Prueba OPEL ADAM
1.4i 87 CV Glam

UN RIVAL PARA EL MINI

El Adam recupera el nombre del fundador de la marca para dar respuesta al Fiat 500 y al Mini Cooper. Entre sus virtudes, al igual que sucede con sus rivales, está la capacidad de personalización extrema. Pero el Adam a diferencia de sus rivales es una pieza moderna, sin una pizca de carácter retro pero con un diseño de estilo interesante y que cuenta con su propia personalida

  

UN NUEVO CONTRINCANTE

Los coches de ciudad costosos e irracionales es una tendencia que se ha convertido en todo un fenómeno por culpa del Mini Cooper en primer lugar y del Fiat 500 un poco más tarde. A ellos les siguieron algunos fabricantes con sus propias interpretaciones como el Citroën DS3 o el Audi A1.

El Adam se suma a una nueva clase de urbanitas de primera como los citados anteriormente, ciertamente no ha seguido el estilo retro de algunos de sus rivales lo que resulta una desventaja para él. Tampoco es una extensión a la baja de una marca Premium como es elAudi A1, pero no es menos cierto que ha logrado un estilo propio muy acertado. En cualquier caso, el Adam está más cerca de un Audi A1 que de un Mini o un Fiat 500, con la ventaja de no tener un precio tan elevado. La apuesta por la personalización es muy fuerte, en el momento de su lanzamiento ofrecía 30.000 combinaciones, en breve se presentará en el Salón de Frankfurt con más colores y nuevas variaciones que sumarán a las ya existentes. Es un coche pequeño con poco espacio en el interior y no es el coche más emocionante para conducir pero su diseño es muy atractivo y sus acabados están a la altura de los mejores.



MODELOS Y VERSIONES

Todas las mecánicas son de gasolina, el motor de acceso es el 1.2 de 70 caballos, las otras dos mecánicas están basadas en el mismo bloque 1.4i con potencias de 87 y 100 caballos. Todos ellos son de cuatro cilindros aunque está prevista para 2014 la llegada de una versión con tres cilindros, turbo y un litro de cilindrada. Si resulta ser algo parecido al motor Ecoboost de Ford, será con diferencia la mejor mecánica de las tres actuales. Los acabados se denominan: Jam, Glam y Slam. El primero de ellos representa el lado más desenfadado pero siempre a la espera del toque personal de su futuro dueño o dueña. El intermedio, Glam, es el más exclusivo y lujoso y añade algunos detalles al anterior para reforzar estas características como el techo solar panorámico de cristal, climatizador automático, luces led día, 7 altavoces, más detalles cromados en el interior y una personalización específica para este acabado. El último de ellos, Slam, es el que se encarga de la cara deportiva del Adam. Su estilo más Racing incluye el chasis deportivo, llantas de 17 pulgadas, pilotos traseros led y una tapicería mixta cuero-tela entre otros detalles.

La unidad de esta prueba corresponde al acabado Glam que tiene un precio inicial de 14.830 euros. Este modelo incluye además las siguientes opciones: Pack twisted marrón & paquete techo (1.030 euros), Infinity Sound System (410 euros), IntelliLink (310 euros), Pack Twisted marrón para asientos (515 euros), pedales en aluminio, volante en tono cacao, receptor de audio digital, techo iluminado, eliminación de techo solar fijo alfombrillas diseño, AFL+, Flex organizer, Pack iluminación, etcétera. Su precio final aproximado incluyendo descuentos es de 16.000 euros. Existe un Adam disponible desde 13.650 euros.



INTERIORES

El interior del Adam está por lo menos, a la altura de sus rivales en términos de estilo, materiales, acabado e incluso por encima en lo que a variaciones de personalización se refiere. Incluso cuenta con un cielo estrellado (formado por leds) en el techo similar al que emplea Rolls-Royce en algunos de sus modelos menos “serios”.

El espacio es escaso en general pero queda claro que nadie se comprará un Adam (o un Mini o un Fiat 500) por el lado práctico, si bien hay un montón de espacio para conductor y acompañante además de multitud de espacios y guanteras que facilitan la vida a bordo, las cosas no son tan perfectas en la parte trasera. Las dos plazas traseras son correctas para niños o adultos en trayectos cortos. El maletero, sin la opción del sistema de sonido opcional Infinity (410 euros), tiene un volumen algo mayor que el de un Mini, 170 litros, pero con él ve reducida su capacidad a solo 95 litros.

Este sistema de audio es de calidad superior al contar con 6 altavoces y con una potencia de 610 vatios. Los asientos delanteros son envolventes y están impecablemente rematados por diseño y por estética, al nivel de modelos de segmentos Premium.

Además de Bluetooth, el Adam está disponible con un sistema de información y entretenimiento diseñado para conectarse a iPhone y otro tipo de teléfonos inteligentes basados en Android. Tiene una pantalla táctil a color de siete pulgadas en el centro del salpicadero, no es el sitio más apropiado por visibilidad ya que en ocasiones hay que apartar la vista hacia un lado para poder llegar a ver lo que aparece en la pantalla.

El sistema opcional IntelliLink (310 euros) permite: visualización de fotografías, reproductor de video, Bring Go (navegador) y Stitcher (para Podcast).

El navegador, Bring Go, ya no va instalado en el propio coche si no que funciona a través de una aplicación de nuestro smartphone pero que se puede hacer visible a través de la pantalla del sistema IntelliLink del Adam.

También dispone de un asistente de aparcamiento que dirige el coche automáticamente mientras el conductor se encarga solo de manejar frenos y acelerador.

En cuanto a personalización se refiere, hay 12 colores de carrocería, tres colores diferentes de techo, 12 tipos de tela para el interior y cuatro colores de interior junto con tres de piel. Se pueden personalizar las ruedas, el capó, la iluminación interior, etcétera.



EN CARRETERA

Este no es uno de los puntos fuertes del Adam. Su conducción no es especialmente emocionante ni por las prestaciones ni por las sensaciones al volante. A falta de probar otras motorizaciones más potentes o alguna que está por llegar, las prestaciones del 1.4 de 87 caballos han demostrado ser suficientes para la ciudad pero escasas para salir a carretera o realizar alguna maniobra complicada como adelantamientos o incorporaciones. Si bien es cierto que si se conduce con un elevado nivel de revoluciones (4.000-5.000 r.p.m.) muestra algo de alegría, lo hace a costa de elevar el nivel sonoro y elevar los consumos. Por debajo de 2.000 r.pm. no hay mucho empuje. El hecho de carecer de sexta velocidad no favorece la reducción de la sonoridad que produce el motor, pero posiblemente no hubiera sido capaz de sacar partido de ella. Hay bastante agarre en apoyos fuertes en curvas pero la dirección no ofrece mucha información de lo que está pasando con los neumáticos delanteros. La configuración deportiva de esta suspensión ayuda bastante en los apoyos en curva pero resulta desconcertante en las curvas de radio amplio o en autovía ya que hay que realizar frecuentes correcciones en el volante. Tal vez sea la escasa distancia entre ejes o la enorme medida de neumáticos (llanta 17), pero lo cierto es que dista mucho de las sensaciones que tiene la referencia de este segmento, el Mini Cooper

Las carreteras en mal estado empeoran esta sensación de imprecisión. En una prueba reciente en una pista de pruebas en Alemania de un Opel Adam de preserie con una nueva caja de cambios robotizada (no disponible por el momento), no me pareció apreciar esta sensación en la dirección. A falta de probar también alguna unidad con llanta más pequeña (16 pulgadas) y una suspensión convencional, la de este modelo es acabado Sport, sin llegar a ser incómoda si que ha resultado algo más firme de lo esperado. El lado positivo es que en ciudad se muestra más rápido y ligero, la potencia que en carretera resulta escasa, en ciudad se muestra suficiente para practicar una conducción ágil y dinámica. Siendo básicamente un Corsa acortado, tiene un tamaño perfecto para circular por ciudad y aparcar en espacios pequeños. Cuenta con un modo City para dotar de más asistencia a la dirección asistida electrónica y que resulte más cómodo su manejo en ciudad, a velocidades más bajas.



CONSUMOS REALES

Afortunadamente el consumo no se ve demasiado afectado por la alta sonoridad ni por las generalmente altas revoluciones a las que tenemos que circular a causa de sus desarrollos más bien cortos. Circulando por carretera a medias de 120 kilómetros/hora el consumo ha sido de 6,5 litros/100 kilómetros. Si bien es cierto que bajando la media el consumo descendía de forma importante (a 100 kilómetros/hora consumió 5,3 litros), no es menos cierto que incrementando levemente la velocidad ascendía con la misma rapidez. En conducción deportiva es fácil tener un consumo de 9,2 litros/100 kilómetros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL OPEL ADAM?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Opel Adam 1.4i 87 Cv Glam, hemos tomado como referencia una mujer de 30 años soltera, con 12 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 12.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 150 €, es Click Seguros con un precio de 350.67 € y con una calidad en la póliza de 6.76.



RIVALES Y CONCLUSIÓN

Para cualquier marca de automóvil entrar en un mercado que es completamente nuevo para él comenzando con un modelo a partir de cero es valiente y arriesgado. La presión por irrumpir en el mercado del Fiat 500 y del Mini Cooper es muy fuerte pero el esfuerzo de Opel con el Adam da la talla lo suficiente como para no sentirse en inferioridad de condiciones. El Adam tiene un precio muy competitivo con respecto al resto, cuesta menos que ninguno de sus rivales salvo en el caso del Fiat 500 si comparamos las versiones de acceso. Por calidad está entre los primeros, Mini Cooper o Audi A1, pero por prestaciones se queda en desventaja con respecto a todos.

Los tres motores del Adam ofrecen una economía promedio similar. Opel no monta por el momento, ni es probable que lo haga en el futuro cercano, una mecánica diesel para el Adam, probablemente por razones de costo. El caso particular del Adam demuestra que es un buen coche realizado con gran acierto por los diseñadores y que se merece una porción de la tarta entre los retro utilitarios, Mini y Fiat 500, y los “modernos” como el Audi A1 o Citroën DS3. El como los compradores verán a un Opel tan deseable como un Mini o un Audi A1, está por ver. En cualquier caso hay que ser conscientes de que la dinámica de conducción no sea una de nuestras prioridades por eficacia y placer de conducción, si ese es el caso, el Adam es una buena elección en la que volverse loco a la hora de personalizarlo con su gran lista de opciones, muchas de las cuales tienen precios verdaderamente interesantes por lo asequibles y por su funcionalidad.



A favor

- Diseño (estética original y atractiva, su gran anchura de vías y el diseño general tan cuidado le convierte en un vehículo con mucha personalidad)

- Precio (es más económico que un Mini Cooper, un Audi A1 y un Citroën DS3. En versión de 100 caballos también es más económico que un Fiat 500)

- Personalización (las variaciones posibles son tantas que conviene estudiarlas con calma, y siguen aumentando con el paso del tiempo)

- Calidad (por calidad de materiales y ajustes está a la altura de los mejores de su segmento, no tiene nada que envidiar a un Mini. Sus acabados son de alto nivel)

En contra

- Espacio (el maletero sin el sistema extra de audio es superado por casi todos los utilitarios pequeños de ciudad, tan solo el Mini queda por detrás de él)

- Diversión al volante (no transmite ninguna sensación especial al volante, el comportamiento es tan convencional como en cualquier utilitario. Con su imagen se merece más argumentos con los que enfrentarse a la referencia del segmento, el Mini)

- Prestaciones motor 1.4 (para ciudad resulta suficiente y hasta apropiado, en carretera deja mucho que desear. Su respuesta al acelerador es lenta y si necesitamos algo de empuje hay que circular por encima de 4.000 r.pm.)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Agosto 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar