Prueba FORD FIESTA
1.6 TDCi 95 CV Sport 3p

DIVERSIÓN AL VOLANTE

Ford viste de gala al Fiesta diésel más deportivo. El acabado opcional Individual le proporciona un aire de distinción sobre todo en el interior, que no es habitual en vehículos de su segmento.

  

EL CONCEPTO INICIAL

Tras 33 años y 12 millones de unidades vendidas bajo el nombre de Fiesta, la opción de cambiar de nombre al nuevo no era muy recomendable por la fuerte inversión realizada. Teniendo en cuenta que las líneas del anterior modelo no destacaban por su diseño que era más bien anodino y algo soso, era el momento de hacer un modelo más arriesgado y original.

El concept Verve presentado en el Salón de Frankfurt de 2007 fue la base sobre la que se desarrolló el nuevo. Este Fiesta supone el primer paso para la globalización de los modelos de Ford por todo el mundo ya que se venderá también en el mercado americano. Es un cambio de la estrategia utilizada hasta ahora por Ford que diferenciaba el mercado USA del europeo. El éxito del Mini en este mercado ha animado a Ford con la idea de que los vehículos de tamaño reducido pero divertidos de conducir tienen una buena aceptación entre los potenciales clientes americanos. En Europa el Fiesta se fabrica en la fábrica alemana de Colonia y en Valencia en la planta de Almussafes.

El modelo que probamos es con su acabado opcional denominado Individual un paso más allá en cuanto a lujo con la idea de dotar al pequeño Fiesta de un nivel de acabados y deportividad que cueste encontrar en modelos del segmento B al que pertenece.



LA MECÁNICA

El nuevo motor 1.6 TDCi de 95 caballos sustituye al anterior de 90 que ya no se comercializa. Además de ser más potente resulta más eficiente ya que consume menos y rebaja las emisiones de C02. La respuesta sorprende de esta nueva mecánica por la inmediatez, empuja desde 1.500 vueltas, y los consumos son más reducidos que en el anterior. En carreteras secundarias las sensaciones son muy buenas pero al hacer una prueba de largo recorrido por autovía, echamos de menos una sexta velocidad, algo que no está disponible en ninguno de los modelos de la gama Fiesta. La conducción con estos desarrollos del cambio de cinco velocidades se vuelve más divertida y nos incita a jugar con él, además es mejor olvidarse de las cifras de consumo ya que nunca nos llegaran a sorprender por elevadas. El motor comienza a empujar desde 1.500 vueltas y lo hace de forma continuada hasta que se terminan los 95 caballos, por lo que en ciudad es muy cómodo ya que nos permite “abusar” de sus buenos bajos e ir en alguna de marcha de más sin que el motor se queje por ello.



INTERIOR DE LUJO

La evolución en la calidad de los interiores con respecto a la anterior versión, es enorme, sobre todo en lo que a calidad de plásticos se refiere. Ahora son más blandos al tacto y de mejor aspecto visual. La altura al techo es generosa, en parte porque los asientos van colocados más abajo que en el anterior modelo. Lo primero que llama la atención, tal vez demasiado aunque es cuestión de gustos, es la tapicería de cuero en dos colores, azul y plata. Tenemos la posibilidad de elegir entre estos o decidirnos por la otra opción burdeos y plata. Este acabado denominado Individual está disponible para los acabados Titanium y Sport. El salpicadero también adopta los colores de la tapicería al igual que el volante y pomo del cambio de marchas. Oficialmente el freno de mano también va forrado en el mismo color de cuero que los asientos, pero no en nuestra unidad. Las alfombrillas también son exclusivas del acabado Individual. El precio de todo este paquete es de 1.100 euros y los acabados tanto en las zonas que están forradas en cuero como en el resto son impecables. Los asientos delanteros son muy envolventes aunque nos ha parecido ligeramente larga la banqueta que no es regulable y esto puede llegar a resultar molesto para los conductores de baja estatura.



ESPACIO PARA TODOS

La capacidad interior del Fiesta engaña a primera vista. Los dos pasajeros delanteros no tendrán queja alguna ni por espacio ni por comodidad. Los asientos delanteros sujetan el cuerpo como un guante y no molestan al sentarnos a pesar de sus laterales tan pronunciados. Los de las plazas traseras se encontrarán con más espacio del que parece, además de un espacio “robado” al lateral para poner el codo, la generosa altura hará que pasajeros altos no toquen con la cabeza en el techo. En cualquier caso todo tiene un límite y si delante va sentado un conductor alto, el espacio para las piernas del que va detrás se verá reducido por igual, pero para el segmento del que hablamos es muy razonable. Durante la prueba al coincidir en un día soleado y caluroso, conectamos el sistema de climatización. Al cabo de unos minutos de funcionamiento, percibimos que en la consola central, únicamente por el lado del conductor, empezaba a generarse calor que se transmitía al interior a través de los plásticos y la tapicería. Si no apoyamos la rodilla derecha en la consola central no lo percibimos, pero al agacharnos y tocar con la mano para asegurarnos de la zona exacta de donde proviene el calor, terminamos por confirmar que efectivamente esta zona está caliente.

La capacidad del maletero es de las mejores en su segmento, 295 litros y tan solo le supera el Skoda Fabia. Pero como este modelo solo está disponible con carrocería de cinco puertas, el que más capacidad de maletero dispone de todos en versión de tres puertas es el Ford Fiesta.

La consola central dispone de los controles de forma inclinada, de esta manera resulta muy natural su manejo desde la posición del conductor, también destaca por su futurista diseño, que según su diseñador, imita a un teléfono móvil. El color azul junto con el plateado sobre el que van instalados los controles resulta bastante llamativo. El equipo de climatización queda bastante alejado de los controles de audio por lo que instintivamente y casi sin desviar la atención de la carretera lo podemos manejar sin equivocarnos de tecla.

Los nuevos Fiesta llevan el sistema Easy Fuel, éste tiene la peculiaridad de que bajo la tapa de llenado de combustible no dispone de tapón y es la tapa exterior la única protección con la que cuenta. Es el mejor sistema para repostar por su comodidad, no nos manchamos desenroscando ningún tapón y aunque da cierta sensación de estar expuestos a que los amigos de lo ajeno hagan de las suyas, la mayoría de modelos del mercado ya no cuentan con cerradura en el tapón y es tan solo el cierre centralizado el que impide abrir la tapa exterior para luego desenroscar un tapón carente de cerradura. Con este sistema de Ford tampoco es posible confundirse a la hora de repostar combustible.



SEGURIDAD Y CONDUCCIÓN

Este Fiesta está elaborado sobre la plataforma del actual Mazda 2 y es mucho más rígido estructuralmente que el antiguo Fiesta, un 10 por ciento. Esto se ha logrado a base de utilizar aceros de alta resistencia. La seguridad es precisamente uno de los cuestiones por las que destaca el Fiesta. En las pruebas NCAP de seguridad obtiene puntuaciones muy altas en todos los apartados, en especial para los pasajeros más pequeños. Desde la versión más básica Trend dispone de airbags frontales, laterales de conductor y pasajero y de rodilla para el conductor.

Basta con echar un vistazo a las llantas de 17 pulgadas con perfil de 40, para darnos cuenta de lo que se nos avecina, además, la suspensión en este acabado es más deportiva que en el resto y está rebajada El comportamiento es muy neutro, en curvas lentas permite entrar algo pasado con la confianza de que su nulo balanceo nos ayudará a sacar el coche por su sitio sin sustos. En autovía a más velocidad es completamente estable a alta velocidad pero en carreteras bacheadas la cosa cambia. La suspensión llega a resultar algo molesta en firmes malos ya que los pasajeros sienten los baches con total fidelidad.

Sin embargo sorprende que a pesar de “sufrir” el asfalto roto y degradado de algunas de las carreteras comarcales, no se “queja” a través de crujidos de plásticos o malos ajustes, señal del buen acabado y ajuste de los interiores. La dirección asistida es eléctrica en los nuevos Fiesta y funciona únicamente cuando es necesario, por lo que contribuye a reducir el consumo. En marcha transmite algo menos de información al conductor pero nada a lo que no nos acostumbremos en unos pocos kilómetros. Si no somos tan “racing” y queremos viajar más cómodos podemos optar por otros acabados con suspensiones más progresivas y también con una elevada estabilidad. En ciudad se desenvuelve de maravilla, su buen radio de giro y su pequeño tamaño son decisivos.

A la hora de aparcar contamos con muy buena visibilidad trasera lo que unido al citado radio de giro nos permite colocar el Ford Fiesta en espacios reducidos.

Casi todos sus rivales de su segmento tienen poca antigüedad en el mercado. Los más peligrosos serían el Seat Ibiza, Opel Corsa, Skoda Fabia, Volkswagen Polo o el Renault Clio. El acabado especial Individual de esta unidad le hace desmarcarse del resto, pero si dejamos a un lado esta estética tan exclusiva, el Fiesta también se coloca entre los primeros por espacio interior, comportamiento y relación calidad-precio.



A favor

- Calidad (Interiores muy bien terminados y de alta calidad).

- Prestaciones (Es divertido de conducir, empuja desde pocas vueltas).

- Consumos (Razonables).

En contra

- Suspensiones (Muy secas en firmes en mal estado).

- Caja de cambios de seis velocidades (Se echa de menos en viajes largos).

- Rueda de repuesto de emergencia (La “normal” hay que pagarla como extra).

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2010

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar