Prueba PEUGEOT 3008
1.6 HDI FAP Sport Pack 110 CV

UNA NUEVA ALTERNATIVA

La moda de los crossover ha saturado el mercado de modelos. Peugeot toma un camino distinto con el 3008 y lanza una alternativa a los suv o todocaminos con un modelo que destaca por la versatilidad de utilización y un nivel de acabados premium.

  

SU NACIMIENTO

Fue comercializado a finales de 2009 pero como coche concepto, fue visto por primera vez en el Salón del Automóvil de Paris de 2008. Está desarrollado a partir de la plataforma del Peugeot 308 pero es más alto (14,1 centímetros) y espacioso, también aumenta la distancia libre al suelo en 3,5 centímetros. Resulta curioso la cantidad de diferentes conceptos que intenta abarcar: monovolumen, SUV y berlina familiar, la idea cuando menos, es bastante arriesgada. 

Tiene un tamaño muy similar al de un Nissan Qashqai, posiblemente uno de sus peores rivales, y no encaja con la mayoría de conceptos actuales, no es un monovolumen convencional y tampoco tiene aspecto de SUV aunque puede pelear en ambos segmentos. Los fabricantes se han dado cuenta de que muchos compradores de SUV no quieren tracción a las cuatro ruedas, por ello Peugeot ofrece una interesante mezcla de elegancia, rendimiento y funcionalidad que es capaz de aventurarse, con reservas, fuera del asfalto. Por el momento y para las motorizaciones actuales, solo está disponible con tracción delantera aunque en opción se puede pedir el llamado Grip Control. Este sistema no es más que software aplicado a la entrega de potencia del eje delantero para poder ofrecer más posibilidades de uso fuera de la carretera o en situaciones de adherencia comprometida. Recientemente Peugeot ha lanzado una variante híbrida con motor diésel, el primer híbrido diésel del mundo, que cuenta con tracción total y 200 caballos de potencia.



LAS VERSIONES

En la actualidad son cuatro las versiones disponibles, dos mecánicas gasolina de 1.6 litros con 120 y 156 caballos y otras dos diésel de 1.6 y dos litros con potencias de 112 y 150 caballos (163 caballos para la versión automática). Todos ellos vienen de serie con una caja de cambios de seis relaciones (Excepto el 1.6 gasolina de 120 caballos que es de cinco). Opcionalmente podemos elegir una automática para el diésel de dos litros y otra manual pilotada para el diésel de 1.6.

Opcionalmente podemos elegir una automática para el diésel de dos litros y otra manual pilotada para el diésel de 1.6. Para paliar la falta de tracción integral Peugeot ofrece un Grip Control opcional para todos los motores salvo en el de acceso, 1.6 de 120 caballos y los monten caja de cambios automática. Este sistema está pensado para tener mejor motricidad en los terrenos complicados. 

Conjuntamente con este sistema vienen incluidos unos neumáticos Mud and Snow en 215/60 R16 más eficaces en este tipo de terrenos que los convencionales. La rueda que controla las diferentes posibilidades de tracción está ubicada en la consola central, en el hueco donde antes había un posavasos, y cuenta con varias opciones. La posición ESP es la forma en la que circulamos normalmente y donde el sistema vuelve cada vez que cortamos el contacto. Al girar y pasar a modo nieve, la tracción en las ruedas delanteras se adapta a unas condiciones de adherencia ligeramente peores que las normales. La tercera opción se denomina modo todocamino y es la indicada para circular por barro o hierba húmeda porque optimiza el reparto de par a la rueda que mayor adherencia consiga. La cuarta y última es el modo arena, y es la que cuenta con mayor sensibilidad para evitar el patinamiento de las ruedas delanteras, es decir las peores condiciones posibles de adherencia. Existen tres niveles de acabado que se denominan: Confort, Premium y Sport Pack además de numerosos packs que completan estos acabados. La versión básica no puede llevar navegador y la más lujosa lo lleva de serie, opcionalmente se puede sustituir este navegador por uno en 3D. También se puede solicitar la opción, solo en Premium y Sport Pack, de dos pantallas de siete pulgadas para la parte trasera de los reposacabezas delanteros con sistema de preinstalación de video. La versiones más potentes de ambos combustibles, 1.6 THP y 2.0 HDI, cuentan con un interesante dispositivo en la suspensión trasera denominado Dynamic Rolling Control que minimiza el balanceo lateral en las curvas.



INTERIOR DE ALTO NIVEL

Es uno de los puntos fuertes de este modelo, basta con echar una mirada al interior para ver al instante el alto nivel de acabados y la cantidad de detalles de la clase Premium que nos encontramos. Nuestra unidad de pruebas cuenta con el acabado Sport Pack, no solo el más completo sino que con las opciones añadidas a nuestra unidad, queda equipado como si de un BMW Serie 5 se tratara. Los asientos de cuero opcionales son muy cómodos y tienen unos remates de excelente calidad pero no sujetan bien el cuerpo en conducción deportiva.

Gracias a la altura del 3008 sentados al volante gozamos de una posición dominante y que ofrece buena visibilidad de lo que sucede varios coches por delante del nuestro, hacia atrás no es tan buena. El volante esta muy bien terminado y tiene un grosor perfecto, en él no encontramos insertado ni un solo mando de control salvo el claxon. Tras el volante nos encontramos en el lado derecho el mando para manejar el audio, oculto a la vista pero fácil de utilizar y en el lado izquierdo, también oculto tras el volante, el brazo que controla la velocidad de crucero. Éste último muy escondido y menos intuitivo en su manejo.

El habitáculo, en su parte delantera, está claramente dividido en dos mitades por una voluminosa consola central repleta de huecos para guardar objetos. La guantera principal tiene muy poca capacidad, para compensarlo contamos con otra guantera central, situada entre los dos asientos delanteros y que dispone de un espacio de enorme volumen muy bien aprovechado, bajo la tapa de esta gran guantera se encuentra la toma de USB. El 3008 cuenta con una tercera guantera disponible que está ubicada bajo el volante y dispone del hueco perfecto para guardar la carpeta con la documentación y el libro de instrucciones.

Las plazas traseras tienen espacio para que tres pasajeros viajen cómodamente, algo menos el central por la forma abultada del asiento, pero los tres cuentan con un espacio generoso para las piernas. En el piso de la parte trasera, bajo las alfombrillas, se encuentran otros dos espacios más, en términos generales el 3008 resulta uno de los vehículos con mayor capacidad y huecos disponibles tiene en su interior. El acabado Sport Pack cuenta con el techo panorámico de serie, imposible de solicitar para otros acabados inferiores. Al ser de gran tamaño los pasajeros de las plazas traseras disfrutan de una visión realmente espectacular, proporcionando una sensación de amplitud muy similar a la que produce viajar en un vehículo cabrio.

El maletero, de 432 litros, cuenta con una ingeniosa solución para adaptarse a diferentes modalidades de carga. El portón trasero se abre en dos mitades, de esa forma si lo necesitáramos, podríamos utilizar la puerta que se abre hacia abajo como plataforma de carga. Además de formar una línea plana con el resto del maletero, podría resistir objetos de hasta 200 kilos de peso. La bandeja que hace de fondo de maletero se puede colocar a tres diferentes alturas y aguanta diferentes pesos en función de la posición: 50, 100 y 150 kilos. Abatiendo los asientos la capacidad aumenta hasta los 1.241 litros.



TECNOLOGÍA AERONÁUTICA

En la consola central nos encontramos con una fila de interruptores tipo aviación que controlan el HUD, el display derivado del que se utiliza en los aviones. Éste se eleva tras el cuadro y nos permite, mediante un radar, regular la distancia medida en segundos con el vehículo que nos precede. Este sistema no es intrusivo en la conducción ya que se limita a avisar visualmente mediante parpadeos en el display y no actúa alterando velocidad o frenada. Podemos regular esta distancia siempre que circulemos entre 70 y 150 km/h con un margen de tiempo que oscila entre 0,9 y 2,5 segundos. 

El display cuenta con varias regulaciones tanto de posición como de intensidad de los dígitos. Esta regulación facilita la posición perfecta para la vista del conductor independientemente de su talla y que además, interfiera lo menos posible en el campo de visión de la luna delantera. En el HUD también podemos visualizar la velocidad a la que circulamos y los parámetros del regulador/limitador de velocidad.

Forma parte del equipo opcional en acabado Premium, aunque sin radar, y viene de serie con radar en el Sport Pack.



EN MARCHA

La sonoridad de este motor es muy limitada y el habitáculo está muy bien insonorizado, desde dentro apenas escuchamos ni el motor ni el resto de ruidos exteriores. El cambio tiene un tacto excelente y las marchas se engranan con gran precisión. Los primeros metros recorridos dejan patente la poca respuesta que tiene este motor por debajo de las 2.000 revoluciones. Hasta acercarnos a las citadas revoluciones nos vemos obligados a jugar con el embrague o a estar atentos para no quedarnos “colgados” en alguna incorporación o rampa.

Una vez que superamos estas revoluciones la conducción es plenamente satisfactoria y los 112 caballos parecen suficientes para realizar adelantamientos comprometidos y viajar cargado con buena respuesta asegurada. 

Una vez que superamos estas revoluciones la conducción es plenamente satisfactoria y los 112 caballos parecen suficientes para realizar adelantamientos comprometidos y viajar cargado con buena respuesta asegurada.

La calidad de marcha y la estabilidad en autovía a velocidades elevadas está a muy alto nivel. La dinámica es mucho mejor de lo que su aspecto exterior sugiere por la altura. El gran volumen del 3008 parece anunciar un comportamiento torpe en curvas y nada más lejos de la realidad, aunque la tendencia natural es al subviraje se resiste bien y acaba girando tal como lo haría un turismo de menor envergadura y altura, las unidades con el Dynamic Rolling Control mejoran aún más su comportamiento. La economía de consumo con este motor es muy buena y los consumos resultan bastante ajustados teniendo en cuenta el tipo de vehículo. Si circulamos despreocupados del consumo por autovía, la media más habitual es de 6 litros/100 kilómetros. Si tratamos de realizar una conducción económica la cifra se reduce hasta los 5,5 litros/100 kilómetros, 4,5 según el fabricante y en el combinado urbano/carretera, la media se queda en 6,6.



LOS RIVALES

Un vehículo como el Peugeot 3008 que declara la guerra en tantos terrenos distintos se encuentra con numerosos enemigos potenciales.

Si dividimos en dos grupos a todos sus rivales, por un lado tendríamos monovolúmenes y por el otro SUV. Tras reducir ligeramente el número de ellos a los más similares por medidas o prestaciones, nos quedamos con seis monovolúmenes y cinco SUV. En el apartado de los monovolúmenes, el 3008 no es el más barato ya que esta posición la ocupa el Citroën C4 Picasso, su precio es el segundo más caro después del Volkswagen Touran aunque a mucha distancia de él. 

Ford C-Max, Renault Scenic, Opel Meriva o Toyota Verso también tienen un precio inferior. Tampoco es el más capaz en líneas generales ni por maletero ni por espacio interior. Las cualidades por las que destaca el 3008 sobre su abultada competencia en este segmento es por gozar de un interior de mayor calidad que todos ellos y ser el único monovolumen, junto con el SEAT Altea Freetrack, con ciertas aptitudes para circular por terrenos difíciles al disponer de la opción Grip Control. En el apartado de los todocaminos, pocos compradores con intenciones camperas tendrán en cuenta al 3008. Modelos como el Nissan Qashqai, Ford Kuga, Kia Sportage, Hyundai ix35 o Mitsubishi ASX tienen un comportamiento en asfalto similar al Peugeot y disponen de la opción de cuatro ruedas motrices. Los precios son también similares, si hablamos de dos ruedas motrices, al igual que el comportamiento en asfalto en términos generales. El Peugeot 3008 ofrece características especiales muy definidas, de lujo, espacio y versatilidad de uso. Habrá que ver si existen compradores tan específicos que busquen estas cualidades tan exclusivas de utilización que justifiquen la aparición de otro nuevo nicho de mercado.



A favor

- Espacio (Delante es bastante amplio y cómodo y en la trasera los pasajeros también viajan cómodos aunque el trayecto sea muy largo. El techo opcional abierto es toda una delicia para los pasajeros).

- Calidad (La calidad y los ajustes ofrecen una alta sensación de lujo).

- Estabilidad (Contrariamente a lo que su aspecto parece anunciar, la estabilidad es uno de sus puntos fuertes).

- Motor (En el caso del diésel de 112 caballos, sus prestaciones generales y consumos son muy adecuados).

- Maletero (Muy práctico gracias a la multitud de combinaciones que ofrece).

- Cambio (Preciso y agradable de manejar).

En contra

- Motor (El empuje real no comienza hasta cerca de las 2.000 revoluciones, esto resta agrado de conducción aunque no logra enturbiar el resultado final).

- Estética (No se ve especialmente atractivo de líneas ya que es estrecho y alto, la mayoría de SUV del mercado le aventajan en este apartado).

- Aptitudes offroad (Nadie que busque un uso medio/intenso por el campo elegirá al 3008 que tiene solo tracción delantera).

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco y Lorenzo Serrano
Abril 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar