Prueba MAZDA3
1.6 CRTD 115 CV Mirai

OTRA VUELTA DE TUERCA

No había nada malo con el Mazda3 anterior, de hecho estaba muy bien posicionado en las encuestas de satisfacción de los clientes. Pero las marcas de vez en cuando, realizan una serie de mejoras a mitad de la vida de un modelo para mejorarlo, refrescar el concepto o darle un pequeño empujón a las ventas con la noticia de su “nuevo” modelo.

  

EFICIENCIA

Se trata de un modelo muy importante para la marca, de hecho es el Mazda que más se vende en todo el mundo. Pero el Mazda3 lleva varios restylings a cuestas, el último a finales de 2011 sobre la base de la versión de 2009 y ya va acusando el paso de los años. El Mazda3 sigue siendo un modelo válido porque está muy bien realizado y ofrece un comportamiento destacable entre su competencia aunque los rivales no dejan de evolucionar a modelos completamente nuevos, lo que le va dejando en una posición cada vez más complicada. Por ello, durante lo que será posiblemente su última actualización, se han centrado en realizar algunos cambios aerodinámicos para intentar que el consumo general de todas las mecánicas, se reduzca levemente. El término lavado de cara resulta en este caso muy apropiado ya que la cara sonriente del anterior modelo deja paso a un frontal con una toma de aire con líneas más rectas. Paragolpes y rejilla cambian de diseño y el espacio y la forma de los faros antiniebla se redefine con una nueva estética, aunque, en realidad hay que fijarse mucho para ver unos cambios tan sutiles. Nuevas llantas, nuevos colores de pintura (el de la unidad de esta prueba) y un interior con leves mejoras en la instrumentación y un nuevo navegador táctil opcional son, de forma resumida, los principales cambios.



MODELOS Y VERSIONES

Este modelo está disponible con dos carrocerías diferentes, la de cinco puertas que aparece en esta prueba y una denominada Sportsedán de cuatro, la diferencia de precio entre ambas carrocerías es de 500 euros. En cuanto a las mecánicas se ofrece con dos motores de gasolina y tres diésel. En gasolina existe un 1.6 VVT de 105 caballos y un 2.0 DISI de 150 caballos. Las variantes diésel arrancan con el modelo de esta prueba, 1.6 CRTD de 115 caballos, la versión intermedia es un 2.2 CRTD de 150 caballos, el más potente es también un 2.2 CRTD pero con 185 caballos

Todos ellos cuentan con cambios de marcha de seis velocidades a excepción del modelo 1.6 de gasolina que tiene cinco y el motor 2.0 con la opción de caja de cambios automática (Activematic) que también tiene cinco relaciones.

La versión más deportiva del Mazda3 se denomina MPS, cuenta con una mecánica de cuatro cilindros con inyección directa y turbo, 260 caballos que acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 6,1 segundos. Está realizado sobre la carrocería de cinco puertas y tiene algunos detalles estéticos específicos.

El Mazda3 cuenta con bastantes acabados, algunos específicos para cada motorización y otros que se han creado como serie limitada. El más básico es el denominado Pulse, al que le siguen Mirai, Style+, Iruka, Luxury y Sportive. El acabado de esta prueba, Mirai, corresponde a una serie especial que incluye un equipamiento bastante más generoso e interesante. Cuenta con climatizador bizona, cuatro elevalunas eléctricos, control de estabilidad, retrovisores eléctricos y calefactados, radio CD con MP3 de seis altavoces, control de crucero, entrada auxiliar, sensor de lluvia y luces, espejo interior fotosensible, faros antiniebla, llantas de aleación de 16 pulgadas, volante y pomo del cambio en piel y pantalla multifunción interactiva (no táctil). El precio de esta unidad incluyendo la opción de pintura metalizada (410 euros) es de 21.260 euros. Existe un Mazda3 desde 18.300 euros.



INTERIORES

Mazda ha modificado el tablero de instrumentos para que ofrezca un mejor contraste entre los controles y el fondo. Lo cierto es que los cambios generales del interior son también superficiales, en el caso particular de la tipografía del cuadro efectivamente ahora se visualizan los números mejor. Lo que en un principio parece un display (el central del salpicadero) con los números poco visibles o algo apagados resulta que en la práctica cumple muy bien su función. En marcha e independientemente de la claridad del día, los datos que ofrece se ven correctamente, por otra parte de noche no deslumbran ni molestan mientras conducimos. También dispone de bastante información al mismo tiempo sin necesidad de cambiar de función con el botón marcado como “Info” del volante. Tenemos visibles a la vez y sin desviar apenas la mirada de la carretera: el consumo medio, la velocidad media, la temperatura exterior, la hora, información de audio, del climatizador, etcétera. Aunque pueda parecer excesiva información o poco importante resulta muy práctico y distrae menos la atención del conductor. En algunos modelos de la competencia, hay que escoger entre la hora o la temperatura, o entre el consumo medio y el audio e ir saltando de un menú a otro con la consiguiente pérdida de atención. 

Una de las novedades de esta nueva versión es el indicador de marcha recomendada que va situado en el centro del cuadro de mandos, entre los dos relojes principales (cuentavueltas y velocímetro). El diseño del salpicadero transmite solidez y aunque muchos plásticos sean duros al tacto (sobre todo los de la parte baja) el acabado general y los ajustes son bastante buenos. El volante tiene un tacto y grosor buenos, tal vez tenga un exceso de botones, hasta 15, pero con el uso se van memorizando sus posiciones y no hace falta mirarlos para activarlos. La palanca de cambios está muy bien situada y tiene una longitud y precisión perfectas para ser utilizada de forma rápida, en conducción deportiva o relajada si circulamos por ciudad.

En cuanto a guanteras o huecos para dejar objetos el Mazda3 está bien surtido. En la consola central hay huecos y guanteras con tapa además de la principal y de las puertas, mucho más amplias. Los asientos delanteros tienen un apoyo razonable y son cómodos, en los traseros se acomodan mejor dos pasajeros que tres. El maletero del Mazda3 tiene una capacidad de 340 litros (430 litros la versión SportSedán), es una cifra buena pero empieza a quedarse escasa si la comparamos con algunos de sus rivales que empiezan a ofrecer ya capacidades por encima de los 400 litros. Los asientos se abaten muy fácilmente y dejan una superficie que no es plana del todo por el escalón que producen los respaldos. La capacidad con todos ellos abatidos es de 1.360 litros. Bajo el piso del maletero, en el interior del coche, se encuentra la rueda de repuesto de emergencia.



EN CARRETERA

Lo cierto es que esta mecánica de solo 1.6 litros de origen PSA y Ford ofrece un rendimiento brillante. A diferencia del Mazda3 anterior ahora se ofrecen 6 caballos más de potencia y menores consumos y emisiones. Tiene una aceleración que aunque en cifras puras no es destacable, en la práctica resulta muy efectiva por la sensación de aceleración. El cambio de marchas de seis relaciones se compenetra muy bien con esta mecánica. Es posible circular a 120 kilómetros/hora en sexta velocidad y a poco más de 2.000 r.p.m. Esto es, con una sonoridad muy contenida y unos consumos bastante ajustados. Si se aumenta más la velocidad la sonoridad deja de ser contenida y comienza a ser más ruidoso, no por humorosidad mecánica si no por efecto del viento. 

También tiene muy buena recuperación y aunque se circule a pocas vueltas, no hay vacíos de potencia y responde razonablemente pronto. Esta mecánica del Mazda3 consume poco y los valores de emisiones son más bien bajos con respecto a su competencia, 115 g/km de CO2 que le permiten librarse de pagar el impuesto de matriculación.

La suspensión está muy bien afinada, con un tacto más bien deportivo pero sin llegar a sacrificar la comodidad, por otra parte resulta muy efectiva y divertida si se practica una conducción deportiva. El tacto de la dirección y el aplomo en general es tan bueno como el de una berlina de mayor tamaño. Los retoques en suspensión y dirección le convierten en un vehículo más efectivo y solo levemente más rígido que el modelo saliente. En ciudad destaca por su buen radio de giro aunque la visibilidad hacia la parte delantera es mala en la zona más cercana al paragolpes ya que cuesta hacerse a la idea de donde termina el coche. Hacia atrás mejora gracias a la caída que tiene la luneta trasera en su parte central.



CONSUMOS REALES

La marca anuncia 4,3 litros/100 kilómetros de consumo medio, durante la prueba hemos logrado 5,0 litros a una media real de 120 kilómetros/hora. Aunque es superior a lo anunciado la parte positiva es que si se practica una conducción deportiva tampoco se eleva mucho más, 6,5-7 litros/100 kilómetros. Es de las mecánicas que menos gastan y ofrece un compromiso entre prestaciones y consumos muy favorables. En ciudad la cifra más habitual es de 7,0 litros/100 kilómetros, pero en atasco intenso ya que en cuanto el tráfico es un poco más fluido gasta alrededor de 6 litros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL MAZDA3?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurarMazda3 1.6 CRTD 115 Cv Mirai, hemos tomado como referencia una varón de 30 años soltero, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, no guarda el coche en garaje y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliado con lunas, robo e incendio, es Direct Seguros con un precio de 226.42 euros y con una una calidad en la póliza de 5.20.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El Mazda se desmarca ligeramente de sus rivales por ofrecer un modelo algo más dinámico que el resto. La buena pisada del Mazda3 y el brío de su motor contrastan con los modelos más aburguesados como el Opel Astra o Peugeot 308. Lamentablemente para el Mazda3 existen rivales más amplios, más potentes y por menos precio, sobre todo si se comparan las mecánicas de gasolina. En el caso particular de este motor diesel de 115 caballos las diferencias de precio son menores, pero el recién llegado Volkswagen Golf o los más baratos Kia Cee´d y Chevrolet Cruze 5 puertas son un duro escollo si se comparan precios o prestaciones. Ya sea por tener un precio mucho más bajo (entre 3.000 y 5.000 euros menos) o por espacio interior, el Mazda se ve superado por casi todos. El paso de los años le pasa factura a un Mazda3 que salvo los retoques estéticos, interiores o mecánicos, básicamente sigue siendo el mismo modelo de hace bastantes años. El caso es que va a necesitar algo más que un restyling suave si quiere estar entre los mejores del segmento. Es un compacto para cuatro pasajeros con un comportamiento excelente, prestaciones brillantes, acabados de calidad y consumos contenidos, pero está pidiendo a gritos un cambio profundo o mejor todavía, un Mazda3 completamente nuevo que previsiblemente estará listo para finales de 2013.



A favor

- Prestaciones (los 115 caballos de esta mecánica parecen ser más. La respuesta es inmediata y en cuanto empieza a subir de vueltas ofrece un empuje considerable)

- Comportamiento (con la balanza más inclinada hacia el lado deportivo pero sin dejar de lado el confort)

- Calidad (el interior puede pecar de sobrio, pero los materiales son buenos y los ajustes razonables. El diseño interior es en general algo “oscuro”, pero acertado)

En contra

- Maletero (algo por debajo de la media, sobre todo si se le compara con los últimos modelos que han llegado al mercado)

- Precio (en las versiones de acceso es más caro que la mayoría de sus rivales. En el caso de la mecánica diésel la diferencia es menor)

- Plaza trasera (la plaza central trasera es muy incómoda para usar durante un trayecto largo)

- Bluetooth (aunque lleva un equipamiento muy completo, se echa de menos el Bluetooth para poder hablar por teléfono)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Marzo 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar