Prueba VOLKSWAGEN UP!
1.0 MPI 75 CV Black 3 puertas

MINIATURA VOLKSWAGEN CONCENTRADA

El up! es el modelo más pequeño de la gama Volkswagen. Puede ser visto perfectamente como el heredero del Lupo que se dejó de vender en 2005. Este pequeño utilitario es sumamente importante para el grupo alemán ya que ofrece un coche bien pensado, económico, fácil de conducir y con cierta distinción. SEAT y Skoda tienen sus propias versiones de este modelo

Vuelta a los orígenes Prueba VOLKSWAGEN UP!

Aunque Volkswagen es líder en otros terrenos, los pequeños coches de ciudad no han sido hasta ahora un apartado en el que hayan cosechado grandes éxitos. Todo esto parece que va a cambiar con este modelo. El up! Supone para Volkswagen la vuelta a los coches pequeños y baratos tal y como hicieron hace ya muchos años con el escarabajo. Lamentablemente mantener en producción este icono del mundo del automóvil es demasiado caro por lo que hay que redefinir los conceptos en busca de la mayor simplicidad en la construcción, es decir: motor delantero y tracción delantera. El Volkswagen up! inicial fue concebido en el mismo año en el que su rival, Toyota, presentaba el IQ Concept. Este prototipo inicial del up!, tenía motor trasero y propulsión trasera. El hecho de que sus otras divisiones (SEAT y Skoda) también tengan sus propias versiones del up! (Skoda Citigo y SEAT Mii) acerca más todavía al alcance de cualquier bolsillo la posibilidad de hacerse con un modelo con similares cualidades del up! .Su nombre está formado por las dos letras centrales del Lupo, ya que estas dos letras fueron tentadoras para los expertos en marketing que vieron en ellas la posibilidad de desarrollar los niveles de acabado a través del nombre: Move up! o High up! entre otros. 



Modelos y versiones Prueba VOLKSWAGEN UP!

Disponible con tres y cuatro puertas (en Volkswagen no han contabilizado el portón trasero como puerta), ambos comparten la misma cara (frontal) sonriente y tan solo cambia su fisonomía lateral a la altura de la ventanilla trasera que en la versión de tres puertas asciende levemente hacia la luna trasera. Ambas versiones comparten la misma capacidad de maletero y tienen el portón trasero en color negro, la diferencia de precio entre ambas versiones es de 440 euros.

Existe una nueva generación de motores de tres cilindros, son dos versiones con el mismo motor de gasolina de un litro, una con 60 caballos y otra con 75 caballos. Ambos motores entregan la misma cantidad de par, 95 Nm desde 3000-4.300 r.p.m. 

Los acabados disponibles son cuatro: Move up!, High up!, Black up! y White up!. De serie el básico incluye ESP, asistente para arranque en pendientes, ABS, ASR, EBV, dos altavoces), luz día, seis airbags y respaldo asientos traseros dividido. El modelo de nuestra prueba corresponde al Black up! e incluye asientos en símil cuero (460 euros), techo corredizo/deflector panorámico (770 euros), paquete seguridad (función frenada de emergencia en ciudad y desactivación airbag acompañante) por 450 euros, paquete city light (display multifuncional, paquete Sound (seis altavoces) por 95 euros, sensores de parking traseros y regulador de velocidad) por 415 euros. Las llantas de aleación de 16 pulgadas con neumáticos 185/55 forman parte del equipo de serie de este acabado.

El precio total de esta unidad de pruebas es de 15.320 euros. Existe una versión de Volkswagen up! a partir de 10.320 euros.



Interiores Prueba VOLKSWAGEN UP!

Los interiores del up! están desarrollados de forma inteligente. El asiento del conductor es muy cómodo y de gran tamaño lo que contribuye alcanzar este nivel de comodidad. Lo primero que llama la atención del up! es lo grande que es por dentro, casi tanto como un Volkswagen Polo. Tanto delante como detrás el espacio para piernas, cabeza y hombros es más que suficiente para tallas estándar. Aunque hay más espacio de lo que se espera en un coche de este tamaño, lo que no es viable es que se siente alguien de 1,85 de estatura en una plaza delantera y otro pasajero de 1,85 justo detrás, en la plaza trasera. El maletero es estrecho por la pequeña longitud total del coche pero a cambio es muy profundo. Cuenta con un ingenioso sistema de doble fondo que mediante una tapa fácilmente escamoteable divide el maletero en dos alturas. Tiene una capacidad total muy generosa de 251 litros, a la que muchos competidores no pueden ni acercarse. Si abatimos los asientos traseros la cifra aumenta hasta los 951 litros, ambas versiones (tres y cuatro puertas) tienen las mismas dimensiones exteriores e interiores. 

Todo el interior del up! está impregnado de esencia Volkswagen, es sólido, organizado y la calidad es buena aunque no esté hecha con materiales suaves al tacto. Hay un montón de espacio de carga: guanteras laterales, huecos grandes delante de la caja de cambiosvolkswagen up!, etcétera. El cuadro es limpio y sencillo en su diseño. Todos los controles están agrupados en un solo lugar en la consola central, justo a la altura del volante. El panel de instrumentos es muy claro, un gran velocímetro en el centro flanqueado por un “mini cuentarrevoluciones” a un lado y un indicador de temperatura en el otro. Las puertas carecen de guarnecido total y en algunas partes podemos encontrar algo de exceso de “chapa”. El acceso a las plazas traseras en el modelo de tres puertas no es de los mejores, es incómodo y el sistema de abatir los asientos no tiene memoria (en el del acompañante) por lo que hay que volver a regularlo cada vez que se abate. Si se van a utilizar a menudo las plazas traseras es recomendable elegir la versión de cinco puertas. En el modelo de cuatro puertas, los pasajeros de las plazas traseras no pueden abrir en ningún caso las ventanillas traseras, solo se abaten hacia el exterior unos pocos centímetros. La puerta del conductor solo lleva un mando para el elevalunas de esa puerta por lo que si queremos bajar la ventanilla del acompañante hay que estirar el brazo hasta esa puerta. 



En carretera Prueba VOLKSWAGEN UP!

Tras haber probado recientemente la versión de SEAT (Mii) con cambio automático y no haber quedado muy satisfechos con el resultado, teníamos muchas ganas de poder probar esta mecánica con el mismo motor pero con caja de cambios manual. El pequeño tres cilindros no anda sobrado de potencia por lo que si no se aprovechan bien los desarrollos, y el cambio automático no lo logra, se pueden perder todas las ventajas de ser pequeño y ligero. Pero afortunadamente con cambio manual, el panorama se vuelve infinitamente más provechoso. El cambio de marchas manual es ligero, preciso y hace que las reacciones de este pequeño motor sean mucho más rápidas y agradables. Se aprovechan al máximo las prestaciones, de este modo las incorporaciones en autovías, adelantamientos y cualquier maniobra que exija un rendimiento extra, no suponen ningún problema para este modelo. Es capaz de mantener unas medias elevadas en viaje y el único precio que hay que pagar, es la típica melodía de su mecánica de tres cilindros “aullando” más o menos en función de las exigencias de nuestro pie derecho. A la hora de afrontar pendientes será necesario reducir una o dos marchas para alcanzar la velocidad deseada y, si vamos cargados, es posible que el reducir de marcha tampoco garantice que vayamos a mantener la velocidad que deseamos. 

Pero el rendimiento puro no es uno de los objetivos de este modelo, con 75 caballos nadie puede pretender unas prestaciones elevadas, lo más importante por encima de todo es la economía de consumo. En el up!, las cifras de consumos están íntimamente ligadas a la intensidad con la que presionamos el acelerador. Los consumos oficiales volkswagen up!indican un consumo medio de 4,7 litros cada 100 kilómetros .En conducción ciudadana tranquila y algo de carretera los consumos se encuentran siempre entre 4 y 5 litros cada 100 kilómetros pero si nos animamos a exprimir el potencial de este motor la cifra más habitual rondará los 6 litros . El practicar una conducción eficiente y relajada tiene doble premio con el up!, por un lado los consumos se mantienen comedidos y por el otro la rumorosidad se mantiene en unos niveles muy bajos. y manteniendo una velocidad de crucero constante, es silencioso y refinado. El pequeño up! es válido tanto para circular por ciudad como para realizar viajes de largo recorrido, ya sea en calles estrechas, aparcando o entre el tráfico es siempre un modelo muy fácil de manejar. La visibilidad es muy buena en cualquier dirección y como los neumáticos están situados en las esquinas, siempre se siente muy ágil. La suspensión no se siente incómoda a pesar de que la carretera esté llena de irregularidades o baches y aunque tiende a inclinarse en apoyos siempre lo hace de manera progresiva. Aun así conviene no ponerle en apuros ya que la el balanceo en curvas es noble mientras no haya imprevistos (frenadas) o cambios de dirección bruscos en medio de la trazada. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VOLKSWAGEN UP?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Volkswagen UP! 1.0 MPI 75 Cv Black 3 puertas, hemos tomado como referencia una mujer de 35 años casada, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 99 €, es Genesis con un precio de 339.35 € y con una una calidad en la póliza de 8.86.



Rivales y conclusión Prueba VOLKSWAGEN UP!

Dentro de un coche más pequeño que un Mini, Volkswagen ha logrado encontrar espacio para albergar cuatro personas adultas y seguir manteniendo al mismo tiempo una capacidad de maletero decente, cualidades ambas, de las que el Mini carece. Aunque en el interior el acabado no cuenta con la misma calidad que en el Mini o en un Audi A1, lo cierto es que tampoco cuesta tanto como ellos. El secreto del up! es que posee una de las mayores distancias entre ejes de su segmento por ello sus escasos 3,54 metros de longitud dan tanto espacio a cambio de tan poca “cantidad” de coche. Sus peores rivales, son el Skoda Citigo y SEAT Mii que comparten elementos mecánicos y cuentan con un precio menor. Otros modelos como el Hyundai i10, Nissan Pixo o Kia Picanto carecen de la calidad de terminación del Volkswagen pero lo compensan con equipamiento y menor costo. El Kia Picanto además cuenta con una acertada estética y una variada gama de motores ecológicos y eficientes. El precio del Volkswagen es considerablemente superior a todos sus rivales pero a cambio ofrece la mayor capacidad de maletero, un nivel de acabados y refinamiento un peldaño por encima del resto y una depreciación inferior a todos ellos. 



A favor

- Economía (gasta poco, pero el gasto está íntimamente ligado a lo que le se le exija en prestaciones)

- Tamaño (es pequeño y fácil de aparcar pero tiene un interior sorprendentemente espacioso con un espacio razonable para trasladar a cuatro pasajeros)

- Maletero (aunque 251 litros puedan parecer pocos, es de los más amplios de su tamaño)

- Polivalente (en ciudad se desenvuelve perfectamente pero también es válido para salir a carretera)

- Diseño (tiene un diseño atractivo en el exterior y en el interior. La calidad es muy razonable)

En contra

- Cambio automático (en este modelo, sin duda, mejor siempre el modelo manual)

- Plazas (solo cuatro plazas)

- Sonoridad (Elevada a alta velocidad aunque a algunos les puede molestar a mi me parece un sonido agradable)

- Ventanillas (en el up! no se pueden abrir las ventanillas traseras por lo que los pasajeros de estas plazas dependen únicamente de la ventilación de las ventanillas delanteras. Las delanteras tienen un interruptor en cada puerta, el conductor tiene que alargar el brazo hasta la puerta del acompañante)

- Precio (superior al resto en varios miles de euros)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Octubre 2012

Tu seguro en un click

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche