el ´98. Una sport con motor bóxer que sorprendía por lo bien que podía ir un modelo de ese segmento con el veterano propulsor.

bmw hp2 sport Con esta moto BMW organizó una copa denominada Boxer Cup, con varias carreras que se realizaban junto con las pruebas del mundial de velocidad. Fue todo un éxito y demostró lo rápido que se podía llegar a rodar con una base tan “especial” y unas carreras que proporcionaban emoción de principio a fin. No obstante, el segmento de las bicilíndricas deportivas avanzaba a tal ritmo que la 1100 necesitaba una renovación que llegó con la 1200, pero aún así no llegaba al nivel deportivo de sus rivales directas.

Esto se juntó con la aparición de una serie muy especial de motos desarrolladas por BMW para demostrar su capacidad de hacer motos estrictamente deportivas, aunque bajo los particulares parámetros de su filosofía. Es decir, siempre aprovechando el incombustible motor bóxer de cilindros opuestos y toda la ola de tecnología habitual en la fábrica alemana. Esta “raza” de motos especiales se les denominó HP, iniciales de High Performance (Altas Prestaciones). La primera fue una gigantesca enduro, la más potente y grande del mercado junto con su rival más directa e igual de mastodóntica creada por los austriacos de KTM. Luego llegó una HP supermotard denominada Megamoto, que ya dejó ver el interés de la marca por crear un modelo de carretera, y por fin llegó la súper deportiva sin concesiones más exclusiva fabricada jamás en serie en la fábrica de Munich, y uno de los modelos más especiales y tecnológicos del mercado. Se trata de la que aquí probamos, la HP 2 Sport, y que supone el preludio de lo que será la próxima entrada de BMW en el mundial de Superbikes.



SUPERBIKE ESPECIAL, MUY ESPECIAL

Las intenciones de los alemanes de entrar en uno de los grandes mundiales de velocidad es de sobra conocida desde hace años, aunque no hubiera una confirmación realmente oficial hasta hace muy poco. Se habló de MotoGP, pero los costos y la gran rivalidad que existe ahora mismo exige un tiempo de experiencia en el mundo actual de las motos de circuito, y está claro que si los alemanes entran a un campeonato de ese nivel es para ser competitivos desde el principio, no para “ver que pasa”. Es mucho lo que se juega a nivel de imagen porque BMW llegó a ser una de las marcas punteras a este respecto mediados del siglo pasado, pero desde hace muchos años ha tocado casi todos las competiciones motoristas-enduro, rallyes, incluso resistencia, etc. pero no la velocidad pura. Por lo tanto, el mundial de Superbikes era la entrada más lógica y que, además, le permitiría dar un soporte excelente a su imagen y sus ventas.

bmw hp2 sportLo cierto es que en estos momentos ya se sabe que el modelo con el que realmente correrán el mundial- con Rubén Xaus como piloto, por cierto-será la futura y totalmente nueva y revolucionaria S 1000 RR, por lo que esta HP2 pasará la historia como la máxima expresión tecnológica y deportiva a la que se puede llegar con el veterano, pero siempre increíble y sorprendentemente efectivo, motor bóxer. Sin duda estamos hablando de un modelo de culto que ya era casi una leyenda y una moto de coleccionistas antes de ponerse a la venta, y la verdad es que méritos no le faltan. Entre otros, desde su aparición ya ha corrido varias carreras del Mundial de Resistencia, como pueden ser las famosas 24 horas de Montmeló, con excelentes resultados mecánicos, técnicos y deportivos. Puede que sorprenda que una moto con un motor de base tan veterana como el bóxer puede llegar a tener buenas prestaciones comparado con toda la horda contra la que tiene que luchar proveniente tanto de Europa como de Japón y, últimamente, también de Estados Unidos (recuerda la Buell 1125R), pero lo cierto es que la tecnología bien aplicada logra resultados tan sorprendentes y casi milagrosos como los que puedes comprobar cuando tienes la suerte de poder rodar con la HP 2 Sport.



TECNOLOGÍA Y MÚSCULO

Para lograr hacer competitivo este modelo, lo cierto es que los ingenieros y técnicos de la Bayerishe Motoren Werke se han dejado el resto… con excelentes resultados, conviene añadir. Lo mejor de lo mejor, tanto en la electrónica como en la parte mecánica, que se refleja en un precio final realmente alto, pero que hay que valorar en su justo punto puesto que no estamos ante un modelo nada convencional. Si quieres una tetracilíndrica repleta de plástico y que no va nada mal, tienes muchas japonesas a un buen precio y con excelentes resultados. Si quieres una moto con piezas casi de orfebre, materiales de lujo por doquier y que ya mismo es una leyenda, aquí tienes la BMW HP2 Sport.

Comencemos por hablar de motor, porque realmente lograr sacar 133 caballos de un motor boxer con un comportamiento impecable y con una total fiabilidad mecánica es admirable. Para empezar, se sometió todo un proceso de aligeramiento más que profundo. Pistones (forjados, por supuesto), bielas, cigüeñal, cárteres, hasta los segmentos se han estudiado para ser diseñados y fabricados con materiales que ahorren hasta el último gramo. Realmente la base es proveniente de la 1200S, pero con tantas modificaciones y nuevos materiales que se la puede considerar totalmente nueva. Así, las culatas completamente remodeladas con dos árboles de levas en cabeza (DOHC) que accionan con balancines cada una de las válvulas, por supuesto mayores que en la BMW R 1200 S.

bmw hp2 sportPara poder girar a más revoluciones y lograr así más prestaciones y un tacto más deportivo -ahora da su potencia máxima a casi 9.000 revoluciones con un tacómetro digital que llega hasta las 10.000- las cuatro válvulas dispuestas radialmente permiten además disponer de cámaras de combustión compactas, de modo que se puede prescindir de la segunda bujía, usada en el resto de los modelos boxer. La relación de compresión es de 12,5:1 y para obtener el mayor caudal de gasolina que necesita su carácter deportivo se ha aumentado el diámetro de la válvula de 36 a 39 milímetros (admisión) y de 31 a 33 milímetros (escape) y se han optimizado mecánicamente los conductos de admisión. La técnica de accionamiento por balancín funciona como en los motores K 1200 de cuatro cilindros, con una cuña sobre la válvula. Para que este bóxer deportivo trabaje a una temperatura adecuada se utilizan dos radiadores de aceite, porque recuerda que este motor funciona básicamente con una refrigeración por aire mientras que toda la competencia dispone de refrigeración líquida. Los «riñones» delcarenado frontal están estudiados para lograr el mejor flujo posible hacía el doble radiador de aceite. Así se logran unos buenos y contundentes 133 CV a 8.750 rpm. (cifra absolutamente espectacular para un bóxer de serie) con un par motor máximo es de 115 Nm a 6.000 rpm.



FUERZA Y AGILIDAD

Pero, claro, no sólo la potencia ha sido la única preocupación de los ingenieros, si no también conseguir una parte ciclo que logre explotar esas prestaciones. Uno de los problemas históricos de los motores boxer es la distancia libre al suelo, puesto que a sobresalir los cilindros por los laterales es posible llegar a rozar en las formas inclinadas. Por ello, se ha elevado la altura colocando el sistema de escape por primera vez debajo del motor. El chasis es un multitubular ligero fabricado en acero al cromomolibdeno con un basculante de aluminio que también es el sistema de transmisión, porque como te puedes imaginar y siendo BMW se sigue recurriendo a uncardan en lugar de una cadena convencional. Eso sí, es un evolucionadísimo EVO Paralever con un funcionamiento impecable, muy lejos del típico lento y tendente al blocaje característico de un cardan convencional. Sólo en conducción extremadamente racing puedes llegar a notar un cierto balanceo.

bmw hp2 sport

Siguiendo con el obsesivo ahorro de peso, se ha logrado ahorrar fabricando casi todas las piezas del carenado en fibra de carbono y las llantas en aluminio forjado especialmente desarrolladas para esta HP2 de medidas 3,5 x 17” y 6,0 x 17”, claramente más ligeras que lasllantas de fundición convencionales. Los reposapiés regulables (como debe ser en toda moto estrictamente deportiva) están fabricados en aluminio forjado, así como también los semimanillares y las manetas Magura. Otros detalles internos como el alternador ligero, proveniente de las motos de carreras de resistencia, logran un peso final de 178 kilos. ¡Ahí es nada!

En cuanto a la amortiguación y los frenos, se ha recurrido a las dos marcas “sagradas” del mercado. O sea, Öhlins y Brembo. La primera ofrece los dos monoamortiguadores de gama alta. Si, he dicho dos porque delante, como buena BMW, esta HP2 cuenta con un sistema Telelever que separa las funciones de amortiguación y dirección y limita el hundimiento del tren delantero, y no tiene una horquilla convencional sino básicamente un pequeño mono amortiguador central. Detrás, contamos con otro amortiguador multiregulable en todos los parámetros y de excelente comportamiento, algo que hace falta para poder sacar todo el “jugo deportivo” que es capaz de dar esta moto.

bmw hp2 sportEn cuanto a los frenos, Brembo ha diseñado unas pinzas radiales de cuatro pistones para delante y una simple detrás junto con una bomba también radial. Su funcionamiento es impecable tanto en progresividad como en mordiente, pero nada molesto por ser demasiado agresivo o contundente, lo que facilita mucho las cosas. Por cierto, un detalle muy importante es que cada BMW HP2 Sport dispone de serie de un juego exclusivo de herramientas con las que se pueden realizar todos los ajustes de los componentes delchasis y amortiguación.

No nos vamos a extender mucho más en esta parte técnica, pero no podemos dejar de citar el espectacular cuadro de mandos. Está directamente inspirado en las Moto GP (al igual que el de, por ejemplo, la Ducati 1098, con la que guarda un evidente parecido) desarrollado por la empresa 2D Systems, especializada en análisis de datos y desarrollo de software en GP y Superbikes. Sólo tocando un botón de lapiña puedes cambiar totalmente su entorno según el medio en que estés rodando. Éstos son:

  • Modo «Road» (carretera)- aquí puedes ver información típica en cualquier moto de calle como las revoluciones, la velocidad, la hora, el kilometraje, la autonomía restante y demás datos útiles en carretera. También muchos más de los habituales como el tiempo que lleva conduciendo o información durante la fase de calentamiento del motor para que sepas cuando puedes “darle caña”.

  • Modo «Race» (carrera)- aquí pasamos a otra dimensión de la información, útil sobre todo en circuito. Tienes datos sobre los tiempos por vuelta, el número máximo de revoluciones, la velocidad máxima, el número de cambios, marcha engranada, etc. Gran parte de ellos pueden ser reprogramados puesto que en la parte superior tiene una escala de ocho pilotos LED que se pueden usar como indicación de las revoluciones o luz de aviso de cambio de marcha según sus gustos personales. Al final, los datos pueden ser pasados a un ordenador para su análisis. Si esto fuera poco, pueden conectarse dispositivos externos como una unidad emisora/receptora, un rastreador GPS o un registrador de datos.

En fin, que para poder utilizarlos y sacarle todo el partido, te recomiendo que te leas el voluminoso libro de instrucciones, que te costará más que si fueras a sacarte el título de patrón de yate.



¡YA VALE! ¡VAMOS A RODAR!

En motos con tantísima técnica y “gadgets” tiendes a perderte explicando todas sus características y fantásticos inventos, por lo que al final casi no te queda tiempo de decir lo que realmente le importa al lector (o sea, a ti): cómo va la moto. Pues realmente es una moto muy especial. Muy alta de asiento, te acoplas a ella con cierta facilidad porque su posición no es tan radicalmente racing e incómoda como en otros modelos. El “habitáculo” del piloto es relativamente amplio y, además, recuerda que gran parte de los elementos más importantes para la ergonomía-semimanillares y estriberas-son regulables. Presionas el motor de arranque, que inmediatamente te transmite el característico retumbar de un boxer BMW con su también inconfundible balanceo lateral. Si estás acostumbrado al zumbar y total ausencia de vibraciones de pequeñas tetracilíndricas deberás acostumbrarte a un gran bicilíndrico. Al salir rodando, a bajas revoluciones lo cierto es que se nota que esta HP2 no está cómoda. Se ha diseñado para circuito y ese es su entorno natural. Cuando le subes de vueltas sientes como los dos gigantescos pistones van equilibrando sus fuerzas y todo rueda mucho mejor. 

bmw hp2 sport

El boxer parece subir de vueltas hasta el infinito y cuando le coges el truco al cambio semiautomático se convierte en una verdadera adicción. Roscar el acelerador a tope y sin cortar un milímetro meter la siguiente marcha es el colmo del gozo si realmente te gusta la conducción deportiva. No pierdes prácticamente revoluciones -si lo haces con embrague convencional fácilmente pierdes 2000 para el siguiente cambio- y logras un empuje descomunal. 133 CV no son los 180 de las grandes tetracilíndricas japonesas o los 160 de la 1098, pero su entrega en tan, digamos, poderosa, que “cunden” mucho. No hay que cegarse con las cifras máximas, y aquí tenemos un buen ejemplo. Todo esto, que parece muy bonito, tiene su contraprestación en que esta BMW es una moto que necesita mucha experiencia en pilotaje de motos deportivas y, a ser posible, bicilíndricas grandes, y una puesta a punto bastante cuidadosa. El poderoso empuje de los más de 130 caballos y, lo que es más importante, de su poderoso par, tienden a comprimir la amortiguación trasera y todo lo que ello conlleva: balanceos al descomprimirse y problemas de tracción. Pero claro, para eso BMW ha recurrido a lo mejor de lo mejor.

bmw hp2 sportLas amortiguaciones trasera y delantera permiten ajustarse exactamente a lo que tú necesitas, y además con bastante facilidad puesto que tanto la precarga como los hidráulicos son accesibles y todo se puede hacer con rapidez. Precargando un poco el muelle y reteniendo un poco esos hidráulicos puedes lograr una combinación mágica entre rigidez y absorción de baches, sobre todo en la parte trasera. El Telelever ofrece un excelente comportamiento en curvas rápidas y buen asfalto, aunque no es precisamente amante de las zonas bacheadas puesto que su diseño ya limita mucho el recorrido. Precisamente, uno de su grandes méritos. Un buen tacto de embrague es fundamental para lograr controlar las trazadas de la HP, puesto que en ciertas curvas tiene un comportamiento bastante habitual en las grandes bicilíndricas deportivas: tendencia al subviraje. Acostumbrándote a ello, y a que posiblemente sea mejor usar una marcha más de la que estés acostumbrado, lo cierto es que esta moto termina gustando mucho.

Repito, y conviene no olvidarlo: es una moto que requiere experiencia y buen tacto, pero hay que quitarse el sombrero ante lo que han sido capaces los chicos de BMW. Además, parece increíble como con unos colores tan discretos como el blanco y azul característicos de la marca, tenga un atractivo tal que logre fijar todas las miradas al pasar. Sus aleteados cilindros laterales con refuerzos de carbono, su puntiagudo escape central y esa indescriptible sensación de “moto de lujo” que destila logran un modelo sorprendentemente atractivo para el gran público. Siempre te esperas que con una moto así se te acerque algún grupo de motoristas para interesarse por algo tan exótico, pero te sorprende que un grupo de quinceañeras sobre unos scooter se deshagan en elogios ante ella y te pregunten si puedes darle una vuelta “No, lo siento, es que es una moto de carreras y es monoplaza ¿No ves que no tiene asiento trasero?”, les respondes. Tras fruncir el ceño, se quedan mirándola un buen rato más.

Sin duda ésta es la primera y la última moto que verás así. La próxima S 1000 RR será la auténtica superbike alemana, tetra cilíndrica y con casi 200 caballos, pero esta HP2 Sport perdurará en el recuerdo como el bóxer más rabioso, excitante y adrenalínico de la historia… con razón.



A favor

- Cambio semiautomático.

- Cuadro.

- Amortiguación.

- Ergonomía.

- Diseño.

En contra

- Vibraciones.

- Prestaciones puras limitadas.

- Tacto motor a bajas revoluciones.

- Centro de gravedad alto.

- Poco polivalente.

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Miguel Méndez
Septiembre 2008

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar