Prueba OPEL ZAFIRA TOURER
2.0 CDTi 165 CV Excellence Automático

REFINAMIENTO TOTAL

El nuevo Zafira Tourer es la tercera generación de este modelo y no sustituirá, de momento, al Zafira. Completamente diferente al anterior, este modelo se presenta como una opción para los padres que “desean” comprar un monovolumen y no quieren renunciar a una estética refinada y a un acabado lujoso y moderno.

  

EL VIEJO TRUCO

En ocasiones las marcas lanzan un modelo completamente nuevo pero deciden mantener a la venta el modelo anterior. El objetivo es dejar al viejo como modelo básico hasta que pierda el interés y el modelo nuevo haya triunfado completamente.

En realidad el Zafira estaba pidiendo a gritos un sustituto y el nuevo Zafira Tourer lo es.

Es más grande, lujoso y considerablemente más atractivo, mucho más atractivo.

Para que negarlo, un monovolumen no es precisamente el vehículo soñado para cualquier entusiasta del automóvil. Son grandes, torpes de conducir y en la mayoría de los casos, la estética es siempre parecida a una gran masa “cuadrada” de metal.

Con el Opel Zafira (modelo anterior) ocurría todo eso además de que a pesar de haber sufrido varias puestas al día, ya no se podía mejorar más. La llegada del nuevo Zafira Tourer, obedece a que este cambio era tan necesario como obligado.

Los 57 mm añadidos a la distancia entre ejes le permite una ganancia extra en espacio que repercute directamente en los pasajeros.

El nuevo frontal con los antinieblas unidos a los faros principales en dos especie de “boomerangs” le dan un toque agresivo más propio de un tren bala japonés (inspiración del diseñador, Mark Adams) que de monovolúmenes y que está directamente influenciado por el Opel Ampera. En la parte trasera los afilados pilotos y las líneas fluidas de la carrocería están igualmente muy logrados y le da un aspecto serio y robusto. En general, los últimos modelos de Opel que han sido renovados (Astra e Insignia) lo han hecho con una estética atractiva y muy lograda, enhorabuena al diseñador.



VERSIONES Y MODELOS

Se comercializa con cinco mecánicas, dos de gasolina y tres diésel. Las versiones de gasolina comienzan con un 1.8 de 115 caballos y cambio manual de cinco velocidades. La otra versión disponible es un 1.4 Turbo de 140 caballos que puede ser manual o automático, ambos de seis relaciones.

En diesel todos los motores son de dos litros con potencias de 110, 130 y 165 caballos. Esta última variante más potente puede llevar de forma opcional, cambio automático. Todos ellos, manuales y automáticos, son de seis velocidades.

La variante ecológica se denomina en Opel, Ecoflex. Estas mecánicas reducen el consumo en algo menos de un litro (de 5,2 a 4,5 litros/100 kilómetros) por medio de diversos cambios como neumáticos específicos o start/stop, entre otros, disponible para el motor 2.0 CDTi de 130 caballos. Está descartada la aparición de un modelo deportivo OPC aunque es posible la aparición de un motor diesel más potente.

El equipamiento se define en tres niveles: Expression, Selective y Excellence.

El equipamiento en la versión básica cuenta con: ocho airbags, ESP, espejos eléctricos calefactados, cruise control, aire acondicionado, barras portaequipajes y radio CD. Algunas opciones: Bluetooth (350 euros), pintura metalizada (430 euros), ordenador de viaje (200 euros), faros antiniebla (150 euros) o control de distancia de aparcamiento (300 euros). En el resto de modelos de acabado superior se pueden pedir de forma opcional algunos elementos vienen agrupados en pack, como control de crucero adaptativo, alerta involuntaria por cambio de carril, reconocimiento de las señales de tráfico, alerta de colisión o luces inteligentes de xenón.



INTERIORES

Al igual que en el modelo anterior, Zafira, nos encontramos con tres filas de asientos aunque en este caso los asientos de la segunda fila son ahora independientes. Opel ha desarrollado la funcionalidad del interior hasta los límites de lo posible. Todos los asientos se pueden desplazar longitudinalmente (salvo la tercera fila) y si solo viajan cuatro pasajeros, se puede configurar una ubicación para los pasajeros traseros extremadamente cómoda: los asientos de los extremos (de la segunda fila) se pueden deslizar hacia el interior (5 centímetros) para evitar los pasos de rueda, y posteriormente desplazarlos (28 centímetros) hacia atrás longitudinalmente. De esta forma se consigue un espacio para las piernas enorme. La forma de realizar todas estas maniobras de plegado y desplegado es muy sencilla e intuitiva.

Todo el conjunto que desarrolla la modularidad de los asientos en el Zafira Tourer se denomina Flex7. La principal ventaja de este sistema es que todas las funciones y variaciones en el interior se pueden realizar sin tener que desmontar ninguno de sus asientos, esto mismo ocurre en el Zafira desde su lanzamiento en 1999. Para pasar a sentarnos a la tercera fila de asientos hay que realizar un poco de esfuerzo extra, a pesar de que el asiento de la segunda fila se levanta y se desplaza hacia delante, es algo complicado. Una vez sentados en cualquiera de estas dos plazas es cuando se ve claramente que son ideales para niños pero poco utilizables por adultos (salvo recorridos breves), sobre todo por el escaso espacio que hay para colocar los pies. Esto se puede solucionar en parte si desplazamos la segunda fila hacia delante pero hay que tener en cuenta que al hacer esto, estaremos restando espacio a las piernas de los pasajeros de la segunda fila. Jugando con estas posibilidades, podremos llegar a repartir el espacio de la forma que más nos convenga para poder llevar a siete pasajeros.

En cualquier caso el Zafira Tourer es un coche grande en el interior, el maletero tiene 710 litros de capacidad si viajan solo cinco pasajeros. Cifra que le coloca entre los monovolúmenes de mayor tamaño.

El interior de la cabina es de buena calidad, un poco serio y sobrio por la cantidad de botones pequeños y negros pero bien resuelto. En todo el habitáculo hay cerca de treinta huecos para dejar objetos entre guanteras y entre todas ellas destaca la central entre los asientos delanteros, denominada acertadamente FlexRail. Al disponer de freno de estacionamiento eléctrico, se libera una enorme cantidad de espacio en la zona central. Para aprovechar todo este espacio al máximo, se ha diseñado esta enorme guantera que se desplaza hacia atrás o hacia delante y que deja al descubierto otra guantera de gran tamaño que recorre toda la columna central.



EN CARRETERA

Mecánicamente es una mezcla del Opel Insignia (suspensión delantera) y Opel Astra (suspensión trasera). Al ver las enormes y bonitas llantas de 19 pulgadas todo apuntaba a una cierta sequedad en las reacciones que se traducirían en incomodidad. Sin embargo el Opel Zafira Tourer es tan cómodo y lógico en su conducción como uno desee.

El sistema FlexRide permite seleccionar hasta dos modos de conducción (el tercero es el normal, por defecto) mediante unos botones ubicados en la parte alta del salpicadero central: Sport y Tourer. Cualquiera de ellos es utilizable en cualquier tipo de carretera o realizando cualquier tipo de conducción ya que en ningún caso resulta incómodo o inestable.

Los cambios más apreciables se perciben en el modo Sport, en el que el motor parece cobrar nuevas energías y la respuesta al acelerador es más inmediata. La iluminación en rojo que toman los relojes del cuadro de instrumentos, nos recuerda que estamos conduciendo en este modo deportivo. Hay cambios en la asistencia de la dirección y la suspensión se vuelve más firme pero siempre manteniendo unos parámetros de confort elevados. En general (cualquier firme y trazado) el comportamiento de este modelo es muy satisfactorio y se asemeja más a una berlina que a un monovolumen. El ser más largo y ancho, ha contribuido a mejorar enormemente su capacidad dinámica, resulta sorprendentemente ágil para el tamaño tan grande que tiene. Durante la prueba por firmes en peor estado se escuchaba un ruido de anclaje (mal anclaje) de alguno de los asientos posteriores.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL OPEL ZAFIRA TOURER?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Opel Zafira Tourer 2.0 CDTi 165 CV, hemos tomado como referencia un hombre de 45 años y casado, con 10 de antigüedad de carné, que vive en Santander, guarda el coche en garaje propio y recorre hasta 25.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio mas competitivo con un seguro a terceros ampliado, es Línea Directa con un precio de 273.30 euros y con una calidad en la póliza de 6.04, teniendo una relación calidad precio de 7.34.



RIVALES Y CONCLUSIONES

La intención que se persigue al lanzar un modelo tan bien elaborado es subir algunos peldaños entre las marcas pero sin llegar a competir directamente con las Premium, es decir un valor elevado pero justo por debajo de BMW o Audi.

Por medidas, entre los monovolúmenes se sitúa a medio camino entre un Ford Grand C-Max y un Ford S-Max. Si lo comparamos con ellos el Opel sale vencedor al ofrecer unas prestaciones similares al mejor de ellos y un consumo más bajo que ninguno. Dinámicamente el Ford S-Max pone el listón muy alto pero el Opel Zafira no se aleja tanto en comportamiento. Por espacio la mayor longitud del S-Max se impone al lograr mayor maletero y más capacidad para pasajeros, en especial cuando las tres filas de asientos están operativas. En este apartado el Opel Zafira Tourer supera al “pequeño” Grand C-Max, sobre todo en maletero. Otro posible rival entre los monovolúmenes grandes es el SEAT Alhambra, también más amplio que el Opel pero algo menos efectivo en carretera, donde el Opel impone su mayor agilidad a pesar de que no difieren demasiado en el peso total.

La diferencia de precio entre el Zafira anterior y el Tourer es en su modelo de acceso, de cerca de 5.000 euros. El Zafira Tourer no es el vehículo ideal para transportar a siete adultos cómodamente, pero si la intención es de transportar en las dos plazas extra a niños, cumple su función perfectamente. Por espacio está más cerca de los monovolúmenes grandes, aunque no es uno de ellos y representa una opción más barata que estos. Por el contrario si lo comparamos con los monovolúmenes más pequeños, destaca entre ellos por la mayor capacidad y por unos precios, que en la mayoría de los casos le sitúan entre los más económicos.



A favor

- Maletero (grande, por capacidad está en un buen lugar entre su competencia)

- Estética (está muy conseguida, no solo si lo comparamos con el vetusto Zafira anterior, es una mezcla entre un concepto deportivo y elegante muy interesante)

- Mejoras (mucho más avanzado en todos los aspectos que su predecesor: espacio, dinámica, seguridad, confort, etc)

- Precio (tanto si vamos a comprar un monovolumen grande como uno de los pequeños, conviene introducir en la comparativa al Zafira Tourer. En ambos terrenos se defiende con dignidad)

En contra

- Maletero con siete plazas (solo quedan disponibles 152 litros)

- Motor ruidoso (en conducción normal la sonoridad es contenida, si se estira la mecánica la rumorosidad es más elevada de lo habitual)

- Acabado Expression (es demasiado básico. En un modelo de su nivel se espera más equipamiento)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Agosto 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar