Presentación TOYOTA GT86

¿ES SOLO EL PRINCIPIO?

Después de que cesara la producción del Toyota Celica y MR-2, la gama de deportivos en Toyota carecía de un representante. Para llenar ese hueco, Toyota lanza un deportivo biplaza fruto de la alianza con Subaru en 2005 que será un hermano casi gemelo del Subaru BRZ.

 

Presentado en el Salón de Tokio del año pasado, el GT86 está construido sobre una plataforma completamente nueva y ha sido desarrollado pensando en potenciar ciertas cualidades dinámicas. “Si un coche no es divertido, no es un coche”, advirtió el Director Ejecutivo de Toyota Akio Toyoda cuando citó el nuevo eslogan de la compañía: “El placer de conducir, una vez más”. Y es eso precisamente lo que representa este deportivo que llega para seguir manteniendo el listón alto como lo hicieron sus antepasados: Toyota Sport 800, Toyota GT-2000, Toyota Celica, Toyota Supra y Toyota MR-2.

La carta de presentación del GT 86 advierte de sus intenciones: motor delantero, propulsión trasera, reparto de pesos 53 %/ 47 % y motor boxer de origen Subaru de dos litros atmosférico con 200 caballos.

Toyota ha tratado de recuperar en este modelo la esencia de un deportivo ligero evitando las tracciones integrales, turbos y pesos desproporcionados.

toyota gt86El resultado, a falta de hacer una prueba más exhaustiva, es que el GT86 es realmente divertido, noble y transmite sensaciones que se echaban de menos en los deportivos de nuestro panorama actual. Según el ingeniero de desarrollo Yoshi Sasak, “Los fanáticos de los coches deportivos se llegan a aburrir con los coches que cuestan demasiado en los que el conductor no cuenta en exceso, están basados en motores turbo de elevada potencia con tracción integral y un agarre al asfalto masivo”. Y en parte tiene razón, no son vehículos con los que poder disfrutar plenamente en una vía pública.

Por dimensiones (mide 4,24 metros de largo y 1,29 de altura) se enfrentará a rivales como el Volkswagen Scirocco y Peugeot RCZ. Por espacio queda a caballo entre ambos modelos ya que en el Volkwagen pueden acomodarse cuatro adultos, en el Toyota tres (si adelantamos el asiento del copiloto) y en el Peugeot apenas caben dos niños.

Toyota ha echado la mirada atrás en el diseño de este modelo que está inspirado en el 2000 GT.

El motor es lo que uno espera de su envoltorio. El motor boxer de origen Subaru y retocado por Toyota cuenta con dos tipos de inyección, directa e indirecta con dos inyectores por cilindro. Tiene una respuesta justa a pocas vueltas, por lo que se hace necesario llevarlo en la zona alta del cuentavueltas para notar los 200 caballos, la potencia máxima la entrega a 7.000 r.p.m. El cambio de marchas tiene un tacto excelente y una precisión elevada, los desarrollos son los adecuados para un deportivo. La caja de cambios automática es también de seis relaciones y de convertidor de par. No es tan deportiva como la manual o como una de doble embrague y hace que se pierdan prestaciones (aceleraciones y velocidad punta), sin embargo los consumos y emisiones son menores. La dirección, eléctrica, transmite fielmente el asfalto y si el firme está húmedo, el diferencial autoblocante hace que recuperemos el control con una suave y progresiva deriva de la parte trasera. En definitiva, el GT86 hace siempre lo que su conductor quiere, incluso para los pilotos poco experimentados que percibirán unas sensaciones poco habituales en los deportivos actuales.

toyota gt86Cuenta con tres posiciones de control de estabilidad: activado, desactivado pero con el control de tracción en modo deportivo y completamente desactivado.

En el interior se respira una atmosfera deportiva sin excesos. Lo cierto es que en su simplicidad reside su belleza, sin echar en falta ningún testigo o indicador cuenta con todo lo necesario realizado bajo unos estándares de calidad elevados. En el volante los diseñadores decidieron eliminar botones de control por doble motivo, su tamaño era muy reducido y no querían distraer al conductor.

El equipamiento de serie incluye los faros de xenón, llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 225/45, luz diurna y faros antiniebla, climatizador, detalles en aluminio en el paso de puerta y reposapiés, sistema multimedia con pantalla de 6,1 pulgadas y volante de cuero regulable en altura y profundidad.

Las opciones son la pintura metalizada (500 euros), navegador (750 euros), asientos de cuero/alcántara (1.500 euros) y protección cerámica de pintura y llantas (450 euros).

toyota gt86La protección cerámica consiste en un sello a base de silicio y PTFE (politetrafluoroetileno) que se une con la superficie sobre la que se aplica: pintura exterior, tapicería o llantas. Con una sola aplicación proporciona cinco años de protección. Aplicable también a vehículos Toyota usados.

En cuanto al precio de venta parte de 29.990 euros para el modelo manual y 33.490 euros para el automático, ambos de seis relaciones. Este último incluye en el precio además del cambio automático la tapicería en alcántara y piel.

El centro de gravedad está situado muy bajo, no más que ver la altura total. La suspensión delantera MacPherson y los dobles triángulos de la trasera, hacen que aun siendo firme, sea tan confortable como para que se convierta en nuestro coche de todos los días. Estará a la venta a partir de julio de este año en siete colores diferentes y con multitud de opciones de personalización. Toyota espera vender en todo el mundo 15.000 unidades hasta 2013.

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar