Prueba MAZDA6 SEDÁN
2.2 DE 150 Cv Style

MÁS LIGERO Y CONSIDERABLEMENTE MÁS BELLO

Mazda reveló su concept car Takeri en el Salón de Ginebra de 2012, este prototipo se convertiría en el sustituto de la berlina de cuatro puertas de Mazda, el 6. Con la vista puesta en la eficiencia, el Mazda6, se suma a la tendencia de ofrecer más cantidad de coche con menos peso lo que unido a su tecnología SkyActiv, hace que consumos y emisiones disminuyan considerablemente. En este caso sin pérdida de prestaciones

  

EL ANTERIOR MODELO

Cuando Mazda comercializó el anterior modelo del Mazda6, todo apuntaba a que iba a ser todo un éxito, era amplio, cómodo y con una conducción muy satisfactoria. Sin embargo las ventas no funcionaron como cabía esperar y el Mazda6 se descolgó del resto de rivales que ya entonces acusaban los efectos de la crisis. Ahora llega un Mazda6 completamente nuevo y confieso que antes de conducirlo, ya sabía que me iba a gustar. Pero es el mercado y no una prueba del coche el que determina si un modelo tendrá éxito o no. El anterior modelo se diseñó con bastantes intenciones de triunfar en el mercado americano, el actual se ha desarrollado pensando a escala global.

En términos de tamaño, el nuevo Mazda6 es más grande que el anterior modelo y aparenta ser de un segmento superior, es ligeramente más corto que un Mercedes-Benz Clase E. Todo este aumento en el tamaño ha venido acompañado de un descenso en el peso total de 75 kilos con respecto al anterior Mazda6. La dieta es cortesía de la nueva filosofía de la ingeniería SkyActiv, esto es un replanteamiento tecnológico completo y profundo para aumentar la eficiencia y ahorrar combustible. El uso de acero de alta resistencia hace que sea un 30% más rígido con el consiguiente ahorro sobre las estructuras de acero tradicionales. La nueva gama de motores de cuatro cilindros son alrededor de 20 kilos más ligeros y se añade el start/stop (i-Stop en Mazda) en toda la gama.



MODELOS Y VERSIONES

Está disponible con dos tipos de carrocería: berlina (cuatro puertas) y Tourer (familiar), antiguamente existía una tercera variante de cinco puertas. En cuanto a las mecánicas se comercializan cuatro por el momento, dos de gasolina y dos diésel con caja de cambios manual o automática. En gasolina el motor de acceso es un dos litros, 2.0 de 145 caballos, la otra opción disponible es un 2.5 de 192 caballos disponible solo con caja de cambios automática. Todas las mecánicas, tanto gasolina como diesel, son de cuatro cilindros. Las variantes de gasóleo comparten un mismo bloque de 2.2 litros y tienen potencias de 150 y 175 caballos.

Solo existen dos niveles de acabado: Style y Luxury. Nuestra unidad de pruebas corresponde al acabado Style con las opciones Pack Safetymazda6, pintura metalizada y navegador. Este Pack incluye los siguientes elementos: Asientos calefactados delanteros, asistente de cambio de carril (RVM), sensores de parking delantero y trasero, faros Bi-Xenon+AFLS, sistema de alerta por cambio involuntario de carril (LDW), sistema de control de luces de largo alcance (HBC), navegador con pantalla táctil y luces diurnas led. El precio conjunto de estas opciones es de 3.100 euros (2.580 euros +520 euros de pintura metalizada). El precio final de esta unidad sin opciones es de 29.430, con las opciones incluidas es de 32.530 euros. Existe un Mazda6 disponible desde 27.180 euros. El acabado básico Style viene bastante más completo de lo que suele ser habitual en los acabados básicos. Incluye entre otros: climatizador bizona con salidas de aire traseras, botón de arranque, Bluetooth, conexiones auxiliar y USB, reposacabezas activos, sensor de lluvia y luces, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, control de crucero, llave inteligente, radio Cd con seis altavoces, volante y pomo del cambio forrados en piel y reposabrazos central delantero deslizante. Exteriormente incorpora también llantas de aleación en 17 pulgadas, faros antiniebla delanteros, retrovisores eléctricos plegables y calefactados y cristales traseros tintados en negro.



INTERIORES

Al igual que sus rivales europeos, el Mazda6 tiene un interior en el que abundan los plásticos blandos y suaves al tacto. En las partes bajas y más escondidas, en donde otros fabricantes rebajan la calidad, el Mazda6 sigue manteniendo una calidad bastante razonable. Algo que no resulta una sorpresa ya que para su desarrollo se tomó como ejemplos comparativos los interiores del BMW Serie 3, Audi A4 y Volkswagen Passat.

Es una pena que el equipo encargado de diseñar el interior no se emocionara tanto (o no dispusiera de presupuesto) como el equipo encargado del diseño exterior o de la ingeniería mecánica. Y es que la arquitectura general del cuadro de mandos y de todo el salpicadero ha sido un “copia y pega” casi sin cambios del interior del SUV CX-5.

Los asientos delanteros son razonablemente envolventes y cómodos, el tapizado en este acabado de diseño muy discreto y un poco triste pero con aspecto de soportar bien el mal trato. La visibilidad hacia el exterior ha mejorado también, los ingenieros de Mazda desplazaron los montantes delanteros 100 mm reposicionando los espejos retrovisores.

Una mayor distancia entre ejes favorece también la habitabilidad interior, asignatura pendiente de todos los modelos de su segmento que no han sido renovados en los últimos dos o tres años. Dicho esto el espacio tanto delante como enmazda6 la parte trasera es bastante generoso pero también es cierto que el acceso al interior se ve ligeramente obstaculizado para las personas de más de 1,80 metros de altura. El tamaño y diseño de las puertas, sobre todo en la curvatura superior, reducen el espacio de entrada. Una vez dentro la historia cambia ya que hay altura suficiente para casi cualquier estatura.

El maletero tiene una capacidad de 489 litros (522 litros en la versión familiar) una cifra en la media del segmento: superior a Audi A4 y BMW Serie 3 pero muy inferior a Ford Mondeo o Volkswagen Passat. El display que hace las veces de navegador o que nos informa del audio está situado en la parte alta del salpicadero y se puede manejar de dos formas diferentes. La primera con los botones que tiene a su alrededor así como de forma táctil tocando la pantalla y la segunda es con un mando al estilo del i-Drive de BMW situado en el centro, entre los dos asientos delanteros. Si hablamos de las canciones del reproductor de música serían tres las formas posibles de desplazarnos en su menú, además de las dos citadas anteriormente existe la posibilidad de cambiar también con los controles del volante. Las funciones del navegador son suministradas por Tom Tom, los gráficos se ven algo anticuados teniendo en cuenta las últimas generaciones de navegadores que han ido apareciendo, pero funciona de forma correcta.



EN CARRETERA

El motor diesel de esta prueba es el primer peldaño en potencia entre las variantes diésel. En la práctica se siente lo suficientemente potente como para mover con soltura la envergadura del Mazda6. Es suave, silencioso y con una finura de comportamiento sobresaliente. Lo más llamativo de esta mecánica es su excelente respuesta a pocas revoluciones, en cuanto se superan las 1.000 r.p.m. es capaz de salir de cualquier situación complicada. Tiene una capacidad de recuperación sobresaliente y eso no solo resulta muy cómodo para circular en ciudad, también en carretera es posible afrontar cualquier circunstancia en una marcha por encima de lo que sería normal, con la tranquilidad de que el motor se va a recuperar y seguir empujando sin venirse abajo.

En conducción deportiva no es necesario exprimir las marchas, la buena recuperación de este motor, permite la entrada y salida de curvas lentas en marchas más largas de las que habitualmente se utilizan lo que permite acelerar a fondo y confiar en su buena recuperación para salir rápidamente hacia la siguiente curva. No es un motor de grandes aceleraciones que emocione tanto como un modelo deportivo, simplemente destaca por la coherente entrega de potencia en la zona del cuentavueltas en donde la mayoría de conductores se mueve más frecuentemente. Esto favorece también la sensación de agilidad, siendo un coche grande al volante parece más pequeño por la rapidez de su respuesta. mazda6La posición de conducción es buena y tenemos la palanca del cambio y el freno de estacionamiento muy cerca de donde colocamos el brazo derecho de forma natural. Los recorridos de la palanca no son muy largos lo que unido a una dirección ligera y que ha reducido las vueltas totales del volante entre topes favorece la sensación de deportividad. En cuanto a la suspensión ahora es de tipo McPherson delante, absorbe bien las irregularidades y aparenta solidez. Los retoques en la suspensión buscan obtener más rigidez en apoyos laterales sin menoscabar el confort de marcha.

Parte de su buen comportamiento en curva es responsabilidad de su motor fabricado completamente en aluminio. A diferencia de otros motores diésel que utilizan el hierro incrementando su peso en la parte delantera, el Mazda se comporta de forma más parecida a un coche con motor de gasolina es decir con menor subviraje y menos “cabezón” a la entrada de las curvas. Esta mecánica es muy silenciosa y refinada en su funcionamiento. Es imposible detectar cuando se detiene el motor en un semáforo a causa del sistema i-stop salvo si estamos mirando el cuenta vueltas. Sin embargo, si se nota claramente cuando se pone en marcha de nuevo.



CONSUMOS REALES

Las cifras que se han obtenido en carretera más reducidas han sido bastante superiores a las indicadas por el fabricante, los datos oficiales hablan de 4,2 litros/100 kilómetros. A medias muy conservadoras nunca superiores a 100 kilómetros/hora no ha sido posible bajar de 5,5 litros/100 kilómetros. El dato positivo es que en ciudad los diferentes sistemas anticonsumo (i-Stop, frenada regenerativa, etcétera) han logrado una cifra parecida a la oficial, 6,5 litros/100 kilómetros (5,9 litros oficialmente). En conducción deportiva el gasto tampoco es elevado no llegando a superar nunca los 7,5 litros/100 kilómetros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL MAZDA6?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Mazda6 Sedán 2.2 DE 150 Cv Style, hemos tomado como referencia un hombre de 45 años casado, con 25 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 25.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 200 €, es Direct Seguros con un precio de 342.82 € y con una una calidad en la póliza de 5.96.



RIVALES Y CONCLUSIONES

En una clase tan competitiva como la del Mazda6 a menudo se pasa por alto este modelo a la gente que busca un sedán de tamaño mediano. Con su nuevo y llamativo diseño que presumiblemente se mantendrá fresco con el paso de los años, el Mazda6 se ha convertido en el centro de atención por su estilo peculiar. Es una mezcla de coupé agresivo y vehículo eficiente con cierto carácter deportivo. Ciertamente varios de sus rivales ofrecen mayor espacio para equipaje pero el maletero del Mazda sigue siendo grande y tiene unas formas tan regulares que lo hacen muy aprovechable.

Por precio el Mazda6 se iguala al Volkswagen Passat, es más caro que el Ford Mondeo pero sigue quedando por debajo de los modelos Premium como el BMW Serie 3 o el Audi A4. Sobre el papel es el que menos consume de todos ellos a la vez que logra unas emisiones de CO2 más bajas. Todos tienen prestaciones parecidas pero el Mazda6 aporta una mecánica brillante en el uso cotidiano. Falta la comparación con el Skoda Superb, este duro rival aporta un espacio sencillamente gigantesco para pasajeros y equipaje y cuenta con un precio muy ventajoso, más caro también que el Ford Mondeo pero por debajo de Mazda6 y Volkswagen Passat.

El Mazda6 es un modelo bastante equilibrado en su conjunto. Por calidad, prestaciones, consumos, diseño y acabado hace que su oferta destaque dentro del segmento.

No solo los compradores de un vehículo para la familia se fijarán en él, los que buscan un modelo “distinto al resto” posiblemente no les importe perder algunos litros de maletero y pagar un poco más por conducir un modelo más original, con mucha presencia, empaque y si lo prueban, con unas prestaciones muy convincentes.



A favor

- Prestaciones (a falta de probar el motor más potente diésel de 175 caballos, el de 150 ha dejado muy buena impresión)

- Diseño (es bastante acertado, de todas las berlinas de su segmento es el más atractivo y original)

- Acabados (al nivel de los mejores, la calidad de los plásticos es buena hasta en los que están fuera del alcance de la vista)

En contra

- Visibilidad trasera (el diseño manda a veces sobre lo funcional)

- Llave inteligente (a medias, no es necesario introducirla en ninguna parte para arrancar pero para abrir el coche hay que hacerlo con esta misma llave y el mando a distancia que va dentro de ella)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar