Presentación APRILIA TUONO V4 R

EL TRUENO ITALIANO

Me gusta una de las frases de introducción que nos hizo el director de marketing de Aprilia al referirse a la nueva Tuono, con chasis y motor V4 derivado de la Campeona del Mundo de Superbikes. Dijo: “Es una moto que supera la fantasía del aficionado más appassionati, pues con ella tiene la posibilidad de conducir una moto de carreras aunque solo sea para ir a tomar un café”

 

Como seguramente sabrás o te imaginarás “tuono” en italiano significa trueno, y esta nueva Tuono V4 pretende ser la naked más brutal y feroz jamás vista. Para ello se arma con el motor más potente de la categoría, el V4 de su hermana de carreras, la RSV4, acondicionado con una potencia de 167,3 CV a 11.500 revoluciones y con un par de 111,5 Nm a 9.500 rpm. Pero no solo lo importante de aprilia tuono v4 resta moto es el motor, su parte ciclista no se queda atrás, es calcada también a la RSV y además esta versión R cuenta con una parte muy importante de la electrónica de la Campeona del Mundo.

Efectivamente en esta versión R con APRC, dado su enfoque y carácter cuenta con los gadgets electrónicos de la marca. La instrumentación tiene dos modos de lectura en su pantalla, carretera y circuito; tiene el control de tracción con ocho niveles de actuación, los tres niveles del control anticaballitos y el sistema lunch control para realizar salidas impecables. Incorpora el AQS que es el cambio semiautomático que para mi casi se ha convertido en imprescindible para pilotar en circuito y muy cómodo y eficaz también en carretera. Y por supuesto los tres menús para elegir la forma de entregar su potencia, R (road, tiene un 25% menos de potencia a lo largo de toda la curva, y es la más indicada para rodar por asfaltos resbaladizos o en agua), S (sport, tiene toda la potencia pero con una entrega mas suave) y T (track, es para circuito con toda su furia y potencia y una conexión muy directa entre el puño del gas y la rueda).

UNA MOTO MUY ESPERADA

A la Aprilia Tuono V4R la vi al natural por primera vez en el pasado Salón de Milán y me pareció tan bonita que pensaba que se trataba de un prototipo de diseño y ahora al verla de nuevo alineada en la recta de box del circuito Ricardo Tormo, me ha parecido más bonita todavía. Asistimos a su presentación internacional en Valencia, y los hombres de Aprilia, para esta ocasión y para poder demostrar sus genes y polivalencia, programaron media jornada en circuito y la otra media una excursión por carretera abierta por los sinuosos trazados de la Sierra Calderona y el Parque Natural de la Sierra de la Espada, en tierras valencianas y castellonenses.aprilia tuono v4 r

En apariencia no se si decirte que la Tuono V4 R es una naked, pues en realidad es una “medio naked”, o un deportiva a medio vestir o una naked a medio desnudar, según lo queramos ver. No lleva pantalla frontal (aunque si existe como accesorio), pero la capilla donde va ubicada la instrumentación hace las veces de deflector del viento. Y en la parte delantera tiene un carenado donde van ubicadas las tomas de aire de la admisión y el doble faro que se estira discretamente por los laterales de la moto y llega hasta la mitad del radiador. Chasis, cilindros y carteres del motor permanecen a la vista. Luego el depósito y asiento del piloto y pasajero que es corrido hasta el final, esconden unas asas para sujetarse y un colín integrado. El diseño es una obra de arte italiana.



EN PISTA

Al subirme por primera vez en ella la encuentro familiar, ¡claro hace solo 20 días que he probado la RSV4 APRC en los circuitos de Jarama y Jerez! El cuadro es casi idéntico y la postura parecida pero con manillar alto y con el asiento ligeramente más bajo.

La primera toma de contacto me tocó el turno de circuito, la moto nº 8, color amarillo y negro. Tendría la misma moto durante toda la mañana, con cuatro tandas de 20 minutos y descansos de 15 minutos ente medias, y un mecánico a mi disposición por si quiero hacer cambios en los reglajes.aprilia tuono v4 r

Saludo a Máximo (mi mecánico) y me explica que vamos a empezar con la curva Sport, el control de tracción en el nivel 4 y el de anticaballitos en el 2, pero que los puedo cambiar cuando quiera. Tanto los modos de potencia como el nivel del control de tracción, se pueden variar en marcha, aunque siempre con el mando de gas cortado.

Revisan la gasolina, quitan los calentadores de las ruedas y salgo a pista. Las dos o tres primeras vueltas las utilizo un poco de tanteo, la postura de conducción que llevas sobre la moto me recuerdan mis tiempos mozos, cuando corría con la Suzuki GSX 1100. Era en el Campeonato de España de las Series allá por el año ‘84, emulando a las Superbikes americanas con Spencer, Lawson y compañía. Pero ¡ojalá hubiera yo tenido esta moto en esos tiempos, así sin cambiarla ni un tornillo, no me habrían visto ni el pelo!

El día acompañaba con una mañana espléndida y disfruté como un cosaco en el tortuoso trazado valenciano, enredando con el abanico de posibilidades que me ofrece su avanzada electrónica. Lo primero que hice fue colocar la curva de potencia en modo Track, para disfrutar plenamente de las delicias del motor sin descontar ni adormecer un solo caballo. Luego quité el control anticaballitos y la aprilia tuono v4 rverdad es que lo tuve que volver a poner. Saliendo de la curva 2 y sobre todo de la 5 y de la 11, acelerando en segunda sin contemplaciones se levantaba en exceso y me hacía cortar gas. El manillar alto obliga a cargar mi peso más atrás y en consecuencia aligero el tren delantero, además brazos y torso hacen un poco de vela al acelerar fuerte y propician que la rueda se levante más fácilmente. Lo volví a dejar en el nivel 2 y la última tanda lo probé en el 1 y fue casi fue el nivel que más me gustó, pues deja que se eleve pero apenas se nota su intervención, mantiene la rueda ligeramente en el aire sin apenas cortar potencia hasta que se vuelve a posar suavemente en el suelo.

El largo viraje de entrada en recta, para mí el más complicado del circuito, sales de una especie de chicane de derechas (en la última tanda lo hacía en 3ª) y tiras la moto a la izquierda a saco mientras vas multiplicando marchas (4ª e incluso 5ª) sin cortar gas. Es una loma de izquierdas en la que subes y bajas con la rodilla por el suelo para a continuación reducir hasta 2ª y negociar la última parte del viraje que se cierra y da acceso a la recta. Ahí aprecie dos cosas: primero, la confianza que me transmitía el tren delantero, que se comporta de manera formidable en una zona tan delicada. Y segundo, el buen hacer del embrague antirrobote, no noté ni un extraño, ni un rebote, a pesar de que en alguna ocasión entré un poco coladillo.

Luego en la recta hay que pelearse con el viento e intentar esconderte tras la pequeña capilla de la instrumentación. Enhebras marchas gas a fondo tratando de mantener el pecho pegado al depósito hasta pasar por debajo de la pasarela después de boxes, donde llegaba en 5ª a unos 250km/h, cortaba, quitaba dos marchas y me preparaba para negociar la curva 1 en tercera velocidad.

La verdad es que esta Tuono V4R en circuito demuestra un comportamiento y unas cualidades que se encuentras casi a la altura de una superbike. Disfrute de verdad con ella y a pesar de hacerme 240 km de pista, en este momento me resulta difícil sacarle fallos o ponerle alguna pega.



DE EXCURSIÓN

Después del almuerzo nos esperaba una excursión de unos 150 km, para poder constatar igualmente su polivalencia y comportamiento en carretera abierta. Eran otras unidades matriculadas y el seting de suspensiones estaba regulado más blando, pues en carretera no es necesaria la firmeza que requiere el circuito.aprilia tuono v4 r

¿Qué quieres que te diga a cerca de ir por carretera con una moto que tiene casi 170 CV y corre más de 270 km/h de velocidad máxima y sin carenado? ¡Que es una locura, pero una locura divertidísima!

Por ponerle alguna pega a este nuevo “trueno” de Aprilia, te diré que el asiento, perfecto en circuito, me pareció duro en carretera y tras 150 km por asfaltos tortuosos y no siempre en buen estado, el final de mi espalda se quejaba de su confort.

La Tuono V4R en carretera va sobrada de todo, de chasis, de frenos, de motor… lo único que la puedo achacar es que es una auténtica tentación que invita constantemente a transgredir las normativas existentes. Pero es que con la actual limitación de 110 km/h en autopista que han instaurado los mentecatos que deciden estas cuestiones, un scooter de más de 125, deja de ser un vehículo legal. Y con cualquier moto de 600 para arriba, como no seas un voluntarioso y disciplinado conductor, también te vas jugando el carné.

Precio:

13.854 y 14.854 con APRC



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Aprilia
Abril 2011

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar