Prueba SEAT IBIZA ST
1.2 TSI 105 CV Start&Stop

MAS CAPACIDAD, IDÉNTICO DINAMISMO

El superventas de Seat tiene en esta versión de carrocería “Familiar” un plus de capacidad de carga considerable sin que la estética, muy bien resuelta, se resienta. Además el extraordinario motor turbo y la configuración de las suspensiones le aportan un dinamismo que para si quisieran muchos modelos con pretensiones deportivas.

  

MÁS MALETERO, LA RAZÓN DE SER

Bajo la denominación ST, Seat comercializa la versión con carrocería familiar del Ibiza, su modelo más popular. Y como en la mayoría de carrocerías de este tipo, el fabricante ha optado por alargar el voladizo posterior para incrementar la capacidad de carga, la razón de ser de este tipo de automóviles. En este caso son 18 centímetros suplementarios que repercuten al cien por cien en aumentar el volumen del maletero.

De hecho crece desde los 292 litros que cúbica en la carrocería de cinco puertas hasta los 430 en este ST. Sencillamente enorme. De entre los rivales, sólo su “primo”, el Skoda Fabia, con el que comparte chasis y órganos mecánicos le supera con unos espectaculares 505 litros. Todos estos datos corresponden a la carga por debajo de la bandeja cubre equipajes, retirándola y cargando “hasta el techo” la cifra aumenta. Pero si aun se necesita más espacio para bultos se pueden plegar asimétricamente en proporción 60/40 los asientos posteriores. Lamentablemente el suelo “resultante” no queda plano por completo al formarse un escalón de unos 10 cm. Para “rematar la faena” se ofrece opcionalmente un Paquete Almacenaje por 390 euros. Incluye, entre otras cosas, toma de corriente, ganchos de fijación, una red, un curioso cajón bajo la bandeja cubre equipajes que puede eliminarse en caso de necesidad y también cristales tintados posteriores.



HABITÁCULO DE FAMILIA

Dejando a un lado el maletero y la silueta más larga de la carrocería, por cierto muy bien resuelta estéticamente, el resto de este Ibiza no difiere en nada respecto a la versión de 5 puertas. En consecuencia cuenta con un habitáculo donde se alojan bien cuatro adultos. El quinto ocupante no será bienvenido en un viaje medio-largo por la anchura disponible y el espacio para las piernas es correcto para el tipo de coche.

Las plazas delanteras no tienen ninguna pega. Los asientos son cómodos y recogen bien el cuerpo en las curvas, y el puesto de conducción cuenta con una perfecta ergonomía. De hecho todos los mandos están bien posicionados y tienen un tacto sólido que incrementa la sensación de calidad percibida. En este sentido alabar el volante y la palanca de cambios recubiertos en cuero y la bondad de las terminaciones. Aunque ciertamente destaca más por la perfección de los ajustes, que por la decoración, quizás algo sobria, del habitáculo. Esta sobriedad también parece afectar a la instrumentación que ha prescindido del indicador de temperatura de agua. Mencionar que opcionalmente es posible montar un navegador portátil Tomtom que se “enchufa” encima del salpicadero.



MOTOR SORPRENDENTE

El aumento de capacidad de carga y la carrocería familiar no le restan nada de dinamismo a este Ibiza. El motor, un pequeño 1.2 litros de sólo dos válvulas por cilindro pero con inyección directa de gasolina, cuenta con la asistencia de un turbocompresor y el resultado es sorprendente. Declara 105 caballos, pero es a bajas y medias revoluciones donde se percibe más vigoroso y dispuesto a empujar con fuerza a la menor insinuación del acelerador. Sólo en la zona alta del cuentavueltas parece decrecer algo ese empuje, de hecho la potencia máxima la alcanza a 5.000 revoluciones. Pero aun así se estira y depara un agrado de uso extraordinario. Con este formato “invita” a usarlo en marchas largas y con un tipo de utilización diesel donde el par adquiere más protagonismo que la potencia en si misma. Quizás por ello el cambio de sólo 5 marchas tiene un desarrollo final bastante largo, a 120 km/h el motor gira a sólo 2.800 revoluciones, y necesariamente saltos notables entre las relaciones. Sin embargo el temperamento y la fortaleza del motor hacen que pase bastante desapercibido.



PRESTACIONES, CONSUMOS Y START&STOP

La consecuencia de todo esto son unas prestaciones notables y las cifras le avalan. Consigue acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 10,2 segundos, de lo mejor de la categoría, pero son las sensaciones lo que resulta más gratificante. Siempre parece haber potencia bajo el acelerador y eso comporta mucha agilidad de marcha, tanto en ciudad como en una retorcida carretera de montaña.

 En este entorno los consumos son algo volubles. Bajos en una utilización tranquila, donde la velocidad sostenida prime sobre las aceleraciones y los cambios de ritmo. Y altos cuando en contrapartida explotamos la capacidad de aceleración saliendo de las curvas en un puerto de montaña. Esta particularidad es típica de los motores de gasolina con turbo y aquí se constata una vez más. En cifras significa consumir entre 6 (mínimo) y 8 litros en el primero de los casos y superar los 10 con facilidad en el segundo.

Mención especial para el consumo urbano. Aquí se nota y mucho la incidencia del sistema Start&Stop que monta esta versión Ecomotive. Porque consigue mantener el motor parado mucho tiempo pese a tener servicios conectados como el aire acondicionado o las luces. De este modo resulta factible permanecer en ese entorno de los 6-8 litros, siendo la forma de conducir más determinante que la fluidez del tráfico.



ESTABLE, EFICAZ, SEGURO Y DIVERTIDO

La sensación de poderío y agilidad que transmite la mecánica tiene continuidad en la estabilidad. La configuración de las suspensiones con muelles no muy firmes, lo que favorece el confort, y unos amortiguadores tirando a enérgicos, le aporta un tacto sensacional que da confianza al conductor. Una confianza que deriva de los movimientos contenidos de la carrocería y de un aplomo realmente magnífico que posibilita unas trayectorias milimétricas en todo tipo de curvas.

La dirección con asistencia electrohidráulica (y no sólo eléctrica como es cada vez más frecuente) resulta colaborador fundamental en estos resultados y merece un 10 por tacto, precisión y giro. En consecuencia estamos ante un coche muy fácil de conducir, en el que percibimos en todo momento la posición de las ruedas y que obedece instantáneamente a los requerimientos que aplicamos al volante. Parecería que estamos refiriéndonos a un deportivo en lugar de un “familiar” pero no hay error. Seat aplica en muchos de sus modelos esta receta y los resultados son extremadamente satisfactorios.

En proporción los frenos no son tan “redondos”. Tiene suficiente fuerza de deceleración y no se fatigan con facilidad, pero en las frenadas fuertes se echa en falta un tacto más preciso. Como en otros muchos coches de última generación, la cantidad de electrónica y de controles asociados a ellos termina por “deshumanizarlos”, dando lugar a estos tactos poco informativos.



RIVALES

A diferencia de otros modelos, los rivales de este Ibiza se cuentan con los dedos de una mano... y sobran dedos. Si porque versiones con carrocería familiar en coches de este segmento sólo hay cuatro contando al protagonista de la prueba.

 Los otros tres son el Skoda Fabia Combi, el Renault Clio Grand Tour y el Peugeot 207 SW. Como ya hemos comentado el Fabia es su “primo” y quizás el rival más duro. Le gana en maletero, pierde, según gustos, en armonía estética y compartiendo mecánica es significativamente más barato. Hasta el punto que el Fabia Combi con el cambio robotizado de dos embragues DSG, sigue siendo más barato que el Seat con el cambio manual. Cosas del marketing. El Peugeot también está en la zona alta de precios, pero es ligeramente más corto y se resiente el maletero algo más pequeño (337 litros) que el de sus rivales. El motor 1.6 litros de 120 caballos es más potente pero gasta más y, por muy poco, no llega a superar en prestaciones al Ibiza. A su vez el Clio Grand Tour tiene un buen equilibrio general. El maletero de 439 litros es ligerísimamente más capaz que el del Seat, y aunque su motor de 100 caballos le deja algo descolgado en prestaciones, lo compensa con un precio muy atractivo.



CONCLUSIÓN

El Ibiza ST cuesta 720 euros más que la versión equivalente con carrocería de 5 puertas. Pero gracias a los 18 centímetros adicionales consigue un maletero gigantesco y una polivalencia y una practicidad de uso muy superiores. Además tiene carácter. Las prestaciones son estupendas, el agrado de uso extraordinario, y el comportamiento digno de un coche con pretensiones deportivas. Un precio poco contenido, en particular si lo comparamos con el Skoda Fabia Combi, y un consumo alto en utilización exigente son las únicas pegas relevantes. En todo caso, esta última no parece muy significativa en los momentos actuales de restricciones velocísticas extremas y además se compensa con el ahorro que aporta el eficaz sistema Start&Stop de esta versión Ecomotive.



A favor

- Maletero (Es enorme para el tamaño del coche).

- Prestaciones y comportamiento (Es rápido y ágil. Además la estabilidad transmite confianza).

- Sistema Start&Stop (Funciona muy bien. Arranca rápido y mantiene el coche parado en ciudad largos periodos de tiempo).

En contra

- Consumo en uso exigente (Como todos los turbo de gasolina se dispara el consumo si le exigimos girar alto de vueltas).

- Precio (No es barato y sufre en la comparación con el Fabia Combi que cuesta 2.000 euros menos).

Prueba y Redacción: Luis Villamil
Fotos: Alex Blanco
Junio 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar