Prueba RENAULT TWINGO
1.2 75 CV Emotion

PEQUEÑO POR FUERA, GRANDE POR DENTRO

La batalla entre los utilitarios de ciudad es muy dura. Todas las marcas están actualizando permanentemente a sus “pequeños” tratando de ofrecer un poco más espacio que los demás o una imagen más interesante. Renault acaba de remodelar el Twingo anterior comercializado desde 2007 y le ha dotado de una imagen con más garra y personalidad.

  

LAS LÍNEAS DEL FUTURO

Los cambios introducidos por Renault han logrado un Twingo más atractivo y con mayor presencia que su predecesor. Además de los faros delanteros ubicados sobre una superficie en negro, el logo de la marca aparece ahora más grande. Todo ello junto a nuevos colores más llamativos y más opciones de personalización que buscan darle el toque de personalidad con el que cuentan modelos como el FIAT 500 o el Mini Cooper. Estos nuevos rasgos estéticos del Twingo son los que marcan las líneas del diseño que veremos en los futuros modelos de Renault.

La cirugía estética sufrida por el Twingo ha sido muy discreta desde el punto de vista técnico y se ha centrado principalmente en el aspecto exterior, en el interior los cambios han sido más sutiles y afectan a los materiales empleados o a nuevos colores más vistosos. El rasgo más característico es el nuevo frontal con grandes faros principales y otros secundarios al estilo del Nissan Juke, aunque más pequeños. En la parte trasera, el portón del maletero tiene un relieve central en forma de U y añade dos pequeños pilotos extra en donde se ubican las luces de marcha atrás.



VERSIONES Y MOTORES

El Twingo solo está disponible con carrocería de tres puertas y cuatro plazas homologadas. En cuanto a los motores tampoco hay mucha variedad y solo cuenta con uno gasolina (1.2 de 75 caballos) y uno diésel de (1.5 dCi de 86 caballos)

Ambas mecánicas han recibido unos pequeños ajustes para continuar con las tendencias actuales encaminadas a mejorar la eficiencia. El Twingo está elaborado a partir de la plataforma del Renault Clio, lo que ha facilitado la inclusión de un tercer motor en la gama, se trata del 1.6 litros y 133 caballos, se llama Twingo RS Gordini y es la versión más potente y deportiva. Todos ellos cuentan con una caja de cambios de cinco velocidades. En cuanto a los acabados solo existe uno denominado Emotion (además del deportivo Gordini) y se puede enriquecer con más equipamiento a base de Packs opcionales. De serie incluye: aire acondicionado, airbags frontales y laterales, control y limitador de velocidad, faros antiniebla, dirección asistida (eléctrica), ordenador de a bordo, volante de piel y volante regulable. Para poder contar con ESP deberemos añadir el Pack Seguridad (450 euros) que incluye además airbags de cortina. Si queremos climatizador, el Pack Confort (500 euros) que incluye también radio CD con MP3, espejos eléctricos y térmicos, Bluetooth, entrada USB y auxiliar. Por 350 euros el Pack Modularidad añade la regulación de los apoyacabezas, la altura del asiento del conductor y la banqueta trasera independiente y deslizable. Las llantas de 15 pulgadas tienen un coste de 300 euros.



INTERIOR

La primera impresión al sentarnos es extraña ya que a pesar de sentir que estamos sentados elevados, no alcanzamos a ver nada de la parte delantera del coche. Tras unos pocos kilómetros recorridos te acostumbras a su peculiar posición y poco después hasta se agradece, ya que disponemos de una excelente visibilidad. Los asientos son muy cómodos por la dureza pero carecen por completo de sujeción lateral. La visibilidad hacia todas direcciones es muy buena ya que la superficie acristalada es muy grande. El velocímetro está ubicado en el centro del salpicadero pero como está levemente orientado hacia el conductor queda en muy buena posición para mirarlo sin distracciones. Además el hecho de ser digital hace que de un vistazo rápido leamos las funciones más importantes, por cierto carece de cuentavueltas (salvo en acabado deportivo Gordini) y lo cierto es que en el caso de este motor 1.2 de gasolina se echa algo de menos. La situación del claxon en el Twingo es peculiar, lo hemos visto en algunos modelos de Dacia y en algunos modelos Renault desde hace años. Está ubicado en la columna de dirección en el extremo de uno de los mandos salientes y este emplazamiento no es el mejor sitio para utilizar una emergencia. 

El espacio siempre es un hándicap en un coche pequeño de ciudad, pero el Twingo cuenta con un interior muy bien proporcionado dentro de su segmento. El acceso a las plazas traseras se hace más fácil gracias a que los asientos no solo se abaten si no que se desplazan hacia delante, pero a pesar de ello no llega a ser tan cómodo como un “cinco puertas”. Una vez sentados atrás, podemos desplazar cada banqueta (tener dos asientos traseros independientes es opcional) en su carril para ganar espacio en el maletero o para colocar las piernas, podemos lograr hasta 22 centímetros extra para las piernas. De esta forma el maletero puede cubicar un mínimo de 165 litros (como en un Mini) y aumentar hasta 285 litros con segunda fila adelantada al máximo (casi como un Renault Clio) y 959 litros si plegamos los asientos traseros e incluimos el espacio que queda hasta el techo. Este es uno de los inventos más simples y brillantes que hay hasta el momento para solucionar el problema de maletero/espacio y muchos más coches deberían incluirlo, sobre todo los más pequeños. Este hecho y el disponer de solo dos plazas traseras, hace que el Twingo sea el utilitario más amplio de todos para cuatro pasajeros. Repartidos por todo el habitáculo se encuentran bastantes huecos portaobjetos: las bandejas de la puerta son bastante amplias, sobre el cuadro de mandos, los huecos portavasos y un compartimento bajo el asiento del pasajero.



EN CARRETERA

El Twingo es apto para hacer viajes de largo recorrido pero hay que ser consciente de sus limitaciones en aceleración si tenemos que adelantar. En cuanto a la sonoridad no es un tema que se haya cuidado en exceso, a 100 kilómetros/hora parece que estamos circulando muy rápido. Esto está muy bien para tener la sensación de que vamos de “carreras” sin poner en riesgo nuestros puntos, pero la verdad es que mantener una conversación en tono normal con los pasajeros traseros es complicado.

La potencia máxima se entrega a 5.500 r.p.m. lo que nos da una idea de cómo tenemos que llevar el motor de revolucionado si queremos divertirnos. Lo habitual para tener un empuje decente es llevarlo hasta alrededor de las 4.000 r.p.m. (o incluso más) cada vez que cambiemos de marcha. Si se necesita adelantar a algún vehículo, habrá que planificar el adelantamiento con antelación, el tacto de la caja de cambios (de cinco velocidades) es bastante bueno y permite hacer cambios con rapidez y precisión. La dirección eléctrica es muy cómoda en la ciudad donde no es necesario “leer” la carretera. abierta sin embargo este tacto de la dirección hace que el Twingo no sea el coche ideal para un viaje largo, a alta velocidad no transmite una sensación de estabilidad plena aunque la tiene. La suspensión me ha parecido más rígida de lo que se puede esperar de un utilitario, al pasar por baches o “guardias tumbados” se nota cierta brusquedad, sobre todo los pasajeros de las plazas traseras que quejan por los rebotes. En curva y gracias a un centro de gravedad muy bajo, resulta muy ágil en su manejo sin embargo al no tener buena sujeción lateral en los asientos, transmite la sensación de que el balanceo es mucho más acusado. El Twingo ha sido desarrollado para una utilización ciudadana y eso se nota por la extrema facilidad con la que se desenvuelve tanto en entre calles estrechas y mucho tráfico como aparcando, pero en carretera abierta saca a relucir sus limitaciones.



Rivales y conclusion Prueba RENAULT TWINGO

 

La llegada del trío del Grupo Volkswagen: Mii de SEAT, el Skoda Citigo, y el Volkswagen Up así como el nuevo Fiat Panda y el Kia Picanto, ha obligado a Renault a realizar algunos cambios en su pequeño utilitario para intentar mantener su posición entre esta avalancha de novedades.

El Twingo me ha parecido un coche divertido y aunque por prestaciones no resulta brillante, el comportamiento general para el que ha sido fabricado (moverse por la ciudad) es más que bueno. Los cambios estéticos que ha recibido me parecen acertados e inteligentes al poner de nuevo al Twingo entre los coches pequeños con más personalidad. Tiene una habitabilidad muy buena, tanto que casi podría competir con modelos del siguiente segmento por tamaño (Nissan Micra o Renault Clio). Una de sus mejores virtudes es que resulta muy práctico por la versatilidad que ofrece entre la carga y los pasajeros (banqueta trasera regulable longitudinalmente). Aunque sea de los utilitarios más capaces, casi todos sus rivales cuentan con versiones de cinco puertas lo que favorece bastante la accesibilidad a las plazas traseras. Es de los que cuentan con mayor consumo y peores emisiones pero a cambio es el que ofrece mejores prestaciones. La respuesta escasa del motor sigue siendo la mejor entre sus rivales que han apostado claramente por la ciudad y por las mecánicas pequeñas (tres cilindros) y poco “bebedoras”. El precio de base es más caro que el de sus rivales (1.500 euros) pero con las promociones habituales la diferencia se reduce ligeramente. Los más baratos son el Suzuki Alto, el Ford Ka o el Kia Picanto y los más caros el Fiat 500, el Volkswagen Up y el Mini Cooper.

 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL RENAULT TWINGO?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba de este coche, tomado como referencia una mujer de 28 años, con mas 8 de antigüedad de carné, que vive en Zaragoza, deja el coche aparcado en la calle y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece la mejor calidad/precio en un seguro a terceros ampliado es GENESIS con un precio de 223.16 euros y una calidad/precio de 7.86. La compañía que mas calidad ofrece es Regal en la póliza Vip con 8.67 y un precio de 293.58 euros.



A favor

- Visibilidad (es muy buena gracias a la gran superficie acristalada y a nuestra posición al volante eminentemente elevada)

- Espacio (solo son cuatro plazas pero muy amplias, sobre todo las traseras)

- Acabados (para tratarse de un utilitario tiene acabados correctos y de calidad)

- Estética (ha ganado muchos puntos respecto al modelo anterior)

- Versatilidad (el poder elegir entre maletero y pasajeros en función de las necesidades es todo un acierto en el diseño de interiores)

En contra

- Sonoridad (al ser un motor con poca respuesta inicial tenemos que exigirle subiendo las revoluciones y eso repercute en la sonoridad)

- Suspensión (resulta un poco seca para los pasajeros, mejorable)

- Prestaciones (el 1.2 de 75 caballos se queda algo corto de prestaciones si salimos a carretera, aun así es el mejor entre la competencia)

- Solo tres puertas (casi todos sus rivales, aunque sean más pequeños, ofrecen una versión de cinco puertas)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar