Prueba NISSAN JUKE NISMO
1.6i Turbo 200 CV 4x2

ABREVIATURA CONVINCENTE

El Juke Nismo ha sido el primer modelo de la marca japonesa que con este apellido se vende en Europa. Nismo es la abreviatura de Nissan Motorsports, conjunto de ingenieros que llevan desde los años 60 rociando con su magia los coches de carreras de la marca japonesa, coches con los que participan en circuitos japoneses e incluso en las 24 Horas de Le Mans.

  

UN NISMO DOMÉSTICO

La idea de Nissan es tomar algunas de sus unidades de venta al público y darles unos pequeños pero efectivos retoques para aumentar unos cuantos grados su diversión.

Bajo el capó del Juke Nismo no está el brutal V6 turbo del GT-R, se trata de una versión ligeramente rediseñada del motor turbo de 1.6 litros del Juke DIG-T. Sobre el papel estos cambios repercuten de forma liviana sobre las cifras de recuperación o aceleración. Así que la mayoría de los cambios que incluye son estéticos y se ven a simple vista. Inmediatamente reconocible por las carcasas de sus retrovisores en rojo metalizado y por sus luces delanteras diurnas de led que imitan el estilo de un Nissan GT-R. Si el diseño de un Juke convencional ya parece un coche “musculoso”, el Juke Nismo exagera un poco más esos músculos con un kit de carrocería que añade pasos de rueda, luces día de led, spoiler de techo, nuevos paragolpes (con difusor trasero de inspiración 370Z) y unas llantas de gran tamaño con un diseño específico. Como toque final una delgada línea roja recorre todo el perímetro del coche en su parte baja. Los retoques estéticos no solo engordan al Juke, también mejoran la aerodinámica.

Con más de 300.000 unidades de Juke vendidas en todo el mundo en relativamente poco tiempo, no sorprende que el modelo elegido para inaugurar la saga Nismo en Europa sea el Juke.



MODELOS Y VERSIONES

El Juke Nismo cuenta con una sola variante mecánica y de acabado. Es un bloque de cuatro cilindros y 1.6 litros turbo de inyección directa que ofrece 200 caballos de potencia (10 más que el DIG-T de serie). La caja de cambios es manual de seis velocidades aunque para otros mercados también se comercializa una variante automática, CVT. El equipamiento de serie es tan completo que salvo la pintura metalizada y algunos detalles estéticos (bastante numerosos) no se ofrece ninguna opción importante. Cuenta de serie con cámara de visión trasera, faros de xenón, luz día de led, faros antiniebla, acceso con llave inteligente, climatizador, asientos calefactados de ante, cristales traseros oscurecidos, volante multifunción, sensor de lluvia y luces, navegador con pantalla táctil, radio CD con puerto USB y auxiliar y llantas de aleación exclusivas de 18 pulgadas. El precio de base de este modelo es de 26.730 euros. La unidad de esta prueba incorpora pocas opciones. Tan solo la pintura blanco perlado (445 euros) y dos embellecedores de los espejos retrovisores rojo fuerte (121 euros). El precio definitivo de este modelo es de 27.296 euros.



INTERIORES

El cambio de imagen en el interior le ha sentado muy bien. Todo él transmite una sensación como si se tratara de un coche mucho más caro gracias a unos pocos detalles como los asientos o el volante, porque el resto de la composición interior es similar a los Juke de serie. El cuadro de mandos incorpora un cuentavueltas con fondo en color rojo, los pedales son metálicos y los excelentes asientos tipo bacquet tapizados en ante combinan confort con un fuerte agarre lateral del cuerpo. El volante está a la distancia perfecta, tiene el tamaño ideal y viene medio tapizado en alcántara y piel. En la parte más alta del volante, a las 12, se añade un toque de color rojo para redondear el ambiente de competición. Algunas insignias de Nismo repartidas por el interior (en el respaldo de los asientos) y una interfaz de entretenimiento heredada del Juke convencional de este año completan el resto de su equipamiento. 

Al igual que en el Juke normal, existe mucho espacio para los pasajeros de la parte delantera y flaquea algo la altura disponible para los pasajeros de la parte trasera. El navegador, de serie, funciona de forma táctil y también con algunos botones situados en el lado derecho de la pantalla. Su manejo es muy sencillo y con pocos movimientos se selecciona el destino.

El sistema de control integrado como el que montan el resto de Juke, permite alternar entre las funciones del climatizador y los modos de conducción dentro de los mismos controles. Me ha parecido una buena idea para reducir botones y simplificar el manejo aunque a algunos puede que no les guste tener que cambiar desde el Drive Mode al Climatizador para tener que aumentar o reducir la temperatura del interior o la velocidad del ventilador. Los respaldos de los asientos traseros son abatibles y abatidos dejan un volumen de 830 litros, pero la capacidad general del maletero no es brillante. Con 250 litros se descuelga de la mayoría de contrincantes, incluso del Mini Countryman que le supera por 100 litros.



EN CARRETERA

Picante. Es la palabra que mejor define al Juke Nismo. De alguna forma la combinación de unos amortiguadores más duros, el simbólico incremento de potencia y un interior deportivo bien rematado consiguen un resultado mucho más importante de lo que suman por si solos esos pequeños cambios y elevan al Juke convencional a un nuevo nivel de diversión dinámica. La tracción y la dirección son solo un pequeño problema en línea recta si se acelera a fondo el Juke en modo “gamberro”. Carece de un diferencial delantero de deslizamiento limitado (como en SEAT Ibiza Cupra o Volkswagen Golf GTI) lo que mejoraría su comportamiento. Una vez metidos en faena, el Juke Nismo se percibe como mucho más rápido que el coche estándar.

En los apoyos al límite en curvas tiene un comportamiento controlado y gira plano lo que aporta bastante confianza para lanzarse casi como lo haríamos con un pequeño GTI de baja altura. Los neumáticos de alto rendimiento son también lo suficientemente pegajosos como para aumentar la sensación de control permanente. Sin embargo, si se acelera con contundencia es necesario sujetar bien el volante porque la fuerte aceleración hace que la dirección cobre vida propia y vaya un poco por libre. El control de estabilidad no tarda mucho en sofocar actitudes de conducción agresivas aplicando potencia a los frenos. Sin embargo, por suerte, no disminuye de forma exagerada la velocidad y podemos seguir manteniendo una conducción rápida y cargada de diversión. La nueva suspensión es eminentemente dura con lo que eso conlleva. En carreteras bacheadas vamos constantemente dando “saltitos” como si fuéramos conduciendo un coche de circuitos. Dentro de la pequeña incomodidad que supone esto durante un viaje largo si el firme es malo, lo cierto es que la diversión que ofrece al volante y la atmósfera de deportivo que ofrece el Juke Nismo a sus mandos hace que nos olvidemos de este “pequeño” inconveniente que solo sale a la luz si el asfalto es malo. Francamente creo que se podría soportar perfectamente un Juke Nismo como coche de uso diario, otro aspecto diferente es la economía de consumo.



CONSUMOS REALES

Los consumos en autovía circulando a velocidades legales y en modo ECO (nunca por encima de 120 Kilómetros/hora) han sido de 6,5 litros/100 kilómetros. Oficialmente se anuncia alrededor de un litro menos por lo que no es un mal dato después de todo. Si no se practica una conducción ecológica y se conduce despreocupadamente este mismo consumo se incrementa en un litro más. En ciudad supera los 10 litros/100 kilómetros y en conducción deportiva (Modo Sport) sucede exactamente lo mismo.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL NISSAN JUKE?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Nissan Juke 1.6i Turbo 200 Cv Nismo 4x2, hemos tomado como referencia un hombre de 35 años casado, con 17 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda en coche en garaje privado y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 180 €, es Pelayo con un precio de 472.85 € y con una una calidad en la póliza de 6.28.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El Juke Nismo es un modelo difícil de encasillar. ¿Es una especie de Mini Countryman JCW de precio reducido o su rival es un Renault Clio Sport que comparte idéntica mecánica? Realmente no tiene el mismo control que los mejores GTI pequeños del mercado pero es obvio que tiene un rendimiento deportivo y su mezcla de conceptos logra un resultado preciso y flexible.

Si estas harto de sufrir por el coste de los extras que hay que pagar siempre para equipar bien un coche, el Juke es una buena opción. Se pueden pagar 445 euros por un color determinado color de carrocería o unos pocos cientos de euros por un detalle cromado especial, pero todo lo demás, lo verdaderamente importante, está incluido de serie.

Por ello es más caro (5.000 euros) que un Juke 1.6 Turbo de 190 caballos y solo 2.000 euros más caro que un Clio Sport que resulta ser un deportivo más afinado para correr. El Juke se siente como mejor acabado que el Renault Clio y además podemos cambiar de marcha nosotros mismos, el Clio es automático a la fuerza. 

Esta versión Nismo no representa solo una nueva gama deportiva dentro del Juke, es una táctica muy prometedora por parte de Nissan de su nueva saga de productos deportivos. Llevará tiempo pero si Nissan realiza una evolución convincente de las versiones que están por llegar, pronto será un emblema tan reconocido como las versiones de ST de Ford o las “R” de Volkswagen. En cualquier caso y aunque el Juke Nismo es emocionante, he de confesar que esperaba un poco más de un coche con el emblema Nismo en la trasera. El Juke es un modelo que tiene mucho potencial y si no basta con echar un vistazo al Juke R de 485 caballos. Para aquellos a los que el Juke Nismo les sepa a poco, Nissan está preparando una nueva evolución más potente (entre 220-240 caballos aproximadamente), con un sistema de suspensión más elaborado y unos frenos más potentes. Se denomina Juke Nismo RC, mientras tanto se puede disfrutar bastante a bordo de esta primera entrega más “normal” del Nismo o con un Nissan 370 Z, siguiente modelo que ha recibido la medicina reconstituyente de Nismo.



A favor

- Prestaciones (Muy divertido, en modo Sport sorprende más de lo que se espera para un incremento de potencia tan pequeño, aparenta la potencia que tiene)

- Interiores (los tejidos utilizados en el volante o los asientos hacen que el interior gane muchos puntos en calidad y presencia)

-

En contra

- Maletero (Con 251 litros se ve superado por la mayoría de rivales que tienen, de media, 100 litros más de maletero)

- Espacio (al igual que ocurre con el resto de los Juke, las plazas traseras son estrechas)

- Dirección (al acelerar sin contemplaciones la dirección se vuelve nerviosa, un diferencial de deslizamiento limitado aliviaría esta sensación)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Junio 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar