Prueba NISSAN QASHQAI
1.5 dCi 106 CV Acenta 4x2

EL LÍDER SE RENUEVA

Nissan no se duerme en los laureles y renueva su Qashqai por segunda vez desde su lanzamiento. La cantidad y calidad de rivales se han multiplicado al observar el gran éxito de ventas obtenido por el pionero de este nuevo segmento.

  

NUEVO POR FUERA

No es habitual que un modelo sufra dos puestas al día en tan solo tres años, pero Nissan quiere seguir marcando el ritmo de este segmento en el que tan bien le ha ido, 55.000 unidades vendidas en España, y somete al Qashqai a un restyling. El lavado de cara se justifica ya que son muchos a los que cogió por sorpresa el éxito del Qashqai y han aparecido en busca de una porción del pastel de las ventas. Por ello en Nissan han pensado que si ya les funciona bien para que modificarlo drásticamente, por lo que los cambios son principalmente estéticos. Uno de los principales es el frontal del coche, se ha modificado completamente todos los elementos que lo componen: paragolpes, faros, capó, etc. Ahora es más atractivo y agresivo pero sigue manteniendo el aire de toda la familia Nissan y se sigue reconociendo al Qashqai a primera vista. Los pilotos traseros también cambian su diseño y ahora están formados por leds luminosos.



NUEVO POR DENTRO

Los cambios también afectan a los interiores aunque no de forma importante. Cualquier usuario del anterior Qashqai notará mejor que nadie que los cambios son solo de materiales y algunos ligeros cambios de diseño, nuevo display para el ordenador de a bordo, nuevos huecos portaobjetos, tapicerías, etc. Uno de los más importantes es la introducción de un nuevo navegador Nissan Connect con pantalla táctil de cinco pulgadas, USB, Bluetooth y ranura para tarjeta SD. Su manejo es muy intuitivo, rápido y cómodo, de los que no necesitan que nos leamos el libro de instrucciones para poder manejarlo con las funciones básicas. En la pantalla del navegador podemos visualizar mediante una cámara instalada en la parte trasera, el espacio que tenemos detrás del Qashqai cuando maniobramos marcha atrás.

La luna delantera se modifica en los modelos diésel para insonorizar mejor el interior y las juntas se han modificado con el mismo fin, sin embargo cuando lo ponemos en marcha nos ha parecido algo más ruidoso que su competencia, casualmente probada inmediatamente antes y después de este Nissan.

 

Para no quedarse atrás con respecto a sus rivales, Nissan ha puesto especial atención en la calidad de los materiales y ajustes. No es el acabado de Audi Q5 pero aparenta robustez y una buena resistencia al envejecimiento y al maltrato. En cuanto al espacio continúa inalterado, cuatro pasajeros viajan perfectamente y si añadimos un quinto, el túnel central de transmisión que llevan todos los Qashqai aunque sean tracción delantera, molestará para colocar las piernas. La visibilidad hacia atrás a pesar del diseño de las ventanas y lunas traseras, es mejorable pero gracias a la cámara de visión trasera que llevaba el navegador opcional de nuestra unidad, podemos aparcar ajustando el coche al milímetro sin tocar con el paragolpes del resto de coches aparcados.



MOTORES

El elenco de mecánicas continúa estando formado por los mismos motores: 1.6 y dos litros de gasolina y el 1.5 y 2.0 dCi en diésel. La tracción 4x4 queda reservada para los motores más potentes de cada combustible que también nos ofrecen la opción de transmisión delantera, 4x2. Ya que los motores continúan inalterados en esta nueva entrega, para nuestra prueba nos hemos decidido por la única novedad mecánica real del Qashqai.

 

Es la serie especial desarrollada sobre la base del ya existente 1.5 dCi de 106 caballos y tracción únicamente delantera. En este nuevo modelo se busca reducir el consumo de combustible y la emisión de gases al mínimo posible. Para ello mediante unos cambios en los desarrollos, ahora más largos, y la utilización de neumáticos de bajo consumo se reduce el consumo y se queda en unos escasos 4,9 litros cada 100 kilómetros, según cifras oficiales. Durante la prueba rodando por autovía con cinco pasajeros logramos un consumo medio de 6,2 litros cada 100 kilómetros. Por otra parte la emisión de gases C02 se queda en 129 gramos, 9 gramos más que un Nissan Micra con una mecánica similar por lo que está sujeto a pagar el impuesto de matriculación al sobrepasar los 120 gramos. La aerodinámica contribuye a mejorar un poco más el consumo en el nuevo Qashqai, antes su CX era de 0,34 y en el nuevo pasa a ser de 0,33.

De todas las mecánicas que ofrece el nuevo Qashqai las diesel nos parecen las más recomendables y, dentro de las diésel, la pequeña de 1.5 dCi es la que está llamada a ser la primera en ventas. El hecho de desarrollar un modelo de bajas emisiones sobre este motor nos parece todo un acierto. Las prestaciones nos parecen razonables y cuesta creer lo poco que gasta. El confort de marcha se ha mejorado gracias a los nuevos amortiguadores, el resultado es óptimo para circular por pistas en mal estado y por supuesto en carretera se convierte en un vehículo para devorar kilómetros. Sin embargo si practicamos una conducción límite, sobre todo en curva, el balanceo es acusado, y aunque no estamos hablando de un modelo de aspiraciones deportivas si que hemos probado modelos de su competencia que superan al Qashqai en el apartado de estabilidad en el paso por curva.



FUNCIONAMIENTO FUERA DE CARRETERA

La versión de nuestra prueba es un 4x2, es decir tracción delantera por lo que su comportamiento fuera de la carretera aun siendo superior al de un turismo convencional, no da como para aventurarse por cualquier terreno. La ventaja que le otorga la altura extra se limita a circular por pistas secas o realizar algún vadeo de río con poca profundidad. Basta con que la pista esté mojada o embarrada para que tengamos que vigilar donde nos metemos por si no podemos salir. 

Para este otro tipo de terrenos podemos optar por alguna de las versiones de tracción integral, basta con valorar antes de decidirse que tipo de terrenos vamos a frecuentar para comprar el modelo con la tracción adecuada. En caso de pinchazo si rodamos por terrenos complicados, contamos con un kit repara pinchazos o como en el caso de nuestra unidad de pruebas, con una rueda de uso temporal que viene colocada en el maletero bajo la moqueta. La altura a la que queda el portón cuando lo abrimos es la más baja de entre todos sus rivales, muy práctico para los usuarios de baja estatura pero molesto a partir de 1,75 metros ya que tendremos que permanecer agachados mientras nos encontremos realizando labores de carga o descarga, está situada a 1,77 metros.



NIVELES DE EQUIPAMIENTO

El Qashqai está disponible en cuatro niveles de equipamiento: Visia, Acenta, Teckna Sport y Teckna Premium. El Qashqai Pure Drive de nuestra prueba solo está disponible en los dos primeros acabados. Todos los niveles están razonablemente bien equipados. El más básico ya cuenta con nueve airbags, ABS, ESP, control de velocidad, aire acondicionado y radio CD de serie. El modelo de nuestra prueba corresponde al nivel más alto de los dos disponibles para esta versión, el Acenta. El navegador que monta nuestra unidad de pruebas forma parte de los elementos opcionales y su precio es de 700 euros. Las llantas, de muy acertado diseño, son de aleación de 17 pulgadas y forman parte del equipo de serie para este acabado.



RIVALES

La lista de rivales del Qashqai es muy larga. Entre todos ellos los más peligrosos serían el Skoda Yeti o el Ford Kuga. Aunque ninguno de estos modelos tienen alguna versión con el carácter ECO de bajo consumo y emisiones. Por lo tanto la comparación que podemos hacer es en términos generales de comportamiento, acabados o prestaciones de sus motores. Por comportamiento en carretera el Nissan quedaría en última posición, con ello no queremos decir que el Nissan lo haga mal.

Es un coche perfecto para hacer kilómetros con grandes dosis de comodidad y bajo consumo, tan solo apuntar que los dos modelos rivales tienen unas suspensiones que sorprenden por su efectividad en vehículos con un enfoque de todocamino. En cuanto a los motores el Nissan lógicamente vence en consumos y emisiones pero su rival, el Yeti, le supera ampliamente por prestaciones. El motor de dos litros del Skoda Yeti da solo cuatro caballos más sobre el papel, pero en la práctica la diferencia es abismal. La diferencia real de prestaciones entre ambos es tal que parece que haya bastantes más caballos de diferencia. En este caso no podemos compararlo con el Kuga ya que no dispone de mecánicas de menos de 140 caballos. Los cambios que ha recibido el Qashqai deberían bastar para que siga siendo un superventas durante una buena temporada. El problema es que la oferta de modelos similares ha aumentado considerablemente y todos destacan en algún apartado sobre el Nissan. En cualquier caso el Qashqai continúa siendo un buen término medio entre todos ellos, cuenta con un precio muy favorable y una gama de las más amplias de su competencia entre la que seguro encontramos la versión que encaja exactamente con nuestras necesidades.



A favor

- Consumo y emisiones (Muy reducidas para un modelo de estas características).

- Estética (El restyling le ha sentado muy bien).

- Precio de entrada (Está muy bien posicionado).

-

En contra

- Sonoridad (El 1.5 dCi es más ruidoso que la competencia).

- Aptitudes off road (Limitadas al ser tracción delantera).

- Altura del portón abierto (Si superamos 1,77 metros de altura).

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Abril 2010

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar