Prueba VOLKSWAGEN POLO
1.4 GTI 180 CV 3p DSG

VOLKSWAGEN POLO: ÁNGEL O DEMONIO

El Volkswagen Polo es uno de los mejores utilitarios del mercado, tanto por calidad de realización como por respuesta, amplitud de gama y variedad de equipamiento. La versión GTI no hace más que confirmar esta tesis, aunque a costa de ser algo más exigente con su conductor. Sin embargo, si se le trata con suavidad, puede llegar a ser casi tan cómodo como el resto de versiones. Ángel o demonio, tú eliges.

  

Parecidos pero no iguales Prueba VOLKSWAGEN POLO

volkswagen polo gtiEl Polo GTI se distingue del resto de la gama por su potente motor 1.4 TSI de 180 CV con doble sobrealimentación. Va acoplado a una caja de cambios automática de doble embrague «DSG» de siete velocidades. Es el mismo motor que tienen otros dos pequeños deportivos del Grupo Volkswagen: el SEAT Ibiza CUPRA y el Škoda Fabia RS.

Disponible con carrocería de 3 ó 5 puertas, la versión más potente del Polo se diferencia de las demás porque la altura libre al suelo es 15 milímetros menor, los paragolpes son de diferente diseño, la parrilla delantera tiene forma de panal de abejas y el borde de color rojo y la salida de escape es doble. Tiene luz de marcha diurna mediante diodos luminosos (LED) y unas llantas de aleación de 17 pulgadas muy similares a las que llevaba la quinta generación del Golf GTI (2004-2009).

El Polo GTI alcanza una velocidad máxima de 229 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos. Son unos datos excelentes porque están más próximos a los modelos de mayor potencia como el Citroën DS3 Racing (203 CV) o el Renault Clio Renault Sport (201 CV) que a los del Ibiza CUPRA (180 CV) o el MiTo 1.4 Turbo MultiAir Quadrifoglio Verde (170 CV).

En el habitáculo también hay ciertos detalles que lo diferencian de cualquier otra versión. Así, el tapizado del techo y de los pilares es de color negro, igual que los parasoles y los asideros para sujetarse. Tiene diferentes piezas terminadas en color cromo mate en el volante, la consola central, la palanca de cambios y algunos de los mandos. El juego de pedales es de aluminio con inserciones de goma para mejorar el agarre.

volkswagen polo gtiLos asientos tienen un tapizado específico, similar al del Golf GTI, y en el respaldo aparecen las siglas «GTI» —éstas también están presentes en el exterior del coche, en la parrilla y el portón del maletero—. El volante, de forma plana en su parte inferior, va forrado de piel de color negro con las costuras en rojo, lo mismo que la palanca de cambios y el freno de mano.

La instrumentación también tiene ciertos cambios con respecto al resto de la gama ya que el velocímetro está calibrado hasta 260 km/h y los indicadores para el nivel del combustible y la temperatura del líquido refrigerante son analógicos, no digitales.

Esta es la tercera generación del Polo GTI. Las dos anteriores llegaron al mercado en 2001 y 2006, respectivamente. Tenían 125 y 150 CV, respectivamente. De la segunda generación hubo una versión de 180 CV («Cup Edition»).



Todo sensaciones Prueba VOLKSWAGEN POLO

El Polo GTI es un coche que no deja indiferente a nadie, ni por su estética —llamativa pero sin caer en estridencias— ni por su respuesta —excepcional en todo momento—. Es ágil y estable, aunque no llega al nivel de un MINI Cooper S o un Renault Clio Renault Sport porque está un poco más enfocado a la comodidad que a la deportividad que estos dos. A su agilidad contribuye el hecho de que el control de estabilidad tiene una función («XDS») que mejora la capacidad de tracción en curva. Cuando el coche está realizando un giro y la rueda del interior pierde tracción —si la aceleración es intensa—, el sistema interviene para frenarla y, de esa forma, la del exterior pueda recibir más fuerza. 

A pesar de tener una suspensión tirando a dura, no resulta incómoda a la hora de viajar, ni por autovías con grandes juntas de dilatación ni por carreteras de doble sentido con asfalto en mal estado. Los grandes baches y resaltes para aminorar la velocidad tan típicos de las ciudades son las imperfecciones que más pueden comprometer la comodidad del Polo GTI. Aún así, las irregularidades del piso no llegan a los ocupantes como en otros coches de cierto tacto deportivo.

volkswagen polo gtiCon una dirección muy precisa, la versión más potente del utilitario de Volkswagen entra muy bien en las curvas y no pierde la trayectoria salvo si realizan fuertes frenadas. Gracias a sus dimensiones, es un coche con el que es sencillo maniobrar y moverse en pequeños espacios, tanto el tráfico diario como a la hora de estacionar. La visibilidad es buena en todas direcciones gracias a unos espejos retrovisores y una luneta de buen tamaño. A ello contribuye, cuando se circula con poca luz natural, los formidables faros de xenón, que iluminan cualquier tipo de vía a la perfección.

El motor de gasolina de 1.4 TSI de 180 CV es un prodigio de aceleración y respuesta a cualquier régimen, a lo que ayuda el magnífico cambio de doble embrague «DSG» de siete velocidades. Tiene mucha fuerza a cualquier régimen y permite realizar adelantamientos en pocos metros y con gran seguridad.

Una característica del Polo GTI es que, saliendo desde parado, si se pisa a fondo el pedal del acelerador, el control de tracción entra en funcionamiento porque las ruedas delanteras no son capaces de transmitir al asfalto toda la fuerza del motor. Éste sobresale por su atrayente sonido a altas revoluciones. En la parte baja del rango de vueltas, es silencioso y agradable. El habitáculo está bien insonorizado y, salvo a alta velocidad —por encima de la legal en España—, no hay ruidos molestos que lleguen a los ocupantes, ni de rodadura ni procedentes del motor.

volkswagen polo gtiLa transmisión automática «DSG» tiene dos modos de funcionamiento: «D» y «S». Es todo suavidad y buen funcionamiento. Si se desea realizar una conducción tranquila, buscando consumir el mínimo de combustible, este cambio, en la posición «D», pasa a una marcha más larga en cuanto es posible de forma sutil, sin que apenas se note. Por el contrario, si se quiere llevar a cabo una conducción deportiva, el modo «S» alarga los cambios de marcha y permite sacarle todo el partido al excepcional motor 1.4 TSI de 180 CV.

La variante más deportiva de la gama Polo destaca por ser uno de los utilitarios de más de 160 CV que menos consume. Así, por ejemplo, en nuestro habitual recorrido para medir el gasto de carburante, un trayecto de 150 km por autovía realizado a una media de 120 km/h, consumió 7,6 l/100 km —poco para un coche de gasolina de su potencia—. En recorrido por una carretera de curvas, circulando a ritmo rápido con continuas aceleraciones muy fuertes y adelantamientos en poco espacio que requieren toda la fuerza del motor, gastó 11,1 l/100 km.



Cada cosa en su sitio Prueba VOLKSWAGEN POLO

El habitáculo del Polo GTI de tres puertas, la variante que probamos, es espacioso para cuatro adultos, siempre que éstos no midan más de 1,80 metros y quieran acomodarse en las plazas traseras. Personas de esa estatura o inferior no tendrán problemas para encontrarse a gusto en los asientos traseros porque la altura es suficiente y su cabeza no rozará con el tapizado del techo, siempre que sus caderas no estén completamente apoyadas sobre la base del respaldo. 

volkswagen polo gtiLa anchura es escasa para que tres adultos viajen en las plazas posteriores, mientras que el espacio para las piernas de estos ocupantes es correcto. Un problema de los reposacabezas delanteros es que quedan un poco lejos de la cabeza del conductor y su acompañante, algo poco seguro en caso de accidente. Los traseros también tienen un fallo: no se pueden elevar para colocarnos en una posición adecuada para personas de 1,75 metros o más.

El acceso al interior del Polo GTI es cómodo y sencillo en lo que se refiere a las plazas delanteras porque las puertas tienen un ángulo de giro muy amplio, pero no sucede lo mismo en el caso de las plazas posteriores: hay que agacharse bastante y contornear el cuerpo para poder acomodarse. Se agradece que los asientos delanteros recuperen su posición inicial después de haber sido movidos para dejar paso a los ocupantes traseros.

El puesto de conducción es perfecto para personas de casi cualquier talla gracias a que el volante y el asiento tienen amplias regulaciones en altura y profundidad. El volante es plano por su parte baja, una cuestión más estética que práctica. Aunque no resulta incómodo, hay que acostumbrarse cuando se trazan curvas muy cerradas. La instrumentación es muy completa y es muy sencilla de leer con un simple golpe de vista.

Los asientos son muy cómodos. Tienen un mullido más bien duro que impide que el cuerpo se hunda en la banqueta. Los delanteros dan mucha sujeción gracias a los grandes contornos laterales.

Todo el habitáculo está realizado con materiales de mucha calidad, poco frecuentes en utilitarios de tamaño similar al Polo. Las piezas ajustan a la perfección y no hay ni bordes mal rematados ni filos cortantes. Todos los mandos tienen muy buen tacto, son accesibles y fáciles de manejar.

Hay muchos huecos para objetos repartidos por el interior, desde unos de gran tamaño como los que hay bajo la consola central, por delante de la palanca de cambios, o entre los asientos delanteros, hasta otros pequeños como las bolsas de las puertas. El apoyabrazos central, reclinable, tiene espacio en su interior para dejar lo que normalmente se lleva en los bolsillos, como un teléfono móvil y una cartera.

El maletero del Polo GTI tiene una capacidad de 185 litros. Son 76 litros menos que el resto de la gama. El motivo: volkswagen polo gtila batería va situada en la parte trasera de la carrocería y resta volumen de maletero. Éste tiene formas regulares, lo que facilita la colocación de la carga, pero no tiene mucha altura —con la bandeja en su posición normal—. Hay cuatro argollas en las que sujetar una red o unas cinchas elásticas con las que asegurar la carga, además de dos pequeños ganchos para bolsas. Además, hay una cinta a la izquierda para sujetar pequeños objetos.

Un buen detalle es que hay dos piezas retractiles en los laterales que permiten sujetar el piso del maletero cuando se necesita acceder al hueco que hay bajo él, donde va la rueda de repuesto. Ésta es de emergencia, no igual que las otras cuatro.

La capacidad de carga se puede llegar hasta 882 litros si se reclinan los respaldos de los asientos posteriores. Esta operación es sencilla de realizar y permite obtener un fondo plano, muy últil a la hora de transportar objetos de gran longitud.

El equipamiento de serie del Polo GTI es muy completo. Incluye seis airbags, faros de xenón, control de estabilidad, espejos retrovisores calefactados con ajuste eléctrico, climatizador, control de presión de los neumáticos, asistente de arranque en pendiente y reposacabezas activos en los asientos delanteros, entre otros elementos.



Dura competencia Prueba VOLKSWAGEN POLO

El pequeño y selecto grupo de utilitarios de entre 170 y 210 CV está formado por modelos tan carismáticos como Alfa Romeo MiTo 1.4 Turbo MultiAir Quadrifoglio Verde (170 CV), el Citroën DS3 Racing (203 CV), el MINI Cooper S (184 CV), el Opel Corsa OPC (192 CV), el Renault Clio Renault Sport (201 CV) o el SEAT Ibiza CUPRA (180 CV). Todos ellos son las alternativas más claras al Polo GTI. 

La propuesta de Volkswagen se puede adquirir desde 22.270 € con carrocería de tres puertas o a partir de 22.880 € en su versión de cinco puertas. Es más asequible que un DS3 Racing, tiene un precio similar al de un Clio Renault Sport y es algo más caro que un Corsa OPC o un Ibiza CUPRA. También son más económicos el Škoda Fabia RS y el Alfa Romeo MiTo 1.4 Turbo MultiAir Quadrifoglio Verde, no así el MINI Cooper S. Cualquiera de ellos satisfará las necesidades de los conductores con más espíritu deportivo.



Conclusión Prueba VOLKSWAGEN POLO

El Polo GTI es un modelo muy completo, sin apenas fallos, que permite tanto circular deprisa por una entretenida carretera de curvas como ser una buena opción como coche de ciudad. Aunque no es el utilitario de tacto más deportivo, no desentona en absoluto y puede ser muy divertido de conducir. Muy a tener en cuenta, debe ser una de las opciones a barajar para todo aquel que quiera un turismo de tamaño contenido que aporte distinción y todo tipo de sensaciones.



A favor

- Motor (Es excelente, sobre todo por su gran capacidad de aceleración)

- Comodidad (Aunque no tiene una suspensión tan cómoda como la del resto de la gama, sí es mejor que la de otros utilitarios deportivos)

- Consumo (Gasta poco carburante en casi cualquier circunstancia)

En contra

- Precio (Hay modelos de su tamaño y potencia similar más asequibles)

- Deportividad (Para el que sólo busque respuesta, hay otros utilitarios parecidos más precisos)

- Imagen (Los rasgos distintivos del diseño pueden no ser suficientes para algunos compradores)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: José Robledo
Enero 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar