Prueba VOLKSWAGEN CC
2.0 TDI 177 CV BMT DSG

CAMBIO DE NOMBRE, DEL PASSAT AL CC

El conservador Passat se reinventó como un elegante coupé de cuatro puertas. Entre las berlinas de su segmento, el Passat siempre fue uno de los más conservadores por diseño, atractivo si, pero conservador. Aunque técnicamente es poco correcto definir como coupé a una berlina de cuatro puertas, en Volkswagen se tomaron la libertad de hacerlo y el resultado obtenido fue bastante espectacular. Ahora a mitad de su vida comercial, expulsa el nombre de Passat para volar en solitario como un CC, coupé comfort, y tratar de lograr de ese modo, una identidad más clara y definida.

Diseño aleman Prueba VOLKSWAGEN CC

 

Este nuevo concepto no ha sido una invención de la marca alemana aunque si han sido alemanes los pioneros de este estilo. La idea inicial fue de Mercedes-Benz con su CLS y tan acertada estuvo, que en Volkswagen decidieron hacer algo similar con su Passat. 

Con el tiempo han sido muchos los fabricantes que se han apuntado a esta tendencia. Volkswagen, muy hábil para leer el mercado, ha tratado de posicionar al CC como una alternativa un peldaño por encima del Passat y de sus nuevos competidores. Por otra parte, ofrece a los posibles compradores de CLS,volkswagen cc una alternativa similar por alrededor de la mitad de precio. El ejercicio de estilo no se limita únicamente a la caída del techo ya que las cuatro puertas carecen de marco además de otro aspecto que influye también en su estilizada figura: el CC es más largo manteniendo la misma distancia entre ejes, que el Passat convencional. Igual que el Mercedes Benz CLS sufrió un lavado de cara, al Passat CC le llegó su turno también a mitad de ciclo de vida (2012). El cambio más importante sea posiblemente el nombre, que ahora es simplemente CC y aunque todavía comparte mucho con el Passat, Volkswagen ha tratado deliberadamente distanciarse de este para ocupar el hueco existente entre el Passat y el más lujoso de todos, Phaeton.

La forma básica no ha cambiado pero ha sufrido algunas modificaciones exteriores que afectan principalmente a las ópticas, ahora se identifican un poco más con las nuevas líneas afiladas de la marca.

 



Versiones y acabados Prueba VOLKSWAGEN CC

 

Está disponible con cuatro motorizaciones, dos para cada tipo de combustible. En diesel se utiliza un motor de dos litros con potencias de 140 y 177 caballos. En gasolina utiliza un 1.6 TSI de 160 caballos y un 2.0 TSI de 210 caballos. Todos vienen de serie con caja manual de seis velocidades que de forma opcional puede ser automática DSG de doble embrague, de seis velocidades para todos (excepto 1.6 TSI DSG de siete velocidades). 

Los acabados se forman en función del equipamiento elegido, a finales de 2012 se incorporó la versión R-Line que incluye algunos elementos específicos en la decoración exterior e interior: paragolpes, llantas y algunos retoques estéticos en volante y puertas.volkswagen cc

La versión de nuestra prueba cuenta con los siguientes elementos opcionales: Park Assist 2.0 (815 euros), pintura gris niebla (525 euros), llantas Lakeville de 18 pulgadas (665 euros), asientos deportivos tapizados en cuero con climatización (845 euros), asiento trasero 3 plazas (145 euros), cortinilla parasol en luneta trasera con accionamiento eléctrico (290 euros), cámara de marcha atrás (380 euros), conexión Media-In (180 euros), Key less access con easy open para maletero (555 euros), regulación automática de la distancia (830 euros), sistema de control de presión de los neumáticos (165 euros), RCD 510 con MP3 amplificador de ocho canales, 300 W y 10 altavoces (530 euros), techo deflector panorámico (1.135 euros). El precio inicial del modelo de nuestra prueba (2.0 TDI 177 caballos) es de 41.240 euros, incluyendo todas las opciones citadas el precio definitivo es de 49.145 euros. Existe un Volkswagen CC desde 35.040 euros.

 



Interiores Prueba VOLKSWAGEN CC

 

Uno de los cambios más relevantes de este nuevo modelo con respecto al anterior es que ahora pueden viajar cinco pasajeros (de forma opcional). Volkswagen afirma que este fue uno de los mayores puntos que rechazaban los posibles clientes en el anterior modelo. En cualquier caso no se puede esperar que cinco pasajeros viajen con holgura y comodidad ni por anchura ni por altura. El mullido elevado de la plaza central trasera reduce más todavía la no muy generosa altura de la que dispone. Los otros dos pasajeros cuentan con unos asientos muy marcados en su contorno y envolventes pero aunque son más bajos y disponen de mayor altura, tampoco son una buena opción para grandes tallas (a partir de 1,75) por la altura al techo, no por espacio para las piernas. 

El interior es fácilmente reconocible como un Volkswagen, los materiales, plásticos y paneles, son de una gran calidad y textura agradable al tacto. La tapicería de cuero (artificial) es muy atractiva y las costuras de tipo “armadillo” evocan una imagen a medio camino entre un vehículo clásico antiguo y un modelo deportivo actual que me parece de lo más acertada. Los asientos delanteros son muy buenos por sujeción y comodidad, además en esta unidad incluyen ventilación lo que completa un puesto de conducción perfecto.

El enorme maletero de 455 litros se muestra suficiente para cuatro pasajeros y sus formas regulares ayudan a colocar mejor la carga. Una sorpresa muy agradable es la de encontrar una rueda de repuesto exactamente igual, por medidas y tipo de llanta, a las cuatro restantes.

 



En carretera Prueba VOLKSWAGEN CC

 

Nuevos materiales se incorporaron en su fabricación en algunas zonas (suelo, pasos de rueda) para aislarlo acústicamente. Este hecho hace que en ciudad estemos más relajados al estar más aislados acústicamente, en un coche deportivo podría haber sido un problema pero en el CC es muy acertado. Algunas versiones, como la de esta prueba, cuentan con la suspensión neumática regulable en tres posiciones: comfort, normal y sport. Aunque si es cierto que se percibe la diferencia entre ellas, cualquiera de las tres es cómoda y efectiva al mismo tiempo. El botón para cambiar de una a otra se encuentra al lado de la palanca del cambio, escondido justo detrás. Para realizar los cambios entre sus tres posiciones es mejor fijarse en el display central del cuadro ya que si no hay que apartar mucho la vista de la carretera. Las virtudes del cambio de doble embrague DSG son de sobra conocidas. Los cambios se realizan de forma suave, rápido e imperceptible, y si queremos realizar los cambios con las levas del volante el tiempo de reacción desde que pulsamos hasta que se hace efectivo el cambio, es siempre mínimo. 

La respuesta del motor es buena en todo el margen de utilización pero carece del empuje algo “salvaje” al que nos tenía acostumbrados los anteriores TDI 170 (ahora 177 cv). Las cifras de aceleración dicen lo contrario pero las sensaciones al volante cuando se acelera a fondo, son ahora más “dulces” en su respuesta. Es un vehículo excelente para largos desplazamientos por autovía y si se trata de atacar algún puerto de montaña, tampoco se desenvuelve mal aunque su envergadura le resta algo de agilidad.

 



Consumos reales Prueba VOLKSWAGEN CC

 

Pocas veces (o más bien nunca) los consumos anunciados por el fabricante son cercanos a las condiciones reales. Volkswagen anuncia un consumo en carretera de 4,6 litros/100 km, durante esta prueba y sin mucho esfuerzo por practicar una conducción conservadora, hemos llegado alcanzar durante bastantes kilómetros un consumo de 4,8 litros/100 km. La cifra más habitual suele oscilar entre 5,5 y 6 litros/100 kilómetros si circulamos cumpliendo estrictamente las normas. Si se conduce de forma más despreocupada (deportiva) cuesta rebasar los 7,5 litros/100 km. 

La respuesta del motor es buena en todo el margen de utilización pero carece del empuje algo “salvaje” al que nos tenía acostumbrados los anteriores TDI 170 (ahora 177 cv). Las cifras de aceleración dicen lo contrario pero las sensaciones al volante cuando se acelera a fondo, son ahora más “dulces” en su respuesta. Es un vehículo excelente para largos desplazamientos por autovía y si se trata de atacar algún puerto de montaña, tampoco se desenvuelve mal aunque su envergadura le resta algo de agilidad.

 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VOLKSWAGEN CC?

 

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar elVolkswagen CC 2.0 TDI 177 Cv BMT DSG, hemos tomado como referencia un varón de 55 años casado, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda el coche en garaje individual y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 200 euros, es Génesis Auto con un precio de 462.15 euros y con una una calidad en la póliza de 8.75.



Rivales y conclusiones Prueba VOLKSWAGEN CC

 

El Volkswagen CC está a caballo entre dos clases de rivales. Su principal hándicap es el precio tan cercano a modelos de su grupo más deseados por marca que él, como puede ser el Audi A6 o Audi A5 Sportback. Es muy posible que un gran número de usuarios no tengan problema en pagar los aproximadamente 2.000 euros de diferencia que hay entre estos tres modelos y a cambio llevarse un Audi. 

En cuanto al resto de rivales más “terrenales” como Citroën DS5, Volvo S60 o incluso BMW Serie 3 todos quedan un peldaño por debajo en precio. Volkswagen ha tratado de distanciarse del concepto Passat para justificar el sobre precio de este modelo, aunque lo cierto es que esta subida le ha acercado peligrosamente a otros competidores más deseados del panorama actual.

El CC es una opción para los compradores más entusiastas que buscan algo diferente a las berlinas convencionales y no quieren una carrocería coupé por las incomodidades que acarrea el tener solo tres puertas. Deseosa por mantener el legado del modelo saliente por su generoso equipamiento, Volkswagen ha añadido más equipamiento aún a los modelos de acceso. Los motores de gasolina (TSI de 160 y 211 caballos) tienen muy buen funcionamiento y consumos comedidos. El motor 2.0 TDI de 140 caballos es otra opción muy razonable e inteligente, mejor con cambio automático DSG.

 



A favor

- Estética (aunque sus líneas ya no son tan originales tiene una presencia imponente)

- Calidad (ajustes y materiales son de primera calidad)

- Comportamiento (la suspensión se comporta siempre de forma intachable, para afinar todavía un poco más las versiones más potentes tienen suspensión regulable)

- Consumo (cuesta creerlo, pero lo cierto es que a pesar de su envergadura, peso y tener caja de cambios automática lo cierto es que tiene un consumo muy razonable)

En contra

- Espacio (el quinto pasajero, opcional, viaja incómodo y provoca que los otros pasajeros pierdan anchura en los hombros)

- Precio (para distinguirse del resto cuesta más que sus rivales naturales y muy poco menos que los que son superiores por tamaño o concepto)

- Empuje (no hay quejas de este motor pero los anteriores TDI 170 aun siendo más bruscos parecían tener más empuje en todo el rango de revoluciones. Ahora es mucho más burgués lo que en realidad no desentona con su nueva personalidad)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Enero 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar