Prueba SSANGYONG RODIUS
e-200 Xdi 155 CV Limited

EL RODIUS SE ACICALA

Un coche cargado de equipamiento, con capacidad para transportar a siete pasajeros con absoluta comodidad, más largo y grande que la mayoría de las berlinas de lujo, tan alto como un SUV de tamaño medio y que cuesta menos que un Volkswagen Golf de los lujosos, parece toda una utopía. Su antepasado estaba catalogado como uno de los modelos de diseño exterior más desafortunados de los últimos tiempos y a pesar de ello, cosechó unas excelentes cifras de ventas

  

NO LEVANTA PASIONES PERO...

A lo largo de su vida comercial, el Rodius ha recibido muchos comentarios positivos de los cuales, ninguno ha sido acerca de su apariencia. Sus proporciones y formas, hablamos del modelo antiguo, le han convertido para muchos en el modelo más feo del mercado. Sin embargo, esto no le ha impedido cosechar un buen éxito comercial. Se diseñó desde dentro hacia fuera con el fin de ssangyong rodiuslograr el monovolumen de siete plazas más amplio del mercado. Además de ser un gran monovolumen, el Rodius añade algunas virtudes que le distinguen un poco más dentro de su segmento, como la posibilidad de elegir una versión con tracción a las cuatro ruedas.

No era muy complicado mejorar su antiguo aspecto exterior. La nueva versión es algo así como una mejora radical, a pesar de seguir teniendo una cintura alta y unos pasos de rueda pequeños, todo en general es más convencional y el diseño de las ventanas y líneas de la carrocería hace que, por lo menos, se le vea normal. Al natural el Rodius no resulta feo, sigue siendo un coche demasiado grande pero no lo oculta. En comparación con el modelo anterior parece más compacto pero sin embargo ha crecido ligeramente, ahora mide 5,13 metros. La plataforma utilizada es la misma que la del modelo saliente, comprada a Daimler Chrysler y proveniente de un antiguo Mercedes-Benz Clase E.



MODELOS Y VERSIONES

En el anterior Rodius se utilizaba, además de la plataforma del Clase E, un motor turbodiesel de Mercedes de 5 cilindros. En esta ocasión han optado por una alternativa de cosecha propia de cuatro cilindros y 155 caballos. Va montado longitudinalmente y puede ssangyong rodiusser propulsión trasera o con tracción a las cuatro ruedas. Las transmisiones pueden ser manuales de seis relaciones o automáticas de cinco velocidades. Tiene dos acabados además del básico: Premium y Limited.

El modelo de nuestra prueba corresponde a la versión más lujosa, Limited, que tiene un precio inicial de 30.400 euros. El equipamiento de serie es muy completo e incluye: ayuda y cámara de aparcamiento trasero, faros antiniebla, volante multifunción, ordenador de a bordo, climatizador bizona, lunas tintadas, techo solar eléctrico, volante y tapicería de cuero, Radio CD multimedia, DVD, Bluetooth y tomas auxiliares y MP3, navegador, llantas de aleación de 17 pulgadas, alarma antirrobo, rueda de repuesto de serie. La única opción que añade es la pintura metalizada por 460 euros.

Existe un Rodius desde 22.900 euros con todos los descuentos incluidos.



INTERIORES

La verdadera razón que justifica la existencia del Rodius es su interior. No hay muchos monovolúmenes en el mercado capaces de transportar a siete pasajeros cómodamente y sus equipajes. Uno de los secretos de ofrecer un espacio tan desmesurado es que la ssangyong rodiustercera fila de asientos, se desplaza longitudinalmente 17 centímetros. Los asientos centrales también ofrecen esa posibilidad. De este modo se pueden repartir el espacio para pasajeros y maletero en función de nuestras necesidades. La cabina interior del Rodius es muy amplia, tanto que se permite el lujo de poner solo dos asientos en la segunda fila, eso sí, generosamente colocados para gozar de espacio a lo ancho y a lo largo. El asiento de la tercera fila es una butaca corrida de tres plazas y tras ella, un generoso maletero de 870 litros y ampliable hasta los 3.000 litros si desmontamos las dos últimas filas de asientos. El Rodius cuenta con una rueda de repuesto de idéntica medida a las cuatro que monta, al estar por debajo del piso del maletero no le resta espacio y en caso de pinchazo resulta la opción más recomendable y cómoda. La renovación interior en general ha sido algo menor que la exterior.

El cambio principal es la introducción de un segundo tablero de instrumentos que indica entre otros, la velocidad de forma digital, detrás del volante. ssangyong rodiusPara conocer las revoluciones o el nivel de combustible hay que mirar al cuadro principal colocado en el centro del salpicadero. Mientras, desde el asiento delantero la posición es muy cómoda y la calidad de los materiales bastante consistente aunque un poco rudimentarios. Los relojes del cuadro de mandos del tablero central no son fáciles de leer y en ocasiones, los reflejos del sol impiden una lectura clara no sucede lo mismo con el pequeño cuadro que va colocado justo detrás del volante, que sí resulta fácil y rápido de leer.

La guantera central, ubicada entre los asientos delanteros viene con bastante capacidad y sirve de reposabrazos de las plazas delanteras, también se incluye una conexión auxiliar de audio y USB. Las tapicerías interiores se pueden elegir en tela o cuero, la calidad de los materiales es en general discreta pero algunas partes destacan por utilizar plásticos blandos al tacto y en general se percibe que está acorde con lo que se paga por él y lo que obtenemos a cambio.



EN CARRETERA

En marcha se siente como lo que es, un coche muy grande, nunca hay que olvidarse de ello. Al renovar el bloque anterior de origen Mercedes, 2,7 litros y 165 caballos, y sustituirlo por el 2.0 litros y 155 caballos podría parecer sobre el papel un cambio a peor, pero nada más lejos de la realidad. Con 360 Nm de par y una nueva transmisión manual de seis velocidades es más rápido y sobre todo ssangyong rodiusmás frugal que antes. La aceleración me ha sorprendido gratamente ya que aunque no se trate ni mucho menos de un deportivo, sí que tiene cierta alegría para realizar adelantamientos e incorporaciones con normalidad. Su aceleración se produce desde pocas vueltas y con las tres primeras marchas podemos realizar una incorporación complicada y alcanzar rápidamente una velocidad razonable. El motor hace que parezca un coche más pequeño y ágil de lo que es y en carretera es posible atacar las pendientes de autovía sin apenas tener que utilizar el cambio para reducir.

En los apoyos en curvas cerradas, sufre un poco y se tiene una ligera sensación de barco por lo que se parece más, por sensaciones, a un Land Rover Discovery que a un monovolumen grande. Hay que conducirlo con cierto mimo lógico y justificado por su volumen y peso, pero a parte de ello su conducción se puede calificar de satisfactoria. El motor diesel es bastante refinado, me ha dejado muy buenas sensaciones por su comportamiento general, aceleraciones, recuperaciones y respuesta desde pocas revoluciones. La caja de cambios requiere su pequeño periodo de adaptación, ssangyong rodiusla posición de la palanca de cambios queda alejada del puesto de conducción pero una vez asimilado esto, su manejo es plenamente satisfactorio.

Nuestra unidad de pruebas corresponde a la versión de dos ruedas motrices (propulsión trasera). El Rodius 4WD dispone de un botón en el tablero de mandos que permite elegir entre tres tipos de tracción: 2H, 4H y 4L. Entre los cambios que no se ven a simple vista se incluye el esquema de suspensiones que ha sido revisado, sobre todo en el eje trasero, y ahora se absorben mejor las irregularidades del asfalto. Donde más se aprecia este cambio es en la tercera fila de asientos donde los pasajeros notan mucho menos los rebotes, en cualquier caso el Rodius, es en general, un vehículo muy confortable para realizar viajes largos. En ciudad con su tamaño es más difícil encontrar aparcamiento (también por altura, por encima de 1,80 metros), pero la cámara trasera de aparcamiento resulta de mucha ayuda para este tipo de maniobras. Por calles estrechas hay que trazar las curvas o esquinas sin olvidar que vamos sobre un “monstruo” de más de 5 metros. Tiene un radio de giro aceptable lo que ayuda bastante, aunque en ocasiones por su gran tamaño es necesario hacer alguna maniobra más para atacar esquinas en las calles más estrechas de las ciudades.



CONSUMOS REALES

Este motor ha resultado menos bebedor que el anterior, pero desplazar un vehículo tan grande y pesado difícilmente puede hacerse gastando poco combustible. Durante la prueba ha resultado complicado conseguir promedios de consumo por debajo de los 8 litros/100 kilómetros a ritmos legales por autopista, eso si con cinco pasajeros y equipaje. No es una cifra mala, algunos de sus rivales de similar peso y características gastan incluso más.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL SSANGYONG RODIUS?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Ssangyong Rodius e-200 Xdi 155 Cv Limited, hemos tomado como referencia un hombre de 45 años casado, con 20 de antigüedad de carné, que vive en Cádiz, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 12.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 150 €, es Génesis con un precio de 375.07 € y con una calidad en la póliza de 8.75.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Tengo que admitir que no tenía muy claro que el Rodius con 155 caballos pudiera moverse razonablemente. Sus más de dos toneladas de peso y una aerodinámica tan poco favorable no eran precisamente una ayuda, además recordaba cuando probé hace ssangyong rodiustiempo el anterior Rodius de 165 caballos y no me pareció especialmente rápido. Sin embargo, este nuevo motor me ha sorprendido favorablemente, combinado con el cambio de marchas de 6 velocidades alcanza muy rápidamente los 120 kilómetros/hora de crucero y si se necesita, es muy fácil aumentar el ritmo. Al principio pensaba que era motivado porque la prueba la estaba realizando solo con conductor y sin equipaje, pero he podido realizar un viaje de largo recorrido con cinco pasajeros y el maletero a plena carga y los resultados han sido prácticamente igual de buenos.

Las suspensiones, con su tarado eminentemente suave, hace que en las inclinaciones en curvas y a medida que se fuerza el ritmo, el Rodius se sienta algo torpe. Pero es algo lógico tratándose de un coche de su tamaño, centro de gravedad y peso. Teniendo en cuenta a quien va dirigido este modelo, familias numerosas, esto no parece suponer ningún problema. No es muy probable que haya muchos usuarios de Rodius practicando una conducción agresiva. ssangyong rodiusEn carretera a alta velocidad se muestra equilibrado y muy poco sensible al efecto del viento lateral. No hay nada en el mercado con un precio similar y tanto espacio. Ha mejorado mucho en la mayoría de aspectos en los que fallaba el anterior modelo y aunque no es un coche perfecto, no hay ningún motivo para que no pueda mejorar considerablemente las ventas del anterior modelo al que supera en todos sus apartados por bastante diferencia. Sus rivales entre los turismos son muy escasos, el Lancia Voyager mucho más caro y el Mercedes Benz Clase R, equivalente al precio que suman dos Rodius juntos en sus versiones más caras.

Entre los vehículos comerciales se puede encontrar modelos como el Fiat Ducato, Peugeot Expert, Renault Trafic Combi. En el Rodius los materiales tienen una sensación más alta de calidad y aunque todavía no tienen un aspecto de lujo, la gran mayoría de propietarios se sentirán conquistados por la practicidad real de sus siete plazas.



A favor

- Estética (no es espectacular pero sí es mucho más atractivo que el modelo anterior)

- Prestaciones (el nuevo motor, a pesar de su menor potencia, ofrece un resultado mucho más satisfactorio que el anterior. Su respuesta, sobre todo desde pocas vueltas, es brillante y hace que resulte muy agradable su conducción)

- Espacio (siete plazas de primera clase y un maletero de 875 litros, poco más se puede decir)

- Precio (para conseguir algo parecido entre sus rivales hay que pagar bastante miles de euros más)

En contra

- Tamaño (hay que conducirlo sin olvidarse del gran tamaño y peso que desplaza, no es un coche para correr ni para callejear por calles estrechas, aunque pueda hacer ambas cosas)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Septiembre 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar