Prueba RENAULT CLIO
1.5 75 CV Yahoo 5p

La situación económica en el mundo del automóvil pasa por un momento delicado y la marca francesa Renault es consciente de ello, por eso ha lanzado el Clio en su acabado Yahoo!, que cuenta con un precio competitivo sin por ello renunciar a su equipamiento; si a esto le añadimos un propulsor diesel de 1.5 litros con un consumo realmente pequeño, la jugada puede ser redonda.

   

UN POCO DE HISTORIA

El tiempo no pasa en balde y tanto ni para las personas ni para los coches tampoco, el Renault Clio que empezó a comercializarse en 1990 como sustituto del Renault 5 cuenta ya con más de 20 añitos en el mercado, no queriendo decir con esto que sea un coche viejo y desfasado si no todo al contrario, el Renault Clio ha sido y es un coche que siempre se ha adaptado muy bien a la exigencia y estado del mercado.

El Renault Clio dispone de unos números envidiables, a lo largo de la historia ha conseguido vender casi cerca de 10 millones de Clio en más de 100 países y es que si por algo ha destacado el Clio es por su practicidad.

En el próximo Salón Internacional del Automóvil de París que se celebrará en el mes de Septiembre está previsto que se presente la cuarta generación del Renault Clio, la cual contará con un diseño muy distinto del que dispone el actual Clio; contando con numerosos detalles inspirados en algunos de los prototipos presentados por la marca francesa en este año como es el diseño de los faros vistos en el Renault CAPTUR o la parrilla del Renault DeZir.



MODELOS Y VERSIONES

La gama del Renault Clio en cuanto a motores se presenta pequeñita pero muy completa, me explico, viendo sus tipos de carrocerías hay tres bien diferenciadas, la de tres puertas, la de cinco y una variante familiar de la carrocería de cinco puertas denominada “Grand Tour”. Mirando su mecánica el Renault Clio actualmente está disponible con dos motores diesel de 75 y 90 cv los cuales equipan el mismo propulsor de 1.5 litros de tipo dCi; para su gama de motores gasolina se pueden ver tres motores diferentes de 75, de 100 y 200 cv siendo este último correspondiente a la versión “Gordini”, estando únicamente disponible con carrocería de tres puerta. Todos los Renault Clio montan caja de cambios de manual de cinco y se puede elegir con cualquiera de las tres carrocerías mencionadas anteriormente a excepción de la versión “Gordini” que solamente está disponible con carrocería de tres puertas y dispone de seis velocidades.



HABITABILIDAD Y MALETERO

El habitáculo para el asiento del conductor es correcto permitiendo un vista más que suficiente para controlar la carretera tanto cuando se mira tanto por el parabrisas como por algunos de sus laterales, siendo esto gracias en gran parte a los ajustes, en el volante y el asiento que permiten ponerse en la posición más cómoda a personas de diferente complexión, envergadura y estilos de conducción. El tacto de los asientos en general es cómodo sin llegar a ser ni demasiado duro, ni demasiado blando, mencionar un poco negativamente el poco agarre lateral para el cuerpo que ofrecen, siendo comprensible ya que con 75 cv no se puede decir que sea un coche preparado para una conducción “deportiva”. 

Sus plazas traseras como en la mayoría de modelos del segmento B está distribuida en tres asientos diferenciados, de los tres asientos solo los de los extremos serán plenamente habitables por un adulto ya que hay mucho espacio por debajo de los asientos delanteros para introducir los pies, siendo la plaza central cómoda para un niño pero siendo pequeña para un adulto, especialmente si el viaje es el largo, ya que a medida que el viaje sea más largo se le hará el asiento mas “pequeño”.

De forma resumida se puede decir que atrás pueden viajar cómodamente dos adultos siempre y cuando no midan más de 1,80.

En lo que se refiere al maletero mencionar que dispone de uno de los más “grandes” comparado con alguno de sus rivales, el Clio dispone de 288 litros “habitables”, mientras que el Ford Fiesta tiene 281 litros y el Peugeot 207 tiene 270 litros.

Para conseguir esta capacidad el Renault Clio dispone de un truco curioso gracias a la ubicación de la rueda de repuesto que va debajo del maletero, pero no debajo en un doble fondo, sino literalmente debajo del maletero, más concretamente en la zona exterior, tal vez no sea el mejor sitio para ponerla, pero al menos la lleva.



MINIMALISMO FRANCÉS

De puertas para adentro el Renault Clio no sobresale precisamente por su extenso equipamiento y por su multitud de accesorios, cuenta con lo justo y más que necesario para ofrecer un espacio cómodo y funcional ajustado a su precio. Aunque sus materiales para el interior en su mayoría se basan en plásticos duros, el tacto de los asientos es cómodo sin llegar a ser ni excesivamente blando ni excesivamente duro. Sus mandos en la zona central son sencillos y de fácil de acceso, permitiéndolos manejar de forma rápida sin alejar la vista de la carretera. Para el acabado Yahoo! utilizado en esta prueba cuenta integrado con un navegador GPS de la marca TomTom que se maneja muy cómodamente desde un sencillo mando a distancia, en el navegador se puede ver además de las instrucciones del navegador todos los datos del equipo de sonido. El funcionamiento del navegador es correcto el cual cuenta con una gran virtud y un gran defecto, su defecto es que algunas carreteras aparecen como finalizadas cuando están en proceso de construcción lo cual puede llegar incluso a ser “peligroso” si no se conoce demasiado bien el trayecto, pero como todo siempre tiene una parte positiva hay que mencionar que el navegador cuenta con el servicio “LIVE”, este servicio es muy práctico mostrando información sobre el estado del tráfico, alerta de radares de tráfico, búsquedas mediante Google y un sistema de información con el cual se puede saber a la velocidad máxima a la que se puede viajar por el tramo por se está circulando.

Sus mandos para el control de las luces y de los limpiaparabrisas están separados en dos palancas ubicadas detrás del volante, destacar en ellos su reducido tamaño siendo realmente pequeños, que para gente un tanto “manazas” tanto en el sentido de tener las manos grandes de cómo no estar acostumbrados a su tamaño cuesta un poquito adaptarse. Pero como no todo va a ser “malo” en estos mandos tan pequeños hay que contar que cuentan con un detalle realmente útil, que es el control que tiene para los antinieblas permitiendo si se quiere llevar encendido el delantero, el trasero o ambos a la vez —por ejemplo, con mucha agua en la carretera puede ser necesario el antiniebla trasero y llevar los antiniebla delanteros encendidos es un inconveniente.



RENDIMIENTO Y CONSUMO

Algo muy destacable en el Clio es su suspensión la cual está muy bien equilibrada no haciéndola ni muy dura ni muy blanda permitiendo una conducción cómoda tanto en carretera rápida como circulando de forma lenta en ciudad.

No parece blanda, porque el balanceo a la hora de realizar giros bruscos está muy bien contenido y porque la forma que tiene de apoyar en las curvas da confianza. Y no parece dura porque el coche es cómodo en todos los sentidos, su carrocería no tiene movimientos demasiado amplios y no transmite de forma brusca los pequeños baches.

De mencionar es su dirección extremadamente blanda y cuesta un poco acostumbrarse a ella, la dirección demuestra de forma clara que este coche está diseñado para ir por ciudad donde se necesitan realizar más giros de volante más amplios tanto para moverse como para aparcar.

Hablar de gasto en este coche es casi una herejía tanto por precio como por consumos ambos son realmente pequeños. El motor 1.5 dCi de 75 cv que monta este coche cuenta con filtro de partículas (para los no muy puestos en tecnicismos mecánicos sirve básicamente para reducir su sonoridad y su consumo, el cual de por sí ya es pequeño).

La pregunta del millón es: ¿Cuánto consume el Renault Clio?, la respuesta es muy sencilla, poco, muy poco, el consumo medio del Clio está en torno a los 5 litros, cifra realmente pequeña la cual permite realizar muchos kilómetros sin necesidad de visitar constantemente la gasolinera para repostar.



RIVALES

Hablar del segmento B es hablar de una categoría repleta de alternativas con una amplia variedad de marcas, siendo la categoría más competitiva de todo el mercado. Para ser más explicito intentaré centrarme en las características de aquellos modelos con cinco puertas que tengan unas prestaciones y precios similares.

Entre la extensa gama y viendo las características de su motor hay actualmente dos modelos que disponen también de 75 cv para su motor diesel, se tratan del SEAT Ibiza y del Opel Corsa, existen otros tres modelos con una potencia de algo inferior como son el Peugeot 207, el Ford Fiesta y el Citroën C3 que cuentan con 70 cv.

Centrándonos en estos 5 modelos, por sus dimensiones todos anda parejos siendo el modelo de la marca española SEAT el mas “grande” con sus 4.052 mm y el siendo el Citroën C3 el más pequeño con 3.941 mm, el modelo de esta prueba se queda como el segundo más grande con sus 4.027 mm. En cuestión de capacidad para el maletero la historia se repite siendo nuevamente el modelo de SEAT el que más espacio ofrece volviendo a ser el modelo de Renault el segundo que más espacio da. Observándoles por consumos el Clio vuelve a ser el segundo que menos consumo siendo su consumo medio de 4 litros por los 3,8 litros que marca el Ibiza.

Dicho de otra manera y haciendo una comparación con el mundo de MotoGP, el Renault Clio sería como Dani Pedrosa, tal vez no sea el primero pero es el mejor segundo de la parrilla.



CONCLUSIÓN

La variante diesel del Renault Clio se convierte en una de las opciones más atractivas del mercado para gente que realiza la mayoría de sus desplazamientos en ciudad, gracias a su tamaño y maniobrabilidad le convierten en un coche práctico y eficiente debido a su reducido consumo. Los dos únicos inconvenientes como en la mayoría de modelos de este sector sería el desplazamiento en las plazas traseras, las cuales son pequeñas y la capacidad del motor algo pobre cuando se necesita dar un acelerón o realizar un adelantamiento obligando bastante a apurar las marchas para conseguir una buena aceleración.



A favor

- Consumo (En conducciones normales sin esforzar demasiado el motor no pasa de los 6 litros)

- Precio (Tiene una muy buena relación calidad-precio, es difícil encontrar en el mercado otra opción más económica con el equipamiento que ofrece)

- Suspensión (Muy buena, ni excesivamente dura ni excesivamente blanda, permite viajar cómodo sin notar mucho los baches del trazado)

En contra

- Mandos (Aunque no son malos, al principio cuesta un tiempo adaptarse a ellos por su reducido tamaño)

- Plaza trasera central (Resulta incómoda para casi todas las estaturas, el túnel central deja muy poco espacio para colocar las piernas)

- Motor (Le falta algo de fuerza a la hora de realizar un esfuerzo, debido también en gran parte a tener solo 5 velocidades)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Javier Ortega
Marzo 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar