Prueba FIAT PUNTO EVO
1.3 Multijet II 95 CV Dynamic 5p

MÁS EVOLUCIÓN QUE REVOLUCIÓN

El Fiat Punto Evo incorpora cambios sutiles pero efectivos sobre la base del Grande Punto. Esta versión revisada incrementa la calidad de este modelo eclipsado hasta ahora por el lanzamiento del Fiat 500.

  

CAMBIOS LEVES PERO ACERTADOS

Aunque se nos abran los ojos de par en par y se nos dispare el pulso cada vez que escuchamos la palabra Evo, en este caso no es sinónimo de radicalmente deportivo como ocurre con otro modelo de marca japonesa, corresponde simplemente a una actualización de un modelo anterior, eso si, profunda y meditada. Aunque el nombre solo cambie ligeramente, el Punto Evo no deja de ser una versión revisada del FIAT Grande Punto lanzado en 2005, en la actualidad llamado Punto a secas. 

La nueva gama del Punto Evo ha experimentado muchos cambios tanto en el exterior como en el interior además de contar con una ampliada gama de motores de última generación.

Mejora el comportamiento con nuevas suspensiones revisadas, nueva estética en pilotos y sobre todo nuevos paragolpes con unos interiores rediseñados de bastante mejor calidad. Aunque la gama del Punto ha quedado muy reducida, sólo tres mecánicas, continúa a la venta conviviendo con el Punto Evo y se ha reconvertido, en cierto modo en modelo de acceso a la gama Punto. El interior del anterior Punto era agradable, de calidad justa, lógico y útil por la ubicación de los controles. El Punto Evo es igualmente práctico pero mucho más atractivo por el diseño y por los materiales empleados. No es de apariencia espartana y disfruta de un nuevo interior de aspecto elegante.



VERSIONES Y ACABADOS

Al igual que ocurre con el Punto está disponible con carrocería de tres o cinco puertas.

Además de un interior revisado, se han introducido nuevos motores de gasolina, Multi-air, y ligeros cambios en los diésel, Multijet, para reducir los consumos. La gama mecánica es muy completa y con un elenco de potencias acertado, está formada por tres motores diésel y cuatro de gasolina. Los diésel tienen cilindradas de 1.3 litros con potencias de 75 y 95 caballos y un 1.6 de 120 caballos, este último con cambio de marchas de seis velocidades. 

En gasolina se comercializan un 1.2 de 69 caballos y 1.4 con potencias de 77 y 135 caballos. Existe una evolución más potente de este motor con la marca Abarth que comercializa un Punto Evo de 165 caballos. La opción del cambio automático queda reducida únicamente a la versión de gasolina de 77 caballos. Todas las versiones llevan de serie la tecnología que están usando casi todos los fabricantes para reducir los consumos y emisiones denominada Start/stop. Los niveles de acabado se reducen a tres: Dynamic, Sport, Emotion y la interesante serie denominada Mylife que agrupa la mayoría de opciones que suelen pedir los clientes pero con un precio más favorable. Para poder valorar el nivel de acabado de los Punto Evo basta con fijarse en el acabado básico, Dynamic. Éste cuenta con un equipamiento más completo que la mayoría de sus rivales ya que incluye nueve airbags, ABS y asistencia a la frenada, distribución electrónica de la frenada (EBD), ordenador de viaje, radio CD con MP3, mandos de radio sobre el volante que sin sobrecoste viene tapizado en piel junto con el pomo del cambio. El aire acondicionado hay que pagarlo a parte, 1.165 euros, y si queremos climatizador el coste es de 1.373 euros. Otra de las opciones posibles es el ESP por 499 euros o faros antiniebla por 208 euros. Todos los Punto Evo incluyen de serie el interesante sistema de conectividad Blue&Me con manos libres y conector USB además de tener la preinstalación para conectar un navegador Tom Tom en el salpicadero.



INTERIOR CON MÁS CALIDAD Y ELEGANCIA

Aunque básicamente todos los controles se encuentran en el mismo lugar, las diferencias entre el Punto y el Punto Evo son claramente palpables. Los materiales son de mejor calidad, tanto plásticos como textiles, y unos ligeros cambios en el diseño hacen parecer al interior completamente distinto, mejor y sobre todo más acogedor para los pasajeros. 

Los asientos delanteros tienen un tacto bastante duro y son cómodos en principio, el único inconveniente es que carecen completamente de sujeción lateral al menos con este acabado básico Dynamic, hasta el momento son los asientos menos envolventes de todos los que recuerdo haber probado. El volante, de cuero como comentábamos más arriba, tiene un tacto excelente no solo por la piel que lo recubre si no por la ergonomía, se nota que está fabricado a partir del molde de la mano, es regulable en altura y profundidad. El espacio para los cuatro pasajeros es correcto por altura. Se echa de menos algo más de anchura delante ya que al cambiar de marcha rozamos nuestro codo con el del copiloto. La quinta plaza, trasera central, es la única que deberá ser usada de forma ocasional ya que tiene muy poco sitio para poner las piernas, en anchura tampoco anda sobrada de espacio si viajan los cinco ocupantes. La capacidad del maletero es de 275 litros que pueden llegar a 1.030 litros si se abaten los respaldos traseros. El diseño del maletero no es muy favorable para facilitar las labores de carga y descarga.

El montante trasero tan elevado obliga a levantar los objetos a guardar más alto de lo habitual para luego tener que bajarlos hasta el fondo del maletero, esto supone un problema principalmente si se trata de objetos pesados.



EN MARCHA

Cuando vamos a recoger nuestra unidad de pruebas del Punto Evo a las instalaciones del grupo FIAT, lo hacemos a bordo del FIAT 500 1.3 MTJ que acabamos de probar en ARPEM. Casualmente la unidad del Punto Evo que vamos a examinar a continuación comparte motorización con el 500. Esto nos permitirá también evaluar el comportamiento del mismo motor sobre dos modelos distintos. La primera sensación, incluso antes de estar en movimiento, la notamos en el manejo del cambio

El 500 tenía un tacto muy preciso, no solo por la comodidad que aportaba la posición en el salpicadero, si no por la suavidad. En el Punto el tacto es distinto, más duro e impreciso, sucede por ejemplo que al engranar la marcha atrás y aunque parece estar en su posición al acelerar levemente para iniciar la maniobra, se sale de su posición.

Algo similar sucede en el paso de 5ª a 4ª velocidad, hay que ir muy fino para no errar el cambio, si además pretendemos hacerlo rápidamente, por ejemplo en conducción deportiva, las posibilidades de que no engranemos la marcha correctamente aumentan. El Punto Evo cuenta con varias formas de reducir los consumos además del citado sistema Start/stop, en el salpicadero disponemos de
un indicador de marcha que nos aconseja subir o bajar las marchas en función de la velocidad. El puerto USB no solo sirve de entrada para conectar discos duros con música, también podemos descargar información de nuestra manera de conducir a un ordenador para estudiarla y poder ser más eficientes al volante. La rumorosidad del motor resulta algo elevada, nos lo pareció cuando lo probamos en el 500 y nos ocurre lo mismo con el Punto Evo. Del mismo modo la respuesta de este motor por debajo de las 1.500 revoluciones es muy floja. A partir de las citadas 1.500 vueltas empieza a notarse el tirón aunque sin brusquedades, este empuje se alarga hasta alrededor de las 4.500 vueltas, momento en el cual ya no sirve de nada seguir acelerando porque se queda fuerza y lo único que conseguimos es que suban los consumos y en mayor medida la sonoridad.

La suspensión es eminentemente cómoda, esto quiere decir que no es un coche para practicar una conducción extrema, en apoyos fuertes muestra su carácter eminentemente subvirador, resulta muy cómodo para realizar largos recorridos a ritmo tranquilo pero es poco apropiado para una conducción deportiva.

En ciudad resulta muy cómodo ya que además de un buen radio de giro y visibilidad, resulta muy fácil de aparcar. La luneta trasera está tan cerca del final del coche que resulta muy práctico tomar este punto como referencia para saber donde termina el paragolpes en las maniobras de marcha atrás.



LOS RIVALES

Este segmento es uno de los más poblados y reñidos del mercado. Simplemente reduciendo la lista a las marcas generalistas aparecen cerca de diez rivales. Los más novedosos e interesantes son el Citroën C3, Ford Fiesta, Opel Corsa, SEAT Ibiza, Skoda Fabia, Renault Clio o el nuevo Volkswagen Polo por citar solo algunos. Los precios más interesantes, hablamos siempre de versiones de cinco puertas como el de nuestra prueba, son los del Skoda Fabia tanto en motores de gasolina como diésel.

El Punto Evo de nuestra prueba tiene un precio de 16.250 euros se coloca en la zona alta de la tabla de precios, encabezada por el Volkswagen Polo, las versiones de gasolina están mejor posicionadas al ser más económicas e igualmente bien equipadas.

El Punto con la versión Evo ha dado un gran salto en ajustes y calidad de materiales, por ello es justo ascenderle a las primeras posiciones junto con el VW Polo. Por prestaciones de motor y comportamiento deportivo queda posicionado en la zona media y en cuanto a la capacidad de maletero en la última plaza al ser el menos capaz con 275 litros.

En cualquier caso la diferencia entre todos ellos es muy reducida, el mejor maletero es el del Skoda Fabia con 300 litros. El FIAT es uno de los más equipados con diferencia y aunque no destaca entre la competencia por su motor diésel, los motores de gasolina de última generación, Multi-air, son de los más eficientes en gasolina, claro está con el permiso de los TSI del grupo Volkswagen, los mejores hasta la fecha.



A favor

- Nivel de acabados (Buenos materiales y acabados).

- Equipamiento (Desde la versión básica el equipo es muy completo, sobretodo en seguridad).

- Diseño (El cambio estético del Evo es acertado tanto interior como exterior aunque el diseño de inspiración Maserati del primer Grande Punto tiene mucho atractivo).

- Blue&Me (Todos los acabados vienen de serie con Bluetooth, manos libres, MP3 y conexión USB).

En contra

- Manejo del cambio (Tanto el tacto como la precisión son claramente mejorables).

- Sonoridad (En el caso de esta mecánica diésel y en comparación con sus rivales).

- Prestaciones (La respuesta de su motor es mejorable, por debajo de 1.500 revoluciones no ofrece apenas respuesta).

- ESP (No es de serie en todos los modelos y hay que pagarlo aparte).

Prueba y Redacción: arpem.com
Fotos: Alex Blanco y Lorenzo Serrano
Marzo 2011

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar