Prueba Range Rover
4.4 SDV8 340 CV VOGUE

REVOLUCIÓN TOTAL

La cuarta generación del buque insignia de Land Rover representa una evolución considerable con respecto al anterior modelo. No solo aporta importantes mejoras tecnológicas, motores más eficientes y chasis de aluminio, para finales de 2013 también se está desarrollando una versión híbrida. Este nuevo modelo tiene mucha responsabilidad sobre sus ruedas, el anterior modelo registró numerosas ventas hasta la última unidad que quedaba en los concesionarios. A nadie le importó que el modelo nuevo estuviera a punto de llegar

  

DIETA PROFUNDA

Posiblemente sea una de las características más importantes, la rebaja en el peso. Según modelos este aligeramiento puede llegar en algunos casos hasta los 420 kilos.

La sustitución del pesado acero por el más ligero aluminio y el nuevo formato de monocasco, antes chasis independiente, no solo mejora los consumos de un modelo tan susceptible de ser “tragón”, también gana muchos puntos en el comportamiento por carretera. Este nuevo modelo es varias tallas más grande que el original que nació hace ya 40 años pero conserva suficientes características visuales de estilo que lo hacen reconocible al instante. Aunque ha mantenido su silueta en general, se ha rendido ante algunos elementos del nuevo lenguaje de diseño presentado por el Evoque o el Range Rover Sport. El coeficiente aerodinámico ha mejorado considerablemente, ahora es de CX 0,34 nada menos que 10 puntos inferior al que tenía el modelo anterior. El primer SUV de aluminio del mundo incorpora muchos avances tecnológicos y desde que dejó atrás las raíces de BMW, no le ha ido nada mal bajo la propiedad de sus nuevos dueños de TATA Motors.



MODELOS Y VERSIONES

La gama mecánica está formada por dos motores diésel y uno de gasolina. Los motores diésel son un 3.0 TDV6 de 258 caballos y un 4.4 SDV8 de 340 caballos. En gasolina el único motor disponible es un bloque de 5 litros V8 de 510 caballos. Todos los motores utilizan la caja de cambios automática de 8 velocidades aunque con los desarrollos adecuados a sus prestaciones. Existen tres acabados para los motores diesel: HSE, VOGUE y Autobiography. En gasolina solo se comercializan los dos acabados superiores. 

La unidad de esta prueba corresponde al acabado VOGUE que tiene un precio de partida de 122.800 euros. Los opcionales y accesorios que incluye esta unidad son los siguientes: pintura metalizada Luxor 2.510 euros, techo panorámico deslizante range rover(incl. Panel interior eléctrico) 2.170 euros, equipo de Audio Surround Meridian (825w) 1.600 euros, anagrama iluminado "Range Rover" en los umbrales de las puertas delanteras 910 euros, Dual view (incluido un juego de auriculares) 910,00 euros, Park Assist 780 euros, parabrisas delantero con filtro solar 710 euros, pintura techo en contraste con la carrocería Santorini Black 710 euros, detector anticolisión para la marcha atrás, monitorización de ángulo muerto y sensor aproximación vehículo 710 euros, alarma volumétrica 580 euros, embellecedor consola central e inserción salpicadero en Shadow Walnut 460 euros, Homelink 290 euros, rueda de repuesto tamaño completo (incl. Kit de herramientas) 290 euros, faros antiniebla delanteros 230 euros, Auto Terrain Response 230 euros, faros de encendido automático y cambio inteligente de luces cortas a largas 220 euros, Kit de primeros auxilios 60 euros y Pack Fumador 60 euros. El precio final con todos los accesorios sumados de esta unidad es de 136.230 euros. Existe un Range Rover desde 98.500 euros.



INTERIORES

La anterior generación no era precisamente espartana en acabados pero esta última se distancia de ella y se aleja por encima de los rivales Premium del mercado.

El cuero, presente por todos lados, es muy fino y suave, madera, aluminio y algo de plástico, poco, pero siempre de elevada calidad. Aunque pueda parecer una exageración, recuerda poderosamente a un interior típico de Bentley o Rolls Royce. En el interior existe mucha claridad y hay menos botones que nunca. Aunque sigue habiendo un gran número de ellos. El selector de marchas giratorio se eleva desde un panel de metal sólido para quedar al alcance de la palma de la mano. Cuesta creer que una simple rueda (la del cambio) resulte más cómoda, intuitiva, rápida y precisa que cualquier palanca anteriormente conocida o probada de entre los modelos automáticos. A su lado una trampilla se desliza con rapidez y deja al descubierto dos grandes huecos portavasos o portaobjetos. Cualquier superficie que se toque o cada botón que pulsamos siempre tenemos la misma sensación de solidez, las puertas refuerzan esta sensación con el cierre electrónico y sin esfuerzo. El puesto de conducción tiene tantos ajustes que resulta divertido hasta que punto podemos configurar el volante o el asiento para que nos sujete más o menos en función de nuestra corpulencia. Hay mucho espacio en la parte delantera, pero gracias a la nueva plataforma hay 118 mm más en la parte trasera. El Range Rover libera tanto espacio para los pasajeros traseros que llega a parecer una limusina, tres pasajeros viajan cómodos pero si son solo dos y se despliega el enorme apoyabrazos trasero central, la sensación de espacio es impresionante. Los puntos de referencia para el desarrollo de las plazas traseras no han sido un Mercedes-Benz GL o un Audi Q7 que son los rivales naturales de este modelo, los modelos elegidos han sido un Mercedes Clase S o un Bentley Continental.

Por supuesto, no podía ser de otra manera, los asientos traseros también son ajustables eléctricamente, bien para que los pasajeros se acomoden de la mejor manera o también para ser abatidos yrange rover ampliar la capacidad de carga. No es que resulte cómodo, es más bien como viajar en un hotel de cinco estrellas con ruedas. Salta a la vista la intencionalidad de esta nueva faceta del Range Rover como coche para ser disfrutado desde el asiento trasero con un chófer conduciendo en la parte delantera.

Volviendo a la parte delantera, en el centro del salpicadero se encuentra una pantalla táctil de 8 pulgadas en la que se pueden ver numerosos datos entre los que destacan la información relativa al sistema de suspensión y tracción, brújula, navegador, reproductor de video y TV y un largo etcétera. Esta pantalla tiene la opción de funcionar simultáneamente como navegador y como reproductor de TV o video para el acompañante. Tal como suena, la misma pantalla vista desde el asiento del conductor solo hace que sean visibles los datos del navegador mientras que desde el asiento del acompañante se puede ver una película, a pesar de verlo cuesta creer lo impresionante que resulta a veces la tecnología. ¿Y qué sucede si se mira desde el centro?, pues que se ven ambas cosas superpuestas, eso no es problema para los pasajeros traseros que tienen la posibilidad de disfrutar de otros dos monitores más ubicados en la parte trasera de los reposacabezas delanteros.

El cuadro de instrumentos principal utiliza una pantalla TFT a todo color para indicar las informaciones más importantes como velocidad o cuentavueltas. La visibilidad es muy buena a pesar de la incidencia del sol y de noche norange rover resulta molesto por exceso de luminosidad. En lo relativo al almacenamiento de objetos, todos los pasajeros cuentan con guanteras abatibles en las puertas y además del hueco de los portavasos anteriormente citado, existe un reposabrazos central mullido y tapizado en cuero que esconde bajo la tapa un amplio y profundo hueco de carga.

En lo que respecta al maletero comenzamos con los 550 litros que pueden aumentar hasta los 2.030 litros con los respaldos traseros abatidos. Las maniobras de abatir los respaldos y volverlos a colocar en su sitio se realizan de forma cómoda por medio de cuatro botones situados en el lateral derecho del maletero. El portón es eléctrico y está dividido en dos partes, la parte inferior también puede ser abierta o cerrada de forma eléctrica. El tapizado del maletero está realizado con un material de alta calidad y de un grosor considerable. Al abrir la sección más pequeña del portón trasero se activa una plataforma que deja un gran fondo plano sin espacios. No tiene ningún gancho para sujetar la carga pero en la lista de opciones de la marca se ofrece una especie de separador para la carga.



EN CARRETERA

Para entrar basta con llevar la llave encima y una vez sentados dentro, es suficiente pulsar el botón del salpicadero para sentir, suavemente, como se pone en marcha el poderoso V8. Al principio no existe ningún sonido en el interior que haga sospechar que se trata de una mecánica diésel y más tarde, cuando aceleramos tampoco. Con la friolera de 700 Nm a solo 1.750 r.p.m., comenzamos la marcha con una contundencia indiscutible. Semejante cifra de par a tan pocas vueltas no lo consigue ni el Range Rover de gasolina con 510 caballos en ningún otro rango de revoluciones.

Los 2.360 kilos de peso parecen adelgazar de repente y es que solo se necesitan ¡6,9 segundos! para pasar de 0 a 100 kilómetros/hora. El cambio automático de convertidor de par tiene nada menos que ocho relaciones y admite también un uso manual mediante levas en el volante. Es muy silencioso durante la marcha y solo se escucha el motor cuando se acelera gracias al buen aislamiento acústico, lleva cristales de doble capa. 

La suspensión es neumática y filtra de maravilla las imperfecciones de cualquier tipo de carreteras por muy malas o bacheadas que estén. Puede modificar su altura de 220 mm hasta 300 mm de forma manual y también se puede modificar la altura con el mando a distancia inteligente para poder entrar, salir o introducir carga de forma más cómoda.range rover Desde el modo más bajo hasta el más alto se puede elevar 195 mm hasta dar una altura de 365 mm. En carretera es muy estable y al trazar las primeras curvas se espera que la inercia de una masa tan grande provoque un balanceo exagerado (como en el anterior modelo) pero lo cierto es que siempre gira muy plano y lleva un tiempo acostumbrarse a esta sensación contradictoria que provoca su buena estabilidad. A pesar de ser bastante equilibrado en conjunto no es tan preciso como puede ser un BMW X5 a la hora de rodar verdaderamente rápido, la principal ventaja del Range Rover respecto al resto de rivales es su elevado nivel de confort. Para la conducción fuera de carretera utiliza una nueva versión de la tecnología Terrain Response de Land Rover. Ahora la conducción es mucho más fácil, este nuevo sistema detecta las condiciones del terreno y hace los ajustes de forma automática. A pesar de ello también podemos seleccionar estos ajustes de forma manual en la consola central. En el recorrido por pistas bacheadas la suspensión eliminó cualquier imperfección haciendo que el viaje por piedras o baches pronunciados se transmitan en forma de suave oscilación a los pasajeros. A la hora de atacar situaciones más complicadas e impensables para cualquier SUV Premium de los que militan en su categoría, el Terrain Response hace malabares (bloqueos varios de diferencial) y se las ingenia para que incluso conductores inexpertos se sientan cómodos.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

En un vehículo de gran tamaño, peso y con unas prestaciones prácticamente de deportivo, es imposible lograr unos resultados muy reducidos o simplemente reducidos. Sin embargo no gasta tanto como se espera de semejante envergadura y potencia. En conducción por carretera a velocidades medias siempre inferiores a 120 kilómetros/hora, obtiene unos razonables 8,5 litros/100 kilómetros (7,6 litros oficialmente). En ciudad y con mucho atasco siempre supera los 10 litros aunque no por muchos litros, 11,5 litros oficialmente y 12,2 litros durante la prueba. Si se alterna ciudad con autovías de circunvalación la cifra más habitual que se obtiene es de 9,5 litros/100 kilómetros. El cambio de ocho velocidades y largos desarrollos es de suma importancia para que los valores en carretera sean tan reducidos.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL RANGE ROVER?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Range Rover 4.4 SDV8 340 Cv VOGUE, hemos tomado como referencia un hombre de 55 años casado, con 30 de antigüedad de carné, que vive en Sevilla, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 60 €, es Linea Directa con un precio de 571.89 € y con una una calidad en la póliza de 5.82.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El nuevo Range Rover juega en una liga propia. Como turismo por carretera es genial por su comodidad extrema, amplitud y rapidez con aceleraciones de pequeño GTI. Pero eso es solo parte de sus virtudes ya que luego, por el campo, podrá llegar a lugares muy complicados con una facilidad pasmosa. Sus rivales como el Porsche Cayenne o BMW X5 son superiores a la hora de rodar rápido por carretera pero no son tan cómodos como el Range Rover y en conducción off road el Range es claramente superior a ellos. ¿Es por ello el coche perfecto?, bueno si lo es, la perfección tiene un precio muy elevado ya que el modelo más “barato” de esta nueva saga ya ronda los 100.000 euros (98.500 euros) y culmina en los 145.600 del más caro

Para los que hayan poseído o conducido uno de los Range Rover anteriores decir que este modelo se ha olvidado por completo de aquellos. Ha sido concebido como un vehículo de gran lujo con aptitudes off road, y no al revés.

La experiencia de conducción por carretera lleva a pensar que el Range Rover está en su mejor momento, pero no hay que dejarse engañar. Todo su potencial, y tiene mucho, no se puede explotar ya que aunque la suspensión neumática hace maravillas, no hace milagros. En conducción deportiva y extrema por carretera, la suspensión neumática incluso en su configuración más rígida, no evita algo de balanceo y cabeceo de toda la carrocería. Sobre el papel es uno de los vehículos más sorprendentes que haya probado en muchos años y la doble personalidad de coche de lujo extremo que es capaz también de hacer locuras por el campo, a buen seguro convencerá a un montón de clientes.



A favor

- Calidad (al mismo nivel que los vehículos más lujosos del mercado y por encima de BMW o Audi)

- Espacio (es simplemente muy grande, las plazas traseras son espectacularmente amplias y cómodas)

- Prestaciones (las aceleraciones son impresionantes pero para un vehículo de su envergadura son todavía más sorprendentes, aparenta la potencia que anuncia)

- Consumos (no son bajos pero no son tampoco escandalosos, se mantienen más tiempo por debajo de los 10 litros/100 kilómetros que por encima)

En contra

- Precio (es muy caro, a mucha distancia por encima de sus rivales de Porsche o Audi. La unidad de esta prueba lleva solo en opcionales 13.430 euros)

- Comportamiento en carretera (es extremadamente cómodo pero si no vamos a pisar el campo nunca, los rivales de BMW o Porsche tienen un mejor comportamiento en carretera)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Junio 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar