Prueba VOLKSWAGEN GOLF
2.0 TDI 150 CV Sport 5 puertas

VOLKSWAGEN GOLF: SEGUIRÁ SIENDO EL REY

Es, en absoluto, el coche preferido de los conductores europeos y desde hace cuatro años encabeza la lista de los automóviles más vendidos del continente. Si no es barato y tiene tanto éxito ¿dónde está el secreto? Hemos probado esta séptima generación y podemos afirmar que seguirá siendo la referencia en su segmento y el autentico rey de los automóviles.

Un relevo prematuro Prueba VOLKSWAGEN GOLF

La séptima generación del Golf ha sustituido prematuramente a su antecesora que sólo llevaba en el mercado desde 2009 y con un éxito incuestionable. Si las marcas más ágiles renuevan sus modelos en el entorno de los siete años ¿por qué Volkswagen lo ha cambiado tan pronto, en plena madurez y gozando del favor de los conductores?

La razón es una nueva manera de construir los automóviles que está implantando el Grupo Volkswagen consistente, en síntesis, en compartir módulos intercambiables entre la mayor cantidad de modelos posibles para así abaratar procesos de desarrollo y costes de fabricación.

Una estrategia que afectará en el caso de esta plataforma que denominan MQB a nada menos que 40 modelos de muy distinto tamaño, orientación y marca. Desde un Polo, un Golf, un Passat o un Tiguan; a un Seat Leon, un Ibiza o un Altea XL; pasando por un Skoda Fabia, Octavia o SuperB; sin olvidar a los Audi A1, A3, TT, o Q3.

Para los no entendidos sería como un muñeco con mucho fondo de armario: podremos vestirlo de sport, de etiqueta, para hacer deporte, etc. Pero a su vez también podemos intercambiarle con otros muñecos diferentes los pies, las piernas, los brazos o el tronco.



Nuevas medidas Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Al nuevo Golf se le puede acusar, y con razón, de tener una estética muy similar a la de su antecesor. De ello ha hecho Volkswagen un patrimonio y no parecen dispuestos a cambiar de estrategia (si les funciona…). Tanto es así, que nadie vuelve la cabeza a su paso pese a tratarse de un coche nuevo. Parece sólo un restiling y sin embargo las proporciones son distintas: mide 56 mm más de largo, es 13 mm más ancho y aumenta la distancia entre ejes en 59 mm. Decrece en cambio la altura en 28 mm para beneficio, sobre todo, de la aerodinámica.

La marca anuncia una reducción de peso en el entorno de los 100 kg que sin embargo no han corroborado las básculas de algunos medios de prensa. En cualquier caso, lo cierto es que al menos se mantiene en los 1.300 kg, lo que se puede considerar un mérito teniendo en cuenta el aumento global de tamaño y un equipamiento más “denso” que el de su predecesor. 



Todo nuevo para que nada cambie Prueba VOLKSWAGEN GOLF

En el habitáculo no encontramos nada del modelo anterior. Sólo la disposición general de mandos permanece y la extraordinaria ergonomía y practicidad que siempre le ha caracterizado. Ciertamente hay muchas más cosas que regular, accionar o conectar y de ahí que algunas funciones hayan pasado a ser controladas con mandos en el volante (regulador y limitador de velocidad en exclusiva y desdoblados, equipo multimedia, ordenador de a bordo, etc.) En total, en el volante hay ¡18 botones! además de la bocina.

En este capítulo de regulaciones y posibilidades de adaptar el coche a los gustos del conductor hay que resaltar el Driving Profile Selection (opcional), capaz de regular la dureza de la dirección (Normal o Sport), la respuesta del motor a las solicitudes del acelerador (Eco, Normal o Sport) el sistema ACC, un asistente del controlador de la velocidad de crucero que incorpora un radar y mantiene la distancia con el coche que le precede llegando a frenar completamente en ciudad y por debajo de 30 km/h para evitar el alcance (Normal o Sport), las luces de curvas (Normal o Sport) y el climatizador (Eco o Normal). Hay tres modos preestablecidos para agrupar las regulaciones: Normal, Eco y Sport; y uno más denominado Individual donde cada regulación se hace “a la carta”.

Impecablemente terminado y presentado, con múltiples huecos amplios para dejar cosas, la vida a bordo es cómoda, práctica y acogedora. Como advertíamos en el enunciado: todo es nuevo pero nada parece haber cambiado, en este sentido, respecto a su antecesor. 



Habitáculo confortabilísimo para 4+1 Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Con un techo algo más bajo que antes, la accesibilidad al habitáculo tampoco plantea ningún problema. Es más, las cuatro puertas abren casi 90 grados. Y una vez dentro, hay cuatro plazas magníficas con espacio abundante para las piernas atrás y con asientos tapizados, en la zona central, con Alcántara (el mejor material que conozco capaz de resolver a la perfección la ecuación sujeción/tacto/presencia). 

En cambio, la quinta plaza sólo sirve para emergencias. No hay suficiente espacio a lo ancho (el asiento de las plazas laterales no llega hasta las puertas) y lo que es peor, tanto el túnel central como la prolongación de la consola central con sus salidas de aireación, son muy voluminosos. En consecuencia obligan, aunque sea un niño, a sentarse “a caballo” del primero, teniendo que hacer alguna contorsión previa para pasar la pierna “al otro lado”.

En las plazas delanteras los asientos específicos de este acabado Sport son magníficos de comodidad y sujeción lateral. También la postura de conducción esta bien resuelta con regulaciones muy amplias capaces de contentar a todas las tallas y con unas distancias a los mandos perfectamente estudiadas. No obstante, hay dos cosas que son mejorables. Por una parte, al regular el asiento en altura también te acerca al volante y “verticaliza” la posición (como en el modelo anterior), obligando a otros ajustes posteriores. Y la otra resulta más incomprensible porque afecta a la seguridad: el anclaje central de los cinturones de seguridad es rígido y queda separado del asiento (particularmente cuando está en la posición más baja), imposibilitando que el cinturón “se pegue” al cuerpo. Este fallo ya lo tenía su antecesor y curiosamente hay otros modelos del Grupo Volkswagen que lo tienen resuelto con un anclaje mediante un cable que evita el problema. 



Maletero capaz y bien resuelto Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Con 380 litros de capacidad el maletero se coloca en la parte alta de la clasificación de una categoría donde los más generosos alcanzan los 400 litros. Tiene una bandeja a modo de suelo que puede colocarse en dos alturas, propiciando, en su posición elevada, un doble fondo muy útil en algunas ocasiones. Y una de ellas es cuando plegamos los respaldos posteriores (la banqueta es fija) en dos partes asimétricas 60/40 porque evita el escalón que queda. En el fondo hay una rueda de repuesto de emergencia y aunque hay sitio para una “real” ello implicaría perder espacio de carga.

Destacar que la bandeja cubremaletero, una vez retirada, se puede colocar en el fondo del mismo o detrás de los respaldos, evitando el engorro de no saber dónde colocarla cuando queremos cargar hasta el techo. 



Motor nuevo: más potencia Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Mecánicamente el motor 2.0 TDI es también completamente nuevo a pesar de conservar la denominación precedente. Incorpora un novedoso Intercooler (Radiador de refrigeración del aire de admisión) que utiliza el agua del motor para la función refrigerante en lugar del aire como sucede en la práctica totalidad de coches del mercado. De este modo el rendimiento es más homogéneo y menos dependiente de factores climatológicos (El calor es un hándicap y las temperaturas suaves benefician).

El resultado son 150 caballos, 10 más que antes, y al aumento de potencia suma un mayor refinamiento general y, conjuntamente con el resto del coche, unos consumos más contenidos.

En el plano funcional lo más llamativo del propulsor es la gran progresividad y homogeneidad de funcionamiento que tiene durante un rango muy amplio de revoluciones. Lo corrobora el hecho de declarar la cifra de potencia máxima como disponible ya a 3.500 revoluciones y sosteniéndola hasta las 4.000. También permite “estirar” hasta las 5.000 vueltas pero pasar de 4.500 no aporta el menor beneficio. Por debajo, empuja apenas pasadas las 1.600 rpm con un efecto turbo muy poco perceptible sacrificado en aras de la comentada progresividad.

En conjunto estamos ante una mecánica muy agradable de usar, silenciosa con el coche en movimiento y que responde con fuerza. En cambio podemos achacarle una cierta falta de carácter. Una particularidad que se escenifica en la respuesta que ofrece a los cambios de posición del pedal del acelerador, donde falta algo de inmediatez. Recordemos que la respuesta del motor al acelerador se puede regular con el Driving Profile Selection ya comentado, en tres posiciones: Eco, Normal y Sport; pero ni siquiera en esta última saca el carácter que uno espera de un motor con este nivel de potencia. 



Buenas prestaciones y consumos Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Lo mencionado no es, ni mucho menos, sinónimo de falta de prestaciones. De hecho el coche corre mucho y sólo emplea 8,6 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado. También recupera muy bien pese a unos desarrollos del cambio larguísimos que le permiten viajar a 120 km/h con el motor girando a unas tranquilas 2.000 revoluciones. En carreteras de montaña donde las zonas de adelantamiento son más cortas, bastará con prestar algo más de atención a la palanca de cambios, por cierto de óptimo tacto y precisión, para abordar la maniobra con solvencia y seguridad. Los 215 km/h de velocidad máxima sólo son un dato “disfrutable” circulando por autopistas alemanas.

Las bondades del motor, las mejoras aerodinámicas y los desarrollos del cambio, posibilitan unos consumos muy ajustados. Tanto es así que se conforma con 6 litros circulando por carreteras despejadas y sube hasta los 7 en ciudad donde el sistema Stop/Start, muy efectivo, le ayuda notablemente. Si la carretera es de montaña y la abordamos a ritmo ágil puede llegar a los 8 litros, una cifra muy baja para el tipo de coche que es y que saca a relucir otra virtud: el consumo no se dispara en utilización exigente. 



Chasis soberbio Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Una de las novedades que estrena este chasis con base en la comentada plataforma modular MQB es la posibilidad de montar suspensiones diferentes en un mismo coche. La versión que probamos tiene un eficaz y sofisticado sistema multibrazo en el eje trasero, mientras que las versiones con menos de 150 caballos se tienen que conformar con un sencillísimo, barato y menos efectivo eje rígido torsional con brazos longitudinales. Además el acabado Sport trae aparejado unas suspensiones más bajas (11 mm) y firmes; y un equipo de llantas (7,0 x 17) y neumáticos (225/45 R 17) más generosos que los 6,5 x 16 y 205/55 R16 respectivamente que montan los restantes acabados.

Desconocemos cómo se comportan las otras variantes pero con esta configuración el resultado es extraordinario. Nunca, ni siquiera en asfaltos deteriorados, hemos tenido la menor sensación de incomodidad ya que absorbe las irregularidades con notable solvencia. Y sin embargo, la carrocería se siente perfectamente sujeta (mérito de una amortiguación impecable) y sin el menor síntoma de balanceo en las curvas, siendo esta su principal virtud. De este modo se minimizan las inercias, y la sensación de aplomo que transmite es absoluta. Incluso si en un apoyo lateral fuerte y a cierta velocidad topamos con un badén o cualquier otra irregularidad, este Golf mantiene inalterada la trayectoria. Conjuga así, y de manera impecable, dos capítulos que suelen ser antagónicos, el del confort con la efectividad. Muy fácil de conducir, como es tradicional en el modelo, pero también capaz de satisfacer al más deportivo de los conductores. Todo un lujo. 



Ayudas electricas Prueba VOLKSWAGEN GOLF

De serie, se incluyen un sinfín de ayudas electrónicas, como el diferencial XDS (evitar pérdidas de tracción en los apoyos fuerte), el ESP o el programa de estabilidad ESC que engloba el ABS (antibloqueo de frenos), el asistente de frenada o el control de tracción ASR (único desconectable); pero no interfieren en la conducción salvo en casos muy extremos (para eso están) probando así las bondades del comportamiento.

Respecto a los frenos hay que decir que son enérgicos, resisten correctamente una utilización exigente (Como cuando se baja con el coche cargado un puerto de montaña largo) y tienen buen tacto de pedal. Y la dirección, probablemente ha perdido algo de precisión con respecto al Golf anterior en aras de unas asistencias electrónicas cada vez más sofisticadas (asistente de cambio involuntario de carril Lane Assist, etc.). Nada grave porque aun así, sigue estando a muy buen nivel. 



Equipamientos novedosos Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Otro apartado reseñable en el nuevo Golf es la cantidad de equipamientos novedosos que tiene a disposición. Algunos son de serie y otros opcionales, pero todos contribuyen a elevar el listón de la seguridad.

Incluidos en la dotación de serie tiene: detector de fatiga (alerta al conductor cuando da muestras de estar cansado), sistema proactivo de seguridad de los ocupantes Pre-Crash (tensa los cinturones y cierra ventanas y techo cuando detecta una situación de pre-colisión) y unidad de frenado de emergencia anti-colisiones múltiples (detiene el coche tras una primera colisión para evitar una posterior). 

Opcionalmente también se tiene acceso a lo siguiente: asistente de velocidad de crucero ACC (regula mediante un radar la distancia con el vehiculo que nos precede) que incluye el Front Assist (detiene el coche completamente si detecta un choque inminente y circulamos por debajo de 30 Km/h), asistente para luz de carretera Light Assist (cambia automáticamente de cortas a largas y viceversa), o el más sofisticado Dynamic Light Assist (alternar entre largas y cortas y también varia el haz de luz tanto longitudinal como transversalmente y de manera independiente en cada faro), asistente de cambio involuntario de carril Lane Assist (“empuja” la dirección para mantener el coche en el carril fijado), o el curioso Park Assist (aparca el coche en batería o en línea sin que tengamos que accionar el volante). 



Rivales Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Tiene un sinfín de rivales porque casi todas las marcas poseen un coche en el segmento del Golf. Sin embargo, casi está solo. Por encima tiene los coches considerados Premium: Audi A3, BMW Serie 1, Mercedes Clase A y Volvo V40. Los tres primeros son más caros y glamurosos pero no necesariamente mejores coches entendiendo como tal el conjunto de sus cualidades y características. Por ejemplo, el Mercedes tiene un maletero minúsculo, unas plazas traseras menos amplias y globalmente es menos práctico; el BMW está condicionado por su tracción trasera que le aporta una deportividad sin igual pero le limita la habitabilidad y la capacidad del maletero, que aun así es mejor que la del Clase A; y el A3 es el mismo coche que el Golf, pero más lujoso de acabados y contenidos y también más caro. Por su parte el Volvo comparte los defectos del Mercedes con un precio más aquilatado y casi parejo al de nuestro protagonista.

Por debajo están todos los demás. Entre los más vendidos: Peugeot 308, Citroen C4, Renault Megane, Ford Focus, Opel Astra y Seat León. Pero también tienen su hueco: Alfa Giulietta, Fiat Bravo, Chevrolet Cruze, Hyundai i30, Kia Cee´d, Honda Civic, Lancia Delta, Mazda3 o Toyota Auris.

En semejante elenco de posibles competidores los hay con mejor maletero, más deportivos o potentes, más confortable y equipados, desde luego más baratos y osados estéticamente, pero en conjunto, ninguno llega a ser tan completo como el Golf. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VOLKSWAGEN GOLF?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Volkswagen Golf 2.0 TDI CR 150 Cv Sport 5 puertas, hemos tomado como referencia un hombre de 35 años casado, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Toledo, no guarda el coche en garaje y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio mas competitivo para un seguro a todo riesgo, es Direct Seguros con un precio de 589.51 euros y con una una calidad en la póliza de 5.40, teniendo una relación calidad precio de 6.83.



Conclusión Prueba VOLKSWAGEN GOLF

No tengo la menor duda de que la nueva generación del Golf seguirá manteniendo la hegemonía como coche faro de los gustos de los conductores europeos. En España y para los españoles resulta un coche más caro que la media del segmento, cuesta 25.800 euros; pero sus cualidades y contenidos y una bien ganada fama de coche completo, le hacen ser objeto de deseo de muchos conductores.

Muy habitable y confortable para cuatro ocupantes, con un buen maletero, dotado de buenas prestaciones y unos consumos contenidos, tiene en la estabilidad, la seguridad y la facilidad de conducción una de sus mejores virtudes. A su vez la calidad de realización está casi al nivel de los coches Premium (tiene que dejar “espacio” a su hermano el Audi A3) y la homogeneidad y equilibrio del conjunto no encuentra rival en su categoría.

Por debajo están todos los demás. Entre los más vendidos: Peugeot 308, Citroen C4, Renault Megane, Ford Focus, Opel Astra y Seat León. Pero también tiene su hueco: Alfa Giulietta, Fiat Bravo, Chevrolet Cruze, Hyundai i30, Kia Cee´d, Honda Civic, Lancia Delta, Mazda3 o Toyota Auris.

En semejante elenco de posibles competidores los hay con mejor maletero, más deportivos o potentes, más confortable y equipados, desde luego más baratos y osados estéticamente, pero en conjunto, ninguno llega a ser tan completo como el Golf. 



A favor

- Estabilidad extraordinaria (El acabado Sport que probamos incluye unas suspensiones más firmes y bajas que, sin ser incómodas, posibilitan un nivel de agarre, de efectividad y de facilidad de conducción, sensacionales).

- Consumos contenidos (Para el tipo de coche y nivel de prestaciones el gasto de combustible es muy contenido).

- Calidad de realización y agrado de uso (Acabados, detalles prácticos, tacto de los mandos, insonorización en marcha, etc. Todo contribuye a percibirlo como un gran coche).

- Homogeneidad y equilibrio (No hay nada que desentone y cada apartado está a un alto nivel. Bien pensado y mejor realizado).

En contra

- Anclaje central de los cinturones delanteros (Debería ser flexible para que se ajustara a la cintura. En caso de incidente merma la seguridad).

- Plaza central trasera (“a caballo” del túnel central, es estrecha, incómoda y poco utilizable)

- Sin rueda de repuesto (Hay rueda de emergencia y sitio para una de verdad, aunque restaría espacio al maletero).

- Motor sin carácter (Es potente, empuja y consume poco, pero se echa en falta más inmediatez, -carácter- a las solicitudes del acelerador).

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar