Presentación LEXUS LFA

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Por fin hemos visto el primer superdeportivo de la filial de lujo de Toyota, el Lexus LFA, un purasangre con motor atmosférico V10 de 4.800 centímetros cúbicos y 560 caballos, que, envuelto en una deportiva carrocería de aluminio y carbono, tan sólo pesa menos de 1.500 kilogramos. Una bomba muy, muy, exclusiva, de las que sólo se venderán, bajo pedido, un total de 500 unidades, por 408.000 eurazos. Tendrás que estar ‘podrido’ y ponerte a la cola.

  

PRESTACIONES TAMBIÉN EXCLUSIVAS

Tras numerosas pruebas y estudios, el resultado es este superdeportivo de tracción trasera de prestaciones impresionantes, propulsado por un motor V10 de 4,8 litros que gira a altas revoluciones y genera, sin turboalimentación pero con distribución variable, 560 CV – a 8.700 revoluciones – y 480 Nm de par motor –a 6.800 vueltas– para alcanzar nada menos que 325 kilómetros/hora y acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora en tan sólo 3,7 segundos. Lo mejor es que el 90 por ciento de la fuerza está disponible en un amplio margen de revoluciones: entre las 3.700 y las 9.000, lo que da una idea de la gran elasticidad mecánica. Otro dato interesante es que sólo tarda seis décimas de segundo en alcanzar las 9.000 revoluciones desde el ralentí. Una pasada.

Este nuevo propulsor, situado en la parte delantera central y equipado con cárter seco, ha sido específicamente diseñado para el LFA y va unido a una caja de cambios secuencial con embrague robotizado (ASG), dispuesto de levas de cambio para un máximo control de conducción. Dicha transmisión, que se sitúa sobre el eje trasero para proporcionar una distribución del peso óptima entre la parte delantera y la trasera –relación 48:52–, recibe la potencia del motor a través de un rígido eje hueco. Los cambios de velocidades se hacen de manera ultra rápida, en tan sólo 0,2 segundos en sport, por medio de una transmisión capaz de trabajar en cuatro modos diferentes: auto, normal, sport y mojado.

Una tecnología probada en competición, por medio de la participación del LFA en las durísimas 24 horas de Nürburgring, en Alemania, las ediciones 2008 y 2009, dónde se comprobaron, entre otras, las ventajas del cárter seco, fundamental para soportar fuerzas laterales de giro de más de 2 G, un requisito fundamental para el rendimiento en pistas de carreras a altas velocidades.



LIGERO, POTENTE Y EQUILIBRADO

El Lexus presenta una carrocería y un chasis de plástico reforzado con fibra de carbono que proporciona una estructura ligera, muy sólida y resistente a los impactos y las torsiones. En lugar de conceder el desarrollo de estos materiales a terceros, y de una manera radical, el equipo del LFA ha desarrollado sus propios procesos para obtener un control de calidad máximo y realizar así una inversión sólida en ingeniería de futuro. Los componentes ultraligeros de la suspensión de aleación de aluminio, desarrollados para competición, se complementan con los frenos de disco cerámicos y una innovadora y ligera dirección asistida eléctricamente. El resultado de todo esto es un peso total de sólo 1.480 Kg, lo que supone una relación peso/potencia prácticamente única en un coche de calle: 378 caballos por tonelada. Para frenar semejante obús se recurre a unos inmensos frenos de disco perforados, realizados en material cerámico y de carbono, equipados con unas también grandes pinzas monobloque de aluminio con seis pistones, un equipo de frenos exclusivo desarrollado en conjunción con el especialista Brembo.

La suspensión, cercana al mundo de la competición, se desarrolló también en competición, donde se llegó a la conclusión de que la mejor combinación es la de los triángulos superpuestos delante y mutibrazo detrás, con numerosos elementos realizados en aluminio para ahorrar el máximo peso posible, sobre todo en lo referente a las masas no suspendidas. Un esquema que se completa con unas ruedas con llantas BBS de aluminio forjado de 20 pulgadas, embutidas en unos neumáticos asimétricos Bridgestone en medida 265/35 delante y 305/30 detrás.

La seguridad activa es muy elevada. Mediante la integración del control de frenada y de par motor, el sistema inteligente de gestión integrada de la dinámica del vehículo (VDIM) del Lexus se ha puesto a punto con precisión exclusivamente para su aplicación al LFA, teniendo en cuenta una amplia gama de conductores, desde los que disfrutan de una conducción relajada hasta los que quieren llegar hasta el límite en un circuito completamente mojado. En lugar de combinar las funciones independientes de los sistemas convencionales de frenos antibloqueo (ABS), de control de tracción TRAC y de control de la estabilidad del vehículo (VSC), el VDIM integra y coordina estos sistemas para crear una herramienta atractiva para el conductor que no sólo mejora la experiencia de conducción del LFA sino que además actúa como una red de seguridad integral.



INTERIOR LUJOSO, COMPLETO Y DEPORTIVO

lexus lfa El conductor del LFA se sienta en una cabina de suelo bajo que se ha diseñado minuciosamente pensando en él, para que cada mando de control esté situado en la posición óptima y con todas las comodidades a su disposición. Su aislamiento es óptimo para escuchar el bramido del motor sin acabar uno sonado. Un interior de gran lujo, elaborado a mano con materiales de altísima calidad, donde se ha cuidado al máximo la ergonomía, acústica, comodidad, versatilidad y visibilidad.

La instrumentación combina una pantalla de cristal líquido (LCD) con una pantalla de capa delgada (TFT) y un anillo móvil accionado por un motor eléctrico. La esfera central circular única combina la elegancia de Lexus con la precisión tecnológica. El cuentarrevoluciones central llega hasta 10.000 rpm y presenta una aguja de LCD de reacción rápida, diseñada para replicar con exactitud el insaciable apetito de revoluciones del motor V10. Alojados dentro de la esfera se encuentran el velocímetro digital, el indicador de marcha, el programa de velocidad del cambio de marchas, la información de control del vehículo, las pantallas de información del trayecto y la pantalla del sistema de aviso de la presión de neumáticos. La representación de esta información en el panel LCD TFT proporciona una claridad visual ejemplar, incluso en condiciones de iluminación fuerte.

lexus lfa Cuando el régimen del motor alcanza las 9.000 rpm, la zona del cuentarrevoluciones se vuelve roja para indicar al conductor el cambio a una marcha superior. El conductor también puede programar la iluminación de la zona de la pantalla, a verde o a amarillo, cuando la velocidad del motor alcanza un rango determinado por él mismo.

Mediante el interruptor de selección localizado en la parte izquierda del volante, el conductor personaliza la información mostrada en la instrumentación. Puede ajustar el nivel de iluminación del habitáculo o también accionar el sistema de cronómetro de entrenamiento en circuito del LFA. Este le facilita hacer un seguimiento de los tiempos de cada vuelta y muestra información adicional del tiempo de la vuelta anterior, el tiempo de la vuelta más rápida y el tiempo total.

Al igual que otros modelos recientes de Lexus, el LFA ofrece el innovador mando de control remoto del equipo multimedia. Situado justo donde cae la mano del conductor para ofrecer una comodidad óptima y facilidad de accionamiento, este dispositivo de control con multifunciones actúa siguiendo los mismos principios que el ratón de un ordenador en el cursor de la pantalla. Mediante el uso de un mecanismo avanzado de joystick táctil de dos ejes con respuesta a la fuerza de reacción para guiar el cursor, el sistema de toque remoto ofrece un acceso rápido e intuitivo a las funciones de la navegación por satélite, audio, configuración, información y entretenimiento.

Como complemento a la máxima de reducción de peso del LFA, Lexus ha desarrollado un sistema de audio de 12 altavoces de peso ligero y salida de sonido potente que utiliza unos altavoces de alta eficiencia y los amplificadores D de primera clase de Lexus. Estos amplificadores compactos y ligeros combinan una eficiencia elevada de amplificación con una salida potente de sonido y generan un calor residual muy bajo. Además de ser un 37 por ciento más ligeros que el sistema de sonido Premium de Mark Levinson con 12 altavoces que llevan otros modelos de Lexus, estos amplificadores recientemente adoptados ofrecen un aumento del 31,7 por ciento en la salida de audio, una reducción del 35 por ciento en el tamaño y un ahorro de energía del 90 por ciento.



Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2010

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar