Presentación NISSAN QASHQAI

POLIVALENTE A LO GRANDE

Tras solo tres años desde su lanzamiento y con más de 500.000 unidades vendidas, 55.000 de ellas en España, Nissan ha sometido a su exitoso Crossover a una segunda puesta al día para tratar de potenciar lo que sus clientes más valoran, el nivel de acabados y la sofisticación.

  

VARIOS SEGMENTOS

El Nissan Qashqai recibe una segunda evolución que afecta principalmente a su estética, principal motivo en la decisión de compra entre sus clientes según Nissan. Este modelo fue uno de los pioneros del llamado segmento Crossover junto con el Murano. La gran mayoría de todoterrenos al final nunca pisan el campo, por lo que fue diseñado completamente para el asfalto, lo que no impide a los más aventureros hacer alguna incursión fuera de la carretera si se deciden por la versión de tracción total o pistas no muy complicadas si hablamos del tracción delantera. El comportamiento del Qashqai, su precio y maniobrabilidad le han permitido competir por las ventas en varios segmentos que, en principio, pueden parecer ajenos a él. Comenzando por el de los turismos compactos como el Ford Focus, Peugeot 308 o Renault Mégane y siguiendo con el segmento de los monovolúmenes como el Ford C-Max, Renault Scénic. Además, por supuesto, de pelear en su propio segmento con modelos como el Chevrolet Captiva o Renault Koleos, entre otros. En todos ellos destaca por su competitivo precio y eso ha sido parte de su éxito de ventas.



CAMBIO ESTÉTICO

Por fuera, todo el frontal es completamente nuevo: rejilla, paragolpes, faros, capó y aletas cambian completamente. Estos cambios repercuten en la aerodinámica que ahora rebaja un punto su coeficiente, pasa de 0,34 a 0,33. Las medidas también varían ya que ahora la longitud es de 4,33 metros en la versión de cinco plazas y 4,54 en la de siete, dos centímetros más en cada caso. En la parte trasera recibe un nuevo diseño en los pilotos que ahora están formados por 12 leds de bajo consumo y mejor visibilidad. También incorpora un nuevo alerón trasero y dos nuevos colores se suman a los ya existentes: Titanium Grey y Magnetic Red.

 

Las versiones diésel incorporan un nuevo parabrisas acústico para reducir la sonoridad, además se han revisado las juntas del resto de cristales para convertir al nuevo Qashqai en un modelo más silencioso, al menos para los pasajeros.

 

En el interior también se ha rediseñado aunque no ha sido un cambio en profundidad. Al abrir las puertas se encienden las nuevas luces para iluminar el umbral de las mismas. En el cuadro de mandos monta una nueva pantalla para el ordenador, antes pequeña y circular y ahora de forma cuadrada y mucho más grande. Entre el nuevo equipamiento hay que añadir un nuevo limitador de velocidad. Las tapicerías también son de nuevo diseño y algunos materiales de guarnecidos y paneles son de nueva factura y buen tacto y ajuste.

 

Se han añadido nuevos espacios para almacenamiento de objetos además de el navegador de Nissan Connect, con pantalla táctil de cinco pulgadas, USB, Bluetooth y ranura para tarjeta SD. El navegador incorpora, como en otros modelos de Nissan, una cámara de televisión situada en la parte trasera que nos ayuda en las maniobras de marcha atrás. Éste gadget es muy útil ya que la visibilidad hacia atrás en el Qashqai está limitada por el diseño de la luna trasera y los montantes laterales traseros.



ACABADOS

La oferta de acabados está formada por cuatro niveles de equipamiento: Visia, Acenta, Teckna Sport y Teckna Premium. Todos incorporan sistema de control de estabilidad y si comenzamos por la versión básica, ésta incluye airbags frontales, laterales y de cortina, aire acondicionado y llantas de aleación de 16 pulgadas entre su equipamiento más importante. En el siguiente acabado, Acenta, aparece el climatizador, sensores de aparcamiento, un equipo de audio con más prestaciones, faros antiniebla, las llantas pasan a ser de 17 pulgadas, volante y pomo del cambio forrados en piel dejando como opcional el navegador de Nissan Connetc.

 

El Teckna Sport incrementa su equipamiento con las barras de techo, el techo panorámico eléctrico, cristales traseros oscurecidos, el navegador 3D y un equipo de audio con mayores prestaciones, puerto USB conector MP3 en la consola central. El superior, Tekna Premium, suma a todo lo anterior los faros de Xenón, la llave inteligente, la tapicería de piel y de nuevo, un equipo de audio más sofisticado.

 

Las llantas de 18 pulgadas son un extra a tener en cuenta por tener un precio bastante razonable, 350 euros.



LAS MECÁNICAS

La nueva hornada de Qashqai mantiene las mismas mecánicas y tan solo modifica algunos elementos que modifican su comportamiento que explicamos a continuación.

 

Durante la toma de contacto de este nuevo Qashqai elegimos la mecánica diésel más potente, 2.0 dCi de 150 caballos, con cambio manual de seis velocidades y en la versión de carrocería de cinco plazas con tracción solo a las ruedas delanteras.

 

Existe la posibilidad de optar también por el cambio automático de seis velocidades disponible únicamente para las versiones más potentes de ambos combustibles, éste se puede utilizar también de modo secuencial.

 

En el caso del 2.0 dCi, su tacto y respuesta no admiten ninguna queja. Acelera de forma constante e instantánea y tiene unas recuperaciones tan correctas que no hacen necesario jugar con el cambio de marchas. La estabilidad en conducción deportiva es razonable, y eso que los tarados de las suspensiones delantera y trasera se ha modificado para hacerlo más cómodo pensando en el uso sobre firmes en mal estado. Se ha aumentado también el recorrido de los amortiguadores traseros pensando en un uso más intensivo para superar baches de gran tamaño. La dirección también se ha retocado dotándola de más asistencia para facilitar las maniobras en parado

 

Como novedad se introduce una serie especial desarrollada sobre la base del motor 1.5 dCi que se denomina ECO. En ella mediante unos desarrollos más largos en las marchas y unos neumáticos de bajo consumo, se logra reducir los consumos y las emisiones de CO2, quedándose en 4,9 litros cada cien kilómetros y 129 gramos de emisiones respectivamente. El nombre de este modelo será Pure Drive y se distinguirá por un logo especial con los colores blanco y azul.

 

Para los que no necesiten tantas prestaciones siempre queda el motor de origen Renault de 1.5 dCi y 106 caballos, más que suficiente al estar disponible únicamente con tracción delantera, lo que le hace ser ágil y ligero. La diferencia en aceleración entre ambos motores, 1.5 dCi 4x2 y 2.0 dCi 4x4, es de poco más de dos segundos en el cero a 100 y unos 15 kilómetros hora de diferencia en la velocidad máxima. La elección entre uno u otro motor, dependerá de la cantidad de pasajeros que pensemos llevar a bordo. Uno de los aspectos que no nos ha gustado es que en esta nueva entrega del Qashqai, se elimina la rueda de repuesto y pasa a ser sustituida por un kit.

 

El espacio para los pasajeros en la versión de cinco plazas es muy generoso y el maletero de 400 litros de capacidad sin abatir los asientos es razonable para una pareja con dos niños. Para los que viajen con mucho equipaje o necesiten más espacio para pasajeros, está disponible la versión Qashqai +2. Mide 210 milímetros más que el de cinco plazas y su maletero aumenta la capacidad en 50 litros con la tercera fila de asientos abatida, y solo130 litros de capacidad total si no escondemos la tercera fila.

 

En el momento de escribir esta toma de contacto, el plazo de entrega para los nuevos Qashqai es de 5 meses. Pero con la puesta en marcha de los tres turnos de trabajo en la fábrica ubicada en Inglaterra, este plazo se reducirá paulatinamente.

 

Los precios según Nissan se mantienen, aunque comparando con nuestros datos anteriores se incrementa en unos 400 euros de media. Esta cifra aumentará posiblemente algo más con la llegada en breve del aumento del IVA previsto por el gobierno.



Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Marzo 2010

Tu seguro en un click

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche