Prueba VOLKSWAGEN GOLF
Cabriolet 2.0 TDI BMT 140 CV DSG

VW GOLF CABRIO: SILENCIO, SE RUEDA

Tras casi nueve años desaparecido del mercado, a finales del año pasado regresó de nuevo. Mientras el resto de fabricantes se decidía por los techos duros retráctiles por segmentos, Volkswagen sigue prefiriendo la primitiva alternativa de la tela estirada sobre un marco. Algo así como una declaración de fidelidad a sus orígenes.

Golf cabrio, un icono Prueba VOLKSWAGEN GOLF

El Golf cabrio siempre ha representado una parte muy popular y entrañable dentro de la historia del Golf. Desde la aparición del Golf III con el injerto delantero del frontal del Golf IV, los únicos representantes en Volkswagen del concepto cabrio habían sido el Beetle Cabrio y el Eos, éste último con la capota rígida dividida en secciones, pero la verdad es que ninguno de estos modelos llenaba el hueco dejado por el Golf.

Así, llegada la hora tuvieron que volver a la mesa de dibujo para trazar las líneas de lo que sería la versión cabrio sobre la “nueva” carrocería del Golf.

Está basado en el Audi A3 descapotable por lo que la calidad de fabricación es un hecho incuestionable, Aparte de las nuevas luces led en los pilotos traseros, se realizó un pliegue de la tapa del maletero que continúa por los laterales para ayudar a distinguir ambas versiones (cerrada y cabrio), aunque este toque es muy sutil.

Es la primera vez que se ha fabricado un Golf Cabrio sin la barra central antivuelco, en su lugar lleva instaladas unas barras que salen en milésimas de segundo en el caso de detectar algún problema. Los nueve años que han pasado entre el anterior Golf Cabrio y el actual, ha hecho que todos los avances dinámicos y técnicos que han ido apareciendo, se hayan incorporado lo que ha dado lugar a que exista todo un mundo de distancia entre ambos modelos. Tanto por rigidez de la carrocería como por funcionamiento general, el refinamiento es tan elevado que deja al anterior modelo en clara evidencia.



Modelos y versiones Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Toda la gama mecánica, y esto no es algo habitual, resulta altamente recomendable. Empezando por los motores de gasolina TSI: 1.2 (105 caballos), 1.4 (122 y 160 caballos) y 2.0 (210 caballos) cuentan con la opción de cambio automático DSG de seis y siete velocidades (en función del modelo). Los diesel disponibles son dos: el 1.6 TDI (105 caballos) y el 2.0 TDI (140 caballos), este último con la opción del cambio automático DSG de seis relaciones. 

El precio inicial de nuestra versión de pruebas es de 33.810 euros. Las opciones que incluye son la pintura metalizada (500 euros), Paquete Excellence (2.695 euros) que incluye asientos delanteros deportivos, asientos delanteros con calefacción, diversos detalles en cuero (volante, pomo), lavafaros, faros de xenon dobles con luz día, iluminación de la matrícula con tecnología led. También cuenta con tren de rodaje deportivo (220 euros), paravientos (320 euros) por lo que el precio total sin descuentos de esta unidad es de 39.875 euros. Todos los Golf vienen de serie con ESP, climatizador bizona, llantas de aleación, luces automáticas y retrovisores eléctricos entre otros.

Existe un Golf cabrio a partir de 29.520 euros. 



Interiores Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Cualquiera que compre un modelo cabrio sabe que la practicidad no es una de sus principales virtudes, con el Golf Cabrio ocurre lo mismo que con el resto de descapotables, es necesario sacrificar parte de la habitabilidad que normalmente tienen los modelos de los que derivan. Se pierde una plaza, se pierde algo del volumen del maletero pero algunas cosas permanecen invariadas, como las plazas delanteras, tan cómodas y espaciosas como en un Golf normal. Hay bastante espacio delante como para viajar extremadamente cómodos además los asientos son tan envolventes (asientos deportivos opcionales) como en cualquier deportivo de altas prestaciones.

Son dos puertas y cuatro plazas, con 4,215 mm de longitud y 1,424 mm de altura, el Golf Cabrio es más pequeño que el Eos, pero sin embargo tiene la misma distancia entre ejes (2.578 mm). Por ello las plazas traseras cuentan con un espacio interior bastantevolkswagen golf razonable para los pasajeros y con un acceso cómodo incluso con el techo cerrado. Sin embargo tras un periodo largo de utilización, la conclusión es que los más adecuados para viajar en estas plazas son los niños.

Con el techo abierto por completo se descubre otra de las buenas ideas que han tenido los diseñadores. Para no tener que añadir ninguna cubierta extra con la que tapar los huecos que quedan al desplegar el techo, este ejerce de tapa (concretamente su sección central) y cubre todo el espacio habilitado para almacenarlo. Una de las grandes ventajas de este sistema de techo de lona es que no resta espacio al maletero, no hay tapas que encajar para reservar espacio dentro del maletero y siempre gozamos de unos razonables 250 litros de capacidad. La capacidad no es brillante pero es siempre la misma independientemente de si el techo está abierto o cerrado. Un pequeño inconveniente es que la “boca” de entrada del maletero es bastante estrecha, por lo que meter maletas grandes u objetos voluminosos se convierte en una especie de reto.



Lona o metálico, ¿Cual es mejor? Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Como comentábamos los dos sistemas de techo (rígido y de lona) tienen ventajas e inconvenientes. La primera es la sonoridad en marcha, habitualmente son menos ruidosos los techos metálicos por la simple lógica de la diferente capacidad de aislamiento entre en ambos materiales. En el Golf cabrio se ha añadido una piel exterior adicional así como nuevas ventanas y juntas en las puertas para reducir al máximo estas diferencias. En la práctica los resultados no pueden ser más prometedores ya que la diferencia entre un Golf cerrado y esta versión no son demasiado grandes. 

Con el techo abierto, el deflector trasero opcional (320 euros) colocado y las cuatro ventanillas subidas es posible circular en pleno invierno (5º) y no sentir frío alguno. Además al no sufrir las turbulencias que produce el viento se puede mantener una conversación en tono normal, incluso a velocidades muy superiores a las legales. No ocurre lo mismo en las plazas traseras en las que se ven más afectados por el aire golpeando constantemente en sus cabezas, por cierto con el deflector puesto quedan anuladas las dos plazas traseras.volkswagen golf

Los tiempos de apertura varían en función de la complejidad de los sistemas de plegado, en el Golf rezuma sencillez por todas partes ya que basta con apretar un solo botón, situado junto a la guantera central, y en solo 9,5 segundos y sin necesidad de realizar ninguna otra acción, el techo queda completamente recogido en la parte trasera (lo mismo para cerrarlo).

Debido a esta rapidez de funcionamiento y a que es posible realizar la apertura o cierre mientras vamos en marcha (siempre que no se superen los 30 kilómetros/hora) es muy cómodo poner o quitar el techo mientras vamos circulando. Si el coche sobrepasa los 30 kilómetros/hora el techo detiene su proceso de apertura/cierre y nos avisa en el cuadro, pero si hacemos caso omiso y seguimos acelerando terminaría por romperse a causa de la acción del viento. Una ventaja de los techos de lona frente a los metálicos y llenos de engranajes es la reducción de peso. Esto influye en el manejo, en los consumos y en las prestaciones en general. 



En carretera Prueba VOLKSWAGEN GOLF

La primera duda que surge cuando se prueba un cabrio es saber cuanta rigidez sacrificamos por haber perdido los refuerzos estructurales superiores del techo. En esta versión del Golf se nota el esfuerzo realizado al añadir varias barras de refuerzo en la parte baja. Esta fortaleza estructural se materializa en que no existen ruidos, crujidos, o cualquier otro tipo de sonido o estremecimiento derivado de una utilización extrema o del paso por carreteras en mal estado. Lo cierto es que sufrir estos crujidos o sacudidas es más habitual de lo que parece en los modelos cabrio, sucede incluso en algunos modelos Premium, pero en el caso del Golf se ha conseguido construir un coche sólido y rígido lo que no deja de ser un logro impresionante. 

El motor de dos litros y 140 caballos se siente lleno de vida a cada instante, el cambio DSG combina de maravilla con esta mecánica y hasta parece extraer algo más de esencia al motor que con la versión manual. Practicando una conducción deportiva es posible cambiar de marcha con las levas del volante de una forma rápida y divertida. La respuesta del cambio a nuestras pulsaciones en las levas es casi instantánea. Es posible reducir dos o tres marchas de golpe antes de entrar en una curva dando tres rápidos toques con el dedo en la leva correspondiente. La aceleración con el cambio DSG no difiere de la versión manual y en algunos casos hasta será posible mejorarla. La sonoridad es muy contenida, a velocidades medias no se escucha a penas al motor, incluso con el techo abierto no se puede calificar de ruidoso.

El comportamiento de la suspensión es, con la opción de la suspensión deportiva, cómoda y eficaz al mismo tiempo. Los apoyos fuertes en curva no suponen ningún problema y a la hora de rodar por carreteras bacheadas, las irregularidades se filtran sin pasar a los pasajeros. 



Consumos reales Prueba VOLKSWAGEN GOLF

Este potente y brioso motor puede llegar a ser muy poco bebedor. El cambio DSG penaliza levemente los consumos totales (alrededor de medio litro) pero el placer de conducción obtenido a cambio, bien vale el esfuerzo económico. El consumo medio homologado es de 5,1 litros cada 100 kilómetros, durante la prueba practicando una conducción conservadora hemos llegado hasta 5,6 litros cada 100 kilómetros. En cualquier caso practicando una conducción más despreocupada y con tintes deportivos, cuesta superar los 7 litros/100 kilómetros. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VW GOLF CABRIOLET?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Volkswagen Golf Cabriolet 2.0 TDI BMT 140 Cv DSG, hemos tomado como referencia una mujer de 35 años casada, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda el coche en garaje individual y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia, es Nuez con un precio de 431.32 euros y con una una calidad en la póliza de 5.46.



Rivales y conclusión Prueba VOLKSWAGEN GOLF

No existen demasiados rivales para el Golf, dentro de su propia casa nos encontramos el Audi A3 o el Volkswagen Eos. Ambos son considerablemente más caros, el Audi comparte plataforma con el Golf pero por dentro, a la postre, los tres modelos cuentan con una habitabilidad similar.

Otros rivales como el Peugeot 308 CC o el Renault Mégane Coupé Cabrio utilizan el sistema de techo rígido que aunque resta espacio de maletero (alrededor de un 45%), no les deja muy lejos del Golf por capacidad y con el techo cerrado casi duplican la capacidad de maletero del Golf. Por el precio del Golf TDI 140 cv podemos optar a comprar una versión más potente de Peugeot y Renault, las respectivas de 160 caballos, aunque eso si con cambio manual ya que ambos modelos franceses carecen de la opción de cambio automático para el motor diesel.

No hay ninguna duda de que el Golf Cabrio es un coche deseable y que logrará mantener su valor mejor que el resto de sus competidores. La mezcla de practicidad razonable hace que pueda ser utilizado como coche de diario. Si a esto le sumamos una gama de motores que tanto en gasolina como en diesel ofrecen un compromiso entre prestaciones y consumos superiores al resto, el Golf se postula como una referencia dentro del segmento, aunque en realidad nunca ha dejado de serlo. 



A favor

- Sonoridad (la gruesa capota de lona está muy bien construida y es una de las principales responsables de la baja sonoridad)

- Maletero (el espacio del maletero es válido para el equipaje de un fin de semana manteniendo intacta su capacidad independientemente de que el techo esté abierto o cerrado)

- Valor (el Golf está considerado uno de los coches con mejor valor de recompra del mercado, la depreciación de este modelo es muy inferior al resto de sus competidores)

- Rigidez (sorprende el buen comportamiento en cualquier situación, los refuerzos adicionales en la carrocería cumplen muy bien su función)

- Precio (es el más barato entre sus rivales pero con una calidad y acabados situados en un nivel superior, es más barato que un Audi A3 o un Volkswagen Eos)

En contra

- Estética (con el techo cerrado es algo extraña, gana mucho con el techo abierto)

- Plazas traseras (aunque tienen un acceso fácil, dos adultos durante un viaje largo acabarían francamente cansados, mejor para niños. No es de las peores)

- Maletero (sus rivales tienen casi el doble de maletero y aunque pierden capacidad al abrir el techo, tampoco se apartan mucho de las cifras del Golf)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Noviembre 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar