Prueba LEXUS RX
450h 245 CV Luxury

DIFERENTE AL RESTO

Lexus no tiene miedo de ir en distinta dirección al resto de fabricantes. No solo su estética se aleja de los cánones habituales de los grandes SUV Premium, la “h” de su nombre nos indica que su forma de propulsión no es convencional si no que combina un motor V6 de gasolina con dos motores eléctricos para reducir los consumos y las emisiones.

  

LA ÉLITE DE LOS SUV

Lexus lanzó su RX híbrido antes que la mayoría de sus rivales y ahora que la competencia ha lanzado versiones híbridas, Lexus aprovecha para comercializar su segunda generación del RX híbrido. La llegada de este modelo supone la desaparición del anterior RX 400h pero también del RX350 con motor de gasolina, al menos en nuestro mercado.

El diseño completamente nuevo de la carrocería con una mayor rigidez torsional viene acompañado de un incremento de 25 milímetros de la distancia entre ejes en comparación con el anterior RX 400h así como un aumento de la altura y anchura. El maletero también aumenta desde los 439 litros hasta los 496 litros y se ha revisado completamente la suspensión.



VERSIONES

La única motorización disponible en nuestro país del RX es la que ilustra nuestra prueba. Existe otra mecánica de gasolina basada en la carrocería actual, RX 350, pero que se comercializa en otros mercados. Los acabados disponibles son tres: Premium, Luxury y President. El equipo desde la versión básica es tan completo que parece dejar pocas opciones a añadir pero lo cierto es que hay muchas diferencias entre los distintos acabados. El básico incluye los habituales controles de estabilidad, frenada o tracción (ABS, BAS, EBD, VSC entre otros), ayuda al arranque en pendiente, 10 airbags, reposacabezas activos, alarma, faros Bi-xenon, asientos eléctricos, tapicería de cuero, radio CD con MP3 y toma auxiliar con 10 altavoces entre las más importantes. La versión intermedia Luxury añade más altavoces al equipo de audio (12 en total), sistema de navegación con cámara trasera y ayuda al aparcamiento, neumáticos de mayor sección, faros delanteros de led y portón trasero eléctrico. El más lujoso es el President que mejora el equipamiento del Luxury añadiendo más altavoces (15 en total), techo solar eléctrico, sistema de audio Mark Levinson con cargador para seis CD/DVD, control de crucero adaptable, llave inteligente, Head-up display, asientos de cuero de mayor calidad, sistema de seguridad de precolisión y cámara de visión lateral en el lado derecho.



EL INTERIOR

La primera impresión es muy buena por la gran calidad de todos los materiales y excelentes ajustes, hechos a primera vista, para durar. La tapicería de cuero, de serie, está bien rematada y los asientos son confortables y con una sujeción media.

El sistema que emplea para manejar el navegador, el audio o los datos del ordenador de a bordo consiste en una especie de ratón que está anclado a la consola central. La posición de la mano cuando se está utilizando este sistema es muy natural y cómoda.

El puntero del ratón, se mueve por el display central hasta que seleccionamos lo que nos interesa. Una vez hecho esto se pulsa la tecla lateral de “enter” para confirmar nuestra elección. En mi opinión este sistema exige algo más de atención que la típica rueda que llevan otros modelos de Audi o BMW, al tener que fijar la vista en un punto más pequeño que además está en movimiento. Si la carretera encima está bacheada resulta más complicado acertar con el puntero del ratón, a pesar de la suspensión del Lexus que filtra bien los baches. Por otra parte y teniendo en cuenta que estamos hablando de uno de los vehículos más avanzados del momento resulta chocante encontrarse con una palanca de cambios tradicional o un freno de mano de pedal cuando otras marcas menos Premium ya están incorporando el freno de estacionamiento eléctrico.



EN CARRETERA

Al contrario que algunos híbridos que utilizan el motor eléctrico para aumentar el rendimiento del motor de gasolina, el RX 450h hace honor a su definición de híbrido y es perfectamente capaz de funcionar únicamente en modo eléctrico, con el motor de combustión o con ambos al mismo tiempo. El motor es básicamente una unidad del RX de 3.5 litros pero adaptado para ser usado como híbrido. La potencia que consigue es de 249 caballos con un par máximo de 32,34 mkg a 4.800 revoluciones, la potencia máxima conjunta de los dos sistemas juntos (gasolina y eléctrico) es de 299 caballos. Cuenta con tres programas de funcionamiento para optimizar el consumo de combustible. También tiene un ciclo de funcionamiento Atkinson, recirculación de los gases de escape EGR y EHR para recuperar el calor de los gases de escape y calentar el líquido refrigerante del motor. El ciclo de funcionamiento Atkinson es básicamente como el ciclo convencional de cuatro tiempos “Otto” pero consigue relaciones más altas de compresión para ayudar al combustible a detonar antes. Este sistema logra a costa de sacrificar algo de potencia un aprovechamiento mayor del combustible por lo que resulta muy apropiado para los modelos híbridos (como el Toyota Prius) que cuentan con el apoyo de un motor eléctrico que aporta algo más de potencia.

El resultado final es que el Lexus tiene uno de los consumos de combustible más bajos del mercado para un SUV de su tamaño y prestaciones.

Los tres modos de conducir son Eco, EV y Snow. Con el modo EV el coche se impulsa solo con el motor eléctrico, este modo es idóneo para la ciudad y permite conducir durante un máximo de un kilómetro. El ruido es mínimo, solo el que producen los neumáticos al rozar el suelo y las emisiones quedan reducidas a cero. Es utilizable hasta alcanzar los 40 kilómetros/hora momento en el cual entra en funcionamiento también el motor de combustión. 

En el modo ECO, predomina el uso del motor eléctrico del eje delantero a bajas velocidades, éste es ayudado por el de combustión en cuanto necesitamos aceleración o aumentamos la velocidad y solo en el caso de pisar a fondo para un adelantamiento o una necesidad repentina de potencia entra en funcionamiento también el motor eléctrico del eje trasero.

El modo Hybrid Snow es el más adecuado para rodar por terrenos resbaladizos como barro o nieve, el motor eléctrico trasero contribuye para mejorar la tracción al aportar motricidad también al eje trasero. Si colocamos la palanca de cambios en el modo S podremos seleccionar de forma manual los cambios de velocidad y tendremos el modo más deportivo de todos los disponibles.



CONDUCCIÓN EN CIUDAD

El Lexus para completamente el funcionamiento de todos los motores, eléctricos y de combustión, en cuanto nos detenemos. Al ponernos en marcha es el motor eléctrico del eje delantero el encargado de impulsar el coche y seguirá impulsándolo siempre que vayamos a poca velocidad o cuesta abajo en pendientes poco pronunciadas.

En las frenadas se producirá siempre la carga de las baterías al igual que si levantamos el pie del acelerador. El cuadro de mandos carece de cuentarrevoluciones, en su lugar aparece un reloj que nos indica tres zonas que coinciden con tres modos de conducción. En la zona inicial está la zona de carga, en color azul, esta indica que se está recuperando energía por medio de la frenada regenerativa. La aguja subirá a la zona Eco híbrida, en color verde, si no se activa muy frecuentemente el motor de combustión. La última, Power, corresponde a una conducción deportiva y es donde se encuentran en funcionamiento todos motores al mismo tiempo. 

En las versiones con navegador como la de nuestra prueba se puede visualizar en el display el monitor de energía que nos muestra de una forma muy gráfica e instantánea como están funcionando los flujos de energía. También es posible visualizar este esquema aunque de forma más simplificada en el pequeño display que se encuentra en el cuadro principal entre el velocímetro y el reloj indicador de la forma de conducir.

En el display del navegador se puede visualizar el historial de consumos de los últimos 30 minutos así como la energía regenerada, el consumo medio y el mejor consumo de combustible conseguido. El RX no es uno de los SUV más grandes por medidas, sin embargo desde el puesto de conducción la visibilidad hacia los extremos de la carrocería no es buena. Cuesta mucho hacerse a la idea de donde termina el coche y donde empieza el obstáculo, al final siempre sobra sitio para todas las maniobras por el exceso de celo y por la ayuda de la cámara de visión trasera y los sensores de aparcamiento.



EN EL CAMPO

En el 450h podemos variar la altura del vehículo en función del uso que le vayamos a dar, esta opción solo es posible en los acabados Luxury y President. Existen tres alturas diferentes que se denominan: Hi, Lo y N. Si no las seleccionamos de forma manual el vehículo se situará de forma automática en la altura más apropiada en función del piso y la velocidad. Si circulamos a alta velocidad la altura se reducirá hasta la posición Lo: dos centímetros en la parte delantera y cinco milímetros en la trasera, partiendo siempre desde la posición N. La posición Hi es la que aporta más altura al Lexus, tres centímetros, y es la más apropiada para terrenos bacheados. En caso de superar los 50 kilómetros por hora el sistema pasa de forma automática a la posición N y aunque se puede activar en marcha no se activará si superamos en ese momento los 30 kilómetros/hora. Existe una cuarta opción denominada “equipaje” que rebaja la altura total tres centímetros desde la posición N para poder facilitar la tarea de carga/descarga del maletero. Se puede activar desde el propio maletero con un interruptor situado en el lateral derecho de éste. El sistema tampoco se pondrá en funcionamiento si estamos en una curva en pleno apoyo o si detecta que estamos en una zona de baches y se encuentra trabajando intensamente.

La versión más lujosa; President, cuenta también en opción con la posibilidad de llevar estabilizadoras activas. Existe también la posibilidad de regular la distancia que tenemos con el vehículo que nos precede, se llama control de crucero dinámico (de serie en acabado President), mediante el radar que lleva instalado en la calandra delantera emite una señal que rebota en el vehículo que nos precede y calcula la distancia entre ambos.

El sistema nos avisará mediante un testigo luminoso y una señal sonora si se reduce la distancia que habíamos fijado o si un vehículo nos adelanta y se interpone entre nosotros y el vehículo que nos precede.



LOS RIVALES

Si lo comparamos con los SUV que cuentan también con un motor V6 de gasolina y similar potencia el Lexus pierde en prestaciones puras (no con todos) como velocidad punta y pero es el claro vencedor en economía de uso al tener un consumo. Si la comparación es con los motores diésel de similar o inferior potencia la victoria sigue siendo para el Lexus en consumos pero las prestaciones se igualan más. En resumen, para un uso eminentemente ciudadano el Lexus es la mejor opción de todos los SUV Premium ya sean gasolina o diésel y cuenta con el valor añadido de que en viaje se desenvuelve como el mejor por prestaciones y tiene una comodidad elevada. En cuanto al precio es donde sale peor parado ya que todos sus rivales independientemente del combustible que consuman tienen un precio entre siete y 12.000 euros menos. Precisamente es en el precio donde sale vencedor si lo comparamos con las versiones SUV híbridas como el BMW ActiveHybrid X6,Volkswagen Touareg 3.0 V6 Hybrid o el Porsche Cayenne S Hybrid. La diferencia a favor del Lexus en estos casos puede alcanzar los 30.000 euros además de que las prestaciones de estos modelos son considerablemente superiores por lo que sus consumos también. Viendo todos estos datos el Lexus se sitúa sobre el papel como la opción más lógica de todos ellos, solo el precio superior a los “no híbridos” puede inclinar la balanza de algunos compradores.



A favor

- Calidad (Está muy bien hecho y eso se nota a primera vista. Ajustes de primera y una fiabilidad que se puede calificar de sobresaliente)

- Cómodo (Es extremadamente confortable, la suavidad típica de un motor V6 unida a la suavidad y silencio propio de los motores eléctricos)

- Consumos (No se puede comparar a ningún motor V6 de gasolina de los que existen ya que sus consumos mejoran bastante a todos ellos)

- Funcionalidad (Es un híbrido que se puede utilizar en ciudad pero que también se desenvuelve perfectamente en viajes de largo recorrido)

- Precio (Es el SUV híbrido Premium más barato de los que existen en la actualidad)

En contra

- Precio (El precio es superior a sus rivales no híbridos por lo que algunos compradores que tengan dudas sobre la compra de un híbrido pueden echarse atrás por el precio)

- Manejo de ordenador (Es posible que con la práctica mejore considerablemente, pero con pocos días de uso es más manejable e intuitivo el sistema típico de manejar el ordenador de abordo con una “rueda” que con este “megaratón”)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Marzo 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar