Prueba NISSAN JUKE
1.6i Turbo 190 CV Tekna Premium 4X2

OBJETIVO: MINI COUNTRYMAN

El Juke es un nuevo Crossover del segmento B desarrollado principalmente para procurar más diversión que espacio. Hemos elegido el novedoso motor 1.6 Turbo que proporciona al pequeño Nissan unas prestaciones dignas de un deportivo.

  

LA RAZÓN DE SUS EXISTENCIA

El Juke es un nuevo Crossover del segmento B desarrollado principalmente para procurar más diversión que espacio. Hemos elegido el novedoso motor 1.6 Turbo que proporciona al pequeño Nissan unas prestaciones dignas de un deportivo. Con semejante potencia, 190 caballos, en otros tiempos mejores el Juke hubiera nacido como un modelo deportivo, en la actualidad se lanza con un envoltorio más práctico y utilizable para el día a día dentro de una ciudad. Desarrollado a partir de la plataforma global del Nissan Micra y el Renault Clio, el Juke es un extraño cruce entre un SUV y un utilitario vanguardista. Nissan demuestra una vez más, que no tiene ningún miedo a lanzar diseños más o menos polémicos, todos conocemos el Cube. En el caso del Juke y aunque desde algunos ángulos se parezca a una rana, la apuesta es menos arriesgada. Había que hacer algo diferente para poder enfrentarse con garantías de éxito a su único rival en la actualidad: el Mini Countryman.



MODELOS Y POTENCIAS

Aunque existen otros motores del Juke a la venta como por ejemplo el 1.6i de 117 caballos o el 1.5 dCi de 110, hemos elegido el más novedoso y potente de todos ellos, el 1.6i de 190 caballos para nuestra prueba. Las cajas de cambios cuentan con seis velocidades para todos los modelos salvo para el gasolina menos potente que lleva una de cinco. También existe la posibilidad de elegir el cambio automático, Xtronic CVT, para todas las mecánicas de gasolina. En el caso de elegir este tipo de transmisión automática en la variante 1.6 Turbo la tracción será 4x4. Los acabados comienzan con el denominado Visia que incluye 6 airbags, ABS, ESP, aire acondicionado, sistema de audio con cuatro altavoces y conector MP3 auxiliar, ordenador de viaje, llantas de 16 pulgadas, dirección asistida eléctrica sensible a la velocidad y retrovisores eléctricos.

El siguiente acabado se denomina Acenta, por los 1.100 euros adicionales que cuesta este acabado dispondremos además de climatizador, control de crucero, sistema de audio con Bluetooth integrado y mandos en el volante, un puerto USB, llantas de 17 pulgadas, volante y pomo del cambio en piel y faros antiniebla. Si sumamos al Acenta 500 euros pasamos al siguiente nivel, es el Tekna Sport. Con este acabado las llantas también son de 17 pulgadas aunque con un diseño deportivo, la tapicería está tapizada de alcántara, el pedalier viene en aluminio aunque solo en la versión 1.6i Turbo y los cristales traseros vienen oscurecidos.

El último y más lujoso corresponde al que ilustra esta prueba, sumando 1.100 euros al anterior Tekna Sport conseguimos llegar al máximo nivel con el Tekna Premium. La navegación en 3D está incluida y el equipo de audio cuenta ahora con seis altavoces. También se añaden la cámara de visión trasera, sistema de llave inteligente (Apertura y arranque con la llave en nuestro bolsillo), botón start/stop y los retrovisores que se pliegan automáticamente cuando cerramos las puertas con el mando.



EXTERIORES E INTERIORES

Desde luego no se puede tachar de anodino su diseño, ya que a todo el mundo le parece atractivo o espantoso. Los responsables de sus líneas para bien o para mal, son los diseñadores de Nissan Design Europe. Los rasgos más llamativos de su diseño son los grandes focos circulares de la parte delantera y los tiradores de las puertas traseras ocultos en el marco de las ventanillas, todo para darle un aspecto de modelo coupé. Los abultados pasos de rueda y los pilotos traseros de clara inspiración en el deportivo Nissan 370 Z son los dos últimos detalles que contribuyen a hacer diferente al Juke.

Con un exterior tan rompedor, el interior no podía ser vulgar. Todos los controles del salpicadero tienen algún toque especial para intentar dar un toque de originalidad. Velocímetro y cuentavueltas están protegidos del sol por una visera volada y embutidos en unos profundos aros metalizados. La consola central queda agrupada en un espacio muy limitado que aglutina todos los controles de audio y navegador en la parte superior. En la parte inferior nos encontramos un pequeño display que comparte las funciones de climatización y modos de conducción del motor en los mismos botones. Para ello contamos con dos botones principales marcados como Climate y D-Mode. Al saltar de uno a otro las teclas cambian de color, de blanco a rojo, y de función. Por ejemplo, el botón que antes servía para encender el climatizador, tras pulsar la tecla de modos de conducción pasa a ser seleccionar el modo Normal de conducción. Con el D-Mode activado podemos navegar entre sus múltiples funciones y encontramos un medidor de la fuerza G, como el del Nissan GT-R y un ordenador de abordo que nos muestra mediante un esquema de barras el historial de consumos.

Los asientos de nuestra versión son cómodos y razonablemente envolventes, el espacio para dos es generoso en todas sus cotas. La mayoría de los conductores encuentran rápidamente la postura correcta a pesar de que el volante es regulable solamente en altura, no en profundidad. En marcha la visibilidad hacia atrás no es de las mejores debido a la alta cintura lateral y al tamaño contenido de la ventana trasera.

A pesar de ello, no resulta muy complicado aparcar ya que gracias a su tamaño, solo cuatro centímetros superior al de el pequeño Nissan Micra, la mayoría de huecos disponibles suelen ser bastante más amplios que la longitud del Juke, con la cámara trasera de nuestra unidad esta operación se realiza en segundos. En las plazas traseras el espacio es satisfactorio para dos pasajeros que no sean muy altos, más que por la altura por el espacio para las piernas. En cuanto al maletero no es uno de sus puntos fuertes, con solo 251 litros queda expuesto a ser superado por las cifras de sus rivales que le superan en algunos casos por 100 litros. Cuenta con una bandeja que deja enrasado el fondo del maletero con el nivel de carga. Al levantarla descubrimos otra plataforma en plástico que lleva alojados el gato, triángulos de averías o lo que nos convenga ya que además de lo anteriormente citado deja bastante espacio por rellenar. Bajo ella se aloja la rueda de repuesto de emergencia, ya sin ningún espacio extra que pueda resultar aprovechable. Los respaldos de los asientos traseros son divisibles y abatibles en una proporción de 60/40, en este caso la capacidad del maletero es de 830 litros. 



EN CARRETERA

En el Juke disponemos de múltiples configuraciones de respuesta de motor para tratar de minimizar el consumo de combustible o proporcionar mayor placer de conducción. Las opciones disponibles: Normal, Sport y Eco, modifican la respuesta del acelerador y la respuesta de la dirección asistida. En las versiones con cambio automático agilizan también el paso de una marcha a otra, en ningún caso altera la dureza de la suspensión. Si bien es cierto que en el paso del modo Normal o Eco a Sport si que se percibe claramente la mejora en aceleración, en el paso de Eco a Normal no he sido capaz de percibir ningún cambio en aceleración aunque eso no quiere decir que no existan.

En cuanto a la dirección asistida el cambio que se produce entre los distintos modos de conducción es tan sutil que resulta muy complicado de apreciar.

La respuesta de esta mecánica es brillante desde poco más de 2.000 revoluciones, el empuje es constante y enérgico. Tanto, que los 8,3 segundos anunciados en el cero a 100 kilómetros/hora parecen menos cuando acelera en modo Sport. Si estiramos las revoluciones hasta la zona de corte, algo más de 7.000 revoluciones, continúa siendo refinado y suave. La sonoridad es contenida y algunos conductores, como me ocurre a mi en particular, echarán de menos escuchar algo más el sonido del turbo.

En autovía y con buen firme es un devora kilómetros a ritmo elevado y si el firme no está muy bacheado la trayectoria tiene tanto aplomo como en un deportivo o en una confortable berlina de lujo. Sin embargo en carreteras reviradas el comportamiento varía en función del asfalto. Si el firme está en buen estado el Juke se comporta de forma eficaz y ágil pero si la carretera está bacheada su comportamiento se torna más nervioso de lo esperado. La escasa distancia entre ejes y los tarados de suspensión eminentemente deportivos hacen que su aplomo en firmes rotos pierda efectividad y precisión. Esto sucede si hablamos de apoyos fuertes forzados, esto nunca sucede en conducción normal. La frenada es sorprendentemente efectiva y con un tacto excelente, algo que sorprende en un modelo de las características del Juke. En cuanto al consumo al tratarse de un modelo de comprometida aerodinámica y motor de tan elevadas prestaciones, no es especialmente brillante. El oficial es de 6,9 litros cada 100 kilómetros pero en ningún momento nos acercamos a él a pesar de hacer varios intentos en situaciones favorables de tráfico, en ciudad es más elevado de lo habitual y siempre se sitúa por encima de los 10 litros. 



LOS RIVALES

Suzuki SX-4 o Mini Countryman son los más similares por concepto. El rival más duro es el Mini ya que le iguala e incluso supera en prestaciones, sin embargo el diseño del Mini ya empieza a acusar el paso de los años y el Juke aporta la frescura de un diseño nuevo y diferente. La ventaja del precio es claramente para el Nissan, que en el caso de la versión de nuestra prueba tiene un precio de 20.750 euros, el Suzuki no tiene un modelo comparable tan potente y se queda en 17.516 euros

El más caro de todos sería el Mini que supera al Juke en cerca de 9.000 euros, cifra que en el caso particular de estos dos rivales no se justifica además de que el modelo de Nissan cuenta con la ventaja de llevar de serie un equipamiento sustancialmente superior. La calidad de acabados en el Juke con el acabado Tekna Premium está muy próxima a la del Mini y ambos superan por gran diferencia al SX-4. El modelo más económico del Nissan Juke sería el 1.6i Visia, disponible desde 16.250 euros. En cuanto al comportamiento por el campo, el vencedor es el Suzuki SX4, gracias en parte a su mayor altura y tracción integral. Mini y Nissan a pesar de contar con una estética campera son modelos desarrollados claramente para usar por asfalto. Podríamos incluir en esta comparativa al Skoda Yeti, aunque al igual que el Suzuki carece de una mecánica gasolina tan potente, al menos si que cuenta con mecánicas más próximas a las prestaciones del Juke. El Yeti ofrece un mayor espacio interior, mejor comportamiento fuera de carretera pero a un precio sensiblemente superior y con unas prestaciones, a causa de la menor potencia, levemente inferiores. A falta de probar las otras versiones menos potentes del Juke para comparar, el poderoso 1.6 Turbo es en su nicho de potencia la opción más interesante de su segmento en la actualidad. 



A favor

- Diseño (Chocante, diferente y original).

- Interiores (Muy buen nivel de acabados en Tekna Premium, diseño muy moderno y acertado).

- Prestaciones (El motor 1.6i Turbo tiene unas aceleraciones y recuperaciones que sorprenden en un modelo de las características del Juke).

- Precio (Sin ser barato, para encontrar algo similar a lo que ofrece el Juke 1.6 Turbo tenemos que pagar bastantes euros más, con el resto de versiones menos potentes sucede lo mismo).

En contra

- Diseño (O lo amas o lo odias, existe parecido número de gente que experimenta ambos sentimientos).

- Suspensión (Es cómoda pero más dura de lo habitual, y a causa de su escasa distancia entre ejes, el comportamiento deportivo en carreteras reviradas y bacheadas se vuelve nervioso).

- Consumo (En ciudad es más elevado que sus rivales por una abultada diferencia).

Prueba y Redacción: arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Enero 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar