Presentación GAMA FORD ST

BONITOS Y DIVERTIDOS

Ford convocó a los medios en el circuito de Albacete para poder disfrutar de la gama deportiva ST. Con un segmento cada vez más prolífico en modelos, el de los pequeños GTI, el Ford Fiesta ST aporta un modelo de elevadas prestaciones, generoso equipamiento y todo ello a un precio muy competitivo

 

La gama deportiva de Ford está formada en la actualidad por el Ford Focus ST 2.0 Ecoboost de 250 caballos y el recién llegado Ford Fiesta ST 1.6 Ecoboost de 182 caballos. Este último está desarrollado conjuntamente por el departamento europeo RS y el norteamericano SVT. Su motor de 1.6 litros de inyección directa cuenta además con la función Overboost,ford fiesta st que eleva momentáneamente el par de 240 a 290 Nm durante un periodo limitado de tiempo. Lógicamente los frenos son más grandes y ventilados (delanteros) siendo los traseros también de disco, una primicia en la gama Fiesta que iba hasta el momento equipada con tambor para los frenos traseros. La altura se ha reducido en 1,5 centímetros al igual que la posición al volante (asientos más bajos) por lo que las sensaciones al volante mejoran considerablemente. Los asientos firmados por Recaro, son fantásticos por sujeción lateral y por comodidad.

Estéticamente se aprecia una nueva parrilla frontal exclusiva para este modelo, el alerón (generoso) trasero y el difusor trasero. Las enormes llantas de 17 pulgadas calzadas con 205/40 junto con los colores exclusivos (cinco posibilidades) son los cambios de imagen más relevantes.

La conducción en el interior del trazado manchego estuvo parcialmente controlada por los monitores que, circulando en primer lugar entre grupos de cinco coches, nos mantuvieron en todo momento bajo control para evitar que alguno se emocionara en exceso, lástima.

Aún así las sensaciones han sido muy positivas, el pequeño Fiesta incorpora una serie de tecnologías aplicadas a la mejora de su comportamiento y a fomentar su agilidad a la hora de trazar las curvas. El más interesante es el eFVC (Ford Vectoring Control), este sistema frena la rueda interior al trazar una curva por lo que sus reacciones son más vivas y se convierte en menos subvirador.

ford fiesta st

En la práctica su conducción resulta francamente divertida por la facilidad con la que se maneja a ritmos elevados, en las curvas más lentas de pequeño radio es donde saca a relucir sus mejores virtudes. El control de estabilidad cuenta con tres niveles de intrusión en la conducción: conectado, deportivo y desconectado. Si se circula con el conectado se nota su actuación pero no interfiere demasiado en la conducción, en el modo deportivo interviene algo menos y con el desconectado (no recomendable en carreteras abiertas) puede llegar a deslizar la trasera si se le provoca levantando el pie del acelerador.

Un detalle para hacerlo parecer más deportivo y que resulta muy importante para el posible comprador de un modelo como este es el sonido. Incorpora un resonador acústico que agudiza las sensaciones cuanto más rápido se circula. Nunca llega a molestar, más bien al contrario, este sistema va montado en el interior y transmite el sonido del motor directamente desde la admisión. El Fiesta ST solo se comercializa en versión de tres puertas y el precio de partida es de 21.750 euros. El equipamiento admite pocas opciones ya que viene bastante completo: climatizador, asientos Recaro, llantas de 17 pulgadas, cristales tintados o la llave inteligente son algunos de estos elementos.

Ya que hablamos de llave, el sistema My Key permite la configuración personalizada de la llave. De esta forma se puede limitar la velocidad máxima o la no desconexión del ESP de forma exclusiva para cada llave.

A falta del Focus RS (probado en ARPEM mayo 2010) de 300 caballos que ya no se comercializa, tuvimos que “conformarnos” con el Focus ST y su variante familiar Sportbreak paraford focus st rodar por el circuito. Este compacto de cinco puertas demostró que aunque no es tan radical como el modelo RS, también transmite sensaciones muy deportivas. El alma del Focus ST lo pone su motor de cuatro cilindros Ecoboost de 2.0 litros que genera 250 caballos y 340 Nm (2000-4.500 r.p.m.). De cero a 100 kilómetros/hora en solo 6,5 segundos y 250 kilómetros/hora. Menos incómodo que el RS no pierde sus facultades en el paso por curvas rápidas, que resulta bastante consistente y muy estable.

El Focus ST utiliza también el sistema que reduce el subviraje a la entrada de las curvas “frenando” la rueda interior, por lo que su agilidad también es elevada, aunque en curvas lentas resulta mucho más manejable el Fiesta gracias a su menor peso.

El Ford Focus ST está disponible desde 28.750 euros y la variante Sportbreak desde 29.700 euros, este último lo pudimos probar en ARPEM (marzo 2013).

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Ford
Mayo 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar