Prueba APRILIA SPORTCITY CUBE 125

ESPECIAL

Como muchos sabréis, una de las divisiones tradicionales entre dos grandes grupos del mundo del escúter está determinada por el diámetro de sus llantas. Efectivamente, por un lado están los “rueda pequeña” que serían, para que nos entendamos, los tipo Vespa. Es decir, llantas de pequeño diámetro para ser muy ágiles en medio de la ciudad - recuerda que el scooter nació como un vehículo eminentemente urbano para moverse en un medio saturado de tráfico- que antes era de 10 pulgadas y actualmente ronda entre 12 ó 13.

 

Por otro lado, tenemos los “rueda alta”, segmento que nació realmente con la aparición de la reina indiscutible del segmento y uno de los grandes iconos del mundo de la automoción, la Honda Scoopy, allá por los 80. Este último siempre ha sido un segmento relativamente minoritario que, por ejemplo en nuestro país, históricamente solo se ha vendido realmente bien en Cataluña, más concretamente en Barcelona, ¿Y qué ventaja tiene esta rueda grande?, pues que proporciona una estabilidad claramente mejor en zonas rápidas y absorbe mucho mejor los baches o irregularidades del terreno. En los últimos años, todas las fábricas han ido presentando algún modelo de este tipo: Suzuki Sixteen, Kymco People, Piaggio Liberty, etc.

aprilia sportcity cube 125 Aprilia, que se ha forjado con los años una reputada fama de fábrica diseñadora de scooters muy tecnológicos (recuerda el fabuloso ciclomotor deportivo SR 50 Ditech con inyección electrónica, por ejemplo) y siempre con diseños impactantes y atractivos, tiene dos representantes muy diferentes de “rueda alta”. Por un lado estaría la familia de estilo neoclásico, las Scarabeo, y por el otro tendríamos la más deportiva como bien indica su nombre: Sportcity, la deportiva de la ciudad.
Para no dejar un solo nicho de mercado sin tocar, este mismo año Aprilia presentó variantes sobre la misma base como puedan ser la SportCity One y la que probamos ahora, la Cube. Vamos, que su nombre podríamos traducirlo como “Deportiva Ciudadana al Cubo”.

 

DIFERENCIAS

 ¿Que hace tan especial a esta SportCity respecto a la competencia? Pues, para empezar, que realmente sus llantas no son tan “rueda alta” como sus rivales directas. Mientras el diámetro tradicional del segmento son 16 pulgadas, esta Aprilia prefiere que sean de 15. No obstante, dinámicamente se comporta prácticamente igual que unas 16, puesto que se equipan con neumáticos de mayor talón- 120/70-15 y 130/80-15-para conseguir cierta serie de ventajas. Entre ellas estaría una mayor manejabilidad, puesto que la propia llanta es algo más pequeña y disminuye el efecto giroscópico, y una mejor capacidad de absorber los baches puesto que la mayor altura de la rueda aumenta la capacidad de amortiguación.

 

Pero, claro, todo tiene sus pros y sus contras. Los rueda alta son más estables, pero el precio a pagar es una capacidad de carga infinitamente menor que los de llantas de inferior tamaño. El tradicional hueco bajo el asiento, tan útil para transportar bolsas o dejar el casco y los guantes, se ve la gran mayoría de las veces “invadido” por el espacio necesario para la rueda trasera y se reduce a un tamaño algo superior al de una guantera, donde apenas se puede transportar un casco jet, y siempre y cuando no sea muy grande. Es exactamente el caso que podemos ver aquí, donde según el dossier de prensa si que cabe el casco jet oficial del catálogo Aprilia. Aparte de eso, si se pueden dejar unos guantes, candados o carpetas de pequeño tamaño, etcétera. A cambio, la plataforma de los pies no tiene refuerzo central y se queda totalmente diáfana, por lo que se puede transportar cómodamente una bolsa que, además, se puede fijar a un gancho retráctil. Detrás del escudo también existe una estrecha pero útil guantera donde poder transportar el móvil, la cartera o elementos similares.

 

Como guinda, detrás vemos un transportín que incorpora las dos asas laterales para que el pasajero, que por otro lado cuenta con un ancho y bien acolchado asiento, pueda agarrarse. Por cierto, podrá apoyar cómodamente sus pies sobre unas anchas y cómodas estriberas retráctiles que, una vez plegadas, se quedan enrasadas con la carrocería. 



ÁGIL Y ESTABLE

El conjunto resulta tremendamente estable aunque el asfalto tenga sus buenos baches, a la vez que sus medidas generales la permiten “ratonear” entre el tráfico, incluso en atascos, sin ningún problema. El chasis se muestra firme, sin deformarse ni siquiera en frenadas muy fuertes, combinándose con una amortiguación con un tarado más bien deportivo como, por otro lado, es tradicional en Aprilia. Detrás cuenta con dos amortiguadores regulables en precarga que cumple su función la mar de bien.

Pasemos al motor. Se trata de un 125 monocilíndrico de la familia Leader que, en este caso y para contener los costes, equipa aún un carburador Keihin en lugar de la ya cada vez más habitual inyección electrónica. A pesar de ello, lógicamente pasa todas las normativas anti emisiones necesarias y, desde luego, cuenta con un tacto y la respuesta al acelerador impecable. Declara una potencia que se sitúa al límite de la convalidación para que pueda ser usada con carne de coche, 15 CV, y su velocidad máxima es de 110 km hora. Suficiente para poderse mover en circunvalaciones y vías relativamente rápidas, a la vez que mantiene un comportamiento ligero y fácil en la ciudad con buenas aceleraciones a la salida de los semáforos.

Su consumo medio no llega a los 4 l y medio, por lo que podemos decir que si la usas en lugar de tu coche, amortizarías su precio en bien poco tiempo. Eso significa que con sus algo menos de 9 l de depósito tendrán autonomía teórica de casi 200 km… y muchas menos horas pérdidas en atascos y buscando aparcamiento.

aprilia sportcity cube 125 En cuanto a los frenos, con sendos discos en ambos trenes de 260 y 220 mm respectivamente, detenerla en el punto exacto que necesites es todo un placer. No sólo el tacto de los frenos es excelente, sino que la rigidez del chasis junto con el tradicional buen comportamiento de las llantas grandes, logran estabilizar el conjunto aunque aprietes las manetas con fuerza. Para conseguir un tacto más similar al de una moto tradicional, no equipa sistema de repartición combinada. Puede que los más novatos lo echen de menos, pero desde luego proporciona un tacto más deportivo y un mejor control sobre la frenada. Quizá no equipar pata de cabra lateral, sólo caballete central, para poderte bajar de ella más cómodamente, sea lo que más podamos criticarla. Pero por lo que cueste instalar una de la industria auxiliar o del propio catálogo oficial de la marca, no es ningún problema.

Elegante a la vez que agresiva, ágil a la vez estable. Aprilia tiene otro miembro en la familia Sportcity en el que apenas vemos cambios de cierto peso-un nuevo cuadro de instrumentos algo más sencillo aunque con toda la información necesaria, por ejemplo- pero que nos obsequia con un comportamiento impecable y un diseño que gusta a todo el mundo. 



A favor

- Diseño agradable

- Estabilidad

- Frenada

- Respuesta motor

- Comodidad

En contra

- Capacidad de carga

- Sin caballete lateral

- Velocidad máxima

- Protección aerodinámica de la cabeza del piloto

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: www.arpem.com
Enero 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar