Prueba KIA VENGA
1.4 CRDi 90 CV Drive

COMBINADO DE ÉXITO

¿Como conseguir el volumen de carga de un familiar, el espacio para los pasajeros de un monovolumen y la respuesta ágil de un compacto en solo cuatro metros?, Kia tiene la respuesta y la ha bautizado con el nombre de Venga.

  

DISEÑO ATRACTIVO

El frontal recuerda poderosamente al Ford S-Max, uno de los pocos monovolúmenes de gran tamaño que han nacido agraciados estéticamente. El lateral bien podría ser de un Mercedes Clase A y la trasera, aunque no conseguimos encontrarle parecido con nada existente, tal vez recuerde algo a un Audi Q5, pero en cualquier caso está muy bien resuelta y es igualmente atractiva. Básicamente hablamos de un monovolumen compacto, mide poco más de cuatro metros, y de uso eminentemente urbano cuya finalidad principal es ser práctico por encima de todo. Adopta todas las soluciones que se han demostrado efectivas en el resto de modelos de corte familiar, las agrupa y las coloca dentro de un bonito envoltorio.Como conseguir el volumen de carga de un familiar, el espacio para los pasajeros de un monovolumen y la respuesta ágil de un compacto en solo cuatro metros?, Kia tiene la respuesta y la ha bautizado con el nombre de Venga.



DENTRO DEL VENGA

Ya tenemos claro que el exterior nos convence, vamos a analizar el interior para ver si está a la altura. La primera sensación al sentarnos en la posición, algo elevada, del conductor es muy buena. El diseño de todo el salpicadero está muy bien resuelto, llama la atención la atractiva consola central con todos los mandos agrupados en la zona superior, muy a la vista del conductor para no desviar demasiado abajo la vista mientras conducimos. Es moderno, bien acabado y nos parece todo un acierto estético. En la zona inferior del salpicadero, diseñada en forma circular, se encuentran todos los controles del climatizador. Más arriba se encuentran los de audio, botones de formato cuadrado salvo el volumen. En el cuadro principal que agrupa el velocímetro, el cuentavueltas y el marcador del combustible. Todos los relojes están enmarcados por un aro circular en plata cuyo diseño no sorprendería en un deportivo, pero que en el Venga llama la atención nuevamente. Y es que, ¿Quién dice que un humilde monovolumen tenga que llevar un anodino cuadro de mandos?. Al fijarnos más en detalle y toquetear todos los controles y acabados, descubrimos algunos plásticos que no nos gustan por el brillo y la dureza al tacto. Sin embargo no se puede considerar una crítica ya que no estamos hablando de un Audi o un BMW además los ajustes son correctos en todos los controles y uniones.



ESPACIO GENEROSO

Nos ponemos en marcha y al incorporarnos al tráfico, notamos que el pilar A, el que soporta el parabrisas delantero, es bastante grueso y dificulta la visibilidad en algunos giros. La dureza de los asientos es perfecta y el tejido muy sufrido aunque el diseño no nos termina de convencer plenamente. Los asientos sujetan correctamente y contamos con una altura hasta el techo que permitirá a los conductores de talla grande sentirse cómodos. En las plazas traseras la sensación de amplitud es superior y la distancia entre ejes hace que el interior sea muy aprovechable.

Los asientos de los pasajeros son abatibles 60/40, en algunos rivales esta división es de 40/20/40. Para aprovechar el espacio del maletero, la banqueta trasera se puede desplazar también con la misma división anterior 60/40. Los pasajeros cuentan con un espacio para las piernas bastante generoso e igualmente amplio para hombros y cabeza. Incluso el pasajero de la plaza trasera central tiene espacio para las piernas aunque los pies deberán acomodarse bajo los asientos delanteros robando un poco de espacio a cada unos de los pasajeros que le acompañan. La consola central se prolonga hasta terminar en un gran hueco portaobjetos, y aunque no invade mucho el espacio de los pasajeros traseros si que impide acomodar los pies al pasajero central. Encontramos bastantes huecos portaobjetos por todas partes, en las cuatro puertas hay espacio para objetos y botellas además de los más capaces de la consola central.



MALETERO DOS EN UNO

Al abrir el maletero nos parece bastante amplio y sobre todo muy cómodo para cargar al estar la superficie enrasada con el borde del maletero. Cuando levantamos la tapa para ver el tipo de rueda de repuesto, observamos sorprendidos que dispone de mucho más espacio del que en un principio parece. Al llevar rueda de repuesto de emergencia, podemos quitar la base del maletero y colocarla más abajo en los carriles habilitados para ello, con ello, ganamos un considerable volumen de maletero extra, 126 litros. Si a pesar de todo este espacio necesitamos más y no tenemos que trasladar pasajeros adultos en las plazas traseras, podemos desplazar esta fila 13 centímetros hacia delante y ganar otro espacio extra, 444 litros, que pueden aumentar hasta 570 antes de empezar a plegar los asientos. Por último la solución total de abatir los asientos nos deja unos 1.253 litros con una superficie de apoyo completamente plana si fuera necesario. Con esta variedad de configuraciones posibles hacen difícil sacar defectos relativos a espacio para pasajeros o maletero, pero de forma casual hemos encontrado uno. Si cargamos un objeto más bien pesado con la configuración de la tapa de maletero en su posición más elevada, un maletín con un ordenador portátil por ejemplo, el peso de éste hace que la base del maletero ceda en una esquina y descienda a la parte inferior junto con la rueda de repuesto.



LA GAMA DE MOTORES

La gama está formada por una mecánica de gasolina de 1.4 litros y 90 caballos y tres diésel, dos de ellos con 1.4 litros de 75 y 90 caballos y el tercero de 1.6 con 128 caballos. Los dos diésel más potentes cuentan con la caja de cambios de seis velocidades y todas las mecánicas diésel cuentan con el paquete de medidas ecológicas y de consumo denominado EcoDynamics.

Este paquete incluye el denominado ISG, sistema que para el motor cuando el coche se detiene y que funciona de forma similar a los llamados Start Stop de otros fabricantes. Por medio de un botón ubicado en el salpicadero a la izquierda del volante con las citadas siglas ISG, podemos desactivarlo. La opción de desactivarlo no se encuentra en todos los modelos que montan este sistema y en la práctica resulta muy recomendable. En algunos atascos en los que las paradas y las puestas en marcha se suceden en intervalos muy pequeños de tiempo, es bastante más agradable la conducción con el ISG desactivado y no castigamos tanto la mecánica.

Otras utilidades que ayudan a consumir menos son los neumáticos de baja resistencia a la rodadura y la recomendación de la marcha ideal que debemos llevar engranada en cada momento.

Con todas estas medidas anticonsumo, las emisiones de C02 de este motor se quedan en 117 gramos por lo que no paga impuesto de matriculación. A velocidades legales y en sexta velocidad los consumos oscilan entre 4,5 y 5 litros cada 100 kilómetros según el ordenador. A velocidades menos legales si intentamos disparar los consumos sin contemplaciones, no somos capaces de subir los consumos por encima de los 7,2 litros cada 100 kilómetros. Las cifras oficiales hablan de 4 litros en extraurbano, 5,2 en urbano y 4,5 de media por lo que estamos hablando de un vehículo realmente poco gastón. El motor es algo ruidoso, no siempre, solo en un rango determinado de vueltas y algo menos refinado que los de la competencia, pero nada relevante o como para mantener una conversación en tono normal.



RIVALES

Opel Meriva, Nissan Note, Citroën C3 Picasso son tres de los más importantes. Por precio el más económico sería el Nissan Note junto con el Renault Grand Modus que no hemos citado al principio pero que también se le puede considerar rival. El Kia supera a todos en capacidad de maletero por una considerable ventaja y esto tiene más valor si tenemos en cuenta sobre que no es el que más mide. De hecho es uno de los más pequeños en longitud junto con el Renault. El Kia es el que tiene una gama más variada de mecánicas diésel y cuenta con el motor, de gasóleo, más potente de todos con 128 caballos, cifra elevada de potencia poco usual en este segmento. Los precios del Kia se sitúan en la zona media baja de la competencia lo que le coloca en una buena posición respecto a sus rivales. Por último otros argumentos en su favor son los 7 años de garantía o 150.000 kilómetros, la situación que se produzca antes. Es una manera clara de potenciar algo en lo que hasta ahora salían perdiendo frente a sus rivales, el valor de recompra. La garantía se transfiere de unos compradores a otros y eso tranquiliza bastante a los posibles compradores de cualquier modelo de segunda mano.



A favor

- Diseño (Acertado tanto exterior como interior).

- Consumos (Reducidos en carretera y ciudad).

- Configuración del espacio (Ofrece muchas posibilidades).

En contra

- Precio (De algunas mecánicas).

- Sonoridad (A determinadas revoluciones).

- Acabados (La calidad de algunos plásticos es mejorable).

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2010

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar