Prueba VOLKSWAGEN BEETLE
2.0 TDI 140 Cv R-Line DSG

VW BEETLE: EL BEETLE SE VUELVE MÁS VARONIL

Este Beetle es el tercer modelo en llevar ese famoso nombre pero al mismo tiempo es el primero en algo. El anterior modelo, de 1999, fue el que estableció la moda de los coches retro al que imitaron posteriormente BMW y Fiat con el Mini y el 500. Ahora es el primero en sustituir a uno de estos modelos retro. Esto puede sonar a que no es algo relevante, pero lo cierto es que desde la aparición de este nuevo segmento ha existido en estas tres marcas, cierta despreocupación por lo que será su segunda generación. Volkswagen ha sido la primera en atreverse y lo ha hecho con un sucesor interesante y con una imagen fresca que conserva cierta fidelidad con el primero de los escarabajos de 1938.

El que pega primero Prueba VOLKSWAGEN BEETLE

Volkswagen parece haber superado esta supuesta dificultad en sustituir al New Beetle con este modelo que se ve bastante mejor que su predecesor. Este nuevo modelo tiene un techo más plano y parece más bajo, ancho y musculoso. La sustitución de un icono, y el Beetle inicial lo es, nunca es fácil. Sin embargo con el New Beetle como modelo a mejorar, la cuestión no ha resultado tan complicada. El New Beetle nunca atrapó al público y aunque tiene en su haber el ser el primero varios años antes que el Mini y el Fiat 500, sinceramente no transmitía ninguna sensación o emoción especial.

Ahora Volkswagen está de vuelta con esta nueva entrega mucho mejor resuelta y más masculina que el modelo anterior. Ya no hay flor en el salpicadero. La experiencia les dice a los fabricantes que las mujeres no tienen reparo en comprar un “coche de chico” pero que los hombres son menos propensos a decidirse por un “coche de chica”.  



Modelos y versiones Prueba VOLKSWAGEN BEETLE

El Beetle se vende con dos carrocerías: coupé y cabrio. Mecánicamente cuenta con cinco opciones, dos motores diesel y tres de gasolina. En diesel encontramos algunas de las mecánicas que animan al Golf, es decir un 1.6 TDI 105 y un 2.0 TDI 140.

Lo mismo sucede en los motores de gasolina, siendo la mecánica de acceso un 1.2 TSI 105 seguida del 1,4 TSI 160 y culminando en la versión más potente y deportiva (por el momento) que es el 2.0 TSI de 210 caballos. Salvo las mecánicas de 105 caballos (gasolina y diesel) todos los demás motores pueden llevar una caja de cambios automática de doble embrague (DSG) de seis o siete velocidades.

Existen cinco acabados denominados: Beetlemanía, Design, Edition, Sport y R-Line. El modelo de esta prueba corresponde al R-Line con las siguientes opciones: Faros Bi-Xenon (770 euros), pintura rojo Tornado (140 euros) y Paquete Sport (450 euros) que incluye tres indicadores adicionales y los cristales traseros tintados. El precio final definitivo y sin descuentos de esta unidad es de 30.630 euros. Existe un Beetle disponible desde 19.910 euros. Volkswagen ha aprendido de Mini que la personalización vende, por ello el Beetle se comercializa hasta en 12 colores exteriores, 10 colores de materiales interiores y seis modelos de llantas diferentes. 



Interiores Prueba VOLKSWAGEN BEETLE

La mayor anchura hace que tenga un aspecto mucho más agresivo, pero no es solo un truco visual. Las mayores proporciones significan mayor habitabilidad y más maletero, 310 litros. Además de la mayor anchura de las vías se ha incrementado la distancia entre ejes. Con estas nuevas proporciones el techo se desplaza hacia atrás y toda la parte trasera es más similar a la del escarabajo original. El nuevo diseño de los pilares y el ser más delgados ofrece una visión de la carretera bastante mejor que en el modelo anterior. Los asientos delanteros, en esta versión, ofrecen una sujeción lateral muy buena y resultan bastante cómodos. Aunque si es posible que los conductores más agresivos, los que aceleran en las curvas en vez de frenar, puedan llegar a querer algo más de apoyo lateral. En la parte posterior hay un espacio generoso para las piernas y una altura razonable para que viajen pasajeros adultos, aunque me ha parecido que el respaldo trasero estaba más erguido de lo habitual. Los asientos delanteros además de abatirse se deslizan hacia delante lo que facilita la maniobra de entrar o salir de estas plazas. En este apartado, la altura interior, también mejora con respecto al anterior modelo

Esta vez si nos encontramos reminiscencias del modelo más antiguo, el original, con su salpicadero más plano y la guantera abatible que se abre hacia arriba al contrario que la mayoría de guanteras “Kaeferbach”. La información principal viene dada por un gran velocímetro central flaqueado por dos relojes más pequeños que indican las revoluciones y el combustible restante. Dentro del velocímetro se encuentra un display que indica los datos habitualesvolkswagen beetle de un ordenador de a bordo: kilometraje, hora, consumos, audio, etcétera. Encima de la consola central se encuentran tres relojes adicionales y opcionales que forman parte del Paquete Sport (450 euros). Estos tres indicadores que muestran la temperatura del aceite, un cronómetro y la presión del turbo sustituyen al recipiente para colocar una flor que traía el anterior modelo.

Todos los controles que se utilizan más frecuentemente son bastante intuitivos y fáciles de manejar. Hay que dar una buena puntuación por el estilo del diseño a las guanteras de las puertas con su correa elástica que mantiene los objetos en su lugar, pero la funcionalidad se resiente. Al principio me pareció un detalle simpático y diferente pero con el uso te das cuenta de que es tan útil como una ventanilla abatible en un submarino. En este lugar es donde se suele depositar la cartera, teléfono móvil o diversos documentos. Los artículos pequeños pueden escapar por debajo de la correa y caerse al suelo al abrir o cerrar la puerta. La mejor utilidad (única) que tienen estas guanteras es para sujetar una botella de agua. En cualquier caso el interior ha mejorado enormemente respecto al anterior modelo, todo es de calidad y está ubicado en el mejor lugar posible sin embargo salvo la guantera tomada del primer Beetle, se echa de menos algo más de personalidad y diversión en el diseño. Detalles que te digan claramente que estás sentado en un Escarabajo y no en un Golf 



En carretera Prueba VOLKSWAGEN BEETLE

Bajo la piel, el Beetle se encuentra fuertemente ligado al Golf, en este caso hablamos de la plataforma del Golf V y VI. Esto significa además de la sensación de coche familiar del interior que los motores van colocados en la parte delantera al igual que la tracción.

La combinación del motor dos litros de 140 caballos con el cambio DSG de seis velocidades es todo un acierto. Este motor proporciona suficiente empuje para solventar todas las situaciones posibles y unido a la caja de cambios automática de doble embrague, tenemos la certeza de que se hace el mejor uso posible de la energía disponible. Incluso cuenta con su toque deportivo de las levas tras el volante pero el funcionamiento del cambio en la posición Sport, hace que los cambios se produzcan en apenas un parpadeo y por supuesto, sin enterarnos. En la mayoría de carreteras el Beetle con estas enormes llantas de 18 pulgadas y su suspensión deportiva tiene un comportamiento magnífico por estabilidad, comodidad y diversión al volante. Es en las carreteras mal asfaltadas, muy mal asfaltadas y con múltiples baches en donde los rebotes constantes llegan a hacer incómoda su conducción. En conducción deportiva su comportamiento es siempre noble, las prestaciones no son las de un deportivo pero si transmite sensaciones parecidas por la rapidez con la que efectúa los cambios. El cambio DSG sabe como aprovechar al máximo las cualidades de este motor. La aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora es de 9,4 segundos y su velocidad máxima son 195 kilómetros/hora, no son valores de velocista pero su virtud principal no es esa. Los mejores datos los encontramos en el consumo tan contenido. 



Consumos reales Prueba VOLKSWAGEN BEETLE

Las cifras obtenidas han resultado ser muy próximas a las anunciadas por la marca. En carretera no es complicado bajar de los 5 litros/100 kilómetros (4,6 litros según datos oficiales) y todo ello realizando una conducción despreocupada aunque siempre dentro de los límites legales y con el cambio DSG en la posición menos deportiva. En conducción deportiva supera los 6 litros/100 kilómetros por poco (6,5) y en ciudad si se circula de forma conservadora siempre ha sido posible estar por debajo de los 7 litros/100 kilómetros (6,9 litros según Volkswagen) lo que es un valor excelente teniendo en cuenta sus prestaciones y que hablamos de un cambio automático. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VOLKSWAGEN BEETLE?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Volkswagen Beetle 2.0 TDI 140 Cv R-Line DSG, hemos tomado como referencia un hombre de 30 años soltero, con 12 de antigüedad de carné, que vive en Sevilla, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 125 €, es Génesis con un precio de 399.55 € y con una una calidad en la póliza de 8.75.



Conclusiones y rivales Prueba VOLKSWAGEN BEETLE

La segunda generación del escarabajo (1999) fue una especie de decepción ya que no contaba con los suficientes activos necesarios para destacar.

No tenemos ni una sola queja de un modelo en el que se nota el esfuerzo por parte de Volkswagen por realizar un coche mucho más serio y menos artificial que su predecesor. 

Tan solo que sus características de conducción (muy buenas por otra parte) resultan ya muy familiares por culpa de los innumerables Golfs, Octavias y así sucesivamente con los que comparte gran parte de sus componentes. No hay nada como tener alguna cualidad de conducción o alguna aportación o característica exclusiva que marque las diferencias y le añada más personalidad a un coche que en conjunto resulta muy original y satisfactorio. Uno de sus rivales, el Mini, ha logrado algo de lo que carecen el modelo de Volkswagen y el 500 de Fiat, y es que resulta muy divertido de conducir. En cuanto al Fiat 500 no es más divertido de conducir que el Beetle pero si tiene un interior con una personalidad “retro” más lograda. Y dicho esto, aunque el Beetle no es rival para una familia que busque un compacto tradicional si que resulta ser es el más práctico de los tres (más espacioso), más agresivo y tiene una gama mecánica envidiable con cualquier tipo de combustible, bastante por encima de Fiat. En conjunto es el más sólido, por fuera es muy atractivo y todo ello se ofrece en un paquete global muy bien ordenado. Con su inconfundible estilo, ese aspecto con cierta inspiración retro y su manejo más deportivo, el último Beetle es más deseable aún. Si esta versión te parece demasiado convencional o aburrida, siempre puedes elegir alguna de las ediciones especiales que Volkswagen ha lanzado en este año, Fender Edition, o para el año que viene, GSR. Estas series especiales ayudarán al Escarabajo a mantenerse fresco y competitivo frente a sus rivales altamente personalizables, Fiat 500 y el Mini Cooper. 



A favor

- Diseño (muy llamativo por fuera, al ser más bajo y ancho gana bastante en agresividad, algo de lo que carecía la versión precedente)

- Practicidad (aunque se trata de un modelo coupé, el escarabajo sigue resultando todavía bastante práctico por espacio para pasajeros y maletero)

- Cambio DSG (si lo pruebas estás perdido, su funcionamiento tan preciso pasa inadvertido por la suavidad y rapidez con la que pasa de una marcha a otra)

- Consumos (son bastante reducidos, sobre todo si tenemos en cuenta la respuesta brillante de este motor)

En contra

- Interiores (Excelente calidad, diseño y ergonomía, pero se echa de menos algo más de personalidad que le distinga de un coche normal)

- Visibilidad trasera (se resiente un poco por el diseño de la luna posterior)

- Suspensión firme (en las carreteras muy bacheadas, este acabado deportivo resulta algo incómodo para los pasajeros)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar