Prueba OPEL MERIVA
1.4 Turbo 120 CV Cosmo

PUERTAS ENFRENTADAS

Las puertas del Opel Meriva son su seña de identidad. Las delanteras se abren como en la mayoría de coches, con las bisagras en la parte delantera y la cerradura en la posterior. Las traseras se abren en sentido inverso, con las bisagras en la parte posterior y la cerradura en la parte delantera. La versión Cosmo con el motor de gasolina de 120 caballos tiene un precio de 17.600 Euros.

  

ACCESO A PLAZAS POSTERIORES

La mayor ventaja de este sistema de apertura se da posiblemente para instalar una sillita de niño en los asientos posteriores y para colocar el niño en la sillita y atarlo con comodidad.

Sin embargo, la facilidad para colocar bien a un niño y su sillita tiene truco, porque en realidad, lo que realmente facilita las operaciones en el Meriva no es hacia dónde se abren las puertas, sino lo mucho que se abren y su forma. Las puertas posteriores del Meriva (también las delanteras) se abren más de 80 grados, por lo que quedan prácticamente perpendiculares al lateral de la carrocería. Con semejante ángulo de apertura, el hueco para acercar la sillita o el bebé hasta su posición y atarlo con comodidad es muy grande.

Tan importante es la posibilidad de abrir mucho las puertas, que cuando el coche está aparcado en batería y las puertas no se pueden abrir completamente, el acceso al interior es más complicado que en el resto de coches con puertas de apertura normal. El hueco de acceso, además de estrecho, queda muy lejos del asiento, por lo que colocar a un niño en su sillita resulta complicado. Pero, si no se puede abrir completamente la puerta, no sólo es complicado sentar a un niño en su sillita y atarlo. El acceso para los adultos también es difícil ya que primero hay que introducir los pies en el interior y luego sentarse. En un coche normal, lo habitual es introducir un pie, dejarse caer sobre el asiento y luego introducir el otro. En el Meriva, aparcado en un lugar estrecho, es imposible hacerlo así. Primero hay que subir los dos pies y luego tomar asiento.

Conscientes de esta dificultad, en Opel han colocado un asidero en el montante central que resulta fundamental para ayudar a subir y bajar del coche cuando las puertas no abren completamente. Otro inconveniente de este tipo de puertas es la dificultad para abrirlas y especialmente para cerrarlas desde dentro del coche. Para cerrarlas el brazo queda en una posición incómoda, sin posibilidad de tirar de ella de forma natural ya que queda estirado en paralelo a la puerta, por lo que no tiene forma fácil de tirar de ella. Lo mismo sucede, pero al revés, para abrirla completamente.

Debido a estos inconvenientes, probablemente, la principal ventaja de las puertas posteriores del Meriva sea su forma y el grado de apertura de las puertas, mucha más que hacia dónde se abren. Son puertas muy altas y rectangulares, por lo que no hay que agachar la cabeza para entrar y salir y del mismo modo que no hay que estar pendiente de que la cabeza del niño no golpee en el marco al introducirlo y sacarlo de su sillita.



20 CM MÁS QUE EL ANTERIOR

El Meriva actual ha crecido más de 20 centímetros con respecto al anterior. Con este nuevo tamaño, se sitúa en un escalón superior del mercado, ya que mide lo mismo que un Seat Altea, ocho centímetros más que un Volkswagen Golf Plus y seis menos que un Renault Scénic. El espacio para los pasajeros no ha crecido en proporción al incremento de longitud, que beneficia principalmente el volumen del maletero. No es un coche ancho, por lo que no resulta adecuado para viajar tres adultos en las plazas posteriores.

Sí está indicado, por el contrario, para llevar dos adultos y también dos sillitas de niños. Al menos uno de los niños debe poder caminar porque en el maletero no hay espacio para dos carritos, pero uno sí cabe. Cuando se pliega el respaldo del asiento central, que es estrecho, los asientos laterales pueden desplazarse ligeramente hacia el centro del coche. De esta forma se alejan de las puertas, lo que beneficia en comodidad y seguridad.



ESPACIOS INTERCAMBIABLES

Los asientos posteriores se pueden desplazar longitudinalmente hasta 20 centímetros, más que en la mayoría de competidores, si bien en algunos de ellos, como el Nissan Qashqai o el Mazda5, el recorrido de los asientos llega hasta 30 centímetros. Este desplazamiento de los asientos permite ampliar notablemente el espacio para el maletero a cambio de reducir el destinado a las piernas. La forma del maletero es regular y fácilmente aprovechable. Una tapa cubre un hueco en el lateral izquierdo y puede desmontarse para facilitar el alojamiento de objetos largos, como por ejemplo una silla con ruedas para llevar niños. 

El respaldo de los asientos posteriores se pliega completamente y queda una superficie plana y enrasada con la superficie del maletero para incrementar el espacio de carga. También existe la posibilidad de abatir el respaldo del asiento del copiloto para transportar objetos largos.

Los asientos de las plazas delanteras van situados en la posición habitual de los monovolúmenes, a considerable altura sobre el piso y los pedales. Esta situación permite aprovechar mejor el espacio longitudinal ya que las rodillas del conductor y acompañante van dobladas y caen casi verticales. A algunas personas les resulta molesto ir sentadas en una posición similar a la de una silla, pero para otras no supone mayor inconveniente. El volante se regula en altura y profundidad y la palanca de cambios queda en buena posición con relación al volante. En la versión Cosmo, en el volante están integrados los mandos para el sistema de control de la velocidad de crucero y para gestionar el equipo de sonido, el reconocimiento de voz y el teléfono de manos libres.



MUCHO ESPACIO PARA OBJETOS MENUDOS

En el salpicadero, en las versiones más equipadas, hay un panel de botones para el navegador, el equipo de sonido, las funciones del coche y la pantalla. Hay muchos botones juntos, de tamaño mediano, difíciles de localizar y utilizar por el conductor de un vistazo. Algunos no se deberían utilizar nunca en marcha, pero algunos otros, como los que guardan las emisoras de radio preferidas, están en medio del enjambre de botones.

Por debajo de este panel está situado otro conjunto de botones para regular la climatización. En definitiva, muchos botones similares. En la medida de lo posible, conviene utilizar el sistema de reconocimiento de voz para evitar distracciones.

Entre los dos asientos delanteros se ha dispuesto un conjunto de bandejas y cajas deslizables, en tres niveles, para guardar y depositar objetos. En el nivel inferior se puede colocar una lata y también dejar objetos como la cartera o llaves. En ese nivel están la conexiones USB y para i-pod. En una bandeja superior también existe la posibilidad de llevar una lata y por encima un cajón para guardar objetos que se puede utilizar también como reposabrazos.

El interior del Opel Meriva transmite buena calidad. Los materiales, siempre sobrios, no son lujosos pero tampoco dan la sensación de plástico barato y son agradables al tacto. Mejor que el aspecto de los materiales es su ajuste, con buenos remates y sensación de solidez. Está cuidado todo el coche, desde el puesto de conducción hasta el último remate del maletero, con ganchos y fijaciones que reflejan el cuidado por cuidar los detalles. En el lugar del conductor donde habitualmente va situado un agarrador en el techo, en la versión Cosmo se ha situado una funda para gafas.

La guantera es pequeña. Sin iluminación y sin llave. Debajo de los dos asientos delanteros han instalado dos cajoncitos, mayor el del acompañante, que permiten complementar el espacio de la guantera. Los lugares para dejar objetos, cosas útiles para bebés, biberones, toallitas, chupetes es amplia. Los elementos necesarios cuando se llevan niños pequeños en el coche aumenta de forma inversamente proporcional a su edad. La pena es que la bandeja posterior no sea lo suficientemente fuerte como para aguantar el peso de un bebé y poderla utilizar como cambiador de pañales.



GASOLINA CON PRESTACIONES POBRES

A juzgar por la versión de gasolina que hemos probado, es recomendable tener en cuenta la opción de motores Diesel para este modelo. El nuevo motor de gasolina, de 1,4 litros de cilindrada, turboalimentado y 120 CV tiene unas prestaciones pobres y la mayoría de competidores aceleran y recuperan claramente mejor con similar potencia. Esta falta de aceleración no se debe a un consumo de combustible bajo. El consumo del Meriva con el motor de gasolina de 120 CV no es alto, pero tampoco está entre los más bajos frente a sus rivales. Sin duda, es recomendable estudiar las versiones con motor Diesel antes de tomar la decisión de compra un Meriva.



COMPETIDORES

El nuevo Opel Meriva es 20 centímetros más largo que el anterior, por lo que no compite con los mismos rivales que competía en el pasado. Los competidores del anterior Meriva medían en torno a cuatro metros. Por ejemplo el Citroën C3 Picasso, KIA Venga, Nissan Note o Renault Grand Modus, que miden menos de 4,10 m. Los competidores del actual Meriva, por tamaño, son el Citroën Xsara Picasso, Honda FR-V, Kia Soul, Nissan Note, Renault Scénic, Seat Altea, Skoda Roomster o Volkswagen Golf Plus. La competencia en este segmento del mercado es intensa y el Meriva tiene como baza principal la apertura de las puertas en sentido contrario al de la marcha. Las diferencias de precio entre ellos, a igualdad de equipamiento, no son grandes. Escoger entre uno u otro depende más de cuál satisfaga mejor las necesidades particulares: un maletero grande, un buen motor, asientos versátiles...



A favor

- Acceso a las plazas traseras (Cuando hay espacio para abrir completamente las puertas).

- Versatilidad de los asientos posteriores (Se pueden desplazar y alejar de las puertas o ampliar el maletero).

- Calidad de los remates y del ajuste de los materiales.

En contra

- Prestaciones del motor de gasolina de 120 caballos de potencia.

- Acceso a las plazas posteriores cuando no se pueden abrir bien las puertas.

- Calidad de los remates y del ajuste de los materiales.

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Álex Blanco
Noviembre 2010

Tu seguro en un click

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche